.eqm_031214_2.

Fiabilidad socialista

Pedrito el Hermoso no da puntada sin hilo, es decir, no suelta una majadería sin que, al punto, asome una rectificación de alguien de su propio aparato dispuesto a subrayar exactamente lo contrario de lo que este falso e indocumentado, inconsistente, líder acaba de decir.

El lunes, en Foro Cinco Días, y ante la evidente riada de votos que se le escapan hacia los de Pablemos, este galán, cada vez más sólo en su propio partido, abrió públicamente las puertas sobre un hipotético pacto con el PP para garantizar la estabilidad del Sistema, basado en un gobierno de coalición a la alemana.

A las pocas horas César Luena, secretario de Organización de los socialistas y una especie de jovencito pitagorín de su jefe, suelta en los medios, a toda megafonía:

No, no y no“.

Y lo hace, aparentemente, como reacción a la insinuación de la pepera María Dolores, otra portavoz que, a la moda, quizás tenga ideas aunque nunca ha sabido expresarlas, y que también acostumbra a rectificar [al rato, ya andaba diciendo que era un decir].

O sea, que al Pedrito no sólo le rectifican sino que le ningunean: sus segundos ya no se molestan ni siquiera en forzar una interpretación de unas palabras que como siempre, dibujan formidables disparates de quien pudiendo tener pies -de barro, por supuesto- pareciera que anda sin cabeza.

Y por si eso fuera poco, les suelta a los empresarios que eso de conseguir mayorías absolutas es anómalo [sic], dejando correr, en consecuencia, que más vale mayoría relativa que los Pablemos volando hacia La Moncloa.

De carcajada, vamos.

EQM

.

peridis ep 021214_2Peridis [España, 1941] en El País, 021214.

Sánchez no descarta acuerdos parlamentarios con otras fuerzas

El líder del PSOE: “El que haya gobiernos apoyados por varias fuerzas no es mala noticia”

El País, 021214.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, hizo este lunes una declaración de intenciones sobre su concepción de la política de alianzas. El líder del principal partido de la oposición afirmó, al ser preguntado en el Foro Cinco Días sobre un hipotético pacto con el PP para garantizar estabilidad económica, que no ve negativo alcanzar acuerdos parlamentarios puntuales con otras formaciones.

“Lo anómalo en nuestro sistema democrático son las mayorías absolutas”, razonó antes de proseguir: “Lo extraordinario es lo que está pasando en esta legislatura, por tanto, el plantear fórmulas de Gobierno con apoyos parlamentarios diversos puede ocurrir y tampoco es malo”. “El que haya gobiernos apoyados por varias fuerzas no es una mala noticia”, abundó el secretario general del PSOE.

Sánchez rechaza, según fuentes de la dirección socialista, la hipótesis de una gran coalición con la formación de Mariano Rajoy, pero no descarta acuerdos puntuales en otras cuestiones, por ejemplo, sobre el debate territorial o la reforma de la Constitución de la que el PSOE hace bandera como solución al pulso soberanista en Cataluña. “Lo pésimo son las mayorías absolutas, porque a final cercenan el debate parlamentario y dejan que las reformas se planteen con un sesgo, que es desgraciadamente el sesgo ultraconservador que tiene el Gobierno de Rajoy”, consideró el líder de los socialistas. Así es cómo Sánchez pretende afrontar la próxima legislatura. Y así, señaló, es cómo gobernaron Adolfo Suárez, Felipe González, José María Aznar en su primera legislatura y José Luis Rodríguez Zapatero. “Lo extraordinario es lo que está pasando en esta legislatura, donde nunca jamás un partido político y una persona como Mariano Rajoy han concentrado tanto poder”, recalcó.

Sánchez fue más allá al considerar que ese escenario de pactos puntuales para el día a día de la acción de gobierno es en realidad más “sano”.

“Creo que es sano para la democracia y el Parlamento, porque se pueden deliberar muchas cuestiones que ahora mismo están fuera del debate simplemente porque el rodillo del PP lo impone”, opinó.

La dirección del Partido Popular no se dio por aludida y aprovechó estas declaraciones para atacar al PSOE. Lo hizo a través de un comunicado el número tres de la formación, el vicesecretario de Organización y Electoral Carlos Floriano, quien interpretó sus palabras como un guiño a partidos de izquierdas. “Está dispuesto a apoyarse en partidos radicales para llegar al Gobierno, abandonando la moderación y la estabilidad, que es precisamente lo que demandan los ciudadanos y necesita España”, señaló Floriano.

El PP cree que Sánchez deja “arrastrar” por el llamado efecto Podemos. En ese contexto enmarca su decisión de reformar el artículo 135 de la Constitución, pactado en 2011 por PP y PSOE para poner un corsé al gasto público. En opinión de Floriano, el secretario general del PSOE se ve “arrastrado por las encuestas y por el populismo de Podemos”. Pero el responsable de Organización del PP fue más allá y pidió a Sánchez que diga “con qué formaciones políticas podría pactar y qué puntos de su programa electoral estarán sometidos a la búsqueda de apoyos parlamentarios”, se lee en el comunicado.

En realidad, en la agenda del PSOE se encuentran cuestiones que, según reconoce la propia dirección del partido, necesitan en primer lugar del apoyo del PP. Se trata de pactos puntuales, sí, pero para impulsar reformas estructurales como la de la Constitución en sentido federal o un amplio acuerdo energético. Sobre este asunto, el secretario general de los socialistas defendió las renovables como “el presente y el futuro”, rechazó abiertamente el fracking (fractura hidráulica) y se mostró partidario del cierre paulatino de las centrales nucleares después de 40 años.

Ilustración de ‘ULISES‘ [México, 1963] en El Mundo, 021214.

Pedro Sánchez y César Luena conversan en el Congreso de los Diputados

Pedro Sánchez y Cesar Luena en el Congreso.

.

El ‘plan anti Podemos’ del PSOE: la cúpula socialista quiere revelar el “discurso hipócrita y engañoso” de Iglesias sin “ofender a sus votantes”

Un documento interno que empezará a circular hoy marca la estrategia a seguir de cara a las municipales y autonómicas. Especial preocupación muestran hacia Podemos, a quienes aconsejan tachar de extremistas mejor que de populistas.

En vozpópuli, 021214.

El PSOE tiene ya el punto de mira puesto en las elecciones autonómicas y municipales del próximo mes de mayo. Para ello, su principal interés está en neutralizar el avance de la formación de Pablo Iglesias, intentando situarles en la extrema izquierda. Así lo quieren transmitir en un documento interno que empezará a circular desde este domingo, según publica el diario El País.

Los socialistas intentan negar la opción de que Podemos pueda finalmente ser un partido gobernante, y para ello señalan que “será bueno recordar que la mayoría de los líderes de Podemos proceden de Izquierda Anticapitalista y organizaciones de extrema izquierda afines. No es la reunión de ‘gente corriente’ sino la canalización del descontento social por líderes que proceden de la extrema izquierda y que ya tenían amplia experiencia política cuando fundaron Podemos. Si el PSOE y otras fuerzas políticas y sociales hacen bien su papel, esa contradicción entre las palabras hoy moderadas y el discurso radical de siempre de los líderes de Podemos debería quedar desvelada”, escriben en el documento.

El partido que lidera Pedro Sánchez no quiere quedarse parado mientras ve cómo aproximadamente un tercio de los votantes de Podemos han votado en algún momento al PSOE y podrían volver a captar esos votos. Para ello han buscado una estrategia directa: “es fundamental que la revelación del discurso hipócrita y engañoso de la dirección de Podemos no ofenda a sus votantes o simpatizantes”, dice en referencia a esa opción de recuperar fieles.

Como relata el diario, el documento no elude la responsabilidad que el PSOE pueda tener en el ascenso de Podemos. “Sus votantes son en buena parte personas progresistas que expresan su indignación con el funcionamiento del sistema y que no encuentran hoy en el PSOE la respuesta adecuada“. De ahí que se plantee hasta qué punto los ciudadanos votarían mayoritariamente a un partido extremista, ya que esa es una denominación menos habitual. “Extremista es un término más adecuado para tratar a la dirigencia de Podemos que el acostumbrado populista”, aconsejan.

En las directrices del documento también se señala que quien realmente está perdiendo adeptos con la irrupción de Podemos es IU y UPyD, y concluye que el partido socialista tendrá que presentarse como “el partido más parecido a España; la opción de izquierdas que el país necesita para un Gobierno seguro y capaz en favor del 90% de los ciudadanos que forman las clases medias y trabajadoras”.

••

Notas.-

Enlaces [en azul] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios