.

EQM_150215_3.

Del Auto del juez Ruz, de 3 de febrero de 2015, sobre el caso Neymar

Ampliando la imputación previamente existente contra el Fútbol Club Barcelona, por su presunta participación en los hechos puestos de manifiesto en la presente resolución, y por si los mismos fueren constitutivos de un delito contra la Hacienda Pública, en lo relativo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio de 2014, teniéndose al mismo tiempo por dirigido el procedimiento por los mismos hechos y presunto delito contra Josep María Bartomeu i Floreta, poniéndose en su conocimiento el contenido de la presente resolución a los efectos prevenidos en los artículos 118 y 119 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en ejercicio de su derecho de defensa.

En él, se acuerda la práctica, entre otras, de las siguientes diligencias:

1º) Óigase en declaración en calidad de imputado a Josep María Bartomeu i Floreta, para lo cual se señala el próximo día 13 de febrero de 2015, a las 11:00 horas.

2º) Óigase en declaración en calidad de imputada a la entidad Fútbol Club Barcelona (FCB), en la persona de su representante designado en las actuaciones,
para lo cual se señala el próximo día 13 de febrero de 2015, a las 10:30 horas de su mañana, siendo citado a través de su representación procesal en autos, practicándose la diligencia en la forma establecida en el art. 119 de la LECr.

3º) Requiérase a la entidad Fútbol Club Barcelona (FCB), a través de su representación en autos, para que, salvo que a su derecho no conviniere, y en el
plazo de CINCO DÍAS, aporte ante este Juzgado, los certificados de las retenciones que hasta el momento se hubieren practicado, en relación a los hechos y cantidades objeto de la presente resolución.

 

 

El auto, completo.

Toda la información sobre el ‘Caso Neymar’.

EQM.

Bartomeu responsabiliza ante el juez a Rosell de los contratos de Neymar

El presidente del Barcelona dice que no hay delito fiscal sino una “discrepancia tributaria”

El País, 130215.

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, se ha desvinculado hoy en la Audiencia Nacional de los delitos fiscales que le atribuye el juez Pablo Ruz por pagos relacionados con los contratos del fichaje de Neymar. Bartomeu, que ha declarado durante algo más de tres horas, ha señalado a su antecesor Sandro Rosell como máximo responsable de la negociación de los siete contratos en los que se dividió el fichaje del delantero brasileño y ha asegurado que él no tomó la decisión de imputar los pagos a un ejercicio fiscal o a otro. Según ha explicado al juez, desde que llegó a la presidencia del club, en enero de 2014, ordenó a los responsables de la fiscalidad de la entidad que trabajaran con “riesgo cero”, aseguran fuentes jurídicas presentes en la declaración.

La imputación del actual presidente del Barcelona se basa en un informe de Hacienda que calcula un fraude de 2,8 millones de euros de IRPF. El 30 de enero de 2014, el club debía pagar a Neymar cinco millones de euros por un contrato firmado en junio de 2013, 450.000 euros derivados de un contrato de imagen y 22.500 euros para el padre del delantero. El club tributó por ellos al 24,74% porque en 2013 Neymar no era residente en España. Pero Hacienda discrepa de este criterio y sostiene que debía haber tributado al 52% porque el pago se hizo en 2014, cuando el delantero ya era residente en el país.

El presidente del Barcelona, según han explicado fuentes jurídicas, ha sostenido que no hay delito sino una “discrepancia puramente tributaria”. Bartomeu ha asegurado que él no adoptó la decisión de imputar el pago a 2013 en vez de a 2014, pero que, una vez que se la han explicado los encargados de la fiscalidad del club, la comparte.

El dirigente culé ha rebatido también que las empresas vinculadas a la familia de Neymar con las que el Barcelona firmó siete contratos para el fichaje del delantero sean una “entelequia instrumental”, como asegura la Agencia Tributaria. Uno de los contratos firmados corresponden a los derechos de imagen del jugador y Hacienda sospecha que estos son ingresos directos para el delantero y no para una empresa. Bartomeu, sin embargo, afirma que son sociedades reales, en las que trabajan más de 30 personas y que responden siempre a lo contratado, según ha podido comprobar el club. Como ejemplo, el presidente ha explicado al juez que hace un mes el club ingresó un millón de euros por la venta en Brasil de un desodorante de pies patrocinado por Neymar con el escudo del Barcelona.

Aunque el presidente solo está imputado por un delito fiscal correspondiente a 2014, el juez le ha preguntado por todos los contratos vinculados al fichaje del jugador brasileño, en algunos de los cuales participó Bartomeu como vicepresidente deportivo de la entidad. El presidente se ha eximido de la negociación y realización de estos y responsabilizado de los mismos al expresidente Sandro Rosell, al que el fiscal acusa de dos delitos contra Hacienda y uno societario y que dimitió tras ser imputado por Ruz.

Bartomeu ha explicado que él, cuando llegó a la presidencia, vio que esos tenían recorrido todavía y pidió a los responsables económicos que revisaran su contenido y se aseguraran de que hubiera “riesgo cero” de fraude.

Antes del presidente estaba citado el representante legal del Barça, para el que el club aún no ha designado a nadie después de que Ruz rechazase al director financiero, Néstor Lamela, ya que es testigo en la causa, por loq ue no ha comparecido nadie.

La continuación de un fraude

El fichaje de Neymar fue anunciado por el FC Barcelona en mayo de 2013, cuando Bartomeu era vicepresidente. En un principio, las responsabilidades habían caído —además de en la entidad blaugrana— en el entonces presidente, Sandro Rosell, que dimitió de su cargo en enero de 2014 salpicado por el escándalo. Sin embargo, el pasado 2 de febrero se hizo público que el juez Pablo Ruz había accedido a la petición de la fiscalía de imputar también a Josep María Bartomeu.

El máximo dirigente culé había esquivado hasta entonces su implicación en el caso, a pesar de que su rúbrica aparecía ya en los primeros contratos firmados entre la entidad, el futbolista y el club brasileño Santos. Según la Fiscalía, Rosell habría dispuesto una red de contratos con los que ocultar el gasto real del fichaje del brasileño —con un coste real de 98,4 millones frente a los 57,1 declarados—, por lo que está acusado de dos delitos fiscales y uno de administración desleal. Bartomeu, ahora, está acusado de haber dejado de declarar las retenciones del IRPF correspondientes al año 2014 por “parte de las cantidades” de los contratos del delantero. Es por estos hechos por los que ha declarado Bartomeu esta mañana.

La fiscalía, basándose en un informe remitido el 19 de enero por la Agencia Tributaria, cifra en 2.845.700 euros el dinero que tenía que haber pagado el club en 2014, cree que “existen indicios” de que no lo ha hecho y responsabiliza al presidente Bartomeu y a la entidad, a los que imputa un delito contra la Hacienda Pública.

Ataques orquestados por Madrid

Al día siguiente de conocerse su imputación, Bartomeu apareció en el programa 8 al dia de 8TV para defender su inocencia —”mantenemos que Neymar costó 57 millones, y eso declararemos”— y atribuir todo el proceso judicial a que “a ciertas personas o poderes del Estado no les gusta que [en el Barça] traigamos ciertos jugadores o que tengamos éxitos”. Así, la participación del club en el proceso soberanista, habría tenido su “factura deportiva y política”.

“A ciertos poderes del Estado no les ha gustado que viniera Neymar”

Bartomeu achaca su imputación a un ataque “político y deportivo”

El País, 040215.

Josep Maria Bartomeu se defendió atacando. Solo unas horas después de que el juez Pablo Ruz le imputara como presidente del Barcelona y le citara a declarar el 13 de febrero en relación al caso Neymar, Bartomeu denunció lo que calificó de “un ataque feroz” a la entidad barcelonista. Fichar a Neymar cuando el Real Madrid también pretendía al delantero brasileño es el origen de todos los pecados que ahora pagar el Barcelona, según el relato de Bartomeu en la entrevista que concedió al programa 8 al dia de 8tv. “Ese fichaje produjo un movimiento de alguien que no quería que viniera al Barcelona y creó este conflicto”, aseveró. “No quiero hablar de un club, pero es cierto lo que dijo el padre de Neymar. Tenía dos ofertas, una superior a la nuestra que era la del Madrid. Neymar se decantó por el Barcelona y seguramente eso no gustó. Neymar aporta lo que aporta y el Barcelona va bien. Y ahora vuelve a haber una movida judicial”.

Bartomeu se mostró beligerante. “En este caso lo que está pasando es que alguien ha traspasado una línea roja. Hemos de decir basta. Llevamos mucho tiempo con este desgaste de la institución y del presidente, que no de mi persona. Hay demasiadas cosas y tenemos que pararlo. Y decir basta”. El presidente barcelonista explicó que la próxima semana volverá a declarar ante el juez Ruz en la audiencia: “El Barcelona no ha hecho nada malo, no ha delinquido. Solo ha fichado a un jugador como Neymar y eso ha desencadenado todo este movimiento. Hemos actuado asesorados por la prestigiosa firma de abogados Cuatrecasas y hemos seguido las pautas marcadas para lleva a cabo un fichaje como el de Neymar”.

Insiste el mandatario blaugrana en que el fichaje del delantero brasileño le costó al Barcelona los 57 millones de euros que hizo públicos en su día. “Eso mantenemos y eso declararemos de nuevo ante el juez”, remachó. “El documento de la fiscalía pone otras cantidades, que no son las cantidades que pagamos”.

Tras la imputación de la Audiencia, Bartomeu, observa una serie de acciones sospechosas. “Es la primera vez en la historia que se imputa a una entidad jurídica. Nunca se imputa a una sociedad o a un partido. Por eso estoy de acuerdo con los espectadores (8tv hizo pública una encuesta según la cual más de un 35% de los que participaron piensan que la imputación al club tiene que ver con el proceso soberanista). No tengo ninguna evidencia , pero cedimos el Camp Nou para el concierto de la Libertad, jugamos con la camiseta de la senyera, tal vez no gustó que por el Camp Nou pasara la manifestación de Vía Catalana. Todo eso puede que nos pase una factura deportiva y política”. El Barcelona no está ya dispuesto a pactar con Hacienda. Eso es lo que dijo Bartomeu. “No, al menos hasta que desaparezcan de la imputación las palabras delinquir y defraudar. Hemos de decir basta. Se ha traspasado una línea roja. Hay ciertos poderes a los que no les ha gustado la línea que sigue el Barcelona y han iniciado un trabajo para desestabilizarlo”.

Bartomeu explicó que varios jugadores del Barcelona, además de Messi, están siendo sometidos a inspecciones fiscales. E indicó que tanto él como otros directivos también las están sufriendo. “Seguramente hay ciertas personas o poderes del Estado a las que no les gusta que traigamos ciertos jugadores o que tengamos éxitos y por eso hemos recibido un ataque desmesurado. No quiero dar la alarma , pero trabajaremos para extraer todas las consecuencias y llegar al fondo de la cuestión. Es cierto que el Barcelona ha sufrido muchísimas injusticias a lo largo de su historia, y esta es otra, y grave. Quiero llegar hasta el final. No es cierto que nos propusieran un pacto con el fiscal. No aceptaremos ningún pacto. Se trata de interpretaciones. Y estamos dispuestos a hablar de ello, pero no mientras se diga que hemos delinquido o que el Barcelona ha querido defraduar o dejar de pagar impuestos”. El presidente del Barcelona concluyó asegurando que la imputación no cambia para nada su intención de convocar elecciones a final de temporada y presentarse a las mismas.

Villar y Bartomeu: esto huele mal

Juan Manuel Rodríguez en su blog, 130215.

Alfons Godall apareció el otro día relacionado con una de las cuentas ocultas del banco HSBC de Ginebra. Nada más conocer que su nombre estaba incluido en la famosa “lista Falciani”, el ex vicepresidente del Barcelona reaccionó afirmando vía Twitter que dicha cuenta estaba regularizada y que constaba en sus declaraciones fiscales. Godall, para qué engañarnos, pasó bastante desapercibido en su etapa de directivo de Joan Laporta y, años más tarde, después de abandonar la junta culé, saltó de repente a la fama por aquellas sorprendentes declaraciones a La Sexta en las que hablaba sin tapujos del “saldo arbitral” y de lo bien que los colegiados habían tratado al equipo azulgrana gracias a la estrecha relación de amistad entre Laporta y Angel María Villar.

Lo de Godall vino después de la reunión que Rosell y el propio Villar mantuvieron por la noche, fuera de agenda, a escondidas, sin luz y con los taquígrafos de vacaciones, en un hotel madrileño; un compañero de Radio Marca, que se encontraba allí por casualidad, pudo captar la famosa frase dirigida por el presidente de la federación al presidente del Barça y que tantas veces hemos repetido hasta la fecha: “¿Qué más quieres que te dé, Sandro, si ya te lo he dado todo?”. La verdad es que no me imagino a Fernando Fernández Tapias hablando de “saldo arbitral” o al presidente de la federación diciéndole a Florentino Pérez que ya no puede darle más de lo que le ha dado sin que en España estallara la III Guerra Mundial… pero como era el Barça…

Pues bien, Villar ha vuelto a repetirlo una vez más. El pasado martes comió con José María Bartomeu, que hoy se ha sentado en el banquillo ante el juez Pablo Ruz, para mostrarle su solidaridad… ¿exactamente por qué?… ¿Por qué tiene que ser solidario Villar con Bartomeu?… ¿No debería mantenerse al margen?… ¿No debería tratar de proteger su neutralidad?… Es más, ¿no debería Villar, que es el jefe de la federación deportiva más importante de España, apoyar en todo caso al juez de la Audiencia Nacional y exigir que se esclarezcan los hechos que se están investigando?… Hace demasiado tiempo que a Villar, que llama gilipollas al presidente de la Liga de Fútbol Profesional y a renglón seguido se fuma un puro, le importa todo una higa. De acuerdo, no lo llamemos “villarato”, llamémosle X, pero repitan conmigo: “Esto huele mal”.

•••

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios