.

El inmenso socavón que dejó el estallido de la bomba que mató a Carrero. Vía.

.

Argala «ve que en el 104 de la calle de Claudio Coello, por la que circula Carrero todos los días, se alquila un bajo. Vio enseguida el tipo de atentado. Excavar un túnel desde dentro hasta el centro de la calle y colocar allí un explosivo que haría saltar a Carrero a su paso. La dirección acepta la propuesta. Atxulo se hace pasar por escultor para justificar el ruido para excavar el túnel desde el bajo alquilado… aprovechando la experiencia de Argala, que en 1970 excavó en las cercanías de la prisión de Burgos otro túnel para tratar de liberar a los presos etarras».

Luis R. Aizpeolea, “El cráter del régimen”, El País, 14 de diciembre de 2013.

.

Fallos de memoria histórica

Verónica Puertollano, esencial colaboradora de Arcadi Espada, ha encontrado en Madrid, estos días de reflexión espitirual para algunos, un hallazgo fruto de su trabajo y habitual sagacidad que refleja, de forma espléndida, nuestra idiosincrasia.

Como leerán infra, en el texto del escritor y periodista catalán publicado ayer en El Mundo, el número 104 de la calle Coello guarda hoy en día mil veces más vestigios que los escasos e inciertos que los espeleólogos de la Iglesia-Convento de las Trinitarias dicen haber encontrado a propósito de la hasta ahora fantasiosa búsqueda de Miguel de Cervantes.

Que si una grieta en la superficie del tremendo socavón; que si una hornazina, a modo de nicho, allí donde comenzaba la galería, el túnel que sirvió a los terroristas etarras para hacer volar por los aires el coche del Presidente del Gobierno de España aquél 20 de diciembre de 1973; y, finalmente, que si un ‘Se alquila’ cuando uno pregunta por cómo anda tal semisótano.

Agua pasada no mueve molino. Tradiciones, cuantas menos ,mejor.

¿Honor a nuestros muertos muertos y guerra sin cuartel a los asesinos y sus cómplices?: déjate tú que la vida son cuatro días.

Y, digo yo: lo podrían alquilar los del proceso de paz para instalar en tal lugar una vergúenza tabernaria, de esas que tanto abundan por allí, en aras de una reconciliación sin rastro de sangre.

EQM

pd.- Por cierto, la liquidación de la cultura de la muerte, con la implantación de la incineración en tanatorios poligoneros, reservando el duelo protocolario del entierro, inhumación, a los pudientes y al mundo rural, ha contribuído decisivamente, pero como un factor más, a descubrir nuestras entrañas.

Mucho asco.

.grietaGrieta actual a la altura del 104 de la calle Claudio Coello de Madrid. Vía.

Untitled

A la izquierda, el semisótano tal y como fue encontrado por la policía, después del magnicidio. A la derecha, una imagen de su aspecto actual, con hornacina incluída. via.

.

Estudio con túnel, se alquila

Arcadi Espada en El Mundo, 060415.

Aprovechó Verónica Puertollano el Madrid desolado de la Semana Santa para dar una vuelta de tuerca a sus fértiles obsesiones civiles. Así frente al número 104 de Claudio Coello anotó esta grieta en el pavimento.

Pero, sobre todo, descubrió que el sótano está en alquiler. Y que entre sus atractivos incluye una suerte de hornacina en la entrada del túnel que excavaron los asesinos.

••

Localización del inmueble. Vía.

•••

Notas.-

PPPSOE: PP y PSOE.

Enlaces [en azul cuando se trata de enlaces de terceros en sus propios textos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios