.

EQM_080415.

El Ministro administrado

Atentos al desarrollo de los acontecimientos de Juan Fernando López Aguilar en el Supremo. Seguro que a él la denuncia de su ex, si es falsa, no la hará más mella que la que ya le está endilgando la basura mediática.

Que no es poca.

En todo caso, una vez arruinada ya, definitivamente, irreversiblemente -como a tantos miles de españoles- su trayectoria personal, política y profesional, en base a una ley aniquiladora de la presunción de inocencia y que estableció la presunción de culpabilidad en el caso de hombres casados, va a tener la inmensa suerte de que no le juzgue un Juzgado de Violencia sobre la Mujer, un Juzgado de lo Penal o una Audiencia Provincial.

Como aforado le juzgará el Tribunal Supremo, que evidentemente, es otra cosa. Sobre todo por que en él se encuentra un poder judicial que sí sabe sobradamente de la asombrosa cuestión de que, por ejemplo, en los informes oficiales, para el cálculo de las denuncias falsas, se indican exclusivamente el número de procedimientos abiertos sobre tales denuncias con sentencia favorable al denunciante, en vez de sumar a ello las decenas de miles de denuncias por maltrato que se archivan por falta de pruebas.

Es decir, en 2014: 126.742 denuncias presentadas, 28.365 sentencias condenatorias y unas decenas de denuncias falsas. Sin comentarios.

Por otra parte, patética la actuación del PSOE a través de Antonio Hernando, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, explica la suspensión cautelar de militancia y la expulsión de L. Aguilar del Grupo Parlamentario Socialista del Parlamento Europeo, con motivo de la denuncia de su mujer en el proceso de divorcio:

“No es que sus explicaciones no nos convenza, es que nuestro compromiso en la lucha contra la violencia de género es muy elevada. Por lo tanto queremos ser, también, muy ejemplares en este tema. Sin prejuzgar responsabilidades.”

O sea, este mindundi del Pedrito el guaperas nos dice que ‘no prejuzgan la responsabilidad’ de L. Aguilar y, por tanto, le suspenden de militancia y le expulsan del Grupo Parlamentario del Parlamento Europeo. No les digo nada si la llegan a prejuzgar…

Quién le iba a decir a este canario inteligente y trabajador que le iban a aplicar a él la aberrante y desvertebradora Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que se aprobó gracias al denodado impulso del arruinador ZP, siendo el ahora denunciado… Ministro de Justicia!

La monda.

El ecofeminismo ha seguido la misma estrategia en España que el gran capital con el consumismo: usar a los títeres políticos para que la normativa en vigor sea la que ellas desean, con independencia del sentir o parecer de la ciudadanía.

En consecuencia, han convertido a uno de los paises más pacíficos y con menos violencia doméstica del mundo en la estrella de la lucha contra una violencia, la de ‘género’, que, además de antoconstitucionalmente discriminatoria, ha provocado un nuevo modelo de pareja basado en el recelo y en la inversión de la carga de la prueba, de modo que la simple discusión de un hombre con una mujer, sobre todo si es su pareja, puede llegar a convertirse en un verdadero drama para el ‘cónyuge A’.

Lo cual no puede ser nada bueno -por las connotaciones que ello conlleva- ni siquiera para las parejas que se llevan estupendamente.

El resultado salta a la vista: decenas de miles de denuncias falsas, decenas de miles falsos culpables, decenas de miles de vidas arruinadas, decenas de miles de hijos sin padre, centenares de suicidios de hombres en torno a un divorcio y decenas de muertes de mujeres a manos de sus maridos, que, en bastantes casos, se suicidan a continuación. ¿investigación sobre estos enajenados suicidas? Cero patatero.

La corrección política, debidamente instrumentalizada, ha llegado al paroxismo de estender el campo de tal violencia hasta lo emocional o económico: incluso el piropo juvenil se enmarca ya como ‘micromachismo’.

Los medios contribuyen a ello porque, como todo ‘gore’, vende: más basura.

Lo más significativo del linchamiento iniciado contra L. Aguilar es que, afortunadamente, la perversa y desvertebradora legislación ‘antimachista’ y zapatética ha entrado en el legislativo de la mano de parlamentarios sufridores.

Esta muchachada del arruinador ZP sabrá ahora lo que es que, también siendo inocente, te denuncien y, al rato, vayan a por ti y te metan en el calabozo hasta el día siguiente: y, a partir de ahi, la ruina personal y toda una voladura de la estructura familiar, hijos incluídos.

Quién se lo iba a decir a Juan Fernando…

Seguiremos informando.

EQM

pd.- No se pierdan la reacción de la progre, joven, socialista y auspiciada Beatriz Talegón:

beatriz talegónA buenas horas dice eso si la denuncia le cae a alguien de la derechona…

El PSOE aparta a López Aguilar tras una denuncia de maltrato

El partido envía al grupo de no inscritos al europarlamentario y lo suspende de militancia

El País, 070415.

El PSOE decidió este martes apartar al eurodiputado Juan Fernando López Aguilar del grupo socialista europeo y suspenderlo cautelarmente de militancia hasta que se dilucide el proceso judicial abierto contra él por violencia de género. El Tribunal Supremo recibió la exposición de un juzgado de Las Palmas que ha visto indicios de maltrato del exministro a su exmujer. La fiscalía de Violencia de Género de Las Palmas también aprecia contra López Aguilar “indicios de la presunta comisión de uno o varios delitos de violencia de género”, según un comunicado. El tribunal estudiará ahora la documentación y decidirá si investiga al parlamentario, que es aforado. “Todo es falso. Pido a mis compañeros que confíen en mi inocencia”, aseguró López Aguilar a EL PAÍS.

El PSOE envía a su eurodiputado al grupo de los no inscritos en el Parlamento Europeo, pero no le pide que deje el acta de parlamentario porque aún no está en la fase del proceso judicial que requeriría esa petición, según fuentes de la dirección del partido. Las normas de la formación dicen que los parlamentarios deben abandonar el escaño con la apertura del juicio oral. López Aguilar aún no está imputado por el Supremo. Si el tribunal opta por hacerlo, podrá practicar diligencias como tomarle declaración. López Aguilar podría pedir declarar voluntariamente como imputado para evitar que pida el suplicatorio al Parlamento Europeo.

En el texto remitido por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, se recoge el testimonio de los vecinos, que declararon que habían escuchado “reiterados gritos y discusiones en la vivienda” de la pareja, informa Txema Santana. Los agentes tomaron declaración a la hermana de la presunta víctima en dos ocasiones. La primera, el 31 de marzo. En ella, la cuña de López Aguilar, Patricia de la Nuez aseguró que “hace aproximadamente siete años que su hermana viene demostrando signos de malos tratos por parte de su marido, el cual ha mantenido siempre un total desprecio hacia su hermana, de gritos continuos, insultos y vejaciones”.

La policía inició la investigación el 28 de marzo tras una intervención en el domicilio en el que viven la exmujer y los dos hijos de cinco años que ha tenido con López Aguilar. La causa fue por un conato de incendio. Los agentes encontraron a la exesposa dormida en “aparente estado de embriaguez”, según fuentes de la intervención. La mujer argumentó que su estado era consecuencia de una depresión por el maltrato de su exmarido. Tras esa declaración, la policía inició de oficio las pesquisas que terminaron en el juzgado. La presunta víctima, Natalia de la Nuez, ha dicho, según recoge Servimedia, que ella no ha interpuesto ninguna denuncia.

El exministro niega rotundamente haber maltratado nunca a su exmujer. “Este es el momento más doloroso de toda mi vida”, aseguró, abatido, a EL PAÍS.

El eurodiputado aduce que se siente víctima de una “injusticia”. “Esta situación me resulta especialmente dolorosa, pero no es casual. Cumple con una advertencia de mi exmujer al comenzar el proceso de divorcio de la que muchos de mis allegados tienen constancia: me amenazó con destruirme”, relata. El político socialista explica la denuncia de su exmujer en “una problemática de orden emocional y psicológico” de ella y en un “encono familiar”. Uno de los hijos de su exesposa de un matrimonio anterior presentó una denuncia contra él por maltrato a su madre que se archivó tras negar ella los hechos.

“Soy consciente de la gravedad de los hechos. He servido a los valores del PSOE de forma intachable. Jamás he tenido un problema legal”, concluye el exministro.

via

.

El ojo clínico del secretario general

Santiago González en su blog, 071415.

El Viernes Santo, Young Sánchez publicó una tribuna en El País: ‘Para acabar con la violencia de género’. Hace ya más de diez años que un Gobierno socialista elaboró una ley que tenía ese propósito, la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, la primera ley de la era Zapatero.

Era hora, parecía, de someter a examen la ley y comprobar su adecuación con el fin que pretendía, y, en consecuencia, enmendarla, perfilarla, corregir sus errores sin los hubiere, con el fin de que sea un instrumento más útil para corregirá el mal. El secretario general no tenía una palabra para ello, aunque denunciaba la perseverancia del mal con prosa firme:

“El pasado lunes, mientras el Gobierno exhibía una extraña complacencia con las cifras de la macroencuesta, comenzó un recuento sangriento. Una, dos, tres… hasta siete vidas humanas segadas [algo hemos ganado con este secretario general. José Luis habría escrito ‘sesgadas’] en veinticuatro horas a causa de la violencia machista: en Málaga y Lérida, en Gibraltar, otra mujer y dos niños —de cuatro años y seis semanas—, y otras dos mujeres cuya muerte está siendo investigada.”

A la mayoría de ustedes les habrá extrañado con seguridad, la inclusión de Gibraltar como territorio propio en las estadísticas nacionales. Seguramente es un truqui para reconquistar la colonia inglesa por vía de la perseverancia, citándola siempre como una parte más de Andalucía, hasta que se den por vencidos.

Por otra parte, la citada ley deja bien clara la cuestión, el de qué se trata, ya en el primer párrafo de la exposición de motivos:

“La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.”

El secretario general se equivocó en el territorio y en los hechos, como se puede comprobar en el titular reproducido arriba y en los hechos que aquí se cuentan.

•••

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios