.

EQM_210815_2.

Piqué, cuatro partidos sin jugar por cagarse en la puta madre del linier

Colau no sólo no acudió a las Fiestas de la Merced sino que suprimió la solemne misa de la fiesta institucional de Barcelona.

Ada Colau, una más de la «casta» del palco del Camp Nou en el partido de la Supercopa Barça-Athletic

El central descentrado

El autor cree que a Piqué, con tendencias infantiles, le falta a veces contexto

J. Ernesto Ayala-Dip en El País, 190815.

Me extrañó mucho que una persona tan criteriosa como Busquets considerara que la tarjeta roja a Piqué, en el partido de vuelta de la Supercopa de España, fuera demasiado rigurosa. “No hacía falta expulsarlo por eso”, dijo. Me pregunté enseguida qué haría falta entonces para sacar tarjeta roja a un jugador, después de espetarle a un juez de línea: “Me cago en tu puta madre”.

Hace un tiempo, una amiga que es profesora universitaria me dijo que ya se va acostumbrando a que algunos alumnos suyos pongan los pies sobre el pupitre. Le pregunto a qué cree que se deben esos comportamientos y me responde muy segura: a falta de contexto. Ponen sus pezuñas en sus bancadas porque creen que están sentados en el sofá de su casa. Yo creo que a Piqué, hijo de una importante profesional de la medicina y, según leí, con un coeficiente de inteligencia muy alto, le falta a veces contexto. Cuando se mofa de un jugador del Real Madrid, como lo hizo este verano con Cristiano Ronaldo, o de su hinchada, no sabe que el contexto es que no puede ponerse en contra a quienes son y serán por mucho tiempo sus rivales eternos. En el partido de la noche del lunes contra el Athletic de Bilbao, el contexto era que tenía que estar pensando únicamente en una remontada posible y no en la inocente madre del juez de línea.

Gerard Piqué es un gran central. Nadie le regaló nada. Todo lo que obtuvo con el Barça se lo ganó a pulso. Pero tiene que corregir esa infantil tendencia que tiene a ser el gracioso de la clase. Y a veces también el primo de Zumosol. El lunes pasado por la noche le faltó contexto. El del club que le paga un sueldazo y el de la grada que lo respeta y lo quiere. El Barça, por su parte, tendrá trabajo este verano. Definir su filosofía defensiva. Y evitar que Arda Turan arroje su botín a un juez y Piqué su improcedente ira.

Qatar, el antiespañol Mourinho y una expresión típicamente catalana

Juan Mauel Rodriguez en LD, 200815.

El circo de Piqué es, en el fondo, el circo del Barça. Por un retuit de Victor de la Serna me entero de que, a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Qatar, patrocinador del club catalán y sede del próximo Mundial, ha reconocido formalmente sus lazos con Estado Islámico, un grupo terrorista próximo a Al Qaeda. El único candidato a la presidencia del Fútbol Club Barcelona que se tomó en serio este asunto, que a mí me parece central, fue Agustí Benedito, que dijo sin tapujos que Qatar estaba detrás del terrorismo yihadista y que dejaría de ser patrocinador en 2016 si él ganaba las elecciones. Benedito propuso una bebida energética para sustituir al actual patrocinador, y el resultado es sobradamente conocido por todos: Bartomeu obtuvo el 54,63% de los votos, Laporta el 33,03% y el susodicho Benedito el 7,16%. Por cierto que acaba de saberse la última “heroicidad” de Estado Islámico: hace pocas horas han decapitado al arqueólogo Jaled Asaad, uno de los expertos en antigüedades más detacados de Siria. Valors.

Por supuesto que al lado de esta gravísima noticia, que no supondrá reacción alguna por parte de la directiva azulgrana, que ya es conocedora de que al menos a 25.823 narcotizados socios culés sólo les importa que Messi introduzca cuantas más veces mejor el baloncito dentro de los tres palitos del porterito del equipo rivalito, el surrealista recurso por la sanción de Piqué pasa a un segundo plano. ¿Cómo no van a ser capaces de alegar en defensa de su jugador que “me cago en tu puta madre” es una expresión típicamente catalana los mismos directivos que vendieron a Qatar la camiseta azulgrana?… Son capaces de eso y de mucho más. Por cierto que en el recurso del Barça está la prueba de que el futbolista insultó efectivamente al asistente del árbitro: ¿Para qué perder el tiempo alegando que “me cago en tu puta madre” es una expresión típicamente catalana si Piqué nunca insultó? Porque no insultó, ¿no?… Cada vez está más claro que quienes prepararon el recurso son los mismos que redactaron el contrato de Neymar.

¿Y de Qatar? ¿Qué piensa decir Sor Del Bosque de Qatar? ¿Le gusta? ¿No le gusta? ¿Y del “me cago en tu puta madre” típicamente catalán de Piqué? ¿Algo que decir? ¿Le lavará la boquita con jabón a su chico o esperará acaso a la próxima bomba fétida y al siguiente escupitajo? ¿Y de Pedro? ¿Qué dirá Sor Del Bosque del bueno de Pedro? ¿Y qué dirán los Tattaglia del antiespañol Mourinho que, en cuanto puede, viene a nuestra Liga a pescar? Porque Cesc es español, ¿verdad? Y Azpilicueta también, ¿no es cierto? Y Costa. Y ahora Pedro. ¿Es fuga de cerebros la marcha de Pedro o como se va al Chelsea deja de serlo? ¿Seguimos considerando español a Pedro? Y por último: Cuánto tarda Xavi en escribir la carta, ¿no?… Yo empiezo a inquietarme, la verdad. ¿No tendrá Pedro quien le escriba? ¿O al final se verá obligado a hacerlo Abidal? ¿Le echaran la culpa de todo a Arbeloa?… Estaremos atentos a nuestras pantallas.

Había una vez… un circo de Piqué

Juan Mauel Rodriguez en LD, 180815.

El Athletic se cargó la remontada, no Velasco Carballo. Fue el Athletic Club, cuya afición tendrá que resolver ahora una duda: ¿Celebrar o no celebrar un título patrocinado por el opresor Estado español? El periobarcelonismo, tan inquieto últimamente con la ausencia de gol del Real Madrid, que ha sido por cierto el máximo goleador de las dos últimas Ligas, durante la pretemporada, que está para probar, no debería excusar como siempre al equipo y tendría que preguntarse cómo demonios es posible que el Barça haya encajado 9 goles en tres partidos, y ante rivales que no son precisamente los más potentes del planeta. El Athletic, que llevaba sin ganar un título desde que España reabrió la verja de Gibraltar, ridiculizó al campeón de Europa metiéndole cuatro, que pudieron ser seis, en la ida en San Mamés. Allí, en Bilbao, fue donde el Barça se cargó la remontada, y no anoche en el Camp Nou; y Piqué, que está en todas las salsas y que probablemente ande huérfano del protagonismo que le roba su mujer, que es más famosa que él, la remató con su autoexpulsión.

Piqué, siempre Piqué. Si Sor Del Bosque, tan presto a saltar por acciones deportivas de jugadores madridistas, criticó a Arbeloa por un pisotón y luego se lo pulió de la selección por decisión del seleccionador Xavi, imagino que ahora hará lo mismo con Gerard, ¿o no?… Piqué insultó gravemente a la madre de uno de los asistentes del árbitro y, fuera de sí, montó uno de sus habituales circos. Este chico no está bien, le pasa algo, cuando no escupe insulta y cuando no insulta tira bombas fétidas o se emborracha, y a mí me preocupa sinceramente la imagen negativa que pueda transmitir mi selección por culpa de este chaval tan lenguaraz. No sé si la escenita de anoche será capaz de forzar el abandono de la clausura de Sor Del Bosque, más preocupado últimamente por las cosas divinas que por las terrenales, pero alguien tendría que llamarle de una vez por todas la atención. Y si no es Del Bosque, que lo haga al menos Miquell Cardenall i Carro, tan vigilante siempre de la “marca España”.

Nuestra Supercopa, no nos engañemos, es una auténtica memez. El Athletic es el nuevo supercampeón nacional y todo ello sin haber ganado Liga o Copa en los últimos seis lustros, que se dice pronto. Es este un título excéntrico que la federación se sacó de la manga para hacer caja. Su valor real es relativo, no así su valor simbólico. En Barcelona se daba por hecho que el equipo azulgrana ganaría el sextete y ya no será así. Y a puntito estuvo también de caer derrotado en la Supercopa de Europa. Roberto, que ahora da en llamarse Robert, sin la ofensiva y opresora “o”, por si a alguien se le ocurre revolver en su árbol genealógico cuestionando su catalanidad, salva a los niños y carga contra el árbitro… pero lo hace con mucho seny y grandes valors. Hablando de fair play: no verán ustedes a ningún futbolista del Real Madrid acordándose de Piqué, aunque muchos piensen para sus adentros que, gracias a su circo, es probable que haya empezado algo como con Kevin Roldán.

•••

 

Notas.-

Fiestas de la Merced

La Merced es la fiesta mayor de Barcelona, España. Desde que el año 1871, el ayuntamiento de la ciudad confeccionó por primera vez un programa de actos extraordinarios para celebrar la festividad de la Virgen de la Merced (Mare de Déu de la Mercè en catalán), que tiene lugar el 24 de septiembre.

El año 1902 se le dio un nuevo impulso con cabalgatas inéditas, un primer encuentro de gigantes de toda Cataluña, un primer concurso de castells y la divulgación de una danza ampurdanesa que estaba ganando popularidad por toda Cataluña: la sardana.

Desde entonces se le ha querido dar un carácter eminentemente popular y de máxima participación ciudadana.

De entre las costumbres de introducción más recientes que han tenido una fuerte repercusión, hace falta destacar la Feria de Vinos de Cataluña, el correfoc y el maratón popular, siendo especialmente popular el “Piromusical” (Gran Castillo de Fuegos artificiales coordinado con las Fuentes Luminosas de Montjuïc que explotan de manera sincronizada con la música elegida).

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios