[Colaboración especial de El Xiquet de Columbretes].

.

Relato breve

.

Quizás algún suceso aberrante, en una anochecida extraviada entre la bruma de mi memoria, turbó para siempre el orden de mi tierno cerebro. Desde entonces aborrecí la oscuridad y en cuanto pude, comencé a dormir con la luz encendida.

Muchos años después me casé en pleno verano con el pimpollo más precioso del pueblo. En mi noche de bodas le revelé mi imprescindible requisito: la permanente luz. Dejándonos llevar por nuestra natural timidez, cerramos la habitación herméticamente. Deseábamos evitar, además, posibles y conflictivos celos. Y casi morimos asfixiados.

La segunda noche, dejamos abiertas las ventanas y replegamos los visillos para que el aire fresco retozara sobre nuestros ardorosos cuerpos, mientras nos amábamos sin cesar sobre el camastro. Eso sí, cohibidos y con el temor de ser envidiados.

Cuando finalizamos, nos sorprendió un aplauso unánime y muy intenso, un entusiasta reconocimiento. Azorados y confundidos por tanto elogio, cerramos de inmediato todo y nos quedamos meditabundos.

Nunca antes habíamos experimentado la sensación placentera de ser tan valorados en algo. Haciéndonos sentir intensos y fuertes por primera vez en nuestras vidas. Y, ante tal hechizo y la falta de alternativas de trabajo serias, no dudamos ni un momento en reciclarnos profesionalizando nuestro amor.

Ahora, el que lo desee puede disfrutar de nuestra sensual y verdadera pasión bajo los focos del espectáculo: “Pasión Abierta”. Sólo por diez euros con copa e IVA incluido. Precios de crisis.

 

.

Enrique Masip Segarra [2015]. © Todos los derechos reservados.

enriquemasipsegarra.wordpress.com
enmasecs@hotmail.com

.

‘Recato’. Quinn Dombrowski [Quinnanya]. Vía flickr.

NOTAS.- Enlaces, corchetes, negritas [con perdón] e imágenes, son aportados por EQM.

Anuncios