.

De la banda sonora del trailer. Compuesta por László Melis [Hungría, 1953], violinista. Cartel estadounidense del film, diseñado por Cardinal Communications USA. Vía IMPawards.

TÍTULO Saul fia (Son of Saul)
AÑO
2015
DURACIÓN
107 min. Trailers/imágenes
PAÍS
Hungría
DIRECTOR László Nemes
GUIÓN László Nemes, Clara Royer
MÚSICA László Melis
FOTOGRAFÍA Mátyás Erdély
REPARTO Géza Röhrig, Levente Molnár, Urs Rechn, Sándor Zsótér, Todd Charmont, Björn Freiberg, Uwe Lauer, Attila Fritz, Kamil Dobrowolski, Christian Harting +
PRODUCTORA Laokoon Filmgroup y +
NOMINACIONES Y MENCIONES

2015: Premios Oscar: Nominada a Mejor película de habla no inglesa / Festival de Cannes: Gran Premio del Jurado y Premio FIPRESCI / Globos de Oro: Mejor película de habla no inglesa / Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor película extranjera / National Board Review (NBR): Mejor film extranjero / Satellite Awards: Nominada a Mejor película de habla no inglesa / Directors Guild of America (DGA): Nominado a mejor nuevo director / Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor ópera prima / Critics Choice Awards: Mejor película de habla no inglesa / Críticos de Los Angeles: Mejor película extranjera / Asociación de Críticos de Chicago: Mejor película extranjera. 3 nominaciones. / +

.

SINOPSIS

En el año 1944, durante el horror del campo de concentración de Auschwitz, un prisionero judío húngaro llamado Saul, miembro de los ‘Sonderkommando’ -encargados de quemar los cadáveres de los prisioneros gaseados nada más llegar al campo y limpiar las cámaras de gas-, encuentra cierta supervivencia moral tratando de salvar de los hornos crematorios el cuerpo de un niño que toma como su hijo. (Filmaffinity).

CRITICAS:

  • “Obra maestra incuestionable (…) Es cine enorme construido desde la intimidad. Es cine que duele, arrasa y, definitivamente, abre los ojos.”. Luis Martínez: Diario El Mundo.
  • “El Holocausto en el cine parecía un tema agotado. Parecía. Hasta que llegó László Nemes (…) Extraordinaria (…) lo que te hace sentir más que ver: el martirio físico y mental de habitar el infierno y querer mantenerte en pie.”. Javier Ocaña: Diario El País.
  • “El debutante László Nemes consigue lo imposible; esto es, evitar los clichés sobre el cine de la Solución Final sumergiéndonos en una experiencia inédita (…) La película lo atrapa [al espectador] y no lo deja escapar hasta el final.”. Sergi Sánchez: Diario La Razón.
  • “Es ese tipo de cine en el que no logro enterarme de casi nada. Seguro que recibirá un premio notable [en Cannes 2015]”. Carlos Boyero: Diario El País.
  • “László Nemes, con su extraordinario debut, lleva a un lugar insólito la representación cinematográfica de la Shoah (…) una obra maestra (…) Para cualquier espectador, la experiencia debería ser irrenunciable”. Carlos Reviriego: Diario El Mundo.
  • “Una historia de brutal emotividad, pero que se narra con una frialdad y un estilo tan esquivo y elusivo, con una cámara tan «importante», que impide otra emoción que la reflexiva. (…) se queda a varios centímetros de distancia del espectador más cercano.”. E. Rodríguez Marchante: Diario ABC.
  • “El Holocausto como nunca lo habíamos visto antes. (…) esta película, obra de arte incómoda, nos interpela de nuevo, nos resitúa ante el horror. (…) Puntuación: ★★★★★ (sobre 5)”. Carlos Marañón: Cinemanía.

14 críticas mas.

Trailer húngaro

.

MI OPINION:

Asómese vd a los Sonderkommando

La historía es de lo más terrible que uno pueda imaginar: el marco en el que trabajaban -durante unos tres meses, hasta ser también ejecutados- seleccionados judíos destinados por los nazis a integrar los Sonderkommando para realizar las labores más ingratas de la genocida matanza masiva, de características industriales, en las cámaras de gas y hornos crematorios situados en los campos de concentración.

Como comprenderán, el ámbito de actuación y su siniestra naturaleza repetitiva permiten al director centrarse en un escenario cerrado, obscuro, sucio, asesino e invadido por una especie de cadáveres vivientes y con los días contados.

Y ahí centra su realización, con una historia sucinta, un guión prácticamente inexistente, casi de torre de Babel, una fotografía absurdamente potenciadora de un infierno ya de por sí espeluznate y una banda sonora que mayormente consiste en una pavorosa riada de gritos, susurros y agonías colectivas.

Su acierto, es verdad, reside en la utilización de la cámara subjetiva de modo que a base de enfocar la nuca del protagonista y desenfocar el fondo, el espectador imagine los pormenores del holocausto en el que se ve obligado a participar. Algo que ya se pudo observar, no tan inhumanamente y en mucha menor medida, en ‘La zona gris‘ [2001], de Tim Blake Nelson.

Por eso, en mi opinión, este terrorífico film es más bien una especie de recreación histórica de calidad que una película.

La crítica y las nominaciones la han encumbrado a un nivel que los espectadores no comparten porque una película así sólo es capaz de ser soportada por minorías. Metropoli lo indica claramente cuando la sitúa, esta semana, la nº 1 [de 25] para los críticos y la nº 13 [de 20] para los espectadores.

Otra forma acorraladora de plasmar el terror de la matanza industrial del Holocausto [6 sobre 10]

EQM

pd. Quien tenga interés por acercarse a la realidad en la que se basa el film, puede leer la entrevista que El País le hizo, en 2010, a Shlomo Venezia [Gracia, 1923-2012], judío sefardí que fue uno de los pocos supervivientes de entre quienes hicieron el cometido como ‘Sonderkommando‘, labor que describió en el libro ‘Sonderkommando. En el infierno de las cámaras de gas‘ (2016. RBA Editores) y que contó en distintos documentales.

De la banda sonora

Con pequeñas y brillantes excepciones la desgarradora banda sonora es una reproducción en diferentes idiomas –alemán, yiddish o húngaro- de gritos,  golpes, agonía, disparos y lamentos.

Fuentes:

Filmaffinity [críticas de espectadores], IMDb, Wikipedia y elaboración propia [EQM].

••

•••

NOTA.- Los enlaces no propios de textos de terceros son aportados por EQM, salvo que se indique expresamente lo contrario.
.

Anuncios