.

Collage de ARCU, 040416. A la izquierda, la portada original de ‘Perles Catalanes’ [Perlas catalanas] y a la derecha, la sugerencia de Arcu. Ficha técnica del panfleto del nacionalismo ‘anticolonial’ catalán.

.

Dianas y rendiciones

Dianas

El totalitarismo disfrazado de ‘anticolonialista’ folclore nacionalista es visto con tolerancia infinita por Madrit, la misma que ayer Mariano Rajoy exhibía ante el sextario Évole, como contaré más abajo.

Ayer, también, el españolista árbitro le regaló al Barça una flor nacionalista -en el homenaje al gran antinacionalista Johan Cruyff– anulando un precioso gol legal de Gareth Bale.

Los regionales nacionalismos españoles, como bien sabemos, son capaces de asignar dianas e incluso de asesinar [memoria histórica: ETA/Terra Lliure] con la esperanza de todo acabe en abrazos gratis y la paulatina consecución de sus objetivos.

En un país con democracia consolidada, los partidos ya habrían puesto la voz en grito por esta maldita suerte de caza de brujas que destila el libelo.

Y el Presidente del Gobierno habría ordenado al Fiscal General de Estado la apertura del correspondiente expediente.

Habrían; todo un desiderátum.

Rendiciones

Que un Presidente del Gobierno de España acepte ser entrevistado por un progrenacionalista -que, por ejemplo, llama a la Comunidad Valenciana ‘País Valencià’ y aparece con pinta del beatle Carles Puigdemont de picnic de fin de semana- para que le pregunte casi exclusivamente de la corrupción de su partido y el Mariano le reciba en la Moncloa en vez de hacerlo en la sede del mismo, es decir, en la calle Génova, ya es todo un despropósito.

Rajoy lleva demasiados años viviendo en y de la política -más de 35- como para saber diferenciar -y procurar que los demás diferencien- entre partido y Gobierno. Es decir, lo ha hecho a sabiendas.

Y que se pase la circular entrevista, con Évole a cara de perro y entre cínicas sonrisas de buen rollo, contestando como un auténtico cordero degollado, repitiendo sus consabidas y vacias letanías entre muecas de hastío, es todo un palpable indicador de que Mariano está acabado como político y que aunque siga consiguiendo más votos que ZPedro, eso sólo indica que éste es un ciego y aquél un tuerto. Ambos sin esplendoroso futuro alguno: quizás gobernarán, pero no convencerán.

El lider de un partido tiene que tener respuestas concluyentes propias de un proyecto ideológico ilusionante y no cantinelas de ‘hemos mejorado y debemos seguir haciéndolo’ o falsedades en torno al incremento regional de un déficit que ni siquiera ha sido capaz de controlar, seguramente por cobardía frente al nacionalismo.

Por otra parte, comienzan a ser alarmantes sus cada vez más frecuentes lapsus y los embrollos en los que se mete por su falta de programa, su ausencia de modelo, su carencia idelógica, su incapacidad de repentización, y porque ni siquiera se prepara adecuadamente las respuestas sensatas a las sextarias preguntas de cajón de La Sexta.

Por no saber, tampoco ha sabido contestar, por ejemplo, a la insistente demagogia del Évole sobre los refugiados sirios -mientras se silencia la miseria en la que sobreviven decenas de miles de familias españolas- o a la ya progrestablecida presunción de culpabilidad cuando se trata imputaciones que afectan de la derecha.

Un Presidente que ha sido incapaz de que evitar que las cadenas basura le ‘construyan’ el populismo, alimenten al bello ZPedro y le linchen a él, ha aceptado ser triturado por un mindundi con cara de panoli, que vive de las entrevistas a la contra y que llevaba cuatro años intentando estrellarle el plasma en todo lo alto de su cabeza.

No sé si lo contarán los medios pero mi impresión es que con este nuevo error Rajoy ha cavado definitivamente su tumba política y ha dejado consternados a los militantes de su partido. La lastimera bonhomía de salón ya no da para gobernar este país ni tampoco su partido aunque él se empeñe mientras su organización se lo permita.

EQM

Entrevista completa de Évole a Rajoy

vía

.

Wanted

Santiago González en El Mundo, 040416.

En 1963, Luis García Berlanga presentó su película ‘El Verdugo’ en La Mostra de Venecia, donde ganó el Premio de la Crítica Internacional, pese a los esfuerzos del embajador español en Roma para que no se exhibiera. Aquel año, el franquismo había ejecutado tres penas de muerte: una por fusilamiento contra el comunista Julián Grimau García, el 20 de abril, y dos por medio de garrote vil contra los anarquistas Joaquín Delgado Martínez y Francisco Granado Gata, el 18 de agosto.

Tras la excelente acogida internacional de la película, uno de los ministros de Franco dijo en el Consejo: “Berlanga es comunista”, a lo que el dictador respondió: “Es peor: es un mal español”.

Todos los majaderos se parecen y en Cataluña hay tres (Avià, Avià y qué Passada) que acaban de publicar un vademécum de malos catalanes, entre los que figuran los cuatro de la foto de arriba, que han sido capturados en las páginas de El Mundo. Comprobarán que el odio secesionista es de amplio espectro. Está mi colega Arcadi Espada, que es un rotundo acierto de casting, con ese hermoso gesto ‘feroce’ para un pasquín con la leyenda ‘Wanted’.

La razón de su busca y captura es: “acostumbra a malhablar del nacionalismo catalán de una manera compulsiva e infantil, pero no del español, que intenta aniquilar nuestra nación”. Majadero es el que dice o escribe majaderías, diría Forrest Gump. Todavía la semana pasada era noticia que otro majadero, un colega, acusó a Espada de haber defendido la pederastia en su libro sobre el caso Raval. uno de los privilegios de los secesionistas es el derecho a la calumnia, la libertad para imputar delitos a los enemigos de la causa.

Los méritos de Roca Junyent son de diferente naturaleza: fue padre de la Constitución Española, es abogado de la Infanta Cristina de Borbón, hija de Rey y hermana  de Rey (de España). Hace treinta años se postuló como candidato a la Presidencia del Gobierno de España al frente del Partido Reformista Democrático, que obtuvo cero escaños y se disolvió la misma noche de las elecciones. Operación Roca se llamó el desastre y propició la única humorada que yo recuerde de Raimon Obiols, cuando en un entrevista le preguntaron por la Operación Roca. “¿Operación Roca, dice usted? No sabía que lo hubieran operado”.

Los autores del libelo dejan constancia de su fracaso y explican la causa del mismo: “Ser catalán no le puso las cosas fáciles (¡qué duro es ser colaboracionista!)” Asombroso. De los cuatro presidentes que tuvo la Primera República, dos (Estanislao Figueras i Moragas y Francisco Pi i Margall) eran catalanes. Espada y Roca, el mito de Excalibur al servicio del enemigo secular de Cataluña, hay que joderse.

A las sentencias capitales que le pasaban a franco para que firmase el ‘Enterado’ se les ponía un sello con la leyenda ‘garrote y prensa’. La portada de libro está salpicada de sellos con las acusaciones. No hay ninguna para Pujol, al que le cabrían: estafador, ladrón y evasor de impuestos, pero es que no es un registro de delincuentes, sino de españoles.

.

Secuencia, filmada en las mallorquinas Cuevas del Drach, de la búsqueda del verdugo, ‘D. José Luis Rodríguez’, en ‘El Verdugo‘ [1963], dirigida por Luis G. Berlanga [España, 1921-2010]. Este fragmento aparece también en el corto documental, nominado a los Goya 2007, “El Anonimo Caronte” [2007] de Toni Bestard, que trata sobre Joan Ferrer, mallorquín que hizo el papel del guardia civil que, megáfono en mano, busca al verdugo.

Una lista negra de malos catalanes

Un libro cataloga a los “colaboracionistas” del “régimen colonial” español, incluyendo a Azúa, Regàs , Boadella, Chacón y Duran Lleida en un el elenco de ‘botiflers’, esclavistas y falangistas

Ernest Alós en El Periódico de Cataluña, 020416,

Son, según reza la contraportada del libro, “una galería de personajes ‘nostrats’ de la peor especie: esclavistas, colonizadores, colaboracionistas, genocidas…”, un electo de “catalanes despreciables” que tienen en común “apoyar a los opresores de nuestro pueblo y de paso oprimir a otras naciones”. Estos epítetos engloban a 70 personalidades catalanas y baleares cuyas biografías se encadenan en ‘Perles catalanes. Tres segles de col.laboracionistes’ (Viena Editors).

Entre ellas están tanto el capitán negrero Joan Maristany, que esclavizó o asesinó a toda la isla de Pascua, como los voluntarios de Prim, los de la División Azul y los del requeté, el sanguinario general Weyler, el colaboracionista nazi Robert Brasillach y los principales demonios del  independentismo catalán, desde Josep Pla, Juan Antonio Samaranch, Cambó y Porcioles hasta Albert Boadella, Félix de Azúa, Rosa Regàs, Carme Chacón, Miquel Roca o Duran Lleida.

Sostiene Jordi Avià, uno de los tres autores del libro, que no se trata de una lista negra de malos catalanes (malos considerados desde una óptica muy determinada, que incluye a Josep Borrell pero no a Fèlix Millet, la xenofobia anticharnega de Carles Sentís pero no la de Joan Sales, las opiniones filofascistas del Vicens Vives de 1939 pero no el “soy amigo de ETA” de Xirinachs, quien en cambio se propone como modelo de catalán a homenajear).

“Podría parecer una lista inquisitorial, pero a diferencia de la inquisición también recogemos los aspectos positivos de un Cambó o un D’Ors; lo que hacemos es hablar no solo de la parte buena sino de la parte negativa de la que no se habla”, añade este diseñador gráfico que formó con los coautores del libro Salvador Avià y Joan-Marc Passada el colectivo Dr. Cat.

Parece evidente que el criterio selectivo está algo más que sesgado. “Tenemos una inclinación: consideramos el conflicto con España desde un punto de vista colonial y consideramos como colaboracionistas a quienes colaboran con el régimen español para joder a su país por afinidad ideológica o beneficio económicos”, sostiene Avià.

“ESCLAVISTA, ANTIDEMÓCRATA, FASCISTA…”

La portada del libro recoge los epítetos que se merecen los personajes que son objeto del interés de los autores: “Esclavista, antidemócrata, fascista, franquista, colonialista, especulador, negrero, explotador”. Se puede poner pocas objeciones a la inclusión bajo al menos uno de estos epígrafes de algunas perlas cultivadas, incluso bajo los estándares de su tiempo, como Maristany, Weyler, los impulsores de la Liga Nacional Antiabolicionista o Juan March. O desde nuestra óptica actual, al general Prim y empresarios como los López, Güell, Xifré o Girona. O a los falangistas catalanes en pleno.

Pero llama la atención la inclusión del “pequeño ABC de perlitas contemporáneas” de los 11 personajes que cierran en libro, que para sus autores comparten “al menos un par de fobias: Catalunya y el derecho a votar, es decir, la democracia”.

Esta lista negra de catalanófobos incluye, por orden alfabético, a Félix de Azúa, “acorazado del nacionalismo y la seudoizquierda española”, Albert Boadella, “bufón que prefirió ponerse una corre en el cuello y pasar a ser el perrito del mandarín”, Josep Borrell, “a quien Catalunya le importa un rábano”, Josep Ramon Bosch, el dimitido presidente de SCC por sus desmanes en internet, Francesc de Carreras, “uno de los promotores del partido colonialista Ciutadans”, Carme Chacón, Josep Antoni Duran i Lleida (“pocos seres han actuado con tanta dedicación, influencia y durante tanto tiempo como él para poner palos en las ruedas a los intentos de emancipación del pueblo catalán”), Arcadi Espada, Rosa Regàs (ejemplo del “nativo agradecido al poder colonial”), Miquel Roca y Alejo Vidal-Quadras.

“Hay una lógica de continuidad postcolonial, desde el momento en que todos niegan el derecho a decidir y tienen un pensamiento supremacista están siendo un poco la continuación de esos personajes”, argumenta Jordi Avià. Aunque, matiza, entre estas personas que en el prólogo son calificadas como “moralmente responsables” de actos “aberrantes”,  “el nivel de culpabilidad es diferente”.

Viñeta de Ricardo [R.Martínez Ortega, Chile, 1956] en El Mundo, 040416.

••

•••

 

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios