.

EQM_110416_.

Periodismo recreativo

Para constatar hasta qué punto la información actual que vomitan demasiados medios se confunde con la propia corrupción informativa y con la sistémica corrupción colectiva, con el linchamiento o, directamente, con la puta mentira, basta con ir anotando el incremento ya incontable de vocablos o expresiones al estilo ‘presunto’, ‘posible’, ‘demostrar la inocencia’, ‘rumores’, ‘se investiga’, ‘se dice’, ‘no contrastadas’, etc.

Como ayer escribía Arcadi Espada en su última carta a K.,

‘Las influencias lamentables sobre la psicología colectiva de estas libertades impropias que se ha tomado el periodismo’

Así también lo entiendo yo -y más allá, si cabe- extiendendo tales perniciosas influencias a la psicología individual, al honor, a la fama, a la ruina, que en materia ‘de género’ puede incluso llegar a ese suicidio tomado como lo más natural del mundo -para qué investigarlo- porque forma parte de la condición machista, es decir, del hombre como presunto culpable.

También la proliferación del nuevo romancero español consistente en hacer pasar por hecho lo que son simples e interesadas fantasías basura -negocios con chivo- ha prendido con tal éxito entre la población que, automáticamente, supone la encantada reacción de una ciudadanía loca por la expiadora sangre ajena. Todo por la audiencia.

De ahí que, por ejemplo, el bello y fugaz -esperemos- ZPedro o el mochilero totalitario nacido éste de las incubadoras mediáticas del 15M o del chavismo, cuando fracasan como políticos por su falta de capacidad y sobra de hartante y teatral postureo, se encomienden al adoctrinado y teledirigido clamor de sus bases, sus masas, su ciudadanía, para llorar como falsarios la interesada mentira, al no saber defender la verdad como políticos en los debería prevalecer el interés general. Imaginen:

— Mira pedro, si tu Comité Federal se pone borde… haz como yo y consulta a las bases convenientemente ilustradas y por métodos plenos de revolucionaria inseguridad jurídica!

A estas alturas del analfabetismo inyectado masivamente hasta en sus propias venas, ni siquiera les interesa la veracidad como valor moral. Demasiado esfuerzo que ya nadie demanda.

Muy esclarecedora, al respecto, la reflexión de Luis Martinez, ayer en El Mundo:

‘El español ama lo común; ansía un único tema de conversación como piedra de toque contra la que estrellar todo lo que odia. Porque, en efecto, nos define lo que despreciamos. Gana siempre el que concita a su alrededor la posibilidad de la mayoría absoluta del asco, del insulto, del comentario anónimo descerrajado a bocajarro.’ / ‘Por ello, día a día, los informativos se llenan de políticos que pasean, se abrazan, se besan, se regalan libros… Cualquier cosa menos trabajar’.

De eso se trata, pues: unos, los medios, los políticos, de vivir del cuento, y otros, sus lectores, sus votantes, la ciudadanía, de disfrutar leyendo las penas de telediario, los linchamientos, odiando al que piensa diferente, de votar a la contra.

Porque la verdad, los hechos, ya importan muy poco.

EQM

pd. A propósito de la mentira como habitual instrumento político de gran aceptación colectiva, les adjunto, más abajo, una muy interesante entrevista que publicó ayer El Español, de Mariano Gasparet a Federico Jiménez Losantos, en la que éste da también su opinión sobre la matanza del 11M.

A miparecer, como ya he subrayado en otras ocasiones, el  mayor drama de la matanza de Atocha es de doble naturaleza, política y sociológica:

1.- Por qué a PP/PSOE no les ha interesado jamás proseguir la investigación hasta averiguar la verdad o llegar lo más cerca posible de la misma.

2.- Por qué los españoles han aceptado complacidamente, desde el primer momento, que PP/PSOE pasaran página.

La bajeza moral de ambas actitudes marcó, marca y sigue marcando un hito en nuestra historia.

Durante el medio siglo de terrorismo etarra se produjo una actitud semejante, tanto por parte de la población -particularmente la vasca- lechalmente silenciosa, como por un PP/PSOE alocado por olvidar el pasado -incluídos los 300 asesinatos sin resolver- y volver al amor algarábico del nacionalismo.

Gran indicadores para nuestra des/vergüenza.

Ilustración de Raúl Arias [España, 1969] en El Mundo, 100416, para el texto ut infra.

.

La política basada en hechos reales

Arcadi Espada en El Mundo, 100416.

Mi liberada:

El economista José Luis Feito, al que tildarías de violento capitalista, ha escrito un buen papel sintético sobre la confluencia de los dos populismos españoles: el secesionista y el podémico. Entre sus mayores méritos está el de explicar cómo el populismo arruinaría España y cómo, en cierto modo, la ha arruinado ya:

“La intensidad diferencial de la crisis en España, en comparación con la mayoría de otros países de la Ocde obedece en buena parte a que antes de la crisis y en los primeros estadios de la misma se aplicaron medidas como las propuestas por los populistas. (…) Otro tanto se puede decir de las políticas aplicadas por los populistas independentistas en Cataluña, donde de una forma u otra gobiernan desde el primer tripartito, en 2003. Ya antes de la crisis, y con más intensidad desde la crisis, Cataluña ha registrado déficits públicos y aumentos de su deuda mucho más intensos que la media del resto de CCAA”.

El economista alude a los mecanismos de propagación de los populismos y cita la capacidad de dramatización de algunos de sus líderes. Pero a su empeño le faltan las líneas justas para que yo intervenga. ¡Bienaventurados los artículos que dejan sitio!

Mi amigo Alfonso Galindo, al que tú calificarías de liberal capital, me invitó este jueves a hablar en Murcia sobre el estado de la verdad. Es fama que la verdad me pone, pero además se trataba de una oportunidad interesante. El público estaba dominado por profesores de instituto dedicados a la Filosofía y solo hay un gremio más escéptico ante la verdad, y su carácter uno, grande y libre, que es el de los periodistas. Durante la conversación animé a los profesores a vencerse y a proveer a los adolescentes de herramientas básicas para la búsqueda de la verdad, fueran un pensamiento estadístico fuerte o el desentrañamiento de las mil falacias del discurso. Santiago Navajas, del que subrayarías su estética fascistizante, ¡fordiana! y que, a pesar de ser filósofo y escribir (de cine) en los periódicos, practica con la verdad, asintió y dijo: “Para eso ayudaría mucho que la Lógica volviera a los programas”.

En efecto: como sospecha cualquiera que examine la discusión pública en España, han eliminado la Lógica. Contrariamente a lo que sucede con las opiniones, por supuesto. Las opiniones ocupan el papel que ocupaba el mito en las sociedades preilustradas. Y con idéntica eficacia. Lo único que lamenté del agradable mediodía de Murcia es no haberles puesto a los profesores esta cancioncilla Opinión de mierda que, como dice José Pardina, al que tú llamarías despiadado racionalista, es ya el himno de las redes sociales. Escucha a ‘Los Punsetes’, liberada, y no olvides los tercios finales: “La gente está buscando en internet tu opinión de mierda / Todo el mundo quiere conocer tu opinión de mierda / Estás en tu derecho de brindarnos una mierda de opinión”.

Las tesis del economista Feito y el estado de la verdad en Murcia toman tierra en la ampliación de programa de la ficcionalización informativa. Los cercados donde hasta ahora el periodismo dejaba la ficción suelta eran el amor, el crimen y el deporte. ‘Hola’, ‘El Caso’ y ‘Marca’, por decirlo al modo clásico. No voy a negar las influencias lamentables sobre la psicología colectiva de estas libertades impropias que se ha tomado el periodismo. Pero esas influencias empalidecen ante el último recién llegado a la ficcionalización. La política, naturalmente. La política ha pasado a formar parte destacada de ese género letal “basado en hechos reales”. Contra cualquier previsión, ha alcanzado cuotas de share impensables. El precio ha sido la verdad.

En un punto de su papel se asombra el economista Feito de la credulidad de los catalanes: “Les han convencido de que con la independencia tendrían una renta mayor de la que tienen ahora y que, por lo tanto, dispondrían de los ingresos que ahora les quitan [los españoles] más los ingresos adicionales de esa mayor renta, con lo que podrían alcanzar un gasto superior al que ahora efectúan la Generalitat y la Administración Central española en dicho territorio”. A la credulidad catalana podría añadirse la de los millones de votantes del partido Podemos, cuyo adoctrinamiento en la ficción ha requerido de los medios un compromiso intenso, manifestado a veces de forma paradójica.

George Lakoff, en una entrada de su blog dedicada a las razones del éxito de Donald Trump, recordaba la tesis central de su elefante: “Cuanto más se discuten las opiniones de Trump en los medios de comunicación, más se activan y más sólidamente se incrustan tanto en la mente de los conservadores incondicionales como en la de los progresistas moderados. Eso ocurre incluso cuando atacas las opiniones de Trump. El motivo es que la negación de un marco activa ese marco, como señalé en el libro ¡No pienses en un elefante! Ataques o apoyes a Trump, estás ayudando a Trump”. En el caso de los populismos la dictadura del marco se apoya en el poderosísimo aliado de la ficción. Una ficción no puede refutarse. Ni tampoco nadie pide cuentas de su veracidad a una ficción. Y ni siquiera es descartable que una parte de los que apoyan al populismo sean perfecta, frívola y cínicamente conscientes de que apoyan una ficción entretenida y devastadora.

Nuestro economista manifiesta, por último, un cierto optimismo cuando cree descubrir la estrategia de los dirigentes populistas respecto de las élites españolas. Cita a un Tkachov, maestro de Lenin: “El primer paso de la revolución ha de ser eliminar las élites [la casta], tarea que se ha de encomendar a la élite [casta] revolucionaria”. No es precisa semejante tarea de demolición. La élite española (y no solo la española) está ‘offshore’, a veces hasta literalmente en Panamá. La posibilidad de que participe en la protección de la verdad es remota: la élite ‘offshore’ está perfectamente ‘onshare’, sometida a los beneficios de la ficción en la cuota de pantalla. De ahí que, para tu escándalo de orwelliana primaria y sabiendo yo que la verdad es un bien público de lo más precioso, crea que el sistema público no debe desentenderse de su protección. Y sí, tal vez con rango ministerial.

Pero tú sigue ciega tu camino.

A.

Federico Jiménez Losantos. Foto: Dani Pozo. Vía El Español, 100416, para el texto.

.

Jiménez Losantos: “El 11-M fue la venganza de Marruecos por lo de Perejil y las cloacas lo taparon”

“Las cloacas del Estado taparon la intervención marroquí porque íbamos a una guerra” / “Hay motivos para ilegalizar Podemos, una organización patrocinada por el extranjero para traer una dictadura” / “El único Gobierno posible es una coalición PP, PSOE y Ciudadanos sin Mariano”.

Mariano Gasparet en El Español, 100416.

Federico Jiménez Losantos (Orihuela del Tremedal, 1951) es periodista, radiopredicador comprometido con la derecha liberal, memoralista inagotable, polémico ensayista y muy buen poeta (Poesía perdida 1969-1999, Pre-Textos). En realidad no necesita presentación porque lleva décadas cogiendo a su audiencia de las solapas. Su vehemencia, su sarcasmo y su envidiable cultura le han procurado odios africanos y alguna que otra tarjeta roja. Ahora lo pueden escuchar de lunes a viernes en esRadio desde las 6 de la mañana. Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con sus opiniones y puede gustar o desagradar su estilo, pero acercarse a él sin prejuicios produce una admirable curiosidad.

Recibe a EL ESPAÑOL en su despacho, es un hombre amable y muy rápido. Mantiene que hay motivos para aplicarle la Ley de Partidos a Podemos; que Rajoy se valió de Antena 3 y La Sexta para promocionar a la extrema izquierda en las televisiones y colocar a los votantes en la disyuntiva de “o yo o el caos”, y advierte de que si el partido de Pablo Iglesias e IU van juntos a elecciones “España no estará lejos de caer en una República cantonal”.

También cree que la masacre del 11-M “fue perpetrada por los servicios secretos marroquíes en venganza por la reconquista del peñón de Perejil, y que las cloacas del Estado español hicieron lo posible por ocultar las pruebas que conducían a la pista marroquí porque nos hubiera llevado a una guerra”.

Parece que le molesta tanto que Podemos haya podido ser financiado por el chavismo como que Interior haya filtrado el asunto por intereses políticos.

Podemos tiene derecho a intentar subvertir el orden constitucional para instaurar una dictadura bolivariana, también a recibir fondos de esa narcodictadura para llevar a cabo ese proyecto. Lo que no entiendo es que la Fiscalía no lo persiga y que Ciudadanos y PSOE se sentaran con ellos.

¿Pero qué base legal hay para perseguirles?

Lo que sabemos es que Irán, que es una dictadura terrorista, ha estado pagando La Tuerka durante años. Y que Venezuela también les ha pagado más de siete millones de dólares. Si no ha ido a parar a Podemos pues se lo habrán quedado ellos. ¿Errejón, Monedero, Iglesias, Bescansa, Vestrynge y Alegre han declarado ese dinero?

Soraya Sáenz de Santamaría dijo que Hacienda lo va a investigar

Soraya es más falsa que un euro de plástico. El CNI tenía estos datos hace tiempo. ¿Cómo esto no ha pasado por ningún juzgado? Esto es como lo de las marcas de ETA. La democracia no puede tolerar a unos partidos que quieren subvertir el orden legal para acabar con la democracia.

¿Comparar ETA y Podemos no es un poco duro?

¡Lo de Podemos es más grave! Se dice que Podemos son cuatro perroflautas, pero es mentira. Son comunistas y agitadores profesionales que han pasado de llevarle el botijo a Llamazares a estar en las instituciones. Aprovecharon muy bien toda la confusión del 15-M para, con la protección de Rubalcaba y de algunas televisiones bobas como Intereconomía, colocar a uno que se fue haciendo famoso. Ahora sabemos que detrás de Podemos está el régimen de Venezuela; y que Monedero tenía un despacho al lado del de un etarra en el Palacio de Miraflores; y que en La Tuerca TV, financiada por Irán, decían que la democracia viene de la guillotina…

…Son un grupo de revolucionarios profesionales pagados por Venezuela y por el régimen de los Kirchner más la conexión iraní. Es decir, esto ya no es un partido de cuatro perroflautas más o menos totalitarios. Esto es una organización dirigida por el extranjero, patrocinada por el extranjero para subvertir el orden democrático español y favorecer la creación de una dictadura en España. Nadie ha tenido nunca tantos cómplices en los medios de comunicación como Podemos.

¿Hay base para ilegalizar a Podemos?

Si en Francia aparece en Le Figaro que Marine Le Pen está financiada, ella o el Frente Nacional, por Hugo Chávez, para subvertir el orden constitucional en Francia: ¿Manuel Valls no iría a la Asamblea para ilegalizar el Frente Nacional? ¿No ocurriría lo mismo en Reino Unido y Alemania si allí se descubriera algo parecido? ¡Y aquí PSOE y Ciudadanos se han sentado con ellos y la Fiscalía no actúa!

¿Cree que Podemos recibe un trato especial?

El PP protege a Podemos porque le conviene. Y el PSOE ha perdido la chaveta y está en manos de un líder que no entiende nada. España no es un país comunista, pero tiene una clase política que es una porquería y una clase periodística que es mucho peor.

¿La clase periodística?

La clase periodística es peor que la política. La clase política moderna vive de los medios de comunicación, de lo que aparece en los medios. En ese sentido, los medios tenemos una enorme responsabilidad. Aquí hay un problema estructural. ¿España quiere ser una democracia parlamentaria o quiere entrar en una aventura en la que el separatismo, los grupos terroristas sin arrepentir o los grupos políticos financiados por dictaduras como Venezuela o Irán deben ser aceptados sin más? ¿Podemos es lo mismo que Ciudadanos? ¿Bildu es lo mismo que el PSE? ¡Pues de ninguna manera! ¡Es que unos celebraban que a otros los mataban! Y en España estamos olvidando muy rápido lecciones básicas de democracia, como que no se puede confiar en quienes son antidemócratas.

o PSOE y Ciudadanos sí lograron un acuerdo.

Eso sí fue un acuerdo, pero con Podemos no puede haberlo. Pero el único Gobierno posible es un Gobierno PP, PSOE y Ciudadanos, y ojalá fuera sin Mariano [Rajoy], para afrontar las reformas que necesita España.

¿Cuáles son estas reformas?

Básicamente garantizar la independencia del poder judicial para acabar con la corrupción de los partidos y de las instituciones, y modificar la ley electoral porque en 40 años España ha pasado de ser un país semirrural a ser un país urbano. No es tan difícil y, en dos años, se podría hacer. También hay que aclarar cuáles son las atribuciones del Estado y cuáles de las Comunidades Autónomas. Lo que no puede ser es que España esté siempre rehaciéndose y que con el dinero de todos estemos financiando el separatismo.

¿Y eso tiene arreglo?

Creo que no. Como dice Pedro J., el problema es que aquí hay dos personas, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, que quieren ser presidentes del Gobierno y ninguno puede. La situación piramidal de los partidos políticos españoles y el elemento extravagante que supone Podemos nos conducen a un periodo de inestabilidad largo. Hay dos bloques de centro derecha -PP y Ciudadanos-, uno de centro izquierda -PSOE-, y luego están los nacionalistas, unos conservadores y los otros ligados a Podemos, aunque todos quieren lo mismo ahora.

Es decir, que no hay arreglo posible

Bastaría la voluntad de los tres partidos que representan la Constitución, PP, PSOE y Ciudadanos, para empezar a desarrollar las reformas que necesita España y que pide la opinión pública. No es tan difícil. En realidad España está menos corrompida que otros países europeos. En Cataluña ha habido una gran corrupción por la cleptocracia de los Pujol. En Andalucía se socializó la corrupción, una cosa muy del PSOE: muchos robaron poco pero la suma es enorme. Y en Madrid y en la Comunidad Valenciana la sensación de impunidad y de poder absoluto llevó a muchos del PP a robar, aunque comparado con lo de Andalucía es una minucia. En la boda de Ana Aznar se vio que aquello empezaba a corromperse.

¿Qué es lo que falla entonces?

El problema es que ha prescindido de los recursos de limpieza propios de las democracias, y que el régimen político se han corrompido de forma acelerada por el empeño de negar la corrupción. La mayoría de los españoles y de los partidos están de acuerdo en lo básico, en las reformas básicas, aquí no se piden imposibles, no se pide crecer como Alemania o tener la Universidades de EEUU, sino asear esto un poco. Esas reformas básicas para devolver a la vida civil cierta autonomía, que haya independencia de la Justicia, que la Fiscalía no ataque cuando se descubre una corrupción, como atacó a Esteban Urreiztieta y a Eduardo Inda cuando publicaron lo de los Pujol hace dos años y les acusaron de lesionar el honor de la familia, ¡el honor de los Prizzi!

¿A qué atribuye la degradación de la vida pública?

Empezó con Zapatero en la izquierda y se ha consolidado con Rajoy en la derecha, pero no sería tan difícil solucionarlo.

¿Quién o quiénes impiden?

Básicamente Rajoy y Sánchez, porque son jefes creados a partir de cúpulas heredadas, una en tiempos de Aznar y otra en tiempos de González. El problema es que en el PP y el PSOE el que hace las listas manda. En privado los suyos cuentan atrocidades de Rajoy, de Soraya, de Cospedal, de Sánchez… pero nadie dice nada en público porque sus puestos dependen de ellos. La ley electoral y la estructura piramidal de los partidos son criminales para las libertades. Si Mariano saca un mal resultado y se va, el que venga o la que venga en el PP puede abrir ese camino. Es que la mayoría de los votantes de PP y PSOE no quieren avergonzarse de ir a votar.

¿En este conjunto de tapones y colapsos que responsabilidad achaca a los periodistas?

El sesgo izquierdista de las redacciones de los periódicos es tradicional. En España hay una tradición de supremacía moral de la izquierda y muchos periodistas se creen en el deber moral de salvar al mundo, y de que hay que engañar un poco a la gente y contarle la verdad conveniente por su bien: esto es una patología del periodismo…

…Es la dictadura de lo políticamente correcto, en la que si eres de izquierdas prosperas y si eres de la derecha liberal estás jodido. Ahora lo correcto es Podemos, mañana quizá lo sea Ciudadanos, y hasta no hace mucho lo fue el PSOE. Recordemos aquello de los artistas, alguno panameño, diciendo que había que defender la alegría. ¿Pero qué alegría? ¿Los cinco millones de parados? Es todo un autoembuste satisfactorio que no mejora el periodismo: por eso después de los políticos la profesión más desprestigiada es la de periodista.

.

.

¿Esta construcción de la superioridad moral de la izquierda cómo surge?

En tiempos de Felipe González iba asociada a la chulería de la socialdemocracia, pero ahora no: ahora existe una tentación totalitaria. Claro, es que hablar de subir o bajar impuestos es muy aburrido, entonces se inventan que hay que hablar de que en España los niños se mueren de hambre. Mire usted, en España hace más de 50 años que ningún niño muere de hambre. Carmena dice que si el hambre de los niños en Madrid, cuando el problema es la obesidad infantil. Se inventan problemas para ofrecerse como solución, y muchos periodistas se sienten importantes ofreciendo porciones diarias del Apocalipsis…

…Es que la vida cotidiana en las democracias es relativamente aburrida, pero tenemos una sociedad tan politizada en la que los gobiernos mandan tanto que, claro, los periodistas nos lo hemos creído. Nuestra obligación sería controlar el poder y no controlar a la sociedad en favor de un poder.

Esta politización se ve en las redes.

De la evolución del PP me fascina que ahora tengan tantos trolls como Podemos. Yo creo que son los mismos. En el PSOE y Ciudadanos son más tranquilos, pero en el PP y en Podemos… Parece que Soraya ha subcontratado a los trolls de Pablo Iglesias. ¡Es que internet es una basura, ahora no se pueden leer los comentarios!

¿En Maíllo, Casado, Levy y Maroto no ve ganas de regeneración?

Nada, al contrario. Son las Nuevas Degeneraciones. Ana Botella dijo una cosa buena: que no debería entrar en política alguien que nunca hubiera pagado a otros la Seguridad Social. Son gente que siempre han estado en política. Pintan tan poco que Rajoy no sabe ni como se llaman.

En ‘Los años perdidos de Mariano Rajoy’ es usted muy duro con el presidente, pero él se mantiene en las encuestas.

Yo he escrito más libros contra Felipe González y ganó cuatro veces las elecciones, tres con mayoría absoluta. A mí me da igual lo que diga la gente, yo defiendo mi opinión y si hay gente que coincide conmigo pues muy bien. Los alemanes votaron a Hitler; los venezolanos creyeron que Hugo Chávez era la solución y ahora no tienen pollo en los supermercados; en Cuba unos católicos de izquierdas fueron a echar a Batista y llevan 60 años. Yo tengo la responsabilidad de defender mi libertad y si me echan de un medio pues monto otro…

…Que la gente vota a Mariano, pues muy bien. Peor sería que votaran a Podemos, aunque creo que mucha gente que vota a Mariano votaría a otro encantado: por ejemplo a Feijóo. Lo que votan es lo que representa el PP: cierta seguridad económica, cierta idea de España y, bueno, si está mal pues peor es que venga un Frente Popular.

Por eso dice que el PP ha ayudado a Podemos.

Claro, el PSOE sería la alternativa lógica, razonable, pero ha desaparecido. El duopolio televisivo lo creó Zapatero pero quebró: quebró La Sexta y quebró Cuatro, y tenían que haber cerrado, y quiebra Prisa. ¿Y quien salva todo eso? Pues lo salvan Mariano Rajoy y Soraya a cambio de protegerles a ellos. Y al partido que le den. Ya dije hace años que Mariano Rajoy quería liquidar el PP para que la única alternativa a la revolución fuera él, que no tuviéramos más remedio que votarle a él.

¿Y es donde estamos ahora?

Es donde estamos. La derecha ha desaparecido. ¿Alguien me puede decir qué programa defiende el PP? No hay ni una sola idea. Aznar ganó porque creó una alternativa al socialismo: menos impuestos, defensa de la nación, lucha contra el terrorismo y lucha contra el separatismo. Y en política exterior defensa del atlantismo, nada de neutralidad, amigos de EEUU que es lo que nos conviene para frenar al moro, a Marruecos, que siempre es el peligro. Aznar te podía gustar o no, pero sabías qué quería hacer. Con Felipe, más o menos sabías por dónde iba a ir, luego te podías fiar o no: en el País Vasco sí, pero en Cataluña no.

Aznar también pasteleó con Jordi Pujol.

Sí, pero la política económica y la política antiterrorista las mantuvo. La gran tragedia de Aznar es que no democratizó el PP. Él quería un partido como el PSOE y, por desgracia, ahora el PP va a acabar como el PSOE. El dedazo de Aznar consiguió lo que era su sueño, la fantasía de un autócrata. Aznar quería hacer de la derecha una organización leninista como la que creó Alfonso Guerra en el PSOE. Miguel Boyer me dijo: “Han convertido el partido en un cuartel”. Y la derecha siempre quiso tener una disciplina como la del PSOE.

¿Y ahora la tienen?

Ahora la tienen y tienen todas las televisiones. El duopolio, al que salva mediante una prevaricación descarada, como fue la absorción La Sexta por A3, que es la mano de obra básica de Podemos para legitimarse; más la Cuatro, que compite con La Sexta, que salva también para salvar a [Juan Luis] Cebrián; más Prisa, que tenía que haber quebrado porque debe 3.200 millones y que lo salva Soraya llamando al IBEX para que los acreedores se conviertan en accionistas: un milagro del capitalismo que sólo han conseguido Putin y Soraya. Pero todo esto ¿de qué le ha servido al PP? Sobre todo para tener a Podemos.

¿Cómo lo hizo?

Llevando a la extrema izquierda a la televisión a través del duopolio, cuando nunca habían estado en la televisión. La gente por miedo vota al PP, pero no tiene argumentos para hacerlo.

¿Otras elecciones servirán para solucionar el actual bloqueo?

No lo sé porque basta que se mueva el 5% del electorado para que pueda ganar el Frente Popular.

¿Cree que Izquierda Unida irá con Podemos?

Ya lo veremos porque Iglesias y Garzón se odian. Si van juntos pueden ser el partido más votado de izquierdas e incluso ganar las elecciones. Son casi un millón de votos más, puede que Mariano no aguante y a Rivera se le dan muy mal las campañas largas porque se aburre. En una campaña de tres meses pueden pasar muchas cosas, que aquí hemos vivido el 11-M. Y en la propaganda quien tiene la sartén por el mango Podemos.

.

.

La autoría del 11-M

¿Cuál es su hipótesis sobre la autoría del 11-M?

No sé quién lo hizo, pero sé que PP y PSOE impidieron que se investigara. Yo creo que fueron los servicios secretos marroquíes con la colaboración de las cloacas del Estado en España. Es decir, unos volaron los trenes y los otros taparon las pruebas.

ETA en esa conjunción no está.

Puede pero como señuelo. ETA había intentado volar Chamartín en Navidad. Llevaba un año sin poder matar a nadie y sabía que un triunfo del PP sería su perdición, así que el Gobierno temía que hicieran algo a la desesperada. Creo que lo que podía haber sido un pequeño atentado de ETA o un atentado ficticio se convirtió en un masacre por la intervención de los servicios secretos marroquíes. ¿Volar cuatro trenes simultáneos? ¡Pero si los yihadistas que cogieron eran de pega!

¿Los servicios secretos marroquíes con los servicios secretos españoles?

Creo que los servicios secretos españoles lo que hicieron fue tapar lo marroquí porque nos llevaba a la guerra. Yo creo que fue una venganza por lo de Perejil, un vez que había llegado el nuevo sultán. Los servicios secretos marroquíes aprovecharon algo que ya había en marcha y perpetraron una masacre. Luego PP y PSOE dijeron que de esto no había que hablar. Para lo que sirvió el 11-M fue para torcerle el brazo a la opinión pública, para hacerle comulgar con ruedas de molino, como en el referéndum de la OTAN. Y la cobardía del PP fue terrible porque el PSOE aún tenía algo que ganar.

¿Que valoración le mereció la reacción de la sociedad?

Hubo una gran maniobra de agit prop y la sociedad culpó a Aznar cuando ni siquiera se presentaba. Vivimos en una sociedad muy banal que no se toma en serio ni a sus muertos. ¡Pero si en Bélgica no han sido capaces de cambiar la ley que impide detener a terroristas a partir de las 12 de la noche! Que si Je suis Charlie, Je suis París, Je suis Bélgica... ¡tú eres gilipollas! Un sociedad que banaliza de ese modo, en la que lo que importa es manifestar lo bueno que es uno, es que está muy mal.

.

.

Volviendo a la situación política ¿Después del portazo de Podemos cuál es la mejor alternativa para España?

Una coalición de centro derecha porque Ciudadanos y PSOE se han desacreditado. Hemos visto que este PSOE ha sido un invento de Albert Rivera. Por eso Sánchez ha insistido en querer pactar con Podemos en lugar de ofrecerle a diario al PP lo que sea para gobernar juntos si se va Mariano. Y en una campaña tan larga, como Ciudadanos empiece a hacer tontadas, con la capacidad de propaganda que tiene Podemos, si además va con IU, es que pueden ganar las elecciones o tener capacidad de formar gobierno con los nacionalistas. No estamos lejos del caos, o mejor dicho del peligro totalitario, de entrar en una República cantonal con referendos en País Vasco, Galicia, Navarra, Cataluña, Valencia y Canarias.

¿Qué se puede hacer frente a esto?

Aclarar la situación política. Nadie quiere la ruptura de España excepto los separatistas, que son pocos. El problema es que los separatistas se apoyan en la extrema izquierda, que ha cogido una fuerza enorme por la descomposición del PSOE, que ha perdido 4,5 millones de votos. Y esa traslación no responde a un cambio de mentalidad, sino a un hastío hacia una opción de Gobierno.

¿Devolvería competencias al Estado?

Todas. El Estado tiene que tener sanidad, educación, defensa, policía y unidad judicial. Los poderes básicos del Estado: defender la vida, la hacienda y los derechos civiles. Sanidad y educación universales como derechos básicos para que un español pueda vivir donde le dé la gana sin ser preterido o machacado como pasa en Cataluña.

¿Defiende la educación pública?

Por supuesto, yo me eduqué en la escuela pública.

¿Todas estas reformas se pueden llevar a cabo?

No porque los partidos políticos son muy cobardes. Aunque creo que con la independencia del poder judicial y media docena de jueces decentes se podría empezar.

¿Sigue operando la dialéctica de vencedores y vencidos de la Guerra Civil?

No, aunque hay quien mantiene esa dialéctica para intentar legitimar su superioridad moral. Fíjate que ahora quieren llamar al Valle de los caídos el Valle de la paz, o la Pedroche diciendo que los votantes del PP le caen mal porque llevan perlas: pues no sé quien va a ir entonces al restaurante de su marido [Diverso], ¿los sindicalistas de Mercasevilla?

¿No opone la derecha a la superioridad moral de la izquierda una especie de superioridad intelectual: “es que yo sé gestionar”?

Esa es la superioridad de los burócratas, como pasa con Mariano Rakjoy, de los técnicos que se creen que lo saben todo.

¿Deberíamos los medios no alimentar determinados debates por frívolos?

Es que yo creo que hay debates que no son frívolos, que son siniestros. Es que quitarle una calle a Miguel Mihura es muy serio aunque el PP se lo prefiera tomar a broma por falta de valentía. Es grave que esas cosas se acepten como normales. Aquí va un tipo con una camiseta del Che Guevara y no pasa nada, pero si va con una de Hitler… ¡Pero si el comunismo mató a 100 millones de personas y ahí sigue, mientras el nazismo mató a 40 y acabó en diez años!

¿Qué le parece el papel del rey en toda esta crisis?

Su papel según la Constitución es muy discutible. Este rey es muy hormiguita y se lo toma en serio, al contrario que su padre, que lo improvisaba todo. Y claro, es delicado porque si interviene en favor de uno perjudica a otro. ¡Si hasta hubo un editorial de La Razón contra el rey por haberle pedido a Sánchez que lo intentara después de que Rajoy dijera dos veces que no! Esto se puede reproducir y el rey no puede tirar mucho de la cuerda.

¿Con este rey tiene futuro la Monarquía?

Como la República tiene pasado pues la Monarquía tiene futuro. La República es un régimen racional en las democracias, pero las monarquías parlamentarias funcionan muy bien habrá que atenerse a los resultados. Creo que tenemos un rey decente y la prueba está en que su padre cerró la cuenta en Panamá el día que abdicó.

¿La cuenta a nombre de Pilar de Borbón?

Yo creo que esa cuenta es de Campechano, y la prueba no es cuándo se cierra, lo cual habla bien del nuevo rey, sino cuándo se abre: cuando tomó posesión como jefe de Estado. Hemos tenido mucha suerte con este rey, si no se tuerce la cosa con la historia de López Madrid.

¿El ‘compiyogui’ de doña Letizia? ¿Hemos tenido suerte con la reina?

La reina es reina consorte y si mañana el rey se separa pues seguirá siendo rey. En dos siglos y medio no hemos tenido un Borbón fiel. Desde Carlos III.

¿Qué le parece el nuevo periodismo?

Hay periodismo bueno y malo. Gente que escribe bien y gente que escribe mal, gente que ha leído y gente que intenta disimular que no ha leído con muchos tuits, muchos Facebook, muchos Instagram y mucho meme. El problema del periodismo es que se ha abonado al emoticono y tiende a la intrascendencia.

El modo que tiene usted de hacer periodismo, esto de coger a la gente por la solapa bien temprano, ¿no le ha traído problemas?

Todos, todos, ya lo cuento en mi libro El linchamiento. Después de Pedro J. soy la persona que más campañas ha sufrido, pero no voy a pedir permiso para decir lo que me dé la gana.

Pero tiene que ir con guardaespaldas.

Es que hay gente muy mala. A mí me secuestraron a los 29 años, me pegaron un tiro en la pierna y me dejaron atado a un árbol. Vivo de milagro. Hay que tener seguridad física para soltar el trapo.

¿Cuándo fue la primera vez que le llamaron facha?

Hace muchos años, estaba en el PSUC y me opuse al nacionalismo. La clave de todo está en que el nacionalismo ha conformado la izquierda por culpa de Vázquez Montalbán y toda esa gente. Yo dije, pero bueno, vamos a defender a la clase trabajadora, a los inmigrante que vienen en el transmiseriano, pero no, ellos quería defender a la burguesía catalana, a los Pujol.

••

•••

 

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios