. EQM_270716

.

En pudiendo defraudar

Cuando a un distinguido mochilero podemita nacionalizado español -nada menos que Secretario de… Organización del partido del coletas!- le pillan con la corrupción colgada de su propia oreja, no es raro que reaccione predicando que él es sólo un ejemplo forzado de esa otra corrupción generalizada que se extiende a lo largo y ancho del ‘servicio doméstico‘, atenazando a los empleados por su necesidad y complaciendo a los pudientes por su desvergüenza.

Pablo Echenique se encuentra, qué duda cabe, entre éstos últimos. En su desfachatez ha encontrado una barrera infranqueable:

¿Es justificable apelar a la economía sumergida? Si uno está en una buena situación económica, no”

Se abre un “debate muy interesante sobre la ley de dependencia” alega para despistar el muchacho cuarentón. Y tanto! Sobre todo si se trata de incumplir la legislación laboral y de la Seguridad Social por parte del empresario Echenique, que durante más de un año nunca encontró el momento oportuno para respetar el principio de legalidad para con un trabajador -autónomo o no- a quien con tanta vocación política dice representar.

“Como cualquier familia de esos millones de familias que participan de la economía sumergida, cuando yo pago un asistente sabiendo que él no está al corriente de sus obligaciones con la Seguridad Social, yo sé que no estoy haciendo las cosas bien, de la misma manera que millones de familias ante las pocas alternativas que hay para hacer las cosas de otra manera. Todo el mundo sabe que no está haciendo algo bien. Yo también lo sabía”.

Observen la argucia: se presenta como una aguja en un pajar. Pero la diferencia con esos millones es que él además de deber, podía, puede y ahora es el segundo de a bordo de Podemos. Sí tenia alternativa. Cumplir. Y contrata ‘en negro‘ a un trabajador y no precisamente como temporero. Que no quepa duda: no dimitirá de su cargo porque él lo vale; está exento de esas obligaciones que afectan exclusivamente a la casta predecesora.

La estafa a dúo también lo es, aunque apenas se comente, para con Hacienda -esa que somos todos- y, por tanto, para con esos millones de empresarios y trabajadores -autónomos o no-, ciudadados, que cumplen con sus obligaciones fiscales y con las otras.

Me parece a mi que este movimiento ‘revolucionario‘ va a quedar en una macabra broma del destino ‘plurinacional‘, llena de ejemplares meonas y defraudadores.

Vamos, pues, a organizarnos, si te parece, Echenique.

EQM

pd. El colmo de la sistémica corrupción es que pillen con el carrito de los helados a aquellos que dicen haber venido a darle la vuelta al calcetin de la indecencia.

Pablo Echenique se enfrenta a una multa de hasta 10.000 euros por tener a un asistente sin contrato ni Seguridad Social

El secretario de Organización de Podemos ha reconocido que, entre marzo de 2015 y el inicio de la campaña electoral del 26-J, empleó a un asistente personal de forma irregular. Culpa al sistema de que “la gente humilde” recurra a la economía sumergida.

El Confidencial Digital, 260716.

Según el propio Echenique, este trabajador acudía a su domicilio particular una hora al día para ayudarle en sus tareas personales. Por esta labor cobraba 300€ mensuales, que aceptó en pagarle en efectivo y sin contrato de por medio.

El líder de Podemos en Aragón se escuda en que fue el trabajador quien dejó de pagar su cotización como autónomo. Tras darle unos meses de margen para que “regularizara su situación”, decidió prescindir de sus servicios.

Frente a las críticas que está recibiendo por promover laeconomía sumergida, Echenique ha justificado sus actos en la mala situación financiera que atravesaba el trabajador: “Hay gente que no está en una buena situación y que tiene que tomar decisiones muy difíciles”.

Además, ha aprovechado la situación para atacar en lo que considera “una Ley de Dependencia insuficiente. No me atrevería a censurar a una familia que tiene a su cargo a una persona dependiente y llega muy difícilmente a fin de mes o que no puede pagar la hipoteca”.

Ha incurrido en dos faltas laborales

Según explican a El Confidencial Digital expertos laboralistas, el Real Decreto Legislativo 3/2000, que contiene la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, Pablo Echenique se enfrenta a:

— Una falta laboral grave por no comunicar el alta del trabajador a la Tesorería General de la Seguridad Social antes de que éste comenzara a trabajar. Se contempla una multa de entre 3.126 y 10.000 euros. En este caso, al tratarse de un único trabajador, la cuantía será más próxima al mínimo.

— Una falta laboral muy grave por no cotizar a la Seguridad Social por él, lo que implica en primer lugar ingresar las cuotas defraudadas con un sobrecargo del 35%. En el caso de Echenique, casi 2.000 euros. Además, deberá pagar una multa de entre 1.470 y 2.205 euros.

••

•••

 

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios