.

eqm_160916_2.

Menor y capacidad de obrar

Por las dudas: Es bien conocido que un menor de edad es aquella persona que, por razón de su edad biológica, en España hasta los 18 años, no tiene todavía plena capacidad de obrar o capacidad de ejercicio, que, en Derecho, consiste en la cualidad jurídica de la persona que determina la eficacia de los actos realizados por ella según su estado civil, es decir, la posibilidad que tiene cada persona de actuar en la vida conforme a dicho estado.

Durante la minoría de edad, son los padres lo que ejercen la patria potestad o responsabilidad parental, ejerciendo su representación legal, la capacidad de obrar que a su respectiva edad el menor no tenga y también las responsabilidades inherentes a su conducta.

Según nuestro Código Civil,

Artículo 154

Los hijos no emancipados están bajo la patria potestad de los progenitores. La patria potestad, como responsabilidad parental, se ejercerá siempre en interés de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a sus derechos, su integridad física y mental.

Esta función comprende los siguientes deberes y facultades: 1.º Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral. 2.º Representarlos y administrar sus bienes.

Si los hijos tuvieren suficiente madurez deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten.

Los progenitores podrán, en el ejercicio de su función, recabar el auxilio de la autoridad.

Artículo 162

Los padres que ostenten la patria potestad tienen la representación legal de sus hijos menores no emancipados.

Se exceptúan: 1.º Los actos relativos a los derechos de la personalidad que el hijo, de acuerdo con su madurez, pueda ejercitar por sí mismo. […]. No obstante, los responsables parentales intervendrán en estos casos en virtud de sus deberes de cuidado y asistencia.

En resumen: los padres tienen el derecho y la obligación de representarles, velar por ellos, alimentarles, educarles y procurarles formación. Y que los ‘derechos de la personalidad’ se refieren exclusivamente a aquellos pertenecientes a la esfera íntima o psicológica del menor, que, en mi opinión, nada tienen que ver con el asunto de que se trata.

No olvidemos, por otra parte, que ya en Las Partidas se prohibía al hijo demandar “sin mandato de su padre” sin que ello quiera decir, como indica la jurisprudencia, que los los padres pueden llegar a anonadar la personalidad de éstos durante su minoría de edad.

Dicho esto, les cuento:

1. Un chaval de 14 años, estudiante disconforme con la reciente reinstauración de las reválidas en la enseñanza, decide protestar contra las mismas remitiendo una petición a la conocida y afamada web de peticiones Change.org, que titula ‘Ministerio de Educación: ¡No a las reválidas de la ESO y Bachillerato!‘, dejando claro que el peticionario firmante es estudiante de 3º de la ESO.

2. Nadie, tampoco los poderes públicos, pone ninguna pega a nadie a la hora de analizar si un chaval de 14 años y, por tanto, sujeto a la patria potestad de sus padres, puede publicar una petición dirigida a la Autoridad. La plataforma de peticiones indica en su portada que ‘cualquier persona puede iniciar una petición‘.

3. La carta petitoria [ver infra] es firmada en apoyo por 261.770 personas [02:10 del 160916; por el momento, pues], que comparten tal petición.

4. El 7 de sept. de 2016, el peticionario informa: — ¡Hola! Hoy vengo a informaros de que yo y junto a mis compañeras Ana Paula y Teresa vamos a hacer la entrega de 200.000 firmas el próximo miércoles día 14 de Septiembre de 2016 en el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ¡estad atentos a los medios!. De todas formas podéis seguir apoyando la petición ya que por ahora… ¡la lucha sigue!. Muchas gracias por tu atención. Atentamente, Isidoro, Teresa y Ana Paula.

5. El pasado miércoles y tal como había anunciado, el menor, se ha presentado en el Ministerio para hacer entrega de un total de 243.000 firmas para pedir la retirada del real decreto que regula las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato de la Lomce.

El ministro Íñigo Méndez de Vigo ha recibido a este alumno de 14 años en su despacho, donde –cuenta la prensa– han hablado sobre las pruebas. “He estado con Ana Paula y Teresa (dos compañeras) en el despacho del ministro unos 30 minutos. No hemos conseguido hacerle cambiar de opinión para que quite las reválidas“, ha afirmado este estudiante gaditano en declaraciones a Europa Press, al que le ha sorprendido que el titular de Educación quisiera hablar con ellos en persona.

Isidoro ha admitido que, aunque el ministro ha defendido estos exámenes finales de la Lomce, también se ha mostrado “abierto y simpático” con ellos. Eso sí, según este joven, les ha corregido: “Nos ha dicho que no se llaman ‘reválidas’ sino ‘evaluaciones externas‘”.

Hasta aquí puedo escribir.

Que cada cual saque sus propias conclusiones sobre cómo se administra en España la patria potestad, en particular por el propio Ministerio de Educación.

EQM

pd. Si leen la carta, a buen seguro que encuentran más motivos de reflexión respecto a las posturas de padres y profesores ante la reimplatación de pruebas evaluatorias.

Carta dirigida al Gobierno de España. Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, vía Change.org

.

Ministerio de Educación: ¡No a las reválidas de la ESO y Bachillerato!

Isidoro Martínez San Fernando, España

El pasado 29 de julio, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto para regular las reválidas que ya estaban recogidas en la LOMCE. Esto quiere decir que a los estudiantes ya no se nos va a exigir únicamente que aprobemos los cursos con buena nota (como es lógico que se no exija). Deberemos aprobar, además, dos reválidas: una al terminar la ESO y otra al terminar el Bachillerato.

Para que os hagáis una idea de lo que supone: a partir de 2018, si un alumno como yo aprueba los cuatro cursos de la ESO, incluso con buenas notas como es mi caso, no obtendrá el título de esta etapa educativa hasta no aprobar una reválida final, que constará de siete asignaturas. Si no se aprueba esta reválida, sólo podremos optar a hacer la Formación Profesional Básica, es decir, se nos cierran las puertas de la FP de grado medio y del Bachillerato.

Lo mismo ocurre en el Bachillerato. Aquellos que suspendamos la prueba al final de este ciclo, aunque hayamos aprobado los dos años de este ciclo, no podremos acceder a la Universidad.

¿Qué clase de sistema educativo es este en el que se nos valora y decide nuestro futuro únicamente en función de los resultados que obtengamos en un par de pruebas?

En un país como España, con una tasa de fracaso escolar superior al 20% (la más alta de la Unión Europea), lo que necesitamos es justo lo contrario a estas reválidas. Necesitamos sistemas que nos animen y estimulen a continuar con nuestros estudios, que premien el esfuerzo y la progresión a lo largo de los años, para no quedar expulsados del sistema educativo y del mercado laboral.

Nuestros profesores lo creen también así, como demuestra una reciente encuesta de la Universidad Autónoma de Madrid, e incluso he leído que el Consejo de Estado emitió un informe crítico con el sistema de reválidas, principalmente por la poca participación que hemos tenido los afectados en el proceso.

Por eso he iniciado esta petición junto a algunos compañeros y compañeras de 3º de la ESO (Ana Paula y Teresa). Queremos decirle al Ministro de Educación que no estamos de acuerdo con el nuevo sistema de reválidas, y le invitamos a que visite cualquier instituto de el país (si quiere, el nuestro mismo) y nos pregunte.

Firma esta petición para pedir la retirada de las reválidas de la ESO y Bachillerato, que limitan nuestras opciones de futuro >>

Esta petición será entregada a:

••

•••

 

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios