.

[Colaboración especial de El Xiquet de Columbretes].

.

Relato breve

.

No recordaba el motivo por el cual decidió abreviar la alimentación hasta acariciar la cota terminal. Pero delante del espejo sonreía de satisfacción viendo su esquelético paisaje: una reducción drástica de su pasado.

Trabajaba en una sección de reciclaje de placas de rayos X adjunta a la sección de radiología del hospital de su pequeña ciudad. Disfrutaba con su trabajo pero también seleccionando placas para sustituir a las cortinas, forrando con ellas los cristales de las ventanas de su apartamento. Le encantaba ver cráneos, vertebras, caderas, fémures…, brillar a través de la luz natural del día. Osario traslúcido.

Y lo que empezó como un sentimiento de interés puramente estético hacia esos cuerpos convertidos, por la radiación mágica, en la mínima expresión, acabó en una atracción sexual muy firme. Entes descarnados que excitaban diabólicamente.

Un mañana se cruzó en el vestíbulo con su nueva vecina que se lamentaba por haber olvidado la llave en el apartamento, imposibilitándole entrar. Al momento, se quedó cautivado: era la anoréxica diez, la más extrema que había conocido. Talmente un maravilloso esqueleto vivo. Una belleza de cuerpo y rostro con la que deseaba intimar lo antes posible. Por eso le resolvió el problema retrocediendo el resbalón de la cerradura con el borde de una de sus múltiples radiografías.

E ingresaron los dos por la puerta de la pasión. Fue un encuentro que se consumó, apresuradamente, en un chocar los cuerpos osteógenos. Donde los arrumacos, pulsaciones apenas audibles, dieron paso a los golpeteos violentos de unos armazones duros y compactos. Percusiones de calcio y fósforo. Osamentas con apenas una telilla externa como revestimiento de fortuna, que no pararon de consagrar su amor traslúcido.

Tal fue su obsesión con ella que la eligió para culminar su pertinaz fantasía: copular bajo el aparato de rayos X. Deleitarse, de esta forma, viendo en la pantalla del monitor sus excitantes esqueletos atareados en el amor hasta lograr las sacudidas de los gozos intensos. Por lo que, con gran secreto, eligió un armatoste arrinconado en los sótanos del hospital, dentro de un recinto mil veces condenado al olvido.

Y fueron tantos los placeres del amor conquistados sobre aquel ingenio abandonado, que resolvieron quedarse eternamente en el subsuelo.

.

Enrique Masip Segarra [2016]. © Todos los derechos reservados.

enriquemasipsegarra.wordpress.com
enmasecs@hotmail.com

.

mariposa-traslucidaMariposa translúcida. Greta oto o Greta morgane (Geyer, 1833), es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Nymphalidae de alas translúcidas. Es comúnmente llamada «mariposa de cristal» o «espejitos». Vía Wikipedia.

NOTAS.- Enlaces, corchetes, negritas [con perdón] e imágenes, son aportados por EQM.

Anuncios