.

eqm_190117_

Obama no respeta su cojera de pato y la UE le aplaude

En su última rueda de prensa en la Casa Blanca, Obama, en un lamentable proceso de transición de poderes y según contaba ayer El País, en vez de respetar su papel de ‘pato cojo’, en funciones, no ha dejado de acosar y acusar a su sucesor y tampoco de tomar medidas de última hora que debería haber dejado en manos de la Administración entrante, se ha permitido el lujo adicional de despedirse de la prensa con una serie de advertencias a su sucesor que no hacen sino acrecentar la sensación de que todavía no ha asumido la derrota de su partido ni aceptado su jubilación vitalicia a costa también de los que no le han votado.

Entre otras cosas, ha soltado esta lindeza:

En este país hay más gente buena que mala y existe un núcleo de decencia en este país

Ya se imaginarán vds quién es para él la gente buena y decente cómo considera mayoritaria a la primera si la decencia se concentra en un núcleo. Misterios de la demagogia.

Una de sus últimas actuaciones ha sido indultar a varias decenas de delincuentes, es decir, utilizar esa vía excepcional los Estados democráticos, a través de sus mandatarios, para condonar sentencias judiciales firmes y que en España la progresía no se cansa de gritar que se elimine… pero no se lo reprocha a su divino yanqui.

Está claro que Obama no piensa así tampoco en esa materia y como ejemplo de qué entiende como fundamentado al respecto, ha aplicado el indulto a la soldado transexual Chelsea Manning, responsable de la filtración a/de Wikileaks en 2011, de miles de documento secretos estadounidenses. Sensatez a raudales, como verán.

Mientras tanto, Trump, con formas manifiestamente favorables pero no peores que muchas de las que aquí conocemos -a manos de ZP, ZPedro o los mochileros-, ha despertado la aterrada estupefacción de los occidentales madantarios sistémicos, sobre todo europeos, con ideas como estas:

1.- La OTAN es un organismo obsoleto aunque muy importante para los EEUU, y sus aliados tendrán que pagar la cuota que les corresponde. [Si será obsoleta y poco fiable que Obama tuvo que convencer al arruinador ZP para que le autorizara un nuevo acuerdo con España para actualizar las bases andaluzas en defensa de la democracia…].
2.- La Merkel cometió un grave error abriendo las puertas al millón de inmigrantes bajo el calificativo de ‘refugiados’. [Así exactamente piensa media Europa y medial Alemania].
3.- La industria estadounidense que se deslocalice pagará un arancel para los productos que quiera vender en EEUU.
4.- China es mucho más enemigo potencial para EEUU que Rusia. [También porque es una dictadura orgullosa de serlo]
5.- Mis agencias de inteligencia se quejan de que Rusia nos espíe… y, al tiempo, filtra mis reuniones con ellas.
6.- El Reino Unido ha hecho bien cerrando las puertas a los ‘refugiados’ y a la inmigración descontrolada y renegociando su actual relación con la UE. [Así piensa, al menos, medio Reino Unido]os, medio Reino Unido]

En fin, se podrá estar en acuerdo o no, perono parece que se haya vuelto loco del todo…

Tampoco me muy difícil de entender que diga lo que piensa -él y millones detrás- ni me resulta espeluznante que lo diga como seguramente lo dirían sus votantes… . La progresía europea se ha tirado décadas aplaudiendo la demagogia formal, las foribundas formas antiyanquis, de Fidel… y aquí los votantes podemitas están encantados con la verdulería oral del Maduro.

No estaría de más que se pusiera de moda que la posverdad generalizada de los políticos europeos dejara paso a que cada cual dijera realmente lo que piensa, no mintiera, guardando las formas que aqui nos gusta respetar.

Aunque sólo fuera para preocuparnos menos por los EEUU y más por qué va a ser de nosotros si seguimos empeñados en construir una Unión Europea plagada de burócratas, tecnocracia y grupos económicos de presión, sin líderes elegidos por los europeos y pretendiendo liquidar el único bastión moral, cultural e ideológico que nos queda: la cristiandad y los Estados-Nación. Cualquier futuro confederal, que sería el deseable, necesita de tales mimbres.

EQM

Web española trumpista

El legado de Obama, ese falso Prometeo

Ese es el legado de Obama, otro ignorante socialdemócrata, vividor de lo público sin ningún logro antes de que le encumbrara el Establishment.

Luis Riestra en vozpópuli, 180117.

sa fue la conclusión a la que llegamos una vez pudimos evaluar lo que los programas económicos de Obama daban de sí, casi dos años después de haber ganado las elecciones. Así que hoy, mientras el aún presidente está ocupado con su mudanza y con la construcción de un muro en una de sus mansiones, la de Washington, que seguro que lo hace para que sus vecinos millonarios, blancos, anglosajones y protestantes no crucifiquen o degüellen a los refugiados sirios que piensa acoger en su casita, una idea que (no) tuvo después de (no) cerrar como prometió la prisión de Guantánamo, evaluaremos cual es el legado de este político, otro más que no ha sido contribuyente neto en su vida y a quien los americanos mantendrán, directa o indirectamente, for ever.

Por otro lado, en esta codiciada península entre el Atlántico y el Mediterráneo, cuyos vecinos quieren dividir en trocitos, llena de políticos antiamericanos que viven del cuento, con corrupciones y extrañas financiaciones foráneas, todo lo que ocurra en aquella república nos interesa y ofrece enseñanzas, pues prácticamente desde Roma no nos había ido mejor con otro imperio, fuera propio o extraño, cosa que demostramos en “La Odisea de Hispania“, que es uno más de esos trabajos míos que dejan fatal a los economistas del Establishment patrio cada vez que lo copian sin la debida atribución de autor. Pero antes de ver su gestión económica daremos un repaso rápido a una de sus funciones principales: la Política Exterior.

La Yihad de Obama

Así calificamos la gestión exterior de este político pro islámico, con los mismos patrones árabes de los Clinton (que cierran fundación por caída en las “donaciones”), todos enemigos de Rusia, cuya servidumbre y sumisa reverencia (inédita en un presidente) al rey saudí al poco de tomar de posesión hace pensar en corrupción, oscuros intereses o, como con otros supuestos progresistas y su programa de cambio demográfico, en la posibilidad de que estos laicistas según de qué sean en realidad musulmanes en el armariocon una agenda clerical oculta. Los resultados catastróficos de esa Yihad en el Mediterráneo e Iraq los conocemos perfectamente.

El otro error garrafal, sea por intereses inconfesables o por impericia, fue saltarse las máximas más sólidas del Gran Juego: evitar que Rusia se alíe con Turquía, Irán (Persia entonces), a la que le hizo el regalito nuclear, con China o la India, por no hablar del ejemplo sirio para los centroasiáticos. Hoy Rusia incluso lo ha conseguido con Filipinas e intenta normalizar sus relaciones con Japón y no había avanzado tanto desde que la “izquierda” casi saca a Australia de la estrategia defensiva anglosajona. Luego está el incumplimiento de los acuerdos sobre la Otan y la guerra en Ucrania, otro más de los muchos ejemplos del desastre de política exterior del novel-Nobel Obama.

La medida del hombre

Para evaluar su gestión económica conviene compararle con alguien que gobernara Estados Unidos en una situación sistémica semejante y, a tal efecto, usaremos el Ciclo Largo. En la siguiente gráfica tienen el Ciclo Kondratiev actual (1949-2016) ilustrado con las tasa de crecimiento anual del PIB nominal (línea azul) y PIB real (línea roja); la flecha verde es el impulso primario, al que sigue la recesión primaria que lleva al impulso secundario (flecha naranja). Cuando Obamatoma el cargo, el PIB nominal crecía a tasa negativas, algo que no ocurría desde 1938, un indicador claro de que estamos en una fase peculiar del ciclo largo, la deflacionaria. Podríamos utilizar otros ciclos anteriores y otros países pero eso requeriría un libro.

Una de las mayores diferencias sistémicas entre la presidencia de Obama y la de Roosevelt es que cuando este último tomó posesión, en marzo de 1933, encuentra una economía que había rebotado tras tocar fondo y entonces el país ya era plenamente consciente del problemón económico tras la caída del sistema. Cuando llega Obama, Bush había evitado ese colapso, primero entre 2001 y 2002, y luego en 2008, cuando ya estaba preparando planes de emergencia con Bernanke (especialista en la Gran Depresión, etc.) quien abrió un período excepcional en la historia de la Política Monetaria, que nos dio par un libro y cuyo legado analizamos en su momento.

Sortario, mediocre y mezquino

Suele evaluarse a Obama por la media de crecimiento económico real y la verdad es que es una métrica dura, pues, como decíamos, habría que ponerla en el contexto de la fase del ciclo largo en que gobernó, cosa que pueden ver en la siguiente gráfica. La media del PIB nominal es la línea punteada azul, la punteada roja es del PIB real y la amarilla es una línea en que, tradicionalmente, si se cruzaba, llevaba a una recesión.

Decimos que tuvo suerte porque cuando toma posesión (línea negra vertical en las gráficas) el abismo estaba claro y los estímulos estaban planificados, aunque agregó cosas de su cosecha que significaron más gasto improductivo que luego pondrían las cosas peor; que es mediocre pues el crecimiento es el inercial del sistema (crecimiento de población más productividad secular) y mezquino pues a él le hicieron un traspaso modélico, negociando con él los planes económicos de estímulo y la retirada de Iraq, mientras que ahora, que debe pasar el testigo, se comporta de forma miserable, siendo su última zancadilla el acuerdo de la ONU sobre Israel y la conferencia de Paris.

El resultado económico de sus fantasías y problemas de carácter han producido un bajo crecimiento del PIB real y nominal (gráfica anterior), generando un endeudamiento enorme que casi terminaría alcanzando el de Roosevelt, cosa que denunciamos en julio de 2011 en “El Síndrome de 1938“, cuando el Congreso, alarmado por la deriva fiscal de Obama toma cartas en el asunto; entonces comparamos sus políticas con las de Roosevelt, Clinton y Bush (se puede hacer, ver enlace), algo que no repetiremos hoy, claro.

Lo grave de todo aquello es que, anteriormente, en 2010, Obama reconoció públicamente la deflación, algo que me sorprendió (dado el negacionismo rampante), razón por la que escribimos “Obama, un falso Prometeo asume su deflación“, pero no actuó en consecuencia sino que la usó para meter miedo y justificar más despilfarro y su “reforma” sanitaria, con su expansión de gasto, en vez de aprovechar la deflación y hacer la Sanidad más insostenible (hoy más del 16,5% del PIB mientras en Canadá es 10%)

Efectos sociales

Al hacer suelo la Economía en los primeros nueve meses de 2009 (y de Obama), el paro hace techo (siguiente gráfica) y a partir de ahí crece el empleo según las condiciones y los “estímulos” impuestos, resultando una recuperación liderada por el empleo en educación y sanidad (lo vimos) con la industria digiriendo en duro ajuste (20%) de plantillas. Otro efecto adverso de la recuperación a lo Obama es que en el sector exterior se agravan los desequilibrios tradicionales (también lo vimos), que solo se atenúan por el alivio del fracking a las importaciones de petróleo.

Así que tras ocho años de “gestión” y aumentar la deuda en 9,3 billones (trillones allí, o casi nueve veces el PIB de España) de dólares, el PIB nominal solo aumentó 4,3 billones, resultando en una tasa de paro oficial del 5% y en que las personas que reciben ayudas a la alimentación (El SNAP, siguiente gráfica, eje izquierdo), crecieron en casi 15 millones, totalizando casi 45 millones en un país con 134 millones de “hogares”.

Por si fuera poco dicho empobrecimiento del americano medio, cuando el niño mimado de esta socialdemocracia en proceso de colapso se vaya, los ingresos fiscales estarán al borde de, o anunciando, la recesión. ¡Chúpate esa Trump! Yes we can! ¡Podemos!

Ese es el legado de Obama, otro ignorante socialdemócrata, vividor de lo público sin ningún logro antes de que le encumbrara el Establishment, que sin entender el Islam y el Cristianismo tiene la osadía de promover el primero y reprobar el segundo y que, tras empezar con todos los apoyos políticos necesarios y un diagnóstico correcto va, entre holganza, vagancia y más de 300 partidos de golf y deja la Pax Americana en serio peligro, tras fundirse un capital casi equivalente al que permitió a Roosevelt crearla, dejando un país más pobre y al fisco sin capacidad recaudatoria, y todo con una sonrisa y una posturita. ¿A que es un tío majo? A ver ahora cómo hace Trump, que promete una primera semana de infarto, para levantar eso.

Esos son los resultados de la gestión de Obama, un presidente que ayudó a nuestro país cuando lo necesitó tras la crisis dejada por Zapatero, nuestra calamidad local, y al que uno termina agradeciéndoselo con bastantes dudas.

••

•••

 

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios