.

eqm_240117_.

De la desvergüenza lingüística de Madrit

La noticia que hace 24 horas copaba el debate político en España era que Trump despreciaba y vejaba a los hispanos suprimiendo de la web de la Casa Blanca la versión en español. Cada vez está más claro que la campaña mediática española contra Trump esconde, oh sorpresa, tanto el odio a la derecha yanqui como que cada vez les cuesta más escribir algo de lo que mucho que ocurre aquí.

Y a ese carro se han subido esta clase política nuestra que si tuviera algo de vergüenza dimitiría en bloque. Hasta el mismísimo Ministro tecnócrata de Exteriores, Alfonso Dastis, que, sin tener ni puñetera idea de lo que está diciendo, como ahora veremos, se atreve a soltar en público, balbuceando, que ‘no es una buena idea‘…

El País

Ayer también, El País aportaba como notición, en un castellano digno de mejor causa, que “La Casa Blanca de Donald Trump elimina el español de su página ‘web‘”. Y hoy remata la cruzada, en portada, hablando incluso de arrinconamiento y, a través de un tercero, de ‘espantoso detalle‘.

Y así se queda tan fresco un periódico que, mira tú por dónde, mantiene en la portada de su web digital en español, diariamente, una noticia en catalán que el hispanoparlante se las ve y se las desea, si es que lo consigue, para averiguar dónde puede encontrarla en el idioma común y entender su texto con claridad. Curiosamente, esa grosería es, además, discriminatoria, ya que no la lleva a cabo en vasco, gallego o valenciano. Vaya vd a saber por qué. Quizás la singularidad histórica o más bien otra suerte de intereses. Esta es la de ayer:

portada-digital-ep-230117

El Gobierno de España [y el PSOE]

Como ya he dicho, el Ministro larga por esa boquita que “La gestión de la web es una cuestión interna de la Casa Blanca, pero lamentamos la supresión de la versión española”, y lo suelta… en un foro mediterráneo internacional [UPM] que se está celebrando… en Barcelona!, capital de una Comunidad Autónoma, Cataluña, cuyo Gobierno independentista lleva años impidiendo que sus ciudadanos puedan estudiar en español salvo que sus padres tengan la pasta suficiente para llevarle a trilingües colegios privados.

Un ministro que representa a un Gobierno, de un partido político que no sólo no ha movido en su vida un dedo para impedir que tal ilegal, anticonstitucional e inmoral se produzca sino que -por boca de su ex Ministro catalán Josep Piqué, que nunca va por libre- da por consumada e intrascendente la antidemocrática inmersión lingüística que los secesionistas lleván décadas ejecutando en Cataluña, ante la indefensión más absoluta la ciudadanía hispanoparlante.

Este señor Ministro que dice representar los intereses españoles en el exterior, tiene la desfachatez de poner en cuestión la gestión de la web de la Casa Blanca no sólo sin tener conocimiento de cómo funcionan esas cosas en un país aliado y esencial para nosotros sino también encontrándose de visita en una región donde su Gobierno autónomo se puede permitir el lujo -ante la dejación de responsabilidades del Gobierno central- de que tanto la web del Gobierno de la Generalidad de Cataluña como las webs de sus principales en enlaces, se encuentren exclusivamente en catalán y, en consecuencia tampoco tengan versión en español. Con perdón les digo lo que pienso: la indecencia política, el cinismo, la procacidad, no pueden ser de mayor calado.

Fíjense ustedes. Estas son las webs más visitadas del Gobierno de la Generalidad de Cataluña [según ellos mismos] y que no tienen traducción al español:

Gobierno de Cataluña:govern-catMeteocat [Metereología]:

meteo-catXTEC [Red Telemática Educativa de Cataluña]:

xtec-catEdu365 [Portal del Departamento de Educación  para padres y alumnos]:

edu365-catInstituto Catalán de la Salud (ICS):

inst-cat-salutEn el coro de palmeros incapaces de percatarse de la terrible viga en su/nuestro propio ojo se encontraban, con él en Barcelona, nada menos que el director de la Real Academia Española de la Lengua [RAE], Darío Villanueva, que calificó la medida de “regresión importante” y el del Instituto Cervantes, Víctor de la Concha, que dijo que era un “gesto grave”. Me resulta inexplicable que dos personajes de tal envergadura y que tienen toda mi consideración se presten a ello sin el menor asomo de prudencia.

Pero no quedo ahí la surrealista imagen de lo sucedido. El Ministro añadió, haciendo amigos, que “la gestión de la web es una cuestión interna de la Casa Blanca, pero lamentamos la supresión de la versión española”, porque en un país como Estados Unidos “en el que hay 52 millones de personas que hablan español, no es una buena idea renunciar a un instrumento de comunicación” como era la versión en castellano de la web. “Somos partidarios del diálogo y cuantos más medios haya mejor nos parece”, remató.

Me imagino la cara de los espectadores internacionales, representantes de más de 40 países, después ojear estos días las oficiales webs catalanistas, enrojeciendo de vergüenza ajena; y a los mandamases independentistas -con el representante ordinario del Estado a la cabeza- partiéndose la caja a discretas pero limpias carcajadas… [desconozco la reacción del defenestrado y ya ex Ministro García-Margallo cuando se le hayan relatado el disparate, aunque me la imagino…]

Pero esperen, que no he acabado.

Por si lo narrado fuera poco, tengo que contarles que el PSOE, partido cómplice -con el PSC– de que en Cataluña no se cumpla la legalidad vigente, no quiso ser menos y el portavoz socialista de la parlamentaria Comisión de Asuntos Exteriores, Ignacio Sánchez Amor, presentó dos preguntas en el Congreso en las que pide al Gobierno su valoración sobre esta decisión e interroga por las gestiones que ha realizado o va a realizar al respecto, abogando por una iniciativa diplomática conjunta con los países hispanohablantes ante la Casa Blanca.

Más todavía: La presidenta socialista andaluza, Susana Díaz, a través de su Twitter, calificó la supresión de la versión en español de la web como “desprecio a la comunidad hispana y ataque intolerable a la segunda lengua en EE UU”. La caraba.

Los hechos

No seré yo quien entre a debatir cómo diseñará finalmente el equipo de Trump la mencionada web de la Casa Blanca, porque tampoco creo que podamos considerar que el diseño que vemos en estos momentos sea el definitivo. Nunca lo ha sido cuando la White House cambia de inquilino.

Lo que ha ocurrido, hasta ahora, es lo que siempre ha ocurrido. Las “desapariciones de páginas” en la Web de la Casablanca, son un procedimiento rutinario en cada relevo…, porque las páginas del anterior mandato NO desaparecen, sino que sólo se trasladan. Vean aquí el legado Web de la Casablanca durante el mandato de Obama. O aquí el contenido del mandato de George Bush. Trump no “ha borrado” nada de la web de la Casablanca; está construyendo la estructura y organización de contenidos que considere conveniente para su mandato.

Y no sólo eso. El Gobierno Federal de los Estados Unidos, que es lo verdaderamente importante, sigue manteniendo abierta la web informativa esencial y, desde luego, en español:

gob-usaWeb en español del Gobierno Trump, abierta en la actualidad

Y tampoco la Casa Blanca ha descuidado las redes sociales, abriendo estos días el correspondiente Twitter, también en español:

casa-blanca-twitter-en-espanolTwitter en español de la Casa Blanca, abierto en estos días [Enero, 2017].

Como habrán observado la campaña española de falsedades, de palabras vacías y de rídiculos internacionales es imparable y así, desgraciadamente, seguirá siendo.

Hay que insistir en ello como única forma de evitar el sucidio colectivo que se avecina.

La cultura de la idiotez, no sólo alberga la fatalidad de que acaba alcanzando a sus promotores. También propicia la imposibilidad de hacer planes a largo plazo, de tener capacidad de prospectiva, de proyectar, de acordar modelos.

La interesada memez política del localismo y el cortoplacismo complica enormemente nuestra adaptación a un mundo cambiante. Y el Brexit o Trump forman parte de ese cambio social de que los establecidos no quieren ni oir hablar.

Llevan ya años en tratar de seducir, evangelizar, hipnotizar a la ciudadanía con las nuevas tecnologías y al final les ha explotado el samsung en las manos.

El mundo y su geopolítica grupal seguirá sobreviviendo con distintas culturas y alianzas vigilándose entre sí y gracias a la filosofía, a la historia, al pensamiento, a la tensa coexistencia de distintos sentidos comunes. La tecnología es sólo una herramienta en permanente desarrollo y que, evidentemente, tiene muchas ventajas pero también contribuye al incremento de las desigualdades.

Tengamos todo eso en cuenta y dejémonos de linchamientos, de cualquier signo o naturaleza que éstos sean.

EQM

pd. Una vez más. Qué bueno sería que la televisión pública volviera a emitir debates como aquella inconmensurable ‘La Clave’ de José Luís Balbín, donde la gente no gritaba, sabía de lo que hablaba y pensaba antes de decir.

El español en EEUU.

.

De las lenguas en EEUU

A modo de información para entender que la política lingüística estadounidense es un poco más complicada que la nuestra y que, así y todo, allí jamás nadie permitiría que en un Estado no se pudiera estudiar en inglés o sus webs no estuvieran configuradas en ese idioma.

En EEUU se hablan múltiples lenguas pero ninguna es la oficial. Ni siquiera el mayoritario inglés es considerado como oficial por ninguna norma a nivel federal; sin embargo, sí es la lengua en la cual están escritas la Constitución, las leyes y todos los documentos oficiales del Gobierno Federal.

Coexisten, en algunos Estados, otras lenguas como cooficiales del inglés: español, hawaiano, cajún o acadiano, Samoano, Chamorro, carolinio, también el neerlandés y, por supuesto, lenguas indígenas como el navajo, cheroqui, choctaw y muscogee entre otras 135 lenguas nativas que hablan cerca de medio millón de habitantes.

Aun cuando el español es el idioma más hablado [38 millones] después del inglés [215], También se habla Chino [2]. Francés [1,6], Alemán [1,4], Tagalo [1,2], Vietnamita [1], Italiano [1], Coreano [900.000] y Ruso [700.000], Polaco – [670.000], Árabe [610.000], Portugués [560.000], Japonés [480.000], Francés criollo [450.000], Griego [370.000], Hindi [320.000], Persa [310.000], Urdu [260.000], Guyaratí [240.000] y Armenio [200.000]

Desde el 2000, la Oficina del Censo de los Estados Unidos imprime sus cuestionarios censales estándar en seis idiomas: inglés, castellano, chino (en caracteres tradicionales), tagalo, vietnamita y coreano.

EQM [Fuente: wiki, otras y elaboración propia].

••

•••

 

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios