.

eqm_100217_.

Pensiones: ¿Adelante con los faroles o tirarse un farol?

Parece evidente que si en este país el programa de un partido acaba siendo papel mojado cuando se accede al Gobierno, su importancia real acabe siendo discutible y, por tanto, su contenido ni se discuta. Sobre todo si el electorado no te lo toma en cuenta porque todo el mundo ha institucionalizado tal práctica electoral y gubernamental.

Pero eso no debería ser así. Tampoco aunque Mariano Rajoy quiera dar sensación de tranquilidad mientras los otros [Podemos también este fin de semana y el PSOE en verano] se la juegan a dentelladas.

Todavía más lógico sería, si cabe, que este 18 Congreso del Partido Popular, que se celebra con notable y antiestatutario retraso, aprovechara precisamente la placidez mediática, transmitida socialmente, de un Rajoy indiscutido y sin oposición, a fin de abordar cuestiones de regeneración interna e ideológica y asuntos políticos que como, por ejemplo, el futuro de las pensiones, el impuesto de sucesiones y donaciones, la custodia compartida o las prestaciones sobre la dependencia, concitan alta preocupación entre sus votantes y los ciudadanos en general.

Pero visto el panorama, tanto el silencio intencionado en torno al Congreso como el contenido de la insulsa y superficial documentación presentada como ‘ponencias‘ -es decir, propuestas para su estudio y resolución- que no lo son, deja bien a las claras que lo que se pretende es que todo quede en agua de cerrajas.

Por centrarnos en el grave problema de las pensiones y de su inevitable nueva ‘actualización’ -que así se denomina eufemísticamente, por unos y otros, cada vez que se disminuye su importe- no hubiera sido mucho pedir que después de años de dedicarse a contemplar, impávidamente, cómo se iba derrumbando el español Sistema de Pensiones, el Partido Popular hubiera debatido propuestas actuariales y políticas de calado y pensando en las nuevas generaciones, es decir en las prestaciones futuras, de modo que las cotizaciones también dependieran de la opción de ahorro que manifestara el trabajador siempre que, a su vez, se le garantizara por el Estado la consiguiente prestación de futuro.

Vana ilusión de quien esperara tamaña sensatez. En consecuencia, a la pregunta de si el PP lleva, este fin de semana, a debatir en su Congreso algún proyecto de plan que impida la caida en picado de la capacidad adquisitiva de los actuales pensionistas y que ofrezca alternativa a las pensiones de miseria que les espera a los actuales y futuros trabajadores si no se regenera el Sistema, hemos de concluir que, desgraciadamente, en absoluto.

Y esa falta de actividad política en un partido que quiere diferenciarse de los demás por la calidad y estabilidad de su organización, no es de recibo. Como tampoco lo sería el argumento de que están esperando la recuperación del PSOE para empezar a estudiar una solución consensuada. La ruina socialista parece ir para largo -con un asambleario ZPedro de por medio- y ello no tiene por qué impedir que el Partido Popular tenga lista una alternativa y, es más, la dé a conocer a la ciudadanía en un Congreso como este.

Algo que incluso podrían ingénuamente confiar aquellos que llevan tiempo escuchando a la televisión pública [TVE] repetir que el Gobierno dice que hay que consensuar un plan y han imaginado que esa necesidad se divulga porque el Ejecutivo ya tiene en sus manos uno propio como punto de partida.

Pero ya ven que una sociedad silente suele acabar fomentando que sus dirigentes, sus representantes, sus gobernantes, se tomen con infinita calma la urgente tarea de ponerse a trabajar en asuntos tan cruciales como el que hoy nos ocupa, entre otros.

EQM

pd.

Me he permitido ojear y hojear las ponencias que más deberían tener qué decir en materia de pensiones y, tal y como imaginaba, los textos analizados conforman un conjunto de vaguedades sin cuento sobre hacer el bien y tratar de evitar el mal. Nada parecido, siquiera, a un esbozo de plan. Lo cual tiene todo su sentido si ni siquiera se tiene claro el modelo de familia por el que se apuesta.

Abajo les ofrezco un denso resumen tanto del documento relativo a la 2 Ponencia Social [pdf] como al que se refiere a la 3 Ponencia Económica y de Administración Territorial [pdf]

Les dejo también el texto completo de todas las demás ponencias, por si resulta de su interés:

1.- Política y de estatutos: Presentación [pdf] y texto completo [pdf]. Coordinador: Fernando Martínez Maíllo. Ponentes: Alícia Sánchez-Camacho, Pedro Sanz, Mercedes Fernández e Ignacio Diego.

2.- Ponencia Social: Presentación [pdf] y texto completo [pdf]. Coordinador: Javier Maroto. Ponentes: Juan Manuel Moreno, Pedro Antonio Sánchez, Isabel Bonig y José Antonio Monago.

3.- Ponencia Económica y de Administración Territorial: Texto completo [pdf]. Coordinador: Javier Arenas. Ponentes: Alberto Nuñez Feijoo, Alfonso Alonso, Xavi García Albiol y José Ignacio Ceniceros.

4.- Educación, Innovación y Cultura: Texto completo [pdf]. Coordinadora: Andrea Levy. Ponentes: Juan Vicente HerreraAsier Antona y Miquel Vidal.

5.- Europa y nuestro papel en el mundo. Texto completo [pdf]. Coordinador: Pablo Casado. Ponentes: Ramón Luis Valcárcel, Pablo Zalba, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda.

pp-18-congreso

SOBRE LAS PENSIONES

.

pp-ponencia-social

2 Ponencia Social [pdf]

III. La mejor política social es el empleo

15. El Partido Popular considera que la mejor política social es la creación de empleo de forma intensa y cada vez de mayor calidad. El sostenimiento y creación de empleo no solo contribuye a solventar y mejorar la situación personal y familiar de quienes forman parte del mercado de trabajo. También es una herramienta fundamental para el sostenimiento del sistema de pensiones y una pieza clave en la financiación de muchas políticas públicas, especialmente las de carácter social.

IV. Pensiones garantizadas y cambios necesarios en nuestra pirámide de población

20. El Partido Popular adquiere el compromiso de garantizar un sistema de pensiones basado en un modelo público institucional de Seguridad Social, esencialmente de reparto y contributivo, como elemento básico para contribuir a mejorar la cohesión social.

21. Cualquier modificación o mejora del actual sistema de pensiones deberá producirse como resultado de un gran acuerdo social dentro del Pacto de Toledo y siempre en la dirección de salvaguardar y mejorar la solvencia y la estabilidad de nuestro principal pilar de protección social tendente a favorecer la revalorización de dichas pensiones.

22. El Partido Popular se compromete a analizar, con el oportuno consenso político y social, las fórmulas para avanzar en la separación de fuentes de financiación sin que varíe la naturaleza jurídica de las prestaciones, así como a analizar cómo reforzar la distribución equitativa del esfuerzo contributivo entre regímenes.

23. Así mismo, nos comprometemos a avanzar en favorecer nuevas fórmulas que permitan el envejecimiento activo, a transformar las reducciones de cotización en bonificaciones a la Seguridad Social y a incrementar la base máxima de cotización para reportar mayores ingresos anuales al sistema. Una adecuación de la base máxima a la que se sumará la mayor base mínima resultante de la elevación del Salario Mínimo Interprofesional.

24. Nos mostramos convencidos de que los tres principales ámbitos de actuación en los que se debe trabajar en el corto y medio plazo para garantizar nuestro sistema público de pensiones son los siguientes: continuar en la senda de la recuperación económica y el empleo, por un lado; incidir de forma activa en nuevas políticas que permitan ensanchar nuestra pirámide de población en los estratos de población activa y, por último, ampliar nuestra tasa de natalidad, dado que serán las generaciones futuras las que deberán dar continuidad al sistema de pensiones y al Estado del Bienestar.

25. En el primer ámbito de actuación, las medidas que proponemos en materia de impulso económico y creación de empleo se desarrollan, como hemos señalado anteriormente, en la Ponencia Económica, por lo que en esta Ponencia Social nos limitamos a reconocer su importancia estratégica no solo para resolver el problema del desempleo sino también porque nos permitirá incrementar el número de personas dentro de la actual pirámide de población que permiten con su cotización y sus impuestos sostener el sistema de servicios públicos.

26. El segundo ámbito de actuación es el relativo a ensanchar nuestra pirámide de población en las franjas de edad laboral. La pirámide de población en España presenta dificultades estructurales que, de no corregirse en los próximos años, pueden poner en riesgo el concepto de Estado del Bienestar que hemos conocido desde su creación. Antes de plantear las medidas es importante reconocer lo que está sucediendo con la pirámide de población fuera y dentro de España.

28. Sin embargo, y para ese mismo periodo, Europa verá reducir su población de los 738 millones actuales a solo 707 en 2050. Pero, además, en 2050 el 35% de la población europea tendremos más de 60 años. En España la situación se agrava ya que en este momento somos alrededor de 46 millones de habitantes pero a partir de 2050, si no hacemos nada por evitarlo, seremos tan solo 40 millones.

29. Uno de los objetivos esenciales de futuro que proponemos en esta Ponencia Social es ensanchar la estructura de nuestra pirámide de población en las franjas de población activa, por un lado, y mejorar nuestra tasa de natalidad para lograr ampliar la base más estrecha de nuestra pirámide de población. Nos proponemos desarrollar las principales medidas y retos para lograr este objetivo en los siguientes epígrafes de esta Ponencia Social.

30. Lógicamente solo existen dos opciones posibles para incrementar en términos absolutos el número de habitantes en los estratos de población activa con posibilidad de trabajar, cotizar y pagar impuestos.

31. La primera de ellas es recuperar la población española que durante los peores años de la crisis dejó España para buscar trabajo en otros países. Nos planteamos como objetivo crear las condiciones necesarias para que la mayor parte de esa población, entre los que hay muchos jóvenes, puedan retornar a España, si así lo desean, para trabajar en nuestro país con empleos de calidad y acordes a su formación y capacidades.

32. La segunda de las opciones para incrementar el número total de personas en edad de trabajar es incorporar a nuestra pirámide poblacional nuevas personas provenientes de otros países.

33. Aunque este aspecto de la inmigración se desarrolla en un punto específico de esta Ponencia Social, destacamos ahora que no todas las políticas de inmigración son iguales. Más bien al contrario, los efectos de unas y otras políticas de inmigración pueden ser radicalmente opuestos y contribuir o no al objetivo de sostenibilidad del sistema.

34. Por eso, creemos enriquecedor y necesario incorporar dentro de nuestra sociedad personas extranjeras, siempre de una forma legal, ordenada, con clara vocación de incorporarse al mercado laboral y respetuosas con las leyes, valores y libertades europeos de la sociedad que las integra.

35. En el Partido Popular creemos que debe trabajarse tanto en el objetivo de la incorporación de personas extranjeras al mercado laboral para ampliar la población activa en nuestro país, como en el objetivo de reducir las tasas de desempleo en el conjunto de España.

36. Creemos que en el medio plazo ambas cuestiones pueden y deben desarrollarse de forma complementaria. Además, es innegable que aunque toda la población española actualmente en desempleo accediese al mercado laboral persistiría el problema en nuestra pirámide de población al que hacíamos referencia antes.

37. El tercer y último ámbito de actuación posible para corregir nuestra pirámide de población es trabajar en un incremento de la tasa de natalidad. Este ámbito de actuación requiere de un conjunto de medidas y propuestas dentro de las políticas de familia, la concienciación social, la reducción de la tasa de desempleo, la corresponsabilidad familiar, la conciliación de la vida laboral y familiar, el necesario y oportuno tratamiento que las distintas realidades familiares requieren en nuestro país, la fiscalidad, el coste de la educación de los hijos, la igualdad entre hombres y mujeres, las cifras de la adopción nacional e internacional o las técnicas de reproducción asistida, entre otras. Muchas de estas propuestas corresponden ser analizadas a continuación en esta Ponencia Social.

VIII. El reto de la inmigración, planteado como una oportunidad

75. La sostenibilidad del propio sistema público de pensiones requiere no sólo de mejorar sustancialmente nuestra tasa de natalidad sino también incorporar al sistema nuevas personas en edad laboral activa que permitan, con su esfuerzo, aportar desde el primer momento recursos a la Seguridad Social.

.

pp-ponencia-economica

3 Ponencia Económica y de Administración Territorial [pdf]

1.- Economía / Introducción

13. La Educación, la Sanidad, las ayudas a la Dependencia y las Pensiones, que son las partidas de gasto social más importantes del Estado, las hemos hecho sostenibles.

18. Entre los retos que se nos presentan a los españoles destacan:

  • 18.4. La garantía futura de nuestro sistema de pensiones.
  • 18.5. Afrontar el reto de una evolución demográfica caracterizada por la dificultad para alcanzar el necesario relevo generacional.

35. Las mujeres están demostrando una gran capacidad para emprender: 6 de cada 10 de los nuevos emprendedores, desde finales de 2011, son mujeres. El complemento de maternidad está permitiendo corregir por primera vez la brecha en pensiones.

39. El envejecimiento de la población es una realidad en España. Nuestro modelo laboral debe adaptarse a este nuevo contexto. El envejecimiento activo es una apuesta del Partido Popular, que pasa por ampliar del 50% al 100% la compatibilidad de mantener un empleo y cobrar la pensión, propuesta que llevaremos al Pacto de Toledo.

145. El Sistema Público de Pensiones es el mejor instrumento de solidaridad entre generaciones y entre territorios. De entre los países más azotados por la crisis, España ha sido el único país en iniciar la recuperación pagando pensiones más altas y a más pensionistas que nunca.

146. El Partido Popular tiene como objetivo primordial reforzar el Sistema Público de Pensiones y asegurar su sostenibilidad, buscando reformas consensuadas en el ámbito del Pacto de Toledo.

147. Debemos alcanzar, en el ámbito de la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, un nuevo acuerdo como expresión del consenso político y social, además del diálogo permanente con los interlocutores sociales.

148. El nuevo pacto deberá reforzar los principios de solidaridad intergeneracional, equidad, contributividad, universalidad y suficiencia económica, con el objetivo de asegurar unas pensiones dignas, tanto contributivas como no contributivas. Todo ello en el marco de un equilibrio financiero que garantice la viabilidad del futuro del sistema con propuestas concretas de actuación para aumentar sus recursos económicos, considerando una revisión de las fuentes de financiación del Sistema y del reparto de prestaciones entre el Estado y la Seguridad Social.

2.- Articulación Territorial del Estado. La Constitución, base de la Convivencia y el Progreso

37. Consideramos, además, conveniente, garantizar un enfoque común y constructivo de las políticas públicas. Valorar conjuntamente necesidades y recursos para responder con mayor eficacia a las situaciones de necesidad y vulnerabilidad que arrastra la sociedad española. Y también para afrontar retos en los que tenemos que seguir centrando nuestros esfuerzos, como la sostenibilidad de las pensiones, la igualdad real entre mujeres y hombres, o la generación de oportunidades para los jóvenes.

De Santi Orue, humorista gráfico

.

Actualización 100217 / 17:30

No se pierdan el texto que Mariano Rajoy ha remitido hoy a los medios con motivo del 18 Congreso y que le adjunto. Todo un formidable autorretrato. Algunas pinceladas al respecto:

  • “El Partido Popular acomete en estas jornadas una renovación de sus estructuras y una puesta al día de su proyecto y su ideario.” [¿qué renovación y puesta al día del proyecto?]
  • “[…] en el Partido Popular seguimos fieles a unos principios y valores que no cambian. Son los que nos han convertido en el mejor espejo de la España actual: nuestra apuesta por las personas, su libertad y su dignidad; nuestra defensa de una idea de España inmejorablemente reflejada en la Constitución de 1978, nuestro compromiso con la igualdad de los españoles […]” [¿principios y valores que no cambian? ¿espejo de la España actual? ¿idea de España? ¿igualdad de los españoles?]
  • “Pero si el Partido Popular ha sido útil a nuestro país es por haber sabido, a lo largo de una historia ya de décadas, presentar siempre un proyecto de futuro seductor.” [¿proyecto de futuro seductor?]
  • “Y somos también una sociedad madura que ha logrado superar los cantos de sirena del populismo.” [¿superar los cantos de sirena del populismo?]
  • “En primer lugar, debemos reforzar los vínculos que nos unen como ciudadanos libres e iguales ante el desafío a nuestra unidad y nuestras leyes protagonizado por algunos dirigentes de la Generalitat de Cataluña.”” [¿desafío a nuestra unidad y nuestras leyes sólo por algunos dirigentes de la Generalitat de Cataluña?]
  • Un desafío tan contrario a nuestra historia compartida como a nuestra vida democrática y a un mundo que avanza hacia la supresión de fronteras.” [¿el mundo que avanza hacia la supresión de fronteras?]
  • “[…] debemos consolidar un sistema del bienestar que refuerce sus prestaciones y -en materia de pensiones- dé respuesta al preocupante reto demográfico que padecemos.” [¿refuerze sus prestaciones? ¿las pensiones no se refuerzan, tiene la culpa la demografía?]
  • “[…] nuestra ambición de futuro vendrá medida por dos grandes metas compartidas: por una parte, nuestra capacidad de situar la educación en el centro de nuestras preocupaciones como sociedad; por otra, nuestro esfuerzo por afianzar una igualdad real efectiva entre hombres y mujeres.” [¿la educación en el centro de nuestras preocupaciones? ¿igualdad real efectiva entre hombres y mujeres?]
  • “En este XVIII congreso, presento mi candidatura a la presidencia del Partido Popular con tanta ilusión como responsabilidad.” [¿su candidatura única?]

Pura mezcla de demagogia, ignorancia y desinterés de tecnócrata para quien el Confgreso es un auténtico coñazo

EQM

.

Ilustración de ‘Ulises‘ [México, 1963] para el texto en El Mundo, 100217.

.

Actualización 100217 / 14:00

Un partido útil a los españoles

Mariano Rajoy en El Mundo, 100217.

Mariano Rajoy es presidente del PP.

DE 2012 a 2017, del congreso de Sevilla al congreso de Madrid, son muchas las cosas que han cambiado en España y en el propio Partido Popular. Por aquel entonces, apenas iniciada mi primera legislatura como presidente del Gobierno, tuve que reconocer que tanto el Ejecutivo como mi propio partido tenían ante sí una tarea “dura, ingrata y difícil”. Así lo hice en la clausura del congreso de Sevilla, cuando los españoles atravesábamos los peores escollos de una crisis que nos golpeó con cinco años de recesión, la destrucción del 10% de nuestro Producto Interior Bruto y -ante todo- la pérdida de 3,4 millones de empleos.

Hoy estamos aún lejos de sentirnos satisfechos, pero el paso de la crisis a la recuperación ya ha empezado a ser una realidad: de entre los grandes países europeos, España es el que más crece y el que más empleo está creando. De hecho, ya hemos recuperado la mitad del empleo destruido. Y este año terminaremos de recuperar también las cifras del PIB. El giro copernicano de la economía española está ahí, pero -lejos de ser una invitación a la inacción o a la euforia- constituye un apremio para el objetivo capital que, en puertas de nuestro XVIII congreso, nos hemos fijado los populares: consolidar y extender la recuperación para que todos los españoles la sientan suya.

El congreso que hoy mismo comienza representa un largo proceso de democracia interna en el que hemos querido abrirnos a los españoles para escuchar sus esperanzas e inquietudes y para que los propios españoles nos conozcan mejor. El Partido Popular acomete en estas jornadas una renovación de sus estructuras y una puesta al día de su proyecto y su ideario. Es una evolución natural, que tiene como único fin el ser más útiles a los españoles.

Y por esa misma vocación de servicio, en el Partido Popular seguimos fieles a unos principios y valores que no cambian. Son los que nos han convertido en el mejor espejo de la España actual: nuestra apuesta por las personas, su libertad y su dignidad; nuestra defensa de una idea de España inmejorablemente reflejada en la Constitución de 1978, nuestro compromiso con la igualdad de los españoles y la solidaridad que nos une, nuestra fe europeísta y la convicción de que la economía social de mercado es clave para impulsar la prosperidad de todos y garantizar que ni un solo español se queda atrás. Estas señas de identidad, junto a nuestra acción en las instituciones, nos han hecho un partido fiable a ojos de los españoles.

Pero si el Partido Popular ha sido útil a nuestro país es por haber sabido, a lo largo de una historia ya de décadas, presentar siempre un proyecto de futuro seductor. Y en la actual coyuntura, los españoles podemos volvernos a sentir ambiciosos e ilusionados respecto a ese futuro.

Somos un país estable en un momento de incertidumbre. Somos un caso de éxito en unos años difíciles para Europa. Y somos también una sociedad madura que ha logrado superar los cantos de sirena del populismo. Tenemos, por tanto, los mejores pilares sobre los que construir la España con la que soñamos: un país unido, emprendedor, seguro y justo, y una tierra de oportunidades para nuestros jóvenes. Y en esta tesitura, los españoles saben que, ante los retos que se nos presentan, cuentan con la complicidad de un partido centrado y moderno, tan moderado en las formas como firme en los valores: el Partido Popular.

Los retos aludidos no son pocos, ni son fáciles. Pero la experiencia de estos años nos dice que somos capaces de acometerlos con garantías. En primer lugar, debemos reforzar los vínculos que nos unen como ciudadanos libres e iguales ante el desafío a nuestra unidad y nuestras leyes protagonizado por algunos dirigentes de la Generalitat de Cataluña. Un desafío tan contrario a nuestra historia compartida como a nuestra vida democrática y a un mundo que avanza hacia la supresión de fronteras. En segundo lugar, debemos consolidar un sistema del bienestar que refuerce sus prestaciones y -en materia de pensiones- dé respuesta al preocupante reto demográfico que padecemos.

Asimismo, nuestra ambición de futuro vendrá medida por dos grandes metas compartidas: por una parte, nuestra capacidad de situar la educación en el centro de nuestras preocupaciones como sociedad; por otra, nuestro esfuerzo por afianzar una igualdad real efectiva entre hombres y mujeres. Pero los desafíos no terminan ahí: queremos una España segura frente a la amenaza terrorista, queremos unas instituciones que refuercen su ejemplaridad a ojos de todos, queremos -y podemos- estar a la vanguardia de la transformación digital que define nuestro tiempo y ser protagonistas en los debates europeos que dan forma a nuestra época.

En este XVIII congreso, presento mi candidatura a la presidencia del Partido Popular con tanta ilusión como responsabilidad. Hace muchos años que milito en un partido que creo que ha rendido -y seguirá rindiendo- grandes servicios a la democracia española y al bienestar de los españoles. Éste es un motivo de orgullo, como lo es saberme acompañado de un equipo tan preparado como comprometido y de una militancia inmejorable.

Estoy convencido de que, con este bagaje, con determinación, con humildad y buscando siempre el interés general de los españoles, todos seremos capaces de estar a la altura y empeñar el máximo de nuestra capacidad para que el futuro de España sea un lugar mejor. Lo digo con un convencimiento: si el Partido Popular es un gran partido para hacernos salir de las dificultades, es aún mejor a la hora de abrir nuevas oportunidades para el futuro de todos.

••

•••

 

Notas.-

¡Adelante con los faroles!: Originariamente, la expresión completa habría sido ¡Adelante con los faroles, que atrás vienen los cargadores!, al parecer, relacionada con las antiguas procesiones religiosas, en las que era usada a manera de estímulo para que los encargados de transportar faroles, antorchas y cirios -que precedían a los que llevaban las imágenes (cargadores)- no cejaran en su esfuerzo. +

Marcarse, tirarse un farol: Hecho o dicho jactancioso que carece de fundamento. RAE.

El modismo ¡Adelante con los faroles! Por Arturo Montenegro. Centro Virtual Crevantes.

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios