.

Un concejal de Podemos celebra una boda civil, en el Ayuntamiento de El Puerto de Santamaría, disfrazado de cura y con una bufanda del Barça como estola. Fotografía publicada en EM y difundida por las redes sociales.

.

Hablábamos ayer de la educación española

D. Javier Botella, concejal del Ayuntamiento del Puerto de Santamaría perteneciente a la plataforma Levantemos el Puerto, franquicia de Podemos, casó civilmente a una pareja en el Consistorio, el pasado 3 de marzo, disfrazado de cura y luciendo como estola una bufanda del Barça.

Como lo leen.

Ante la indignada reacción de tanta gente de distinto signo pero igualmente partidaria del respeto y el sentido común, el muchacho -echen un vistazo a su curriculum si quieren comprobar su experiencia trabajando por cuenta ajena- se ha excusado ante los medios indicando que

no tuvo intención de ‘crear polémica, ni de ofender o de burlarse de ninguna institución’, sino simplemente ‘hacer un guiño a alguien que es más que un amigo, que es un hermano para mí, un simple gesto hacia una persona que le encanta el Carnval y es del Barcelona’, es decir, ‘una broma común de instaurar la fe ‘messiana’ por el jugador culé Lionel Messi’, al estilo de la existente  ‘maradoniana’.

También ha lamentado que se le acuse de desprestigiar una institución como el Ayuntamiento de El Puerto ya que ‘lo único que quería era que un gran amigo tuviera una boda como le gustaría que fuera’ y que hay que entenderlo en el contexto del Carnaval del momento.

El actual Alcalde, D. David de la Encina, del PSOE, ha manifestado a la Cadena SER que ha consultado lo ocurrido con el Secretario Municipal y que éste le ha comunicado que

‘el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Corporación no prevé este tipo de actuación, más allá del principio general que todos los concejales deben cumplir sus responsabilidades con dignidad, decoro y respeto a todas las instituciones y a la ciudadanía a la que se deben los miembros de la Corporación’ y, en consecuencia, ‘no cabe aplicar ningún tipo de medida ejecutiva en el seno del citado Reglamento, que es el marco dentro del que puede actuar el alcalde presidente de la Corporación’.

Es decir, que lo del decoro, dignidad y respeto a todas las instituciones y a la ciudadanía a la que se deben los miembros de la Corporación, por muy principio general que sea, no afecta para nada a quien, en nombre del Ayuntamiento, se dedica a llevar a cabo carnavales municipales disfrazados de matrimonios civiles.

O viceversa, vayan vds a saber.

A nivel “personal”, ha añadido el Alcalde como si a alguien le importara su opinión personal, D. Davidha añadido algún matiz, considerando que

‘la actuación del concejal oficiando un matrimonio disfrazado es una falta de respeto a la solemnidad de un acto oficial del nivel de una boda, además de que siendo el disfraz de sacerdote muchas personas han podido verse ofendidas en cuanto a su fe y a los símbolos de la religión cristiana’.

Atentos, pues, a cómo ha quedado el asunto para el Sr. de la Encina: 1) Considero como persona que es una falta de respeto. 2) El Reglamento municipalconsidera que los concejales deben cumplir sus responsabilidades con respeto. 3) Por tanto, queda claro que el Ayuntamiento no tiene ninguna medida que tomar.

¿Como es posible tal razonamiento? Se lo explico: está convencido de que el concejal ‘no ha tenido intención en causar daño ni ha sido su ánimo ofender’ y, además, que esta ‘polémica no aporta nada positivo’ a la ciudad.’

Es decir, pura coña marinera.

Como vds comprenderán, ante la actuación del Sr. Botella y la reacción del Sr. Alcalde, la polémica carnavalera en torno a cómo de irrespetuosamente le pueden llegar a casar civilmente a cualquiera en el Puerto de Santamaría -desvergüenza que ha dado la vuelta a España- es toda una gran lección de repeto, tolerancia cívica y buen humor para todos los niños y niñas, jóvenes y jóvenas, que hayan tenido la suerte de enterarse y disfrutar de la fiesta.

EQM

Un concejal de Podemos oficia una boda civil disfrazado de cura

Javier Botella es concejal en El Puerto de Santa María por la organización Levantemos El Puerto, vinculada a Podemos. Ofició el enlace civil de una pareja de amigos disfrazado de sacerdote con una estola del FC Barcelona

Laura Garófano en El Mundo, 060317.

El pasado 3 de marzo, en plenos carnavales, el edil Javier Botella, de El Puerto de Santa María (Cádiz) ofició un enlace civil en el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, localidad en la que hasta hace pocos meses ha sido edil de Economía y Hacienda, hasta que el tripartito PSOE-Levantemos El Puerto e IU saltó por los aires.

La noticia no habría tenido la menor trascendencia, pero el edil, ahora en la oposición, subió al día siguiente a sus redes sociales imágenes de la ceremonia civil que ofició disfrazado de sacerdote, sotana incluida, con las mejillas maquilladas con dos círculos rojos y una bufanda del Fútbol Club Barcelona, que simulaba ser la estola eclesial.

El propio concejal acompañaba las imágenes con el siguiente comentario:

“Ayer 3 de marzo viví una de las experiencias más bonitas de mi vida, como muchos sabéis como Concejal una de las labores mas simpáticas que tenemos que desempeñar es la de oficiar matrimonios civiles. En lo que llevamos de legislatura habré casado a más de 50 parejas. Bodas de todo tipo, bodas donde los novios han venido en chándal, bodas con pamelas y tocados, a unos holandeses, bodas de conocidos, vecinos, amigos… Pero ayer tuve el inmenso orgullo y placer de casar a uno de esos amigos que se pueden denominar como ‘hermanos'(…) Gracias por dejarme coger a tu niña en brazos cuando no tenía ni 24h, por estar siempre ahí y por dejar que te case… en carnaval y con estas pintas“.

La sucesión de imágenes, que no habrían trascendido de no haberlas subido a su perfil, no tardó en recopilar tanto aplausos como críticas en Facebook, acusándole de faltar al respeto a la fe católica, de oficiar la ceremonia en una sede institucional y de que ridiculiza la institución del matrimonio como figura religiosa. La imagen también se reenvió a través de grupos de Whatsapp, con lo que pronto adquirió carácter viral en un momento en el que Iglesia y movimientos sociales han estado dominando el panorama de actualidad.

“A ver si en la próxima, es usted capaz de ridiculizar el Islam y se viste de imán”, le espetan en un comentario, a lo que el edil responde que ya se disfrazó de imán en 2010 “en la boda de mi hermana”, y adjunta la imagen. “¿De dónde era usted concejal en 2010?” le responden. La bufanda del Barcelona también ha despertado suspicacias: “verás cuando empiecen a criticarte los seguidores del Real Madrid… esos si q tienen motivos para el odio y buenos argumentos….”.

Pese a la polémica, Javier Botella no sólo no se ha retractado, sino que ha subido una nueva foto personal de los carnavales de 2016 en los que se disfrazó de Princesa Leia. “El año pasado me disfrace de princesa Leia y nadie del imperio galáctico se ofendió”, comenta.

••

•••

 

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios