.

.

¿Para cuando la legítima defensa propia?

Una de las mayores desverguenzas marianas consiste en que nuestro Presidente lleva ya años amparándose en la Unión Europea para frenar el golpismo catalanista.

Ahora, parece que sigue en ello aprovechando la nueva ‘Declaración de Roma‘ que se está preparando por los líderes europeos con el fin publicarla el próximo 25 de marzo, con motivo del 60º aniversario de la firma de los Tratados de Roma [1957] -esto es, el que estableció la Comunidad Económica Europea (CEE) y el que estableció la Comunidad Europea de la Energía Atómica (CEEA o Euratom) [los cuales, junto al de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), dieron lugar, posteriormente, a las Comunidades Europeas]-.

Y ¿qué es lo que pretende Mariano Rajoy? Pues a tenor de su intervención de ayer en el Congreso [ver infra] queda claro que lo que quiere es que el texto conmemorativo refuerze sus argumentos en contra de los independentistas catalanes, dejando bien claro que… hay que cumplir la ley!

Lo dicho. Tenemos de Prresidente a un tuerto en el país de los cegatos.

Me produce vergüenza ajena que nuestra Constitución no le parezca suficiente.

Y me produce vergüenza ajena que el Presidente saliente del Tribunal Constitucional le haya tenido que decir que a ver si espabila y aplica la norma fundamental en vez de judicializar los enfrentamientos.

Aunque El País lo que cuenta es que el Presidente del TC ha dicho que la reclamación de independencia de Cataluña, “no pueden ser resueltos por ese tribunal”, porque su función es “velar por la observancia estricta de la Constitución”. y que les toca a los poderes públicos resolver esos problemas “mediante el diálogo y la cooperación”.

Si eso ha sido así, no entiendo nada. El Presidente del TC -con el respeto debido- no ejercita precisamente su función diciéndole al Presidente del Gobierno que tiene que dialogar y/o cooperar con aquellos poderes públicos que todos sabemos que desprecian la Constitución. Me parece a mí.

Lo que le tenía que haber dicho, en todo caso, es que aplique la Constitución si considera que los golpistas institucionales están atentando contra el interés general y el resto de la misma.

Porque, de lo contrario, ¿de qué ‘diálogo’ y/o cooperación hablamos? ¿de acordar con ellos una reforma constitucional que el Gobierno no sólo no comparte sino que también sabe que no aprobará el pueblo español?

No me extraña, por tanto, que Soraya Sáenz de Santamaría le haya replicado inmediatamente que el Tribunal Constitucional sí es es ‘un elemento para la resolución de conflictos’.

No tengo más que añadir. Vds mismos.

EQM

pd.

Por otra parte, los sucesivos toreos de salón por el Gobierno, en torno a la aplicación de la ley aplicable, no sólo embrutecen el marco legal sino que, de paso, destrozan los conceptos que la legislación pretende defender.

En actual golpe institucional catalanista -hubo otros antes y más que vendrán después, visto lo visto- los conceptos de ‘interés general’ [155 CE], ‘prevaricación’ [446 y ss CP] y ‘malversación’ [432 y ss CP] han quedado hechos añicos.

Me imagino con qué cara, a partir de ahora, condenarán los jueces a ciudadanos del común por delinquir contra el interés general y/o malversando o prevaricando…

El Gobierno usará la Declaración de Roma de la UE contra el proceso soberanista

El presidente asegura que el texto en el que trabaja Europa figurará un principio de respeto a la ley de los estados miembros

La Vanguardia, 150317.

“Aquí no se amenaza a nadie, aquí se cumple la ley, y esto también figurará en la Declaración de Roma”. El presidente del Gobierno ha desvelado casi de pasada las intenciones de su Gobierno de aprovechar la Declaración de Roma sobre la que la UE trabaja estos días para usarla como argumentos en su favor y en contra de los independentistas catalanes. En el pleno del Congreso de los Diputados de este miércoles, Rajoy ha asegurado que de dicha declaración se podrá sacar una lectura en contra del proceso soberanista y en favor de las tesis del Ejecutivo basadas en la máxima de que sin ley no hay democracia.

El presidente ha apelado a la declaración que los líderes europeos lanzarán el próximo 25 de marzo coincidiendo con el 60º aniversario de la firma de su tratado fundacional, un texto sobre el que solamente hay de momento algún borrador pero del que se pretende que incluya las bases de la nueva Europa, con la capacidad de “responder a los desafíos de un mundo cambiante y ofrecer a los ciudadanos seguridad y nuevas oportunidades”, según figura en texto preliminar. Pero Rajoy ha también asegurado que “en la declaración que se apruebe en Roma figurará la obligación de cumplir la ley por parte de todos” porque “es uno de los valores básicos de la Unión Europea”.

La declaración de Roma propondrá mirar al futuro y establecer un compromiso de trabajar en aras de una Europa más segura, más próspera, más social y más implicada en su propia defensa, pero también incluirá la necesidad de respetar las leyes de los países miembros. En el texto se incluye la urgencia de “proteger el sistema multilateral basado en las reglas, orgullosa de sus valores y protectora con su gente, promoviendo el libre comercio y el estado de derecho”, pero también se hacen reiteradas referencias a la unidad para hacer “una Unión unida e indivisible que actúa junta cuando es posible y a diferentes ritmos y con diferente intensidad cuando sea necesario”.

La referencia de Rajoy a la declaración de Roma se ha producido en el turno de réplica a los partidos durante el pleno en el que informó sobre los resultados del último Consejo Europeo. En su intervención, a respuesta del diputado y portavoz de ERC, Joan Tardà, Rajoy ha rechazado las acusaciones de politización de la justicia y las supuestas amenazas del Ejecutivo al asegurar que está dispuestos a adoptar medidas coercitivas contra la celebración del referéndum (artículos 155 y 116 de la Constitución mediante).

Rajoy ha desmentido que su gobierno amenace y se ha remitido a la obligación de respetar el Estado de Derecho. Tardà le había espetado que “no hay nada más antieuropeo que retener a la fuerza a una sociedad que quiere decidir su futuro. Esto sí que es antieuropeo”, y más cuando “ahora nos amenazan” con declarar el estado de sitio o de excepción, ha reprochado. El presidente del Gobierno le ha contestado que “lo más antieuropeo es saltarse la ley”. De hecho Rajoy ha ido más allá al señalar que “por eso no les hacen caso en Europa”, porque “la gente quiere democracia y quiere respeto a la ley”, ha aleccionado.

A regañadientes y tras considerar “absurdo” que él tenga que dar “a estas alturas esta suerte de explicaciones”, también se ha referido al referéndum de autodeterminación que pretende realizar el Govern de la Generalitat. Lo ha hecho recordando lo sucedido con otros referéndum realizados últimamente en distintas partes del mundos y que se giraron en contra de quienes los organizaron: “No voy a opinar sobre esto. Se hizo un referéndum en Colombia, en Italia, en el Reino Unido y no voy a opinar sobre todo esto”, ha dicho, pero seguidamente ha advertido a Tardà: “Sí que voy a decirle una cosa, los referéndums tienen que ser legales sr. Tardà”. Y es que “no se pueden hacer los referéndums liquidando la ley, porque la ley en un estado de derecho se respeta porque es un régimen democrático”, ha vuelto a aleccionar.

Horas después, durante la sesión de control al Gobierno, el PSOE ha preguntado a Rajoy por sus planes para abordar la “preocupante” situación política de Catalunya, Rajoy ha remarcado su posición: que “lo primero que hay que hacer es cumplir con el deber del gobierno, trabajando en favor del interés de todos los catalanes, cooperando con las instituciones catalanas, y preservar el ordenamiento constitucional y el respeto a la ley”, ha dicho.

El presidente ha mostrado su deseo de “contar con el apoyo del PSOE” en la cuestión catalana, a la vez que ha garantizado la “plena disposición al diálogo” con los partidos políticos, y especialmente el socialista, matizando que siempre deberá ser “desde la lealtad a la ley, a la Constitución y al Estatuto”. Por último, ha reprochado al PSOE que la haya interpelado por esta cuestión, dado que cree que ni los socialistas ni ningún otro partido “han aportado ninguna idea para resolver” el conflicto con Catalunya.

••

•••

 

Notas.-

Enlaces [en azul cuando se trata de textos ajenos] y corchetes son aportados por EQM. También, por razones discutibles de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace.

Anuncios