.

.

La memocracia se instala en el Senado

Carles Mulet García, Senador del valenciano la coalición mochilera e independentista Compromis, -esa que co-gobierna con el partido socialista en la Comunidad Valenciana, ostentando la Vicepresidencia a través de Mónica Oltra– con la excusa de que el Gobierno de Mariano Rajoy no contesta en tiempo y forma las preguntas parlamentarias de respuesta escrita, no tiene mejor ocurrencia que registrar, el pasado 28 de febrero en el Senado una iniciativa de tal naturaleza, expediente 684/012690, con la siguiente cuestión:

¿Qué protocolos tiene adoptados el Gobierno ante la posibilidad de un apocalipsis zombi?

Para los dubitativos, ahí va un extracto de la misma, que pueden ver por completo aquí:

Tal como lo leen. Pero si tal forma de proceder desborda el surrealismo más esperpéntico, no es menor el que se desprende de los dos consiguientes hechos:

1.- Que la Mesa del Senado acepte tal pregunta, cuando ocuenta, entre sus funciones, con arreglo a su Reglamento, decidir sobre la admisibilidad y tramitación de los escritos y documentos de índole parlamentaria [art. 36].

2.- Que el Gobierno contesta a tal majadería como si se le preguntara en serio.

Cada día hay más pruebas evidentes de que el sinsentido y la idiocia se están haciendo con este país. ¿Cómo es posible que el Senado acepte tal pregunta, y más teniendo en cuenta el pretexto argumentado?

¿Cómo es posible que el Gobierno le siga el juego al ocioso Senador con un texto de contestación [pdf] del pasado 17 de abril, en clave de humor? Veamos:

 “El Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia recoge dos acepciones de la palabra apocalipsis.

En relación a la primera de ellas, “fin del mundo”, el Gobierno informa a Su Señoría que no dispone de protocolos específicos para dicha eventualidad, entre otros motivos, porque poco se puede hacer llegado ese momento.

Sobre la segunda acepción recogida en el Diccionario, “situación catastrófica, ocasionada por agentes naturales o humanos, que evoca la imagen de la destrucción total”, se indica, por el contrario, que España dispone de un sistema global de procedimientos concretos y de protocolos de prevención de las emergencias, tanto en el ámbito de la protección civil, en el que participan el conjunto de las administraciones públicas, como en el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Asimismo, el Gobierno articuló en el año 2012 un órgano de coordinación para el control y seguimiento de situaciones críticas, el Consejo de Seguridad Nacional, departamento encargado de la dirección de la política de Seguridad Nacional.

Respecto a la posibilidad de que el referido apocalipsis que interesa a Su Señoría sea, como se indica en su pregunta parlamentaria, de carácter “zombi”, se recurre nuevamente al Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia, que como en el caso anterior, recoge también dos acepciones para el citado vocablo.

Así, en relación a la primera de ellas -“persona que se supone muerta y reanimada por arte de brujería con el fin de dominar su voluntad”-, el Gobierno, ante la posibilidad enunciada por Su Señoría de que un hipotético apocalipsis sea protagonizado por este tipo de seres, no ha adoptado ningún protocolo específico más allá de los previamente señalados, dada la dudosa probabilidad de que se produzca semejante circunstancia bajo tales premisas.

Por último, en relación a la segunda de las acepciones señaladas del término zombi – “atontado, que se comporta como un autómata”- se informa a Su Señoría que España y sus administraciones públicas disponen de diversas líneas de actuación, aunque el Gobierno duda de que quienes se pudieran encontrar en las circunstancias descritas en la citada definición -por muchos que sean- puedan llegar a protagonizar una situación de apocalipsis como por la que se interesa Su Señoría.

Madrid, 17 de abril de 2017″

El Gobierno no se puede permitir el lujo de hacer el juego a la memocracia. Y en el Senado su Grupo Parlamentario tiene una mayoría absoluta que le permite rechazar tal memez y apercibir al memo reglamentariamente.

Estos son los tiempos que corren.

EQM

El Gobierno confiesa que no cuenta con un “protocolo específico” ante un “apocalipsis zombi”

¿Está España preparada para un apocalipsis zombi? Es más, ¿es posible un apocalipsis zombi? Parece improbable, pero, por ejemplo, para el profesor Steven C. Schlozman, de Harvard, es posible. Ya en 2009 consideró que la opción de que haya muertos vivientes era viable en base a lo que llama el Síndrome de la deficiencia de la saciedad atáxica neurodegenerativa: un daño irremediable en el lóbulo frontal del cerebro. En 2011, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades lanzaron en EEUU una alerta nacional con consejos para actuar en caso de ataque zombie. Ante esta opción, ¿el Gobierno de España tiene un protocolo? Pues no. Así lo confiesa el Ejecutivo en una respuesta por escrito al senador de Compromís Carles Mulet, que preguntó por ello. Es más, el Gobierno duda de que los zombis puedan llegar a provocar una situación de apocalipsis, “por muchos que sean”. [Lea aquí la respuesta del Gobierno]

En una suerte de surrealista control al Gobierno, el senador de Compromís, molesto porque considera que las respuestas a las preguntas de diputados y senadores “no aportan ningún tipo información” y las califica de “mala calidad o burla habitual”, cuestionó al Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre los protocolos que tiene adoptados el Gobierno ante la posibilidad de un “apocalipsis zombi”. Una pregunta protesta. [Lea aquí la pregunta del senador] No era la primera vez que Compromís muestra su malestar por la información proporcionada por Moncloa. Hace sólo unas semanas denunció la “respuesta vacía” dada ante una batería de preguntas, más de 2.500, sobre las calles con nombres franquistas en los municipios de España.

El Gobierno ha respondido. Ha expuesto su plan de actuación ante un posible apocalipsis zombi. Y lo ha hecho, también, de forma irónica. Los asesores del Gobierno encargados de redactarla, recurren al diccionario de la Real Academia para buscar la definición de las palabras “apocalipsis” y “zombi“. Entendida apocalipsis como “fin del mundo”, en su respuesta el Gobierno informa de que “que no dispone de protocolos específicos para dicha eventualidad, entre otros motivos, porque poco se puede hacer llegado ese momento”.

El Gobierno reconoce su desnudez ante estas posibilidades. No hay plan de contingencia alguno. Mucho menos para un “apocalipsis zombi”: el Ejecutivo “no ha adoptado ningún protocolo específico más allá de los previamente señalados, dada la dudosa probabilidad de que se produzca semejante circunstancia bajo tales premisas”. Vamos, no figura esta posibilidad en la agenda del Gobierno.

Pero, claro, según la RAE, una de las acepciones de zombi es “atontado, que se comporta como un autómata”. Pese a que esta opción pudiera ser más plausible de producirse, el Gobierno duda de que “quienes se pudieran encontrar en las circunstancias descritas en la citada definición -por muchos que sean- puedan llegar a protagonizar una situación de apocalipsis”.

Más allá de la ironía, la pregunta y la respuesta han puesto sobre la mesa la utilidad de las respuestas por escrito del Gobierno a las preguntas de diputados y senadores. Para Mulet, que ha presentado un recurso de disconformidad con la respuesta, esta vez, “sabiendo que esta respuesta va a ser posiblemente leída por mucha gente, han mostrado un esmero y dedicación que no suele habitual con preguntas de interés”. Considera, no obstante, que “no explican cuales son líneas de actuación a las cuales hacen referencia con a los zombis ‘atontado, que se comporta como un autómata'”.

Mulet ha reiterado la queja por el desprecio del Gobierno a las Cortes Generales “contestan tarde y mal, ahora a respuestas absurdas cumplen escrupulosamente, pero a preguntas concretas y de interés, dan respuestas absurdas”. En su valoración de la respuesta, muy dura, concluye que “el Gobierno no tiene ningún protocolo de actuación ante el apocalipsis zombi, y de la respuesta se puede interpretar que el propio Gobierno en si es en sí un apocalipsis zombi…. Una catástrofe humana provocado por atontados o personas autómatas”.

••

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique. También son de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Anuncios