.

.

¿De qué estamos hablando?

La contraportada de pasado sábado, día 29 de abril, en El Mundo, edición en papel, aporta la posverdad sindical ugetista, imagino que con motivo del 1 de mayo…, día de los trabajadores…, a cargo del sindicalista asturiano, José María Álvarez Suárez, actual Secretario General de la Organización en España, que, como todos saben, apuesta por el derecho a decidir de los catalanes a la independencia

El titular -repito, en papel- es otra genialidad de esta grandiosa etapa que estamos viviendo:

“Los liberados son las mejores personas de este país.”

Imagino que hasta la propia UGT habrá enrojecido de vergüenza propia al leer el periódico, con tal titular y esa fotografía del líder cubriéndose la cabeza con un casco a estrenar por/para quién sabe cuánto tiempo lleva sin trabajar en lo que trabajaba. Veámoslo:

En 1976 es nombrado Secretario de Acción Sindical de su empresa; en 1978, Secretario de organización de la Federación del Metal de la UGT Cataluña; a partir de ahí, pasa por diferentes cargos, entre ellos Secretario general del Sindicato del Metal de UGT Barcelona; en 1988 vuelve a ser Secretario de Organización de la Federación del Metal de la UGT Cataluña y miembro del Comité Confederal; en 1989 Presidente de la Comisión Gestora de la UGT de Cataluña; de 1990 a 2016, Secretario general de UGT Cataluña; desde 2016 es el Secretario General de UGT España.

O sea: desde hace más de 40 años, un no parar…

La cuestión es que a alguien le debe haber parecido excesivamente grotesco el titular en papel y lo han sustituído en la edición digital por el de:

Cosas, también, imagino, de la jerarquía…

La entrevista aborda, además, otras cuestiones, pero en ningún caso se vislumbra el deseo de una verdadera regeneración del marco sindical para convertirlo en un verdadero gestor de servicios, también para los parados y los pensionistas.

Ni siquiera reconoce el grave error -y las graves consecuencias- de haberse dedicado a gestionar una materia –la formación– sin la preparación y estructura debidas; ni tampoco el haber fundamentado la organización en torno a una costosísima superestructura procedente del patrimonio de Estado y en una anual partida de elefantiásicas subvenciones públicas que le han aniquilado la independencia que todo sindicalismo precisa. Y, menos, de las consiguientes responsabilidades politico-sindicales por todo ello.

Siquiera la conveniencia de disminuir sustancialmente el número de liberados, sobre todo en un sector público donde la negociación y el control de lo pactado no precisa de tal figura, que de costea de nuestros impuestos.

Por cierto, ¿Para cuando la orgánica ley de huelga constitucional, demandada por la Carta Magna? ¿Qué esperan los Sindicatos? ¿Cuál sería su proyecto?

Porque para la actual -un Decreto-Ley procedente de la Transición– también han pasado casi 40 años… y no se ha cumplido la exigencia constitucional. Vean:

Constitución Española. Artículo 28

2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.

EQM

De la contraportada de El Mundo, ed. papel, 290417.

.

Pepe Álvarez (UGT): “Los robots tienen que pagar impuestos”

Pedro Simón en El Mundo,290417.

A primera vista / De joven José María Álvarez fabricaba trenes y hoy es el maquinista de la General (de Trabajadores)./ Es Pepe sin tilde, acento asturiano de Cataluña, un grito de «Marx madera», socialista que sufre en carné propio y un corazón en un puño. Con ustedes, un sindicalista poco Cándido en la cabina de la UGT./ En esta asamblea de página desfilan los liberados, las comilonas y hasta los androides./ Hace poco le pedimos que se manifestara justo antes del Primero de Mayo y el secretario general se metió en esta última de abril.

Como secretario general de la UGT, ¿ha sido usted poco Cándido?
Todo el mundo es bastante cándido, pero yo intento serlo lo menos posible. La candidez a veces se puede confundir con que parezca que eres tonto. Hablo en el sentido literal de la palabra.

¿Pro-becarios del mundo, uníos?.
Los becarios escucharon que ellos eran la puerta para entrar al mercado laboral con salarios dignos. Hoy no tienen salida. Los parias de la tierra de hoy son los jóvenes, los precarios

¿Antes corrían delante de los grises y ahora quedan a hacer running con los de la patronal?
Por desgracia los sindicalistas corren hoy delante de la Policía y acaban juzgados por defender la huelga. Tenemos 300 encausados. El 21 de junio, dos de ellos se ven ante un tribunal. Les piden siete años. Esa es la realidad.

¿Por qué un sindicato cierra la muralla si el que hace tun-tún no tiene carné?
Nuestro problema es que tenemos la muralla permanentemente abierta. Atendemos a todo el mundo sin preguntar si tienen carné; esta política nos ha llevado a desajustes económicos. Pero las murallas deben estar abiertas.

EL MUNDO de Andalucía destapó las comilonas sindicales de UGT. ¿Qué acidez le queda?
Este tema me pone muy serio. Sacar de contexto algunas facturas que han aparecido no me parece justo. En Andalucía, como en el resto del país, la tónica no han sido las comilonas. Sino el trabajo diario. En todo caso, hemos tomado nota: una organización sindical debe tener coordenadas de actuación por encima de la sociedad.

¿Quién gana sin comités?
Quien pierde es la sociedad. Sería fácil decir que ganan los empresarios, pero es más complejo… Cuando llegué a trabajar a La Maquinista había prejubilados de épocas anteriores. Viudas de zapatos rotos, gente a la que había que dar comida. Yo dije: nunca más. Efectivamente, vinieron nuevos procesos de prejubilación y tuve en cuenta aquello. Estando en Barcelona, como secretario de UGT, lo más gratificante era llegar al despacho y ver que habían ido jubilados de La Maquinista y me habían dejado un paquete de caramelos.

¿Se afiliarán los robots?
Por supuesto que no. Ahora bien, el robot tiene que pagar impuestos.

¿Fue una malformación lo de los cursos de formación?
En absoluto. Pero hemos dejado demasiadas puertas abiertas para que una gestión que, por lo general, ha sido correcta, aparezca ante los ciudadanos como poco correcta, por no decir otra cosa…

UGT y CCOO perdieron más de un 20% de afiliados hace nada. Como dice Def con Dos, ¿”la culpa de todo la tiene Yoko Ono”?
Hoy estamos creciendo. La primera culpa de esa caída la tiene la crisis. No cabe duda de que ha habido una bajada de afiliación. Y de prestigio social. Ha habido una campaña contra los sindicatos. Sin su debilitamiento no habría sido posible el recorte de derechos. Pero el 99,99% de la vida sindical es decente. Ha habido consecuencias en UGT: el sindicato ha hecho proceso de striptease.

Si el 1 de mayo es día del trabajador, ¿cómo debe ser el día a día de los 4,2 millones que no lo tienen?
Es su día también. O fundamentalmente es su día. El caso más dramático de paro lo viví no hace mucho en el metro de Barcelona. Un hombre estaba pidiendo. Le miré, le conocí, era un compañero con el compartí tareas sindicales, se fue corriendo, luego hablé con él: le daba vergüenza que lo viera.

¿El puño que levanta Pedro Sánchez es el mismo que levanta usted?
No, no, no. Yo levanto el mío. Este es un tema serio: la UGT tendrá absoluta independencia de los partidos. El proceso del PSOE lo tenemos que ver con la misma distancia con que hemos vivido Vistalegre.

¿Qué sería de España sin los liberados sindicales?
Un país con más injusticias. Los liberados son las mejores personas de este país, dedican su tiempo al sindicato, a sus vecinos, a una asociación de niños enfermos…

(+1) ¿Una pancarta para manifestarse delante de sí mismo?
Escribiría: «Lo que haces siempre lo puedes mejorar». Pero me parece poco autocrítico.

••

•••

 

Notas.- Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique. También son de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Anuncios