.

.

Silencios suicidas

Les invito a que lean al texto de Santiago González que se publicó en El Mundo el pasado sábado. No se puede resumir mejor el clima colectivo que, en torno al terror, se ha vivido y se vive en determinados ámbitos sociales y el modo en el que determinados poderes del Estado lo interpretan.

De cómo un espeluznante caso más, refleja esa patología social a la que no le basta con que el silencio sea su principal síntoma cómplice.

Pero no creamos, como pudiera parecer, que este mal afecta exclusivamente a vascos o navarros, siquiera en su principal y silencioso síntoma. Se trata, más bien, del silencio de esa sociedad española acostumbrada, educada, durante demasiados años, en la comodidad de una moral laxa en el ámbito de las reponsabilidades colectivas, a cambio de que siempre sean los de arriba quienes tomen las decisiones porque nosotros de política no entendemos más que a la hora de votar, ejercicio que, por cierto, solemos practicar familiarmente y a la contra.

La enloquecida y continuada desvertebración del país, repleto de costurones, cada día más graves, se veía venir.

Los padres de la Constitución consideraron que una inventada y repentina descentralización política, dejada en manos de partidos y sindicatos burocratizados, profesionalizados -sin democracia interna ni verdadera participacón ciudadana-, y con la educación encaminada a la centrifugación localista y el aprobado general de la idiocia, les permitiría desarrollar un Estado democrático del bienestar donde el desarrollo económico bastaría por si sólo para armonizar el Sistema.

El resultado salta a la vista.

Tal receta, basada, pues, en el silencio social de los corderos ciudadanos, ha dejado abiertas las puertas a un terrorismo -cuyo terror, como vemos, sigue vigente, ha sido establecido, inoculado, ya sin necesidad de asesinar-, un nacionalismo golpista cuya falsa épica se propaga a pasos agigantados y una falta colectiva de sentido común, sensatez, que, lógicamente, ya está alcanzando crecientes ámbitos de/del poder.

La gravísima situación actual sólo tiene un aspecto esperanzador, quiero creer: cada vez más gente, a pesar de todo, va teniendo conciencia de que esto puede estallar por cualquiera de sus rotos. Y que a todos nos conviene que no estalle, por muy frágil o sectaria que sea nuestra memoria histórica.

Para eso necesitamos un liderazgo hoy inexistente; una reconducción democrática del modelo político que dé fortaleza y estabilidad al Sistema e institucionalice la igualdad de derechos y obligaciones de todos los españoles, cualquiera que sea su lugar de resdiencia; y un replanteamiento del sistema educativo alrededor de una Historia y Cultura comunes y de unos principios de defensa y de sentimientos colectivos que transformen el ya tradicional silencio en compromiso social.

Tarea de años que deberíamos iniciar cuanto antes.

Por nuestro bien.

EQM

Salvador Ulayar, fotografiado recientemente a la puerta de su casa. Hijo de Jesús Ulayar, ex alcalde de Echarri-Aranaz [Navarra], quien fue asesinado en su presencia por la banda terrorista ETA el 27 de enero de 1979, cuando Salvador sólo tenía 13 años.

.

Esa Euskadi profunda

Santiago González en El Mundo, 050817.

El juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, permitió la celebración ayer de un “tiro al fatxa”, una performance que cuenta ya con una cierta tradición en Etxarri Aranaz y que consiste en arrojar piedras, huevos y todos aquellos objetos que sea capaz de imaginar la magra capacidad intelectual de los lugareños batasunos contra las imágenes de personas e instituciones relacionadas con España: la Guardia Civil, la Monarquía, la Iglesia y cargos políticos, según describe en El Correo Oscar Beltrán de Otálora.

El juez autorizó el acto al considerar que no hay indicios de entidad suficiente para apreciar los delitos alegados en la denuncia de ‘Dignidad y Justicia’. En opinión del juez Moreno, el tiro al fatxa es una mera expresión de opiniones arriesgadas que inquietan o chocan a diversos sectores de la población”.

Por ejemplo, a la familia Ulayar, cuyo padre, Jesús Ulayar, alcalde de la localidad entre 1969 y 1975, año en el que dimitió, fue asesinado a la puerta de su casa el 27 de enero de 1979, ante su hijo Salvador, que entonces tenía 13 años. Salvador vio al asesino con un pasamontañas cubriéndole la cabeza, cómo apuntaba a su padre con una pistola negra, mate y le disparó cinco tiros en dos series, primero tres y luego dos. El niño Ulayar echó a correr, temiendo que luego iría tras él. Es un recuerdo que no ha dejado de perseguirlo aún.

Los cuatro asesinos de su padre  fueron detenidos y condenados a distintas penas. Los cuatro eran del pueblo. Uno de ellos, Eugenio Ulayar,sobrino carnal de la víctima, fue condenado a siete años por encubridor. Alguna vez tengo escrito que el árbol genealógico de los vascos padece una enfermedad que da en unas ramas víctimas y en otras asesinos. Este es un caso. El autor material del asesinato. Vicente Nazábal, fue condenado a 27 años.

Durante el juicio, celebrado en 1980, el Ayuntamiento de Echarri-Aranaz, compuesto por seis concejales del PNV y por cinco de la coalición Batzarraren Aldeko Indarra (BAI), acordó por unanimidad «no reconocer a los tribunales españoles, por ser el pueblo vasco el único que les puede juzgar, así como pedir su libertad y la de todos los presos y refugiados vascos». El acuerdo propuesto por la coalición BAI, fue votado por los concejales del PNV «en base al derecho que tiene toda persona a la libertad y a la vida, y porque deseamos tenerles entre nosotros rápidamente».

A su salida de la cárcel en 1996, Vicente Nazábal fue recibido como un héroe popular. Su retrato colgó del balcón del Ayuntamiento que lo nombró hijo adoptivo, fue invitado a tirar el chupinazo en las fiestas del pueblo y la comisión de fiestas hizo una cuestación para sufragar el programa festivo. Fueron a pedir a casa de los Ulayar. El Consistorio organizó un pasacalles en su honor, que naturalmente pasó ante la casa de la víctima. Vicente Nazábal fue contratado por el abogado batasuno Patxi Zabaleta y trabaja con él en su despacho de Pamplona. Su hermano, Juan Nazábal, fue contratado como psicólogo en el colegio público de Zizur Mayor, donde estudiaban tres nietos de Jesús Ulayar.

Esto es lo que hay. Los once concejales de Etxarri Aranza se repartían en 1979 entre el PNV (6) y la coalición BAI, citada antes (5). Esta cuadrilla de los once ya era bastante miserable así compuesta, pero todo se puede mejorar. En las últimas elecciones municipales, EH Bildu obtuvo el 71,52% de los votos (9 concejales). Los otros dos son del PP.

Y dice un juez de la Audiencia Nacional que en ese pueblo, el tiro al fatxa es una mera expresión de opiniones. Hay que joderse. No sé si el magistrado Moreno ha reparado en que para las tres cuartea partes de los habitantes de Etxarri Aranaz, los magistrados de la Audiencia Nacional son fatxas  a los que se puede tirar, como un guardia civil, como un ex alcalde. La Audiencia Nacional se creó como un instrumento para juzgar los actos de terrorismo sustrayéndolos al juez natural a quien se consideraba más vulnerable a presiones y amenazas. Uno se pregunta si no sería hora de cerrarla.

La organización terrorista ya no comete atentados y, por otra parte, para que la justicia quede en ridículo, tanto da.

El Ayuntamiento de Etxarri Aranaz puso los contenedores de basura justo en el lugar en que Jesús Ulayar cayó herido de muerte, frente a su casa.

Actualización: 080717; 14:00

Sánchez, con el pueblo

Arcadi Espada en El Mundo, 080717.

La confianza que una persona normal deba tener en las encuestas es relativa. Pero eso tiene poca importancia cuando se trata de encuestas políticas, porque los políticos tienen tanta confianza en las encuestas que basan en ellas sus decisiones y sus estrategias y al final la política es el resultado de la encuesta y la encuesta, toda su convicción.

Parece realmente complicado que una persona española normal haya dado a dos preguntas de la última encuesta del Cis estas respuestas: la primera que no le preocupa la situación política creada en Cataluña y la segunda que va a votar al partido de Pedro Sánchez. Parece complicado, pero así ha sido: nadie debería caer en el error de bulto de llamar anormales a la mayoría de encuestados por el Cis.

La encuesta se produjo después de que el socialismo aprobara en solemne congreso y, por supuesto, sin explicar lo que eso significase, que España es un Estado plurinacional. Así que no es extraño que la conjunción de las respuestas y el momento tajantemente plurinacional que vive España hayan dado un gran impulso al socialismo y le hayan animado a diseñar su política inmediata con esos mimbres estadísticos.

A las pocas horas de que el pueblo sinecdótico dictaminase, los socialistas presentaban una propuesta para que el Congreso empiece a estudiar la reforma de la Constitución, sin perder un minuto y mientras en Cataluña se intensifican las maniobras para que sus habitantes queden absueltos de cualquier Constitución española.

Mis opiniones sobre el socialismo español actual no suelen ser de una gran benevolencia. Pero, por esta vez, creo que ha actuado de modo coherente. El pueblo sinecdótico ha dicho alto y claro que la secesión no le preocupa -confirmando que no hay mejor encuesta que el share– y que los españoles ya son mayoritariamente plurinacionalísimos, no en vano la suma de socialistas, podémicos e independentistas es algo superior a la de los partidos escuetamente (¡escuetamente y ontológicamente, jijijí!), nacionales. ¿Cómo este hombre Pedro Sánchez, tan básico que lo hace todo por la base, podía ignorar este clamor?

Hay una observación extendida sobre el pueblo español que consiste en decir que ha sido y es víctima perpetua de unas élites corruptas, malcaradas y analfabetas. Y que el pueblo español lo aguanta todo. No, no es exacto. El pueblo español lo merece todo. Y se lo dan.

••

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Anuncios