.

SI AL MANTENIMIENTO DE LA PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE

  • ¿Cómo es posible que haya partidarios de que, en nombre de la libertad individual, el Estado no tenga derecho a arrebatarle la totalidad de su libertad a quien, cuerdo o no, haya arrebatado hasta su vida a un semejante?
  • ¿Dónde queda, pues, tanto la justicia en torno a la vida y la libertad de tal víctima como la proporcionalidad de la pena o la más elemental seguridad de la ciudadanía?
  • ¿Para cuándo, por cierto, la vuelta de los psiquiátricos penitenciarios que se cargó la ‘antipsiquiatría’?

EQM

.

AQUÍ PARA FIRMAR LA PETICIÓN

  • Ya superamos las 300.000 firmas y pretendemos alcanzar las 500.000

.

NO a la Derogación de la Prisión Permanente Revisable

Con asombro e indignación, y coincidiendo con la detención del presunto asesino de la joven Diana Quer, me entero por los medios de comunicación que todos los partidos políticos del arco parlamentario español a excepción del PP (que votaría en contra) y Ciudadanos (que se abstendría) se proponen derogar la reforma del Código Penal que creó la pena de Prisión Permanente Revisable (aplicable en casos excepcionales de la máxima gravedad), para garantizar a los peores criminales que algún día recobraran su libertad.

Algo absolutamente incomprensible teniendo en cuenta que la Cadena Perpetúa existe en casi todos los países europeos, aunque sea de manera revisable, para garantizar que los responsables de crímenes atroces y que son incapaces de rehabilitarse sinceramente permanezcan aislados de la sociedad el resto de sus vidas.

No se entiende que la clase política española pretenda que la legislación penal española sea más “buenista” que la de otros países que incluso son tomados como referentes por algunos de los mismos políticos que impulsan esta injusticia, aferrándose a una visión desfasada que se quedó anclada en los años 60 y comienzos de los 70, mientras el mundo democrático viene de regreso de ese exceso de indulgencia ingenua con los criminales.

La indulgencia con el mal no es bondad ni justicia. Es inaceptable y perverso que monstruos que han cometido crímenes atroces y aberrantes como el presunto asesino de Diana Quer o David Oubel, el primer condenado a Prisión Permanente Revisable por asesinar a sus hijas de manera horrible, se puedan beneficiar de esta propuesta de reforma para recuperar su libertad algún día, incluso aunque no se hayan arrepentido de sus crímenes ni se hayan rehabilitado.

Por eso exigimos a los partidos políticos que desistan de esta propuesta, mantengan la pena de Prisión Permanente Revisable, o de lo contrario que sepan que actúan contra el expreso deseo del Pueblo español que debería tomar nota y cobrárselo en las urnas electorales a los responsables de este despropósito vergonzoso. Se lo debemos a las víctimas y a sus familias, especialmente a las futuras víctimas.

.

.

No a la derogación de la Prisión Permanente Revisable

 

Carta dirigida al Congreso de los Diputados, a la atención de:

Isabel Rodríguez García, Presidenta Comisión Justicia; Pablo Matos. Vicepresidente Comisión Justicia; Francisco Molinero. Vicepresidente Comisión Justicia; Artemi Rallo. Secretario Comisión Justicia; Ester Capella. Secretaria Comisión Justicia; Juan Carlos Campo. Portavoz PSOE Comisión Justicia; Lourdes Ciuró. Portavoz PDeCAT Comisión Justicia; Mikel Legarda. Portavoz PNV Comisión Justicia; José Ignacio Prendes. Portavoz Ciudadanos Comisión Justicia; Eduardo Santos. Portavoz Podemos Comisión Justicia

El 6 de julio de 2017, en la Audiencia Provincial de Pontevedra, un jurado popular halló culpable a David Oubel Renedo por el asesinato de sus hijas, Candela y Amaia, ocurrido el 31 de julio de 2015. La condena dictada por la jueza “in vocce” fue la de Prisión Permanente Revisable por cada una de las víctimas. Los datos del caso, que aquí no se mencionarán, han sido divulgados públicamente.

El día 4 de octubre de 2016 una mayoría absoluta del Congreso dio su apoyo a una iniciativa del PNV que pide al Gobierno derogar la prisión permanente revisable, introducida en la pasada legislatura a propuesta del Partido Popular.  Entre los partidos que pedía la derogación estaban PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDC y la mayoría de los partidos nacionalistas. Únicamente el PP y UPN estuvieron a favor de la pena. En total logró 176 apoyos, con 135 votos en contra y 31 abstenciones.

Mi nombre es Rocío Viéitez Ferro y soy la madre de las víctimas. Como persona de nacionalidad española, sin afiliación política concreta, me siento representada por cada una de las personas presentes en ese Congreso de Diputados. Y en este asunto en cuestión MUESTRO MI TOTAL RECHAZO por la decisión de algunos de solicitar la derogación de esa pena.

Mis motivos son los siguientes:

Cada persona es responsable de sus actos. Por ello, en aras de la asunción de responsabilidades, David Oubel Renedo debe asumir la condena que le ha sido impuesta por un delito mayor que se ajusta por completo a la pena que le ha sido impuesta. Esta pena es la de prisión permanente revisable. Una persona que comete un delito de esta índole, ¿qué otra pena merece?

Tal y como su nombre indica, la prisión permanente revisable se traduce como:

Prisión – Privación de libertad en asunción de responsabilidades por los delitos cometidos. Debe cumplir 25 años de privación de libertad (no de derechos) por los delitos cometidos. Las malas acciones conllevan castigos, es así.

PermanenteSi la persona no muestra signos de reinserción como individuo no propenso a cometer delitos de la misma índole, será permanente. Si un individuo muestra los mismos signos violentos y de reincidir, no saldrá.

Revisable – Dando la posibilidad de la reinserción, una vez se cumpla condena por los delitos, la pena se revisará a los 25 años. Si, una vez cumplidos 25 años como castigo por su delito, juristas y psicólogos consideran que está preparado para salir, saldrá como es lógico.

Creo en la reinserción. Por ello, las personas tienen la capacidad de renovación suficiente como para volver a ser útiles a la sociedad tras la condena. Sin embargo, en este afán de ser “correctos”, de “mente abierta”, “tolerantes” y “democráticos”, nos olvidamos de la parte que permanece, en la gran mayoría de casos, callada: las víctimas. ¿Acaso la ley debe proteger mejor y dar más amparo al delincuente que a la víctima? ¿La libertad de uno significa la pérdida de libertad del otro (víctima)?

La reinserción está en manos del condenado a prisión permanente revisable y en su capacidad de poder volver a ser útil a la sociedad y demostrar que no reincidirá en delitos. Lo mismo sucede con el resto de penas que existen en nuestras leyes. ¿Por qué esta pena se considera más gravosa?

Por todo ello, solicito a quien esté leyendo estas líneas que me ayude a demostrar a esos partidos políticos de distintas ideologías y que, en mayor o menor medida, nos representan que nosotros, como votantes, somos las personas a las que nos afectan sus decisiones y que estamos disconformes con su solicitud de derogación. Necesitan visualizar el porcentaje de votos que representamos para darse cuenta de que nuestra opinión cuenta.

Decía Rousseau:

“El gobierno tuvo su origen en el propósito de encontrar una forma de asociación que defienda y proteja la persona y la propiedad de cada cual con la fuerza común de todos”. Ejerzamos, pues, esa fuerza común ante esta solicitud y que se mantenga en vigor la Prisión Permanente Revisable.

Mi más profundo agradecimiento a todo aquel que firme esta solicitud.

AQUÍ PARA FIRMAR LA PETICIÓN

••

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Anuncios