.

Nel Blu Dipinto Di Blu‘ [1958; Volare]. Compuesta por Domenico Modugno y Francesco Migliacci. Con ella, Modugno ganó el Festival de Sanremo de ese año. Incorporada a la banda sonora de la película en versión de Angelo DiPippo. Cartel del film, diseñado por cold open; vía IMPawards.

.

TÍTULO The 15:17 to Paris
AÑO
2017
DURACIÓN
94 min. Trailers/imágenes
PAÍS
EEUU
DIRECTOR Clint Eastwood
GUIÓN
MÚSICA Christian Jacob y Thomas Newman
FOTOGRAFÍA Tom Stern
REPARTO Spencer Stone*, Anthony Sadler*, Alek Skarlatos*, Judy Greer, Jenna Fischer, Ray Corasani, Tony Hale, Thomas Lennon, Sinqua Walls, Paul-Mikel Williams, Max Ivutin, Bryce Gheisar, Cole Eichenberger, William Jennings, Jaleel White, P.J. Byrne, Robert Pralgo, Steve Coulter, Gary Weeks, Timothy Carr, Cecil M. Henry, Lillian Solange Beaudoin, BreeAnna Marie, Ethan Rains, Mariam Vardani, Jeanne Goursaud, Irene White, Seth Meriwether, Matthew Barnes, entre otros.

*: Spencer Stone, Anthony Sadler y Alek Skarlatos fueron también protagonistas reales del suceso

PRODUCTORA Warner Bros., Village Roadshow Pictures, Malpaso Productions, entre otros
Varios:

.

SINOPSIS

En la tarde del 21 de agosto de 2015, tres jóvenes americanos que viajaban por Europa se enfrentaron a un terrorista en un tren con destino a París, con 500 pasajeros a bordo. La película narra el curso de las vidas de estos amigos, desde los avatares de su niñez para encontrar su destino, hasta la serie de eventos que precedieron al ataque. A lo largo de esta desgarradora experiencia, su amistad nunca flaqueó, convirtiéndola en su mejor arma. (filmaffinity).

CRITICAS:

  • «Una reconstrucción dramática tan simple y efectiva como la acción que representa (…) La forma que tiene Eastwood de abordar la tarea es precisamente lo que hace a la película fascinante y emocionante.». A. O. Scott: The New York Times
  • «Está la dirección fantástica de unos actores que ni siquiera lo son y la magistral manera de colocar la cámara donde menos molesta. Disfruten de lo bueno de Clint.» (…) Puntuación: ★★ (sobre 5). Federico Marín Bellón. Diario ABC
  • «[…] es un experimento exitoso desde lo actoral. Sea lo que sea que Eastwood quiso demostrar poniendo a estos muchachos, lo consiguió.» Santiago Balestra. Altapeli
  • «[…] es una película estimulante, casi un ensayo de ficción, merecedor de mayor atención que la suscitada por un estreno fantasmal, rodeado de rumores —¿Es el autor quien no ha querido mostrarla a la prensa? ¿Los directivos de Warner Bros. no sabían que hacer con ella?— y el ensañamiento de una crítica que, no nos engañemos, simboliza mucho de lo que Clint Eastwood desprecia». Diego Salgado. Cinedivergente
  • «Parece como si el viejo Clint, viendo aproximarse ya el tránsito de la muerte, quisiese echarle un piropo al Altísimo, lleno de explicitud.» Rubén de la Prida. Cine para leer
  • «Hay una gran diferencia en los lugares a los que nos lleva la vida y lo que hacemos una vez que nos encontramos allí. Esta pregunta sobre el heroísmo es lo que convierte a 15:17 Tren a Paris es una película extraordinaria.» Santiago García. Leer cine
  •  «[…] y es allí mismo donde el film resulta satisfactorio porque por un lado critica la burocracia de la milicia y la rigidez dogmática de la educación religiosa, y por el otro edifica una semblanza amena y adulta acerca del sacrificio como vocación humanista.». Metacultura.
  • «[…] tardará en lograrlo, pero pasará como una de esas películas que, en medio de una marea de cine comercial (que puede ser muy válido, no lo pongo en duda), decidió hacer algo arriesgado y nuevo, dentro de algo que supuestamente no podía mejorar, y lo hizo estupendamente, como no podía de ser de otro modo con semejante monstruo de la dirección. Así que adelante, di que su nueva película apenas tiene algo de valor, porque Clint va a seguir haciendo lo que le da la gana. Y yo iré a verlo al cine encantado.» AtomS8. Filmaffinity.
  • «[…] y es allí mismo donde el film resulta satisfactorio porque por un lado critica la burocracia de la milicia y la rigidez dogmática de la educación religiosa, y por el otro edifica una semblanza amena y adulta acerca del sacrificio como vocación humanista.». Metacultura.

Más críticas

via

.

De la banda sonora incorporada [vía]

YouTube [completa] +

Trailer en inglés con subtítulos en español.

.

MI OPINIÓN:

Heroicidades de la gente de la calle

Comentario previo: cuando, en este país, un bodrio de la magnitud de ‘La llamada‘, dirigida por ‘Los Javis‘, es capaz de recibir mayoritarias críticas gloriosas, con notable de media, e incluso de aspirar a 5 Goyas -aunque, a Dios gracias, finalmente sólo consiguió la de… ¡mejor canción original!-, es que aquí pasa algo.

Sobre todo si, simultáneamente, la película  ‘15:17 Tren a París‘,  del maestro Clint Eastwood consigue mayoritarias críticas bochornosas y un suspenso calificatorio; es que aquí, desde luego, algo pasa. También, seguramente, que su apuesta por el patriotismo, el esfuerzo, el mérito y el espíritu, no son valores muy propios de esa misma progresía que sí ampara el nacionalismo regional excluyente o el a lo loco se vive mejor.

Yo lo tengo claro: cuando unos de los actuales referentes del cine mundial filma una película, lo lógico es que, salvo muy fundadas excepciones, el cinéfilo se ponga firmes y se sienta esperanzado. Y hablo de fundadas excepciones porque todos conocemos que más de uno de los grandes ha caído en la tentación de hacer un film por encargo y, obviamente, se suele exculpar haciendo todo lo posible por que la gente se percate de que ese no es su cine sino mero y vergonzante negocio.

Pero ese no es el caso de Clint Eastwood, quien jamás se ha prestado a algo así y ahora, a sus 87 años, con toda lógica, ni se le ocurre otra cosa que reflexionar y hacer reflexionar a los demás… si gustan. No es ya su hora de obras maestras. En cierto modo, viene a ser un paso más en la etapa de despedida que quizás inició con Sully [2016], otra heroicidad inesperada.

Es más: precisamente su edad justifica una película experimental como ésta, en la que, basándose en la histórica heroicidad cívica protagonizada por tres muchachos estadounidenses de lo más vulgares, toma la decisión de rodar el anodino entorno vital en el que se desarrollan sus vidas y su brutal encontronazo en el tren con la toma de decisión que, como un avatar del destino, pondría al descubierto el espíritu colectivo y solidario que sólo es patrimonio de unos pocos.

Sirva el preámbulo para, entrando en materia, decir, en primer lugar, que la labor de Eastwood, en sus aspectos técnicos, de realización, dirección de actores, montaje y demás enfoques me parecen, como siempre, impecable. Y también para justificar un guión de Dorothy Blyskal intencionadamente simple, basado en la simple autobiografía de los tres héroes del el atentado del tren Thalys en 2015.

Me gusta, pues, la forma en la que Eastwood cuenta la vulgar vida cotidiana de los tres protagonistas -tan vulgar como la de la mayoría de las personas- antes y después del ferroviario atentado yihadista. Aunque reconozco que convertir en cine la vulgaridad puede llegara resultar tedioso.

Mención aparte merece la decisión de contar con los tres reales protagonistas de la gesta –Spencer Stone, Anthony SadlerAlek Skarlatos– como actores de sus propios personajes. En mi opinión es un reto con todo el sentido y el resultado interpretativo encaja como anillo al dedo: otra forma de decir, sí, cualquiera puede protagonizar algo infinitamente más complejo y meritorio que una película.

Por cierto, el debate sobre las formas de educar e instruir en la disciplina es intencionadamente secundario cuando consigue inculcar al grupo social la importancia de su defensa, como colectivo y como cultura.

Me quedo, por tanto, con ese cine minimalista y sencillo, que defiende su relato desnudo de todo artificio al margen de su epopéyica realidad. Todo un cine de autor sobre la heroicidad en una sociedad vacua pero que todavía es capaz de transmitir a su gente normal, los ciudadanos, valores espirituales, éticos, en colectiva defensa. En palabras de Eastwood, también de «cómo personas normales hacen cosas extraordinarias«.

Y dos hitos que justifican sobradamente mi calificación de notable: las magistrales realizaciones de dos secuencias plenas de magia Eastwood:

1) el atentado; y 2) el acto protocolario en el Palacio del Elíseo, elaborado como documental y que fue filmado en el histórico acto de homenaje de François Hollande, como Presidente de la República Francesa, a esos héroes que salvaron cientos de aquellas vidas que les acompañaban en el tren.

Eastwood, subrayando la heroicidad que emerge en la trivial vida cotidiana [7 sobre 10]

EQM

Fuentes:

Filmaffinity [críticas de espectadores], IMDb, Wikipedia y elaboración propia [EQM].

••

•••

NOTA.- Los enlaces no propios de textos de terceros son aportados por EQM, salvo que se indique expresamente lo contrario.
.