.

.

Miki se quitó la venda

Anteayer, sábado, Miki Núñez [Cataluña, 1966] hizo el ridículo en el Festival de la Canción de Eurovisión 2019. En una edición de muy bajo nivel, los jurados de 41 países le otorgaron 7 votos de los 492 posibles y los eurofans votantes sólo añadieron 53 a la suma final, con lo que quedó en el puesto 22 de 26.

El fiasco -esperado por todos menos por quien le seleccionó, TVE, y por él mismo- no sólo se produjo porque su canción era una mala pachanga verbenera echa a su medida, «La venda», sino también porque el interprete es de la talla de nuestros más recientes aspirantes, esto es, Alfred García [2018; Cataluña] o Manel Navarro [2017; Cataluña], que únicamente se diferencian de Rodolfo Chikilicuatre [David Fernández; 2008; Cataluña] en que éste fue enviado en plan de coña y los otros tres han participado en serio.

No me extrañaría que la forma en la que Televisión Española TVE escogió a Miki obedeciera a que, este año más que nunca, ZPedro, nuestro segundo Presidente por accidente, estaba vivamente interesado porque fuera un catalán, como así acaba de hacer a la hora de escoger a los Presidentes de ambas Cámaras legislativas de las Cortes.

Estamos, pues, en plena euforia sanchista de seleccionar catalanistas de medio pelo -adornados, eso sí, de su ‘singularidad hidtórica’- como fórmula para ‘conllevar’, con diálogo, el desastre catalán.

Finalizado el festival, había que ver a los de TVE ensalzando la magnífica actuación de un pobre chaval que contaba, como únicos méritos conocidos, haber hecho el payaso feminista en la última edición de Operación Triunfo y su conocida controversia paseando una estelada en alguna de las manis independentistas…

Actualización 230519: Eurovisión quita a España los 6 puntos que le dio Bielorrusia, por irregularidades en la votación…

De modo que los 7 puntos recibidos, de los 492 posibles, de los jurados de 41 países, se quedan en 1

Marta Sánchez

Todo lo contrario que Marta Sánchez [Madrid, 1966], famosa cantante y compositora española pop que también formó parte del grupo Olé Olé y que ha vendido más de 11 millones de discos en todo el mundo. O sea, ésta sí sabe cantar y no es nacionalista excluyente sino patriota inclusiva.

Respecto a esto último, el 17 de febrero de 2018, en un concierto celebrado en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, donde agotó las entradas de la función tres meses antes, Marta Sánchez interpretó el Himno de España con una letra inédita hasta ese momento y escrita por ella misma, con motivo de su nostalgia durante el tiempo que estuvo residiendo fuera del país.

El video de la grabación se convirtió en viral​ y generó todo tipo de reacciones políticas y mediáticas, incluyendo la del entonces Presidente del Gobierno Mariano Rajoy​ y la del Presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quienes aplaudieron públicamente su iniciativa. Como es natural en los tiempos que corren, a la supremacía moral de la  izquierda no tardó en posicionarse en contra: el PSOE en boca de Carmen Calvo​ y Podemos, vía Pablo Iglesias​.

Y, por descontado, también los demás socios de ZPedro, es decir, toda desgracia de nacionalistas regionales, bajo el liderazgo de catalanistas y abertzales.

Pues bien, como una de las consecuencias de su iniciativa, Marta, que es, desde hace años, un icono del mundo gay, el pasado viernes 17 de mayo fue invitada a participar por el conocido productor catalán Brian Cross, en un festival pro defensa de los derechos LGTBI, que se celebraba en Badalona [Cataluña] y que organizaba el Ayuntamiento, actualmente presidido por el socialista Àlex Pastor.

Apenas terminada la primera canción de su concierto, un grupo de personas empezó a lanzar una lluvia de huevos al escenario, mientras se escuchaban gritos de ¡fascista‘!, contra ella. Aunque el suceso todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo o asociación, la acción ha sido festejada por señalados gurús del independentismo en las redes sociales.

Esta ha sido la réplica de la cantante al vandálico acto:

Comunicado de prensa de Marta Sánchez [180519]

“Sobre lo que ocurrió en Badalona anoche, realmente no merece mucho la pena entrar a responder a esos cobardes, que sólo buscan publicidad, pero lo haré por tantísimos mensajes de apoyo que estoy teniendo.. No voy a entrar a hacer entrevistas sobre el tema, porque lo que realmente quiero es olvidarme de este desagradable incidente, que ha sido sin duda, el peor que he sufrido en un escenario. Quiero insistir que esa letra la hice para cerrar un espectáculo que recorría mi carrera a piano y voz, y venía perfecta esa melodía, para hablar de mi vuelta a casa después de cuatro años viviendo fuera.

Cualquiera que esté o haya estado en esa situación, estoy segura que se siente identificada con esa letra, que hice con todo mi cariño a mi país al que tanto aprecio y sin ninguna pretensión más que esa, a pesar de que haya gente que no lo vea así. El caso es que siento un total desprecio hacia los que usan la violencia para cualquier tipo de reivindicación … de hecho uno de los huevos lanzados me hizo daño físico.. la próxima vez que serán, piedras!?.. a donde vamos a llegar señores!!! pensemos en eso y no me usen más de cabeza de turco ante un problema que nos afecta realmente a todos. Gracias siempre a aquellos que me apoyan y me respetan…

Un abrazo de corazón fuerte para todos, en especial al público allí presente !! Marta”.

Fuente

EQM

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.