•••
. El robot Sophia se negó a besar a Will Smith y acabaron con una cita [en inglés, también subtitulado].

  • Robots Sexuales ¿El futuro del sexo?

Piero Gayozzo en el Instituto de Extrapolítica y Transhumanismo, 100920

La Cuarta Revolución Industrial se caracteriza por la aparición de tecnologías avanzadas que irrumpirán no solo en los negocios o la manufactura, sino también en las relaciones humanas.

De entra las más importantes herramientas tecnológicas de este nuevo paradigma social podemos centrar nuestra atención en las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones. Tecnologías como la inteligencia artificial, la robótica, la Big Data y los sensores inteligentes prometen múltiples aplicaciones para la gestión empresarial, económica, informática e incluso de evaluación y rastreo de condiciones ambientales y poblaciones animales en peligro de extinción.

El desarrollo de herramientas con gran capacidad de cómputo abre las puertas a la mejora de muchas industrias. Por un lado el avance de la realidad virtual, ya sea mediante la creación de asistentes virtuales, como Alexa que nos facilita la gestión de tareas diarias, o de “personas virtuales” que no solo nos sirven de apoyo, sino que son diseñadas para hacernos compañía, como Réplika. Por otro lado, el ingreso hacia una nueva generación de líneas de investigación en robótica.

Al hablar de robots, puede que lo primero que venga a nuestras mentes sean ejemplares de desinfección o asistencia médica como los robots Ninja desplegados en esta pandemia, o las clásicas y cada vez más comunes aspiradoras inteligentes de EUFY, pero no son las únicas. Actualmente, muchos grupos de investigación y robótica concentran sus esfuerzos por lograr aquello que era exclusivo de la ciencia ficción: convertir a los robots en nuestros amantes.

La industria del sexo, aunque quizás no siempre muy explícita, es bastante demandante y millonaria. En las últimas décadas esta no se limitó únicamente a la producción pornográfica, sino que intentó simular la compañía humana con muñecas de diversas calidades y materiales que puedan simular la textura y suavidad de la piel humana (inflables, de vinilo, látex, silicona) . Quizás esto último no con mucho éxito.

No obstante, ahora, gracias al adelanto tecnológico, una nueva generación de muñecas sexuales ha aparecido: los robots sexuales. Desde hace algunos años, varias compañías han incursionado en este horizonte y se han proyectado a elaborar robots sexuales con materiales inteligentes que simulen la temperatura del cuerpo y estén equipados con sistemas de inteligencia artificial que los vuelvan capaces de simular diálogos que tornen mucho más realista la silenciosa experiencia que se vivía con las antiguas muñecas sexuales.

Esta idea ha sido ampliamente abordada en series y películas. En Inteligencia Artificial de Steven Spielberg se explora un escenario futurista en el que existe una zona dedicada a la prostitución donde únicamente atienden robots. La más reciente de las producciones cinematográficas posiblemente haya sido la serie rusa, disponible en Netflix, Mejores que Nosotros. En este programa la tecnología ha permitido la aparición de robots que no solo se desempeñan como asistentes, pues son capaces de interactuar con su propietario ya que poseen sistemas avanzados de identificación de usuario, además de cierta autonomía, sino que también sirven de compañeros sexuales.

Las empresas Robot Companion AI, Abyss Creations, True Companion son algunas de las que intentan volver esta fantasía una realidad. Actualmente ya comercian muñecas realistas que emplean Inteligencia Artificial para aprender de los gustos y temas de discusión del usuario para entablar conversaciones. Incluso, dichas compañías se proyectan a desarrollar en los próximos años robots sexuales más similares a los humanos y mucho más complejos de la mano de la conectividad 5G.

Las versiones más populares y mediatizadas quizás sean los robots Harmony y Henry. Ambos son productos de  última generación diseñados por la compañía experta en aplicaciones inteligentes, Realbotix. Los dos modelos están equipados con un sistema de inteligencia artificial que facilita las habilidades comunicativas, el aprendizaje y la solución de problemas. Además, la compañía permite al usuario adecuar y ajustar la personalidad del robot a las exigencias del usuario mediante una aplicación de teléfono celular. Ahora no solo se podrá escoger entre el tamaño o color de los atributos del robot sexual, sino también la personalidad de este.

Otras características que llaman la atención de ambos productos es que Harmony posee un sistema de lubricación vaginal automático y sensores corporales que envían “estímulos” a la AI para reaccionar placenteramente al interactuar con el usuario. Mientras que el robot Henry ofrece la opción de regular el tamaño de su pene en función de las exigencias de su usuaria/o.

Como era de esperarse, estas nuevas promesas de la tecnología traen consigo discrepancias en la sociedad. Aunque a menor escala, la discusión a nivel moral ya se ha desatado y reside en cuestionarnos cuán beneficiosos serían estos productos. ¿Sería el fin de la prostitución, de las infidelidades y de los nacimientos no deseados? O ¿Reducirían dramáticamente la interacción entre personas?

En Japón, y posiblemente en otros países del mundo, la tendencia en hombres mayores por preferir la compañía de muñecas sexuales a la de mujeres reales ha sido retratado en documentales y es tema de discusión sobre los posibles daños psicológicos y a las relaciones humanas que estos nuevos aparatos traerán consigo.

Incluso, la ya existente discusión moral sobre el consumo de versiones de animés pornográficos en los que los protagonistas son personajes con forma de niños toma una nueva dimensión, pues ¿los robots sexuales con forma de niño frenarán a muchos pedófilos de cometer actos delictivos? o por el contrario ¿estimularán e incitarán la pederastia?

La situación legal actual de las muñecas sexuales con apariencia, forma y tamaño de niños en el mundo es variada. En el Reino Unido, decenas de muñecas han sido decomisadas en los últimos años. Esto se debe a que en dicho país la comercialización e importación de estos artículos no está permitido; sin embargo, su posesión sí. Al otro extremo se encuentra China, país en donde ni su comercialización ni su posesión suponen ningún tipo de problema legal.

Como era de esperarse, este tema genera tanta controversia que el debate en las aulas universitarias y desde los colectivos civiles no se ha hecho esperar. La profesora de ética y de cultura de robots e inteligencia artificial de la Universidad de Montfort, Kathleen Richardson es una activista y promotora de la Campaña contra los Robots Sexuales (Campaign against Sex Robots).

Esta iniciativa civil reúne las conclusiones de una investigación presentada en la Ethicomp del 2015, según las cuales los robots sexuales, lejos de beneficiar a la sociedad, fomentan y posicionan el abuso hacia las mujeres y los niños, refuerzan la violencia, reducen la empatía en las relaciones humanas y refuerzan la explotación sexual.

Por el contrario, para la especialista británica en inteligencia artificial e interacciones humano-computadora, Kate Devlin, la prohibición de robots sexuales no es algo dable. Devlin arguye en defensa de esta nueva generación de amantes artificiales que, aunque es importante tener cuidado de no trasladar nuestros comportamientos de género y sexuales errados hacia la sexualidad robótica, tampoco debería trasladarse el recato y los tabúes que existen sobre la sexualidad en nuestros idearios.

¿Qué podemos hacer frente a este desafío moral? Quizás hagan falta más estudios e investigaciones sobre el impacto psicológico de los consumidores de robots sexuales, así como un análisis concienzudo de los límites morales de casos tan peculiares como el de los robots con apariencia de niños. Lo cierto es que estamos atravesando un cambio dramático en el cómo y con qué interactuamos.

El adelanto tecnológico nos obliga a replantear nuestras relaciones sociales a cada instante. Si no comenzamos a contemplarlas, puede que el problema termine adelantándosenos y colocándonos en aprietos y contiendas que pudieron ser previstas con anticipación.

Piero Gayozzo. Fundador y Sub Director del IET. @pgayozzo (FB/Instagram/Twitter). El IET es un grupo de investigación de la Sociedad Secular Humanista del Perú sobre el impacto ético, político y social de la Cuarta Revolución Industrial.

•••

•••

Mucha mujer para tan poco ministro [contemplar vídeo en su sección]


Otra vez Marlasca. Y Olona, naturalmente

Santiago González en su blog, 140521

Macarena Olona se ha tomado como una tarea personal poner en evidencia a esa cumbre de la indignidad que es el ministro del Interior, Grande, solo por parte de padre, y Marlasca por su madre. Fue la suya intervención apabullante a la que el ministro no respondió. El punto fuerte de la somanta fue su encubrimiento del ataque de los matones de Pablo Iglesias al mitin de Vox en Vallecas y la acusación de haber conocido las detenciones de dos tipos de Podemos durante diez días.

Y luego lo del numerito de los sobres con balas y la navajita plateá. Marlasca no dijo ni mú de lo segundo y farfulló que no le correspondía a él dar información de un asunto que estaba bajo control judicial. Una implacable Olona le recordó que él acusó a un hombre de Valladolid, recién detenido, de haber matado a su mujer arrojándola por la ventana. Los testigos declararon que él trataba de impedir el suicidio de la mujer agarrándole por los brazos y que se le escapó.

También Ana Beltrán, diputada del PP por Navarra, tuvo ayer una gran intervención en la sesión de control al Gobierno, con una magnífica interpelación al desdichado ministro del Interior: “Hoy voy a decirle a la cara lo que millones de españoles quieren decirle y no pueden. Usted utilizó la campaña electoral de Madrid para llamar ‘organización criminal’ al principal partido de la oposición y lo que tiene que hacer usted es mirarse al espejo. Un espejo en el que ningún juez honrado se reconocería”.

Marcos Guerrero Concepción, que es una incorporación reciente pero muy activa, proponía ayer una metáfora adecuada: “Pablo Iglesias se corta la coleta. Las orejas y el rabo se los cortó Ayuso”. Jorge Bustos proponía que: “Estamos de acuerdo en que Pablo Iglesias no era Sansón, pero Díaz Ayuso ha resultado ser su Dalila”.

Panchita la Loca citaba a Lidia, una fan de Iglesias más allá de los límites de la realidad: “lo interesante es que él es un hombre culto con el que se puede hablar en varios idiomas…” Él que hizo bromas sobre el “relaxing cup of café con leche” de Ana Botella. Después le oímos a él decir aquello de:

“A polítical estraguel is a estraguel for de minin of de guors…” Por no hablar de aquella vez que quiso hablar de una de las empresas más grandes de la consultoría, una de las ‘four bigs’, Price Waterhouse Coopers y él la llamó ‘House Water Watch Cooper’ y Albert Einstein lo pronunciaba Isaac Newton. No digo más.

Esperanza Gómez es coordinadora de Más País en Andalucía y ayer decía esto en Público: “Estamos construyendo un proyecto con marcado perfil propio que aspira a ser alternativa de Gobierno y que no se define como un espacio a la izquierda del PSOE. Mi prima Berta González de Vega le cogió la musiquita y escribió: “Han vuelto los principios errejonistas. Significantes vacíos y que puedan ser transversales. El núcleo irradiador de los despachos donde se dan becas de investigación”.

Es verdad que Podemos ha perdido un capitán, como decía Haro Tecglen por José Antonio, con el corte de coleta de Pablo y la caída en desgracia de su favorita, pero el Dios misericordioso nos dejó una gran sustituta. Hay banquillo: Ione Belarra:

“Después de reflexionar con compañeros y compañeras he decidido presentar mi candidatura a la Secretaría General de Podemos. Necesitamos el Podemos más fuerte posible para conseguir que  Yolanda Díaz sea la primera mujer presidenta del Gobierno de España”. Yolanda Biden, que decías tú.

1•••
Casado intenta el asalto a La Moncloa con una ofensiva económica y la absorción de Ciudadanos | España | EL PAÍS

El nuevo camino de Casado

Quiéranlo o no en Génova 13, en España hay ayusismo, pero no existe casadismo. Dado que el candidato del PP para las próximas elecciones generales será con toda probabilidad Pablo Casado, conviene no distraer esfuerzos y aprovechar el viento favorable.

Guillermo Gortázar en El Español, 140521

Una de las notas más divertidas del cuatro y el cinco de mayo, conocido el resultado electoral, ha sido el empeño del Gobierno, del PSOE y de las terminales mediáticas de Moncloa en que el triunfo era de Isabel Díaz Ayuso y no del PP.

Por el contrario, el objetivo del aparato de comunicación del PP era destacar que se trataba de un triunfo del Partido Popular y del acierto de Casado en la elección de Ayuso como candidata, en 2019.

La singular y positiva gestión y comunicación del gobierno regional de Madrid durante estos dos años culminaron con la celebración del festejo taurino de las Ventas, el pasado 2 de mayo, del que se hizo eco el Financial Times. Resultado: triunfo electoral.

Me permito sugerir algunos pasos que pueden derivar en un apoyo al conjunto del centroderecha para emerger como una alternativa política creíble al conjunto de fuerzas que vienen malgobernando España desde 2019, es decir, de la suma de separatistas y extrema izquierda que acompaña y delimita el gobierno de Pedro Sánchez.

En primer lugar, se trata de evitar morir de éxito. Los elogios, tentaciones del poder, y adulaciones y aduladores son malos compañeros de viaje: nublan la vista. Si Ayuso logra apartarlos de su horizonte de trabajo y de iniciativas, demostrará una inteligencia política inusual y, hoy, más necesaria que nunca.

En segundo lugar, el gobierno de Ayuso ha sido un referente de resistencia. Ahora debe ser un referente de reformas. Dadas las dificultades para comunicar las iniciativas, las alternativas y las propuestas políticas de Casado y su actual equipo, el gobierno y la mayoría parlamentaria regional del PP (con el apoyo de Vox) tienen la oportunidad de iluminar, y de hacer evidente, cómo puede ser el próximo gobierno liberal-conservador para toda España.

Casado cuenta a su favor con una renta cuantiosa, pero no ilimitada: haber ganado unas elecciones primarias al rajoyismo que apostó por Soraya Sáenz de Santamaría. Al parecer, el líder del PP, hasta el día de hoy, ha estado más ocupado en recomponer un partido deshecho, plagado de minas y de enemigos internos mucho más peligrosos y dañinos que los adversarios políticos de la izquierda.

Las elecciones del 4-M han demostrado varias cosas interesantes. La corrupción (asuntos BárcenasCorrea y Rajoy-Fernández Díaz con la Kitchen) ya no descuenta en el electorado. Salvo nuevos escándalos, y para gran disgusto de Sánchez, los casos todavía en proceso judicial están fuera de la agenda.

Lo que sí cuenta es el voto de castigo. El engaño de Sánchez a sus votantes y al conjunto de España (“no me uniré a Iglesias; no aceptaré chantajes nacionalistas”) y la pésima gestión de la pandemia le ha pasado factura en Madrid. El resto de España está deseando cobrársela.

El voto de castigo lo padeció Alfonso XIII en 1931 por aceptar la dictadura militar de Primo de Rivera en 1923. Azaña se quedó sorprendido y casi fuera del Parlamento por lo mismo en 1933. El castigo lo padeció Felipe González en 1996 por los numerosos casos de corrupción y Rajoy por su nulidad reformista, por encubrir a sus numerosos amigos encausados por corrupción y por el inútil y costoso diálogo con los separatistas en 2017.

Es hora de abordar la reordenación interior del partido, de diseñar una agenda reformista y de rodearse de un equipo creíble. Si Ayuso lo ha hecho en la Puerta del Sol, Casado dispone de tiempo y oportunidad para mejorar la imagen de la marca PP y del candidato a presidente.

El centroderecha parte con una mochila hostil de 30-40 diputados nacionalistas para los cuales el PSOE y Sánchez son un chollo. Quiere esto decir que la futura mayoría de centroderecha precisa un amplio apoyo electoral y relaciones respetuosas recíprocas entre PP y Vox.

Las ofensas personales son lo peor en la vida política. Hay que huir siempre de ellas pues provocan heridas muy difíciles de cerrar. Ignoro la fórmula, pero el modelo  Ayuso de convivencia y colaboración con Vox es otro camino que se debe imitar. Hasta el Financial Times califica a Vox de derecha dura, pero en absoluto extremista y mucho menos fascista.

•••

Pablo Casado… o Caosado

  • El líder del PP puede confiar en que habrá mucho voto contra Sánchez después de la pandemia pero él necesitará algo más que el papel de profeta del caos

Teodoro León Gross en El País , 140521

Para la retórica populista, que es casi como decir la retórica política, caos es uno de sus fetiches simbólicos más recurrentes. En su repertorio palabrero, el caos es clave. Siempre hay amenaza de caos. Ayer mismo un parlamentario andaluz de Ciudadanos llamaba “Dios del caos” a Sánchez. Homérico. Esta semana el “caos jurídico” provocado por el Gobierno se ha multiplicado, lo mismo entre sus socios, incluso el eucarístico PNV, que entre los rivales. Pero sobre todo en el PP.

García Egea: “del estado de alarma al estado del caos”. Gamarra: “Caos y descontrol”. Montesinos: “el caos está instalado en España”. Y así uno tras otro; suma y sigue. La búsqueda de Pedro Sánchez+caos depara más de 5 millones de resultados en Google. Como si se nutrieran de la Teogonía de Hesiodo, el elemento vertebrador del relato contra el sanchismo es el caos. Pablo Casado, que bien podría ser llamado “Caosado” por esa propensión, tal vez debiera considerar que el prestigio como partido del orden no es algo que se adquiera anunciando el caos insistentemente.

Esta semana Casado protagoniza varios sondeos con un elemento común: el PP puede superar al PSOE. Es sólo una instantánea demoscópica in the middle of nowhere, lejos de las urnas, tras las elecciones de Madrid. Pero ahí coinciden Sigma2, NCReport e incluso Invymark para La Sexta. Y aunque Iglesias le haya disputado el TT como un león recién salido de la peluquería –¿quién recuerda ya a A. F. Molina?– el ganador virtual de la semana es Casado, con no pocos expertos en demoscopia planteando un cambio de tendencia. Es sólo una hipótesis, pero una hipótesis no inverosímil.

De momento, eso sí, Casado parece creer que el pasaporte al éxito es apostar a una ayusización, y esa es una tentación peligrosa. Todo lo que hay más allá de Madrid puede ser provincia, como dijo Ortega, pero todo lo que hay más allá de Madrid no es Madrid. Y el líder del PP ya se ha subido a demasiados trenes en marcha.

Se diría que Casado, aunque se dejase crecer la barba en un transformismo capilar de menos impacto, no ha logrado definir lo que quiere ser de mayor. Fue a Colón compitiendo con Vox, después abjuró de Vox en la moción de septiembre ofreciendo una buena versión, después… en fin, nada que no forme parte de la versatilidad proteica de los liderazgos líquidos de la época, como Sánchez o Rivera, capaces de ir a bandazos buscando fórmulas ganadoras.

Tradicionalmente uno de los puntos fuertes del PP había sido sostener un discurso único, pero de Feijoó a Ayuso, de Moreno a Iturgaiz, hay algo más que matices. Casado puede confiar en que habrá mucho voto contra Sánchez después de la pandemia —lo que Pierre Rosanvallon denomina ‘deselección’: la pulsión característica de votar contra quien ocupa el poder— pero él necesitará algo más que el papel de profeta del caos, como si a cada instante sonasen las trompetas del apocalipsis anunciando plagas y catástrofes. Como “Caosado” difícilmente ganará nunca. Tendrá que dar una oportunidad a Casado, si hay un Casado.

•••
El tiempo de Sánchez
Pedro Sánchez recibe a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Europa Press

El tiempo de Sánchez

  • El gobierno engorda la deuda mirando a Frankfort. El presidente del Gobierno habrá duplicado el déficit que le dejó Rajoy sin contar la pandemia

Juan Pablo Colmenarejo-Vozpópuli , 140521

edro Sánchez juega al tiempo. Mide sus pasos, cuenta los días. Hasta dos veces le dijo a Casado que faltaban 32 meses de legislatura para emparedar el sopapo: “Se le está poniendo cara de Albert Rivera”. Lo traía preparado de casa. Otra maniobra de elusión de las preguntas. El presidente del PP repelió el golpe como un acto reflejo tras un pisotón: “Y a usted cara de Zapatero”. No hubo debate, casi nunca lo hay. Cruce de tuits, lemas y mensajes, redifusión para el consumo rápido, el de usar y tirar. El tiempo quitará o dará razones, pero el presidente del Gobierno lo tiene medido: “Señoría, faltan 98 días para la inmunidad de grupo”.

Las vacunas y los fondos europeos necesitan tiempo y Sánchez se queda a la espera mientras deja pasar de largo el resultado de Madrid, procurando que la formación de un Gobierno en la Generalitat no le traiga disgustos con sus socios de ERC en el Congreso y de paso no caliente los motores para un adelanto electoral en Andalucía. De las autonómicas andaluzas hubo insinuación al respecto en su intercambio de palabras con Casado. El presidente demuestra que no se olvida de la cuenta pendiente con Susana Díaz. Gane o pierda dichas elecciones, problema a la vista si ella es la candidata. El tiempo quitará o dará razones, pero hasta para justificar el desistimiento en la gestión de la pandemia utiliza su juego: “La alarma es el pasado”.

iete días después de las elecciones en Madrid, Sánchez aprovechó un viaje a Grecia para pronunciarse sobre la victoria de Ayuso, de quien ya no volverá a decir su apellido en vano porque cada vez que lo hace se van los votos a puñados. Cede los trastos y deja que la ministra de Exteriores resbale de su parte. A dos años vista siguen cometiendo el mismo error con Ayuso. Sánchez desapareció de la campaña para evitar ser el culpable. Despachó a Gabilondo (Ángel) y a Franco (José Manuel) para una semana después afirmar que “antes de las generales, en mayo de 2023, se volverá a votar en Madrid”. Otra vez el tiempo, dejando clara su intención de no darse por aludido.

Tiempo al tiempo, las vacunas y los fondos europeos para convocar elecciones apurando el año 2023 frente a “la ultraderecha y sus amigos del PP”. El rescate de la UE, al que llaman reconstrucción, transformación y resiliencia, será como un muelle para el crecimiento económico del año que viene y el otro, el 2023 (“faltan 32 meses), año de las elecciones generales. Bruselas escribe una nota al pie: si lo fondos se usan bien. Ojo al manojo, la Comisión Europea empieza a perder de vista la bolita entre los cubiletes. La AIREF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) -esa incómoda agencia impuesta por la Unión Europea al Gobierno de Rajoy- anuncia que en 2024 se habrá acabado el efecto de los fondos si solo sirven para tapar agujeros. Pero para entonces, ya habrán pasado las elecciones generales y 32 meses de juego del tiempo.

No hay reformas a la vista en la estructura y se busca salvar la coyuntura, es decir el corto plazo, 32 meses para las elecciones. El Banco de España (El Álamo de los hombres del traje gris al servicio del Estado) insiste en las reformas. O se hacen o el dinero europeo será pan para hoy. La AIREF se atreve a sacarle los colores al Gobierno para que quede constancia antes de que lleguen las “sugerencias” de Bruselas. Pero Sánchez se encomienda al incremento del gasto tapando los agujeros hechos por Iglesias con Yolanda Díaz: ”Nunca más oiremos decir a un gobierno que toca ajustarse el cinturón”.

La vicepresidenta tercera, tampoco hace caso a la AIREF que anuncia que este verano, el de la recuperación parcial del turismo, 925.000 personas seguirán en ERTE, un limbo laboral que ha servido de anestesia social durante la pandemia, agilizado por el PP en la reforma laboral que la ministra de Trabajo quiere cargarse a pesar de la oposición de la Comisión Europea. Bruselas sabe que le quieren pegar un mordisco en la mano mientras reparte los fondos. Por si fuera poco, otra advertencia de la Autoridad, que un día presidió el ministro Escrivá (un dolor de cabeza para Montoro): si continua el gasto en pensiones, como en la actualidad, subiendo el IPC, la deuda pública alcanzaría el 175% del PIB en 2050. Para entonces habrán pasado de largo los días que faltan para la inmunidad de grupo y los meses que le restan a esta legislatura.

El Gobierno ya le ha dicho a Bruselas que cuando salgamos de esta, queda un agujero anual de 50.000 millones que el Banco Central Europeo tiene que respaldar. España engorda la deuda mirando a Frankfort. Sánchez habrá duplicado el déficit que le dejó Rajoy sin contar la pandemia. Sánchez juega al tiempo, pasando las hojas de 32 meses diciéndole una vez más a Bruselas, como Zapatero y Rajoy en la crisis del euro, que la economía española es sistémica y que no se le puede dejar caer porque se llevaría por delante el euro. Al tiempo, menos de 32 meses para escuchar este manido envite, ya veremos si de nuevo cuela o no.

•••
En #OrganizandoLaResistencia Rosa Díez ha señalado cómo el PSOE está pagando todas las deudas que tiene con sus socios. En #OrganizandoLaResistencia Rosa Díez ha señalado cómo el PSOE está pagando todas las deudas que tiene con sus socios.
Pedro Sánchez aplaudido por sus ministros en el Congreso | EFE

Rosa Díez: “¿Qué más tiene que pasar para que salgamos a la calle a exigir la dimisión de este Gobierno indigno?”

En #OrganizandoLaResistencia Rosa Díez ha señalado cómo el PSOE está pagando todas las deudas que tiene con sus socios

es.radio, 140521

La entrega de la dirección de las cárceles al País Vasco es un ejemplo más de cómo el PSOE está pagando todas las deudas que contrajo para que Pedro Sánchez llegara a la Moncloa. En su sección en Es la Mañana de Federico de esRadio Rosa Díez también ha señalado cómo el Tribunal Constitucional “se adapta a los tiempos que marca el Gobierno” con la sentencia sobre la inclusión de Pablo Iglesias e Iván Redondo en la comisión del CNI.

Rosa Díez ha remarcado esa “constante” que impera en todas las actuaciones del Gobierno de Pedro Sánchez desde la moción de censura contra Mariano Rajoy y es la degradación de las instituciones. Díez ha afirmado que “Sánchez pudre todo lo que toca“.

En este sentido ha resaltado cómo el presidente del Gobierno “está cumpliendo el pacto con los terroristas y los golpistas”. “Esta semana hemos visto cómo el ministro que no valía para candidato para Cataluña, Miquel Iceta, ha explicado que era una manera de saldar una deuda”, ha recordado.

“Es el PSOE el que contrajo una deuda con los enemigos jurados de la democracia al suscribir un pacto de sangre para obtener el poder”, ha contado Rosa Díez que apunta que “la democracia no tiene ninguna deuda con los enemigos de la democracia, la tienen los socialistas”.

Rosa Díez cree que “la genuflexión ante la maldad es un signo de Sánchez y los suyos” y que respecto al acercamiento de los terroristas presos a prisiones vascas que ahora controla el PNV de los 182 acercados hay “29 sin informe positivo de las juntas de las cárceles”.

“Sánchez ha incumplido todos los compromisos, miente todo lo que puede y los únicos acuerdos que ha cumplido son aquellos cuya existencia ha negado: los de los golpistas y terroristas”, ha destacado Rosa Díez. Piensa la expolítica que “con estas decisiones que está tomando está traicionando la memoria y la dignidad de las víctimas” y que “nada está a salvo de los ataques de Sánchez“.

Díez también ha recordado “la morcilla fraudulenta, pactada previamente para utilizarla y presentar la moción de censura” y cómo el Gobierno “utiliza el BOE para pervertir todas las instituciones y la democracia”. Por ese motivo cree que “si nos callamos conseguirán su objetivo” y se ha preguntado “qué más tiene que pasar para que salgamos a la calle a exigir la dimisión en bloque de este Gobierno indigno“.

•••
Roures se ofrece a Sánchez a cambio de que el Gobierno le salve de la quiebra

Roures se ofrece a Sánchez a cambio de que el Gobierno le salve de la quiebra

ok diario, 140521

La situación de Mediapro, el imperio venido a menos de Jaume Roures, es desesperada. La SEPI le ha dicho «no» a su propuesta de rescate por no cumplir las condiciones exigidas, pero el empresario de ultraizquierda, amigo de golpistas, presiona al Gobierno para que le salve de la quiebra a cambio de poner toda su artillería mediática al servicio de los intereses del socialcomunismo.

Después de los precedentes de Duro Felguera y Plus Ultra, salvadas por el Ejecutivo pese a no cumplir las condiciones, Roures no quiere ser menos e insiste para que Sánchez dé el visto bueno al rescate. Mediapro no cumple con las condiciones, pues ni es solvente, sus problemas no son puntuales por el Covid y tampoco es estratégica. El máximo responsable de Mediapro, consciente de que la empresa no entra dentro de los parámetros fijados para recibir ayuda, ha pasado al ataque.

Después del fracaso sin paliativos del socialcomunismo en Madrid, Roures pretende seducir a Sánchez con un plan de apoyo mediático a gran escala. Es decir, poner a las productoras del grupo al servicio de La Moncloa para hacer frente a la derecha. El problema es que si Sánchez accede, el escándalo sería mayúsculo y el caso podría terminar en los tribunales de justicia.

La agencia de calificación crediticia Moody’s ha asestado un duro golpe a la empresa de Roures al concluir que no tiene liquidez en caja suficiente para afrontar los pagos de los próximos seis meses, ya que tendrá un déficit de 225 millones, entre otros motivos, por los costes e indemnizaciones que tendrá que afrontar por la ruptura del contrato de los derechos de la Liga francesa. Un agujero cuatro veces mayor que los 55 millones de un crédito avalado por el ICO que consiguió el año pasado.

En estas circunstancias, Roures sabe que la situación desesperada de Mediapro corre paralela a la situación desesperada de Sánchez tras el batacazo del 4M. Y le ha dicho aquello de «yo por ti, tú por mí». Habrá que estar atentos por si se produce el enjuague.

•••

+Revista de Prensa

El Gobierno bajará del 21% al 4% el IVA de la prensa y libros ...

•••

Vídeos
. Olona a Marlaska: ‘¿Por qué ocultó que los matones de Iglesias patearon a la policía?’

. Carlos Herrera a Sánchez [Vacuneitor’]: “ha usado la pandemia para hacer su política”.140521.

•••

Humor

•••

El Roto
Viñeta de El Roto [A. Rábago, España 1947] para El País 140521 
•••