ZPedro y sus fake-debates en pro de la ruina colectiva

.

.

Mantengamos el sentido común

Espero que entre estos dos debates y el resto de la campaña hasta el próximo viernes, los dubitativos tengan claro, al menos, que hay que echar de la Moncloa al doctor Fraude, ese que gobierna gracias a los votos de golpistas, nacionalistas, filoetarras y chavistas.

Por dos razones principales:

1.- Porque está en juego la unidad de España y la soberanía nacional, que reside en el pueblo español. Este grupo de anticonstitucionalistas liderados por ZPedro son partidarios de que España se convierta en una nación de naciones -antes regiones, ahora CCAA- con capacidad para destruir al país en mil pedazos en cuanto alcancen su ‘derecho a decidir’ separarse, es decir, a su autodeterminación. Con Cataluña, están en lista de espera el País Vasco, Navarra, Galicia, Comunidad, Valenciana, Baleares, Canarias, etc.

2.- Porque quiere cargarse el Estado de bienestar negándose a reducir las competencias transferidas a las CCAA -algo necesario si queremos disminuir radicalmente el despilfarro público y aumentar la eficacia administrativa- y quiere arruinar a los trabajadores acribillándoles a impuestos para pagar los favores de sus socios y sus demagogias sin presupuesto, haciendo creer a sus votantes que el dinero público ‘no es de nadie’ ni ‘sale del bolsillo de todos los españoles’.

Es bien sabido que un acreditado incompetente asentado en la Presidencia del Gobierno dificilmente puede deslumbrar a su electorado pero sí desconcertarle con estupideces y que éste le acabe reeligiendo. Y no parece muy sensato votar a un candidato al que jamás le comprarías su coche usado.

Así que, por el bien de todos, evitemos el desconcierto y votemos al partido constitucionalista que más coincida con nuestras ideas: PP, Ciudadanos o VOX.

EQM

“Españoles, si no queréis que vaya todo a mejor…
¡votad a ZPedro!
¡Es vuestro runner en la carrera hacia el suicidio colectivo!

No es país para tibios

Eduardo Uriarte en Fundación para la Libertad, 190419

Atrás quedaron los días en que la democracia podía resultar hasta tediosa. Desenterrando al Caudillo se desenterraron muchas cosas, se desenterró el pasado de enfrentamiento para, quizás, propiciar un presente de revancha en el que a la derecha le sea imposible volver a gobernar. Porque hay maneras de desenterrar a los muertos, las hay para homenajearlas dejándolas yacer en un sitio más digno, o para matar a los vivos, o al menos enfrentarlos. Aquí había que revolver el pasado para volver a él, deslegitimar a los adversarios e, incluso, expulsarlos del espacio público.

Pero que tenga cuidado, no se desentierra el pasado sin que tengan consecuencias incontrolables, no se juega con las peores pasiones y sentimientos en vano. La deslegitimación de la derecha, de las tres derechas, de la derecha trifálica, desemboca en su acoso al grito de fascistas por los que explícitamente están en contra de la convivencia política y que son sus aliados. Sánchez puede enfatizar el carácter de derechas de sus adversarios, desenterrar a Franco, llamarles los del pasado, y no sentirse responsable de los acosos que se están produciendo hacia ellos por sus aliados.

No vale utilizar un lenguaje izquierdista, que en el pasado el PSOE dosificaba, y acto seguido, anunciar cínicamente diálogo y necesidad de moderación. No debe ser creíble cuando ha desenterrado el sectarismo que llevó al fracaso a la II República. Los viejos demonios no vuelven, sino que han sido consciente y perversamente desenterrados.

Se desenterró el frente popular, demonizando a todo lo que no está en él, permitiendo que los fascistas llamen fascistas a los que nunca lo fueron, erigiendo enemigos históricos, tan imaginarios como la memoria histórica, para ganar las elecciones. Muchos no quisieran estar en ninguno de los frentes, pero una vez que se creó el primero durante la moción de censura no les queda más remedio que quedar en el otro, o hacer como Pio Baroja, irse al exilio sabiendo que podrían volver vergonzosamente.

Las consecuencias de todo esto es que el gran maquinador, Sánchez, podrá ganar estas elecciones. Lo seguro para el futuro es que las siguientes las ganará Vox. Y volveremos al pasado enterrando la democracia que surgió del auténtico recuerdo, y remordimiento, de los errores de nuestros antepasados. Bueno, a los británicos les da por el Brexit cuando se equivocan, a nosotros por matarnos.

Era evidente que el proyecto de frente popular estaba ahí desde antes que Sánchez ganara la moción de censura, proyectándose desde los tiempos en que Zapatero –hoy por Venezuela- negociara hasta el amanecer con ETA, legalizara a HB, estuviera presente en el pacto del Tinell, y se mantuvo con esos apoyos hasta que el secesionismo se los quitó. Lo curioso es que tras un proceso de radicalización Sánchez sea capaz de presentarse durante la campaña electoral como defensor del diálogo democrático, hacer creíble la posibilidad de un acuerdo de gobierno con Ciudadanos, cuando todo su programa mira especialmente al secesionismo catalán y al populismo de izquierdas.

Falsa imagen que en gran medida ha sido posible por la carencia de estrategia en el PP, y su incapacidad de presentarse liderando la derecha como alternativa al proyecto de ruptura socialista, por pesada que sea la carga del fracaso de Rajoy. El “si no me votáis va a ganar Sánchez”, no es capaz de atraer voluntades cuando a su predecesor se le otorgó una mayoría absoluta y no solucionó políticamente nada. Incluso los problemas políticos se pudrieron aún más. Lo cual no quiere servir para coartada a Sánchez, éste voluntaria y programáticamente va a fomentar todos los problemas pendientes.

Pedro y los tres Cabritillos.

Mientras sus tres adversarios -el resto son aliados- se dan de testarazos entre ellos llamándose la derechita cobarde, o reclamando el voto útil como si sólo existiera una opción, o se  acuse a C’s de que va a pactar con Sánchez, el susodicho hace lo que quiere fraguando con su apéndice, el PSC, una reforma constitucional para dar cauce a la vía de secesión de los nacionalismos.

Los tres cabritillos se han preocupado más en enfrentarse entre ellos, de manera singular el PP aterrorizado por un descalabro electoral, que en desenmascarar las maniobras de Sánchez, y mostrar que las manos blancas ofrecidas por éste son sólo garras maquilladas con harina. Si Sánchez es capaz de arrollar a sus adversarios cuando hace unos pocos meses tenía a su partido sumido en la derrota es porque sigue una estrategia, acompañada por una política de imagen, trazada mucho tiempo atrás, con el impulso propio de un proyecto revolucionario.

Se notó en la mima moción de censura osando buscar aliados entre los mismísimos enemigos del Estado, se notó en su forma de gobernar, en el abuso del decreto ley y del poder, de TVE, y en su actual programa de caótica descentralización destinado a buscar el apoyo de los nacionalistas asumiendo con ello el riesgo de incentivar el secesionismo premiándolo. Él sabe dónde va, el resto es incapaz de denunciarlo y dar a conocer su propio proyecto.

En este ambiente sus aliados se movilizan y ocupan el espacio público expulsando de él a los que consideran enemigos. Mi amigo Salbidegoitia me dejó claro hace días que antes de que pudiera existir la democracia existió el espacio público, que el ágora fue previo y necesario a la fundamentación de la política. Por consiguiente, el que deslegitima al adversario con insultos, y, sobre todo, el que los expulsa del espacio público, sea en la universidad, en un auditorio, o en una plaza como en Rentería, son unos totalitarios.

Y eso se da mientras el discurso del PSOE y del Gobierno denigra a sus adversarios constitucionales, y presenta un programa que amplía las facultades autonómicas que han sido empleadas, tanto en Euskadi como en Cataluña, para impulsar la subversión secesionista y antidemocrática. Este es el auténtico Sánchez apóstol del apaciguamiento y del diálogo.

Si algo se pudo ver en las calles de Rentería fue el odio brutal y colectivo contra una formación que iba a dar un mitin en campaña electoral. Hijos de emigrantes de voto socialista, pues este pueblo, como Alsasua, eran históricas alcaldías socialistas, hoy son nido de violentos agresivos que salían, matrimonios mayores con sus nietos, a insultar a unas personas por no pensar igual que ellos.

Quien crea que otorgando más autonomía esa aberrante sociedad dejará de serlo se confunde, se premia el odio, el supremacismo y la pretensión de volver al terrorismo. Eso no se resuelve con más democracia, toda la democracia -el monopolio de la democracia- la ejercían ellos contra unos ciudadanos vejados. Existe suficiente odio en el nacionalismo como para resucitar ETA, la mili, la polimili, y los comandos autónomos a la vez.

En la huida en Rentería un grupo de personas tuvo que refugiarse en un autobús de los que acudieron al mitin. El autobús iba abarrotado con mucha gente de pie, escoltado por un coche de la Ertzaintza hasta la entrada en San Sebastián donde intentaron bajarse. Acababan de salir de aquel Belfast del odio, de la villa del más fuerte, donde sólo quedaba la policía para defender unos mínimos derechos, para entrar en la ciudad turística, la Bella Easo, la de los pinchos más caros del mundo para goce de los franceses, y un agente municipal prohibió que la gente del abarrotado autobús descendiera porque este no tenía permiso para parar allí.

Diez minutos bajo el sol sin aire acondicionado y el motor parado, la normativa municipal y la cerrazón del agente de una ciudad legal y modélica -solo en apariencia-, era incapaz de observar la situación de aquellas personas perseguidas y escoltadas hasta diez minutos antes. Finalmente, la llegada de otro agente permitió desembarcar, no sin recibir el chófer una multa de cien euros. Eso si, la multa más barata vistas las circunstancias. Las próximas elecciones, estas no, las ganará Vox, porque no lo que va quedando no va a ser un país para tibios.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Anuncios

A la vuelta de la esquina [Alemania, 2018], de Thomas Stuber

.

Trouble comes knocking‘ [2009]. Compuesta por Taylor Kirk. Interpretada por Timber Timbre [Canadá, 2005-presente]. Incorporada a la banda sonora de la película. Cartel del film, vía IMPawars.

In den Gängen [en los pasillos]

AÑO
2018
DURACIÓN
125 min Trailers/imágenes
PAÍS
  Alemania
DIRECTOR Thomas Stuber
GUIÓN Clemens Meyer y Thomas Stuber [basado en el relato homónimo incluido en de ‘Die Nacht, die Lichter: Stories‘ (2004), de Clemens Meyer]
MÚSICA Milena Fessmann, supervisión [la selección de la banda incorporada es obra del realizador]
FOTOGRAFIA Peter Matjasko
REPARTO Franz Rogowski, Sandra Hüller, Peter Kurth, Ramona Kunze-Libnow +
PRODUCCIÓN Sommerhaus Filmproduktionen, Departures Film, ARTE +
Varios:

2018: Festival de Berlín. Sección oficial de largometrajes en competición / Festival de Valladolid – Seminci: Espiga de Plata y Sociograph Award / Premios del Cine Alemán: Mejor actor (Franz Rogowski). 4 nominaciones

SINOPSIS

Christian es nuevo en el supermercado. Se adentra en este universo desconocido con la ayuda de su compañero Bruno, que le enseña todos los trucos de la profesión y se convierte en su amigo. En poco tiempo se enamora de Marion, que trabaja en el departamento de dulces y siempre bromea con él. Pero Marion está casada, aunque no es feliz en su matrimonio. Filmaffinity

CRITICAS [profesionales]:

  • “Muy hermosa (…) no le sobra ni un solo plano. (…) la película es el precioso cuento social de una princesa y un guerrero que pueden habitar a la vuelta de la esquina.”. Javier Ocaña: Diario El País
  • “Desigual, extraña y lírica (…) [Franz Rogowski] uno de los actores más impresionantes, peculiares y magnéticos que ha dado el nuevo tiempo.”. Luis Martínez: Diario El Mundo
  • “Traza el afable retrato de un grupo de infelices (…) La película dota su día a día de ritmos, texturas y colores llenos de capacidad de seducción (…) encantadora reivindicación (…) Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Nando Salvá: Diario El Periódico
  • “Es merecedor el trabajo interpretativo de Franz Rogowski y el creativo diseño de sonido de la película, que ofrece toda la fantasía limitada en el ámbito de lo visual. (…) Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Paula Arantzazu Ruiz: Cinemanía
  • “Un poco de tragedia, un poco de comedia y mucha rutina (…) ‘In the Aisles’ es inusual por su compasión y su respeto hacia sus personajes trabajadores.”. Jessica Kiang: Variety
  • “Un ejercicio encantador de realismo romántico sutil (…) Gran parte del tiempo da en el clavo. Dicho esto, la trama sencilla parece que se ha extendido en exceso y apenas tiene incidentes”. Stephen Dalton: The Hollywood Reporter
  • “Sandra Hüller brilla en esta fábula intrigante sobre un supermercado gigante (…) Una película emotiva y muy simpática (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)”. Peter Bradshaw: The Guardian

De la banda sonora incorporada

Reportaje sobre el film en ‘Días de cine‘, de TVE 

MI OPINIÓN:

Ojo, porque todos llevamos un reponedor dentro…

Mantengo la costumbre de, en caso de duda, apostar por películas que han llamado la atención en algún certamen. Siempre -me digo- puedo encontrarme con ese cine reflexivo que me recuerde nuestro europeo y ya prácticamente desaparecido cine de ‘arte y ensayo‘. Es decir: ante el riesgo del patológico cine banal de la actualidad, mejor me meto en una obra que me haga pensar un rato…

‘A la vuelta de la esquina’ -horrorosa traducción libre a la española de lo que debería denominarse ‘En los pasillos’, pues de eso se trata y así se traduce el aleman título original- es una película del peculiar Thomas Stuber, basada en un pequeño relato -menos de 20 páginas- del escritor y co-guionista de film Clemens Meyer, en su ‘Die Nacht, die Lichter: Stories’ (2004).

La historia se resume en el objetivo de adentrarnos en los entresijos de un triangulo laboral que ficha todos los días como reponedor en los almacenes de un supermercado. Un silencioso muchacho de pasado pandillero [Franz Rogowski; un viejo y agotado maestro carretillero [Peter Kurth]; y una infeliz y atrevida compañera [Sandra Hüller]. Al fondo, como marco de referencia, la procedencia comunista de aquella sociedad de la totalitaria Alemania ‘democrática’ que, con la caída del Muro de Berlín [1989], pasó a integrarse en el crudo capitalismo occidental.

De modo que Stuber trata de acercarnos con su cámara a la vida cotidiana de tres trabajadores que, como tantos otros, sienten que su autómata vida alterna el cansancio insuperable con la esperanza de un mañana mejor, ese solitario instinto de supervivencia apoyado en el grupo social que le acompaña en sus penurias. Y lo consigue plenamente, aunque parezca mentira, algo tan aparentemente elemental como que un parco pero profundo guión de silencios pueda dar para más de dos horas de metraje.

La explicación es que, si se sabe relatar, en la naturaleza humana hasta lo más  presumiblemente cotidiano se encuentra invadido de reflexivas cargas de profundidad. Fondo que el realizador aprovecha maravillosamente utilizando su antigua profesión de script cinematográfico -esto es, responsable de la continuidad argumental y visual- para desmenuzarnos el estado de ánimo y los sentimientos de los protagonistas, hasta el extremo de que nos sintamos identificados con personas a quienes ni dirigimos la mirada cuando nos las cruzamos en el autoservicio. Porque, no lo duden, es más los que nos une que lo que nos diferencia.

La interpretación es formidable y llena de química; y eso también cuenta, qué duda cabe. Franz Rogowski impresiona y transmite con su magnético lenguaje facial; Peter Kurth y Sandra Hüller dibujan sus personajes con una magia tan justa como necesaria.

Todo lo demás, se ajusta a esa espiritualidad pretendida: puesta en escena, fotografía, montaje. Mención especial merece la banda sonora, repleta de sonidos y ruidos que emparejan al trabajador con la máquina que utiliza, esa carretilla con la que llegan a danzar una vez domada, a sabiendas, también, de que el avance tecnológico compite con el empleo.

Queda claro, pues, que no se trata de cine de entretenimiento sino de hacerte pensar, de reflexión paladeada, colocándote, por derivación, delante de una actual Europa carente de espíritu, que piensa lo justo y que, como siga así, está condenada a su desaparición. Aunque esa parezca otra historia.

Interesante modo de filmar la humanidad latente tras las carretillas de un supermercado [7.5 sobre 10]

  • Mi crítica en IMDb [EQM] / Pendiente
  • Mi crítica en Filmaffinity / Pendiente

Fuentes:

Filmaffinity [críticas de espectadores], IMDb, Wikipedia y elaboración propia [EQM].

••

•••

NOTA.-
Los enlaces no propios de textos de terceros son aportados por EQM, salvo que se indique expresamente lo contrario.
.

Del permanente Sí antimachista

.

De la imagen: Fragmento de ‘Sappho con su amante
en las playas de Lesbos‘ [1907; obra completa]
[Édouard-Henri Avril, Francia, 1849-1928]

.

El 13 de diciembre de 2018 la archidiácona Carmen Calvo compareció en el Parlamento y recitó, en relación con la violencia de género y lo que pueden declarar las acusaciones ante los jueces, este versículo de la nueva Biblia archifeminista, que más parece un Corán: “Las mujeres tienes que ser creídas sí y sí y siempre”. ¿Puede el silencio ser una muestra de consentimiento sexual?

Ésa es la sencilla pregunta implícita que hizo en el debate la candidata Cayetana Álvarez de Toledo, que, sin duda, ha venido a provocar con el sentido común, el menos común de los sentidos: es evidente, para cualquiera que habite fuera del dogma, que el consentimiento puede ser de palabra, por gestos u otra forma equivalente (hasta silente) sí y sí, que demuestre la voluntad de querer mantener la relación.

Solidaridad siempre con la mujer oprimida (musulmana, mayormente).

Tadeu en El Mundo, 180419

I. Montero, A. Esteban, M.J. Montero, C.A de Toledo, I. Arrimadas y G. Rufián, en el debate del 160419 en TVE

.

Sí, sí, sí hasta el final

Emilia Landaluce en El Mundo, 180419

Hay dos frases que retratan a algunos de los participantes en el debate en TVE. La de Aitor Esteban -«Euskadi le paga el AVE a Extremadura»- y la de Irene Montero -«Lavar y planchar supone el 50% del PIB»-. Y luego que si i+D+i. A partir de ahí, cualquiera podría pensar que no era difícil destacar en el combate verbal que atestiguaron casi dos millones de espectadores.

La verdad es que viendo a las Montero (hemos de reconocer que Irene estuvo ligeramente menos abigarrada) se puede concluir que al contrario de lo que sostiene parte de la izquierda, ciertas levedades no son patrimonio de la derecha. Al contrario, Arrimadas y Álvarez de Toledo arrasaron. Al menos desde la perspectiva parcial de sus potenciales votantes que por otro lado, también vieron ganador a Pizarro frente a Solbes en 2008.

Anda la izquierda un pelín irritada con el «sí, sí, sí hasta el final» de Álvarez de Toledo. Cualquiera que se haya acostado con alguien sabe que en muchas ocasiones el deseo no se verbaliza. El sexo pasa. Esa es parte de la gracia del asunto. [La «noche tonta» (con otra mujer) de las hetero. Y viceversa]. Otra cosa es la responsabilidad de cada uno. Alicia Gil Gil, catedrática de Derecho Penal, ya analizó la propuesta de Carmen Calvo para reformar el código penal en relación a los delitos sexuales.

«El eslogan -Sólo un sí es sí, y todo lo demás es no- plantea muchos problemas. Primero: ¿por qué sólo la mujer tiene que consentir expresamente? ¿Los varones no tendrán que consentir expresamente? Hay una desigualdad de trato que no se entiende. Los hombres también pueden ser víctimas de delitos sexuales. Además esto va en contra de la práctica. En nuestras relaciones sexuales no estamos todo el rato diciendo sí, sí, sí».

El populismo mediático criticará a Álvarez de Toledo por su frase. Pero el martes, la candidata por Barcelona logró algo importante que el PP había relegado incluso desde tiempos de Aznar. Dar la batalla cultural. «Ustedes no tienen el monopolio de los sentimientos», le dijo Giscard a Miterrand en 1974. La izquierda tampoco tiene el monopolio de las mujeres. Eso se visualizó en el debate. A ver si se enteran que somos individuos y tenemos responsabilidad.

Un breve apunte. Arrimadas estuvo estupenda. Propuso mucho y el electorado se lo agradeció. Puso en evidencia al junquerizado Rufián y una y otra vez le restregó el cuponazo a Esteban. Contundente pero sin abusar de aspereza.

Feminismo es Arrimadas y Álvarez de Toledo.

••

Fot. de Antonio Heredia

.

Alicia Gil Gil: “En el sexo no se puede estar todo el tiempo diciendo ‘sí, sí, sí'”

Emilia Landaluce en El Mundo, 150918

Pese a su juventud, Alicia Gil Gil (Zaragoza, 1970) es una de las más destacadas especialistas en Teoría Jurídica del Delito y Derecho Penal Internacional. Ávida estudiosa de nuestra Transición a la que dedicó una excelente monografía, acaba de publicar junto a otros colaboradores ‘Consecuencias jurídicas del delito’ una ambiciosa disertación sobre la respuesta al delito en España.

¿Es justificado el alarmismo respecto a la delincuencia sexual?
En España las violaciones -es decir: agresiones con penetración- y los delitos sexuales en general están por debajo de la media europea. Y hay que considerar que además Europa es el rincón del mundo donde menos delincuencia hay. La lista la encabeza Suecia. Sí sí, Suecia, que nos parece el modelo a seguir, encabeza y con una gran diferencia, el número de denuncias anuales por violación.
Será que los suecos están mucho más civilizados que los españoles y se atreverán a denunciar más.
Es posible que influya en las denuncias de delitos sexuales en general, pero no tanto si ponemos el foco en las agresiones sexuales con penetración. Es verdad que en Suecia el término violación engloba muchos más supuestos que aquí, pero si medimos sólo agresiones sexuales con penetración, es decir, con violencia o intimidación, Suecia también está a la cabeza de Europa, y muy lejos de España.
Y España, como le digo, está por debajo de la media de los países europeos. Son los medios los que fomentan el alarmismo con el uso tergiversado de las estadísticas y los casos. Hace poco dijeron que las denuncias habían subido un 10%. Pero si nos fijamos en la tasa de criminalidad, es decir, si calculamos la cifra por cada 100.000 habitantes, resulta que el repunte ha sido mínimo. Y la tendencia general de la última década es a la baja.
Entonces la reacción popular tras la sentencia de La Manada…
…me parece desmedida y probablemente manipulada. Tengo la sensación de que hace tiempo que los políticos, de todos los colores, tratan de desgastar al adversario calentando la calle. Cuentan con sus asociaciones, sus grupos de presión que dependiendo de la tendencia política abanderan causas que presentan como indiscutibles pese a lo que se les pueda argumentar técnica y jurídicamente.
Si rebates sus tesis te tildan de fascista y machista. Este juego es peligroso, porque luego, cuando se llega al poder, se tiene que seguir alimentando a esas asociaciones. Entonces pasamos a la legislación populista que en lugar de considerar el criterio de los expertos trata de dar respuesta a las voces de los opinionistas.
¿Qué le pareció la sentencia de la Manada?
A mí el fallo me parece correcto conforme a la legislación vigente y la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Y la pena es rigurosa, pero correcta, si se compara con casos similares. Pero de nuevo caemos en la manipulación de los medios. Me llamó la atención que el día que se emitió la sentencia los titulares fueran «Los miembros de La manada absueltos de violación» en lugar de «Los miembros de La manada condenados a nueve años de prisión más cinco de libertad vigilada». Eso da sensación de impunidad. Y no es así.
¿Y el voto particular?
El voto particular básicamente discute la interpretación de las pruebas que realiza la sentencia. Yo no he visto los videos así que no puedo juzgar quién tiene razón. Sin embargo, es importante respetar que cada juez valore la prueba como él la ve. ¡Faltaría más!
Para las víctimas tanta atención tampoco será buena.
A veces la presión social llega a expropiar a la víctima de sus decisiones sobre su conflicto. Las asociaciones de víctimas de determinados delitos no siempre representan a todas las víctimas y sin embargo ejercen una presión como si hablaran en su nombre.
¿Qué le parece la propuesta de reforma del código penal a propósito de los delitos sexuales?
Si analizamos el eslogan de la ministra Carmen Calvo -«Sólo un sí es sí, y todo lo demás es no»- plantea muchos problemas. Primero: ¿por qué sólo la mujer tiene que consentir expresamente? ¿Los varones no tendrán que consentir expresamente? Hay una desigualdad de trato que no se entiende. Los hombres también pueden ser víctimas de delitos sexuales. Además esto va en contra de la práctica. En nuestras relaciones sexuales no estamos todo el rato diciendo sí, sí, sí.
Pero si una mujer denuncia…
Claro. Pero si hay un consentimiento no viciado, pero que no se expresó, ¿por qué vamos a castigar a ese señor? Además esto podría dar lugar a abusos.
Abusos por parte de…
Si no hay violencia, ni hay un prevalimiento o una intimidación, si el acusado no ha viciado con su comportamiento el consentimiento de la otra parte, cada cual debe ser responsable de sus decisiones o de sus indecisiones. Por ejemplo: «Me planteé rechazar la relación sexual, no estaba convencida, pero me dio vergüenza que pensara que soy una mojigata -o el motivo personal que sea y ahora me arrepiento»-. Creo que el Derecho penal no tiene que entrar a solucionar ese tipo de conflictos y que con una legislación como la que se propone corremos el riesgo de llegar a esto.
Además, los problemas de prueba subsisten aunque se exija un consentimiento expreso. Por otro lado el caso de La manada demuestra que no hace falta que la víctima verbalice su no consentimiento para que se condene a los procesados, si es esto lo que nos preocupa. Se les ha condenado porque se prueba que no había un consentimiento no viciado, aunque ella no dijera que no. La propuesta de la ministra daría lugar a que cuando sí hay consentimiento, pero no se verbaliza, se tenga que castigar.
¿Debe existir en la Justicia la perspectiva de género?
Pues yo particularmente creo que no, la Justicia tiene que ser igual para todos. Lo importante es que las leyes se hagan bien, con el informe de los expertos.
¿Y la Ley de Violencia de Género?
La ley de Violencia de Género introdujo en el código penal una serie de agravaciones que convierten en delito lo que fuera de ese entorno doméstico y de relación de pareja hombre-mujer eran meras faltas -hoy delitos leves o nada-. Hubo muchas cuestiones de inconstitucionalidad y se desestimaron, pero a mí me parece preocupante. Por ejemplo, si yo le doy un empujón a mi marido, quizás no se considere siquiera delito leve o como mucho se me condene a una multa. Si me lo hace él a mí puede ser condenado incluso a penas de prisión.
Esto se justifica en que hay una superioridad del varón, etc. pero me parece, primero, que el salto es desmesurado, y, segundo, hay agravantes genéricas que, si concurren en el caso concreto, se pueden aplicar, pero si no concurren… ¿por qué vamos a pretender que automáticamente en ese ámbito los hechos cometidos por varón se valoren como delitos mucho más graves que los mismos hechos cuando son cometidos por la mujer? Esto es, en mi opinión, muy discutible.
Estadísticamente endurecer el código penal sirve de poco. ¿Qué se puede hacer para prevenir los delitos sexuales?
Hay mucho mito también sobre la delincuencia sexual. Es verdad que hay un pequeño grupo de delincuentes sexuales que tienen problemas psicológicos y necesitan tratamiento en prisión, pero muchos delitos sexuales son cometidos por personas que no presentan una patología.
Entonces… ¿cómo se corrige eso?
Pues con educación. El caso de la La manada nos muestra fallos de socialización adecuada en valores esenciales para la convivencia, como el respeto al prójimo. Pero fíjese que, encendemos la televisión y nos encontramos con programas como Mujeres y Hombres y Viceversa, vídeos musicales en los que, se cante lo que se cante, sale una chica…
¿Perreando?
Si, el sexo vende, sobre todo para la edad adolescente. Está en todo hasta en los anuncios de bollos para el recreo. Quizás deberíamos preocuparnos por la imagen del sexo que se trasmite a los adolescentes ¿Es la de una relación libre y respetuosa entre personas iguales en dignidad y derechos? Si no lo es habrá que corregir eso antes que el código penal.
Usted ha estudiado a fondo la Transición. La reconciliación puede ser un fin legítimo en lo que en la aplicación de la justicia se refiere. Pero ¿y las víctimas?
Son cosas diferentes. En la Justicia Transicional el tránsito a la democracia, la pacificación, la consolidación del nuevo Estado, pueden prevalecer sobre otros fines. Pero eso no tiene que suponer un olvido de las víctimas. Lo que pasa es que muchas veces se identifica el derecho de las víctimas a la justicia como un derecho al castigo. Y esto es lo que muchos defendemos que no existe, y que cuando se habla de Justicia para las víctimas hay que tener un concepto de Justicia mucho más amplio, que no se limite a la justicia penal. Tiene que haber medidas de reconocimiento, de reparación, medidas que tiendan a recuperar a la víctima para la sociedad, a sanar sus heridas…
Pero casi desde el inicio de la Transición en España, se han quitado las calles, se ha reconocido a los cargos republicanos, se ha exhumado…
Hay muchas cosas que se han hecho, y que se siguen haciendo. La Ley de Memoria Histórica de 2007 no venía a hacer nada especialmente llamativo que no se viniera haciendo desde que se inició la Transición. Pero también quedan cosas pendientes. Por ejemplo, el reconocimiento de un estatus legal de víctima o la anulación de los juicios y sentencias injustas. Aquí lo que hizo la Ley de Memoria Histórica fue simplemente una declaración de la ilegitimidad de estas condenas pero no se anularon. Sospecho que es porque habría que asumir indemnizaciones.
Si se anulan por ejemplo supondría que muchos de los responsables de las matanzas en la retaguardia republicana quedarían resarcidos como otras víctimas inocentes del franquismo.
La solución alemana plantea un recurso, es decir, que se tiene que solicitar caso por caso. Pero los motivos por los que se puede solicitar la nulidad de esa condena son generales. Por ejemplo, si la sentencia la dictó un tribunal sin garantías, ese juicio no fue imparcial y por lo tanto es nulo. O si la condena fue simplemente por ejercer lo que hoy se considera un derecho fundamental.
Por ejemplo: condenar por rebelión a quienes no se adhirieron al bando franquista. Se trata de identificar correctamente qué tipo de sentencias queremos anular. No se trata de anular sin más la sentencia de alguien que asesinó a otro, salvo que efectivamente haya sido condenado sin juicio, o con un juicio sin garantías. Se comprenderían los motivos que hoy en día, con nuestra Constitución, llevarían a considerar el juicio nulo.
En el debate de la prostitución, ¿dónde se posiciona?
Yo creo que deberíamos estudiar legalizarla, regular la prostitución libremente ejercida y que se persiguiera, pero se persiguiera sin…
Sin cuartel…
Sí, perseguir con todos los medios la prostitución forzada. Porque ahora ni una cosa ni la otra. Hay permisibilidad de facto incluso con explotación sexual, mientras que quien la ejerce libremente no tiene ninguna protección, derechos, ni tampoco controles y obligaciones.
¿Y penar al consumidor, como se hace por ejemplo en Suecia, donde según me ha dicho hay más violaciones…?
Yo creo que esa medida no va a acabar con la prostitución. ¿Ha acabado eso con la prostitución en Suecia? La prostitución existe, ha existido siempre. Negarlo, o negar que alguien libremente se quiera dedicar a la prostitución es intentar imponer una determinada moral.
Ya, pero dirán que España es un sistema patriarcal que empuja a muchas mujeres con su violencia a ejercer… Y por tanto lo de la prostitución libre…
Habrá quien defienda que nadie ejerce la prostitución libremente, pero en mi opinión esta afirmación es fruto de una determinada ideología que disfrazada de feminismo les está diciendo a las mujeres que se dedican a esto que no son capaces de decidir por sí mismas lo que quieren y lo que no. Esta actitud en el fondo paternalista y fundamentalista no tiene nada que ver con el verdadero feminismo. Yo no me dedicaría a la prostitución, ni quisiera que una hija o hijo míos se dedicaran a la prostitución, para eso tendré que educar a mis hijos, darles posibilidades para que tengan otros medios para ganarse la vida, etc.
Por supuesto, hay que luchar por la igualdad de oportunidades (esta es la tarea del verdadero feminismo), pero si dándole oportunidades una persona decide hacer eso con su cuerpo…En definitiva habrá que peguntarle a cada uno (que no se nos olvide la prostitución masculina), ¿no? Por otro lado, yo no tengo esa visión de España. Al contrario. Soy optimista. Tenemos un gran potencial.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Debatientes electorales, proporcionalidad y significación

.

.

Vox, Junqueras y Rufián

VOX

De conformidad con el Acuerdo 216/2019, del 160419, de la Junta Central Electoral [ver ut infra], el debate que Atresmedia anunció para el próximo 23 de abril y que pretendía juntar a los candidatos a la presidencia del Gobierno de PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos y Vox, en el caso de VOX resulta contrario al principio de proporcionalidad que debe ser respetado por las televisiones privadas durante los periodos electorales.

Los fundamentos de derecho son la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de Junio, del régimen electoral general [art 66.2: proporcionalidad y neutralidad] y la Instrucción de la Junta Electoral Central 4/2011, actualizada mediante Instrucción de la Junta Electoral Central 1/2015.[partido significativo: punto 2.3 del apartado cuarto].

En consecuencia, VOX no puede concurrir al debate.

Junqueras

La Junta Electoral Central (JEC) ha autorizado al líder de ERC, Oriol Junqueras, a participar en un debate electoral de la Agencia Catalana de Noticias (ACN) el próximo 19 de abril por videoconferencia desde la cárcel de Soto del Real, ya que considera que “no se acreditan los motivos suficientes que impidan autorizar su realización”, por lo que pide a la autoridad responsable de la prisión ofrecer “las medidas oportunas para que pueda tener lugar la participación telemática del candidato”. [Fuente: RTVE].

Rufián

la Junta de Barcelona ha autorizado también al candidato de ERC Gabriel Rufián que celebre el próximo jueves, 18 de abril, un mitin de campaña de las elecciones generales de 2019 en la cárcel de Lledoners, donde estuvieron presos durante meses la mayoría de los exconsellers juzgados por rebelión en el Supremo en el juicio del ‘procés’. Lo ve “pertinente” siempre que el mitin no sea multitudinario, no afecte a las actividades del centro y que sólo asistan los presos que hayan pedido ejercer su derecho a voto. Ya que “favorece” los derechos de los presos, en especial el de participación política.

La Junta provincial ha adoptado esta decisión después de que la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Generalitat ha concluido que, para que los presos tengan una información “precisa” a la hora de votar, “sería pertinente autorizar la entrada de los candidatos en los centros penitenciarios” para que lleven a cabo actos de campaña. [Fuente: RTVE].

EQM

Acuerdos de la Junta Electoral Central

Sesión JEC: 16/04/2019

Núm. Acuerdo: 197/2019

Núm. Expediente: 293/939

Autor Sra. Representante General de Coalición Canaria

Objeto:

Reclamación presentada por Coalición Canaria contra la decisión de Antena 3 de realizar un debate a cinco el próximo 23 de abril, sin que el citado medio haya comunicado a esta formación política ninguna medida compensatoria.

Acuerdo:

1.- El artículo 66.2 de la LOREG dispone que “Durante el periodo electoral las emisoras de titularidad privada deberán respetar los principios de pluralismo e igualdad. Así mismo, en dicho periodo, las televisiones privadas deberán respetar también los principios de proporcionalidad y neutralidad informativa en los debates y entrevistas electorales así como en la información relativa a la campaña electoral, de acuerdo a las instrucciones que, a tal efecto, elabore la Junta Electoral competente”.

En aplicación de dicho precepto, la Instrucción de la Junta Electoral Central 4/2011, de 24 de marzo, en su apartado octavo desarrolla el principio de proporcionalidad que debe ser garantizado por las televisiones privadas. En el punto 2 se señala que “corresponde a los órganos de dirección de las televisiones privadas decidir libremente sobre la oportunidad de organizar o difundir entrevistas o debates electorales, pero de hacerlo deberán tener particularmente en cuenta los resultados obtenidos por cada formación política en las últimas elecciones equivalentes”.

A ello cabe añadir que en el punto 1 del citado apartado octavo, se explica que el criterio de proporcionalidad no impide suministrar información sobre candidaturas que no se presentaron o no obtuvieron representación en las últimas elecciones, pero sí determina que estas últimas no podrán recibir una cobertura informativa mayor que las formaciones políticas que obtuvieron representación en las últimas elecciones.

Estos son los criterios legalmente establecidos que debe aplicar la Administración Electoral, sin que puedan ser sustituidos por otros como la supuesta actualidad informativa o los datos procedentes de encuestas electorales, macrobarómetros u otros análisis demoscópicos.

2.- En el debate planteado, no cabe objeción a la participación de representantes del Partido Popular, del Partido Socialista Obrero Español, de Unidas Podemos y de Ciudadanos en la medida en que se trata de las cuatro formaciones que alcanzaron la mayor representación parlamentaria y el mayor número de votos en las últimas elecciones al Congreso de los Diputados celebradas en 2016.

No sucede lo mismo con Vox, puesto que esta formación no obtuvo representación parlamentaria y el número de votos recibido fue del 0,1%.

Por el contrario, las formaciones recurrentes sí consiguieron representación parlamentaria y un porcentaje de votos válidos superior: en el caso de Junts, Convergència Democràtica de Catalunya, que forma parte de dicha coalición, tuvo un 2,01% y 8 escaños; PNV tuvo 1,19% de votos y 5 escaños; y Coalición Canaria un 0,33% y 1 escaño. Todas ellas obtuvieron representación parlamentaria y un porcentaje mayor de votos válidos, que son los criterios legalmente establecidos para determinar la aplicación del principio de proporcionalidad a los debates y entrevistas electorales.

3.- La formación Vox tampoco reúne la condición de grupo político significativo, puesto que, conforme al punto 2.3 del apartado cuarto, dicha condición debe reconocerse “a aquellas formaciones políticas concurrentes a las elecciones de que se trate que, pese a no haberse presentado a las anteriores elecciones equivalentes o no haber obtenido representación en ella, con posterioridad, en recientes procesos electorales y en el ámbito territorial del medio de difusión, hayan obtenido un número de votos igual o superior al 5% de los votos válidos emitidos”.

Es cierto que Vox consiguió un 10,96% de los votos válidos emitidos en las recientes elecciones celebradas al Parlamento de Andalucía. Esta circunstancia le permitiría tener esa condición en debates y entrevistas electorales que se celebren en dicho ámbito territorial, esto es, en emisoras o programaciones que se circunscriban al territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Sin embargo, esto no sucede en el presente caso, puesto que el debate examinado se va a celebrar en un ámbito nacional, en el que este partido no ha logrado ese 5% de votos válidos que le permitiría tener la condición de grupo político significativo.

4.- Atresmedia alega que el sábado 20 de abril está previsto otro debate en otra televisión del grupo empresarial, la Sexta, con participación de formaciones políticas como dos de las recurrentes y que en ellas no intervendrá Vox porque en este caso “se ha primado este criterio de proporcionalidad”.

El argumento no puede aceptarse porque el referido artículo 66.2 de la LOREG no establece la aplicación voluntaria del principio de proporcionalidad según estime oportuno la televisión privada, sino que lo impone de forma incondicionada. No cabe elegir debates electorales en los que se aplica la proporcionalidad y otros en que esta pueda ser eximida, sino que debe aplicarse a todos aquellos debates que se organicen durante el proceso electoral.

5.- De lo expuesto se deduce que procede estimar los recursos y declarar que el debate a cinco propuesto por Atresmedia, resulta contrario al principio de proporcionalidad que debe ser respetado por las televisiones privadas durante los periodos electorales, conforme establece el artículo 66.2 de la LOREG. En consecuencia, ese debate no podrá celebrarse en los términos indicados sino que, si así lo decide el medio, deberá modificarse para atender a las exigencias de dicho principio.

El presente Acuerdo es firme en vía administrativa. Contra el mismo cabe la interposición de recurso contencioso-administrativo ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo en el plazo de dos meses desde su notificación, conforme a lo dispuesto en el artículo 12.3.a) de la Ley de Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Notre Dame y la educación española

.

.

Y la catedral no era sólo su compañera, era el universo; mejor dicho, era la Naturaleza en sí misma. Él nunca soñó que había otros setos que las vidrieras en continua floración; otra sombra que la del follaje de piedra siempre en ciernes, lleno de pájaros en los matorrales de los capiteles sajones; otras montañas que las colosales torres de la iglesia; u otros océanos que París rugiendo bajo sus pies.

Víctor Hugo, Nuestra Señora de París, 1831.

.

Lágrimas de cocodrilo sin alma

Del incendio de anteayer en Notre Dame [París, 1163-1345] siempre me quedará el recuerdo de unos telediarios larguísimos, inconmensurables, invadidos de repetidas imágenes de fuego que destruyó sólo, gracias a Dios, dos tercios de la techumbre, las bóvedas y una más que cuestionada nueva aguja incorporada por Eugène Viollet-le-Duc en la remodelación de 1845-1870.

Pero, insisto, me ha llenado de contradicciones ajenas esa televisión bombardeando sus telediarios con lloros, rezos y velas francesas por el incendio de un monumento que la gran mayoría de las nuevas generaciones ciudadanas españolas no tiene ni idea de qué va…

Porque estamos hablando de una catedral católica, de una cultura cristiana, de un icono de nuestros valores comunes europeos a los que tanto Bruselas como España llevan años dando la espalda: más concretamente, nuestro país desde que el arruinador ZP se hizo con el poder, Mariano155 le hizo la seguida y el doctor fraude ZPedro se aupó en la Presidencia gracias al apoyo de golpistas, chavistas, nacionalistas y filoetarras.

Y no sólo. Occidente se convierte paulatinamente y sin pausa alguna en un espectáculo teatral que arrincona intencionadamente el fondo, la reflexión, el conocimiento de la Historia.

El pasado 29 de enero, como ya les conté, Bernard-Henri Lévy consiguió el apoyo de ilustres firmantes europeos para publicar, en exclusiva, por ‘Liberation‘, un llamamiento-carta de resistencia a la ciudadanía europea ante el abandono del Reino Unido y Estados Unidos y el ataque de esos europeos ‘falsos profetas borrachos de resentimiento‘ que, dicen, inoculan el suicidio al impulsar la tarea de reencontrar el “alma de las naciones” y de reconectar con una “identidad perdida” que  no existe, muchas veces, más que en la “imaginación de los demagogos“.

Pues bien, esa alma que dice Lévi que no existe evidenció su existencia -también europea- con motivo del incendio de Notre Dame. Algo particularmente importante para combatir el persistente espíritu bruselense que ya subrayó su fracaso cuando su proyecto de Constitución Europea, 2004, se fue al garete porque los ciudadanos de los Estados Miembros lo rechazaron de plano.

Tuvo que ser sustituido, aprisa y corriendo, por el Tratado de Lisboa de 2007, con objeto de dotar de personalidad jurídica a la Unión Europea aun cuando siguiera sin ser Estado. Y donde, por cierto, se reconoció que ni siquiera la cultura cristiana les pareció a los Estados Miembros vínculo suficiente de cohesión

Ahí esta la raíz del problema:

¿Que se enseña a los actuales escolares europeos de la común cultura europea de raíces cristianas? ¿Cuántos escolares españoles saben qué es y qué significado entraña Notre Dame?

En España, en la escuela del aprobar suspendiendo, siquiera se enseña a respetar y valorar los símbolos patrios. Intencionadamente, claro está. Como seguimos estando, durante estos 40 democráticos años, intentando averiguar si somos una nación o qué sé yo…

Anoche, en el debate de TVE para las elecciones generales, le preguntaba la historiadora Cayetana A. de Toledo [PP] a la patética y sudorosa médicA sanchista, María Jesús  Montero [PSOE], alias ‘chiki‘, cuántas naciones hay en España y si el Gobierno de Sánchez indultará a los “golpistas“…

Obviamente, la candidata ex Ministra de Hacienda y disfrazada de Simago, no contestó. Pero seguro que habrá dejado de publicar un Twitter llorando católicamente por Notre Dame.

EQM

Del incendio en Notre Dame, 150419

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

De agujeros negros

.

.

Agujeros espacial y mental

Un agujero negro​ es una región finita del espacio en cuyo interior existe una concentración de masa lo suficientemente elevada y densa como para generar un campo gravitatorio tal que ninguna partícula material, ni siquiera la luz, puede escapar de ella.

Los agujeros negros se forman en un proceso de colapso gravitatorio que fue ampliamente estudiado a mediados de siglo XX por diversos científicos, particularmente Robert Oppenheimer, Roger Penrose y Stephen Hawking entre otros. Hawking, en su libro divulgativo Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros (1988), repasa algunos de los hechos bien establecidos sobre la formación de agujeros negros.

Este proceso comienza después de la “muerte” de una gigante roja (estrella de 10 a 25 o más veces la masa del Sol), entendiéndose por “muerte” la extinción total de su energía. Tras varios miles de millones de años de vida, la fuerza gravitatoria de dicha estrella comienza a ejercer fuerza sobre sí misma originando una masa concentrada en un pequeño volumen, convirtiéndose en una enana blanca.

En este punto, dicho proceso puede proseguir hasta el colapso de dicho astro por la autoatracción gravitatoria que termina por convertir a esta enana blanca en un agujero negro. Este proceso acaba por reunir una fuerza de atracción tan fuerte que atrapa hasta la luz en este.

En palabras más simples, un agujero negro es el resultado final de la acción de la gravedad extrema llevada hasta el límite posible.

El pasado 10 de abril de 2019, el consorcio internacional Telescopio del Horizonte de Sucesos presentó la primera imagen jamás capturada de un agujero negro supermasivo,ubicado en el centro de la galaxia M87​, lo cual confirma de manera definitiva la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein.

Fuente: Wikipedia

Ayer la noticia se divulgó a través de decenas de miles de medios y redes sociales de todo el mundo desde la absoluta convicción generalizada de que el creciente analfabetismo rampante permitiría hacer compatible que todo el mundo alcanzara a acomprender la grandiosa magnitud del logro científico y visual con el fehaciente hecho de que prácticamente nadie comprendiera en qué consiste tal grandiosidad.

Mucho más cercana, pues, está la posibilidad de entender que el día en que se nos convenza -también mediante descubrimiento científico, faltaría más- que las plantas sienten hasta el punto de sufrir cuando les cortan el tronco, qué acabaremos comiendo, una vez que los animalistas y demás protectores del planeta tierra no nos dejen más opción que deglutir pura piedra.

Y sin necesidad de estudiar petrología.

EQM

Primera imagen real en la historia de un agujero negro supermasivo ubicado en el centro de la galaxia M87 presentado el 10 de abril de 2019 por el consorcio internacional Telescopio del Horizonte de Sucesos.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

ZPedro y sus socios…, con VOX expectante

.

.

¿Como ocurrió en Andalucía?

El sanchismo está intentando hacer con VOX lo mismo que el marianismo intentó hacer con Podemos: la cama a la oposición.

Mariano Rajoy acabó vergonzosamente expulsado a patadas del Congreso con una falsa moción de censura del sanchismo con el apoyo de los podemitas, los golpistas, los nacionalista y los filoetarras, es decir, su ‘frente popular‘.

Y ahora Zpedro intenta -además de recuperar a los socialistas votantes de Podemos y poder volver a gobernar gracias al apoyo de los restos del chavismo y demás miembros del ‘frente popular’- que el debate a 5 en la tele privada, incluyendo a Santiago Abascal, le sirva para debilitar a ‘trifachismo‘ [PP/Ciudadanos/VOX] y reforzar su cartel de supremacista resistente.

Si el paralelismo mencionado se conservara hasta el fin, su estrategia podría verse desbaratada, una vez más, en virtud de que se conjugaran alguno de estos riesgos:

1.- Que el votante español y socialista de toda la vida, avergonzado ante el actual liderazgo de tamaño incompetente y felón, haya ocultado su deseo de abstenerse o de votar a Ciudadanos [como ocurrió en Andalucía].

2.- Que el votante español de izquierdas que votó a Podemos y no quiere repetir tremendo error ni loco, opte por quedarse en casa o, ante los requeteconfirmados amoríos antiespañoles del ZPedro con los golpistas y demás nacionalistas, decida apoyar al Estado y a la nación, votando a VOX [como ocurrió en Andalucía].

3.- Que VOX, además de recibir los votos del sector más conservador del PP y de los provenientes de los riesgos ya referenciados [1 y 2] recibiera un aluvión de votos de las nuevas generaciones de jóvenes y ‘jóvenas’; de ese altísimo número de mujeres que están hasta el moño del sectario feminismo progre que patrocina el sanchismo; y de ese millón largo de hombres que -con sus familares- llevan ya 10 años sufriendo, con motivo de la socialista presunción de culpabilidad masculina- el calabozo preventivo y la ruina moral, económica y social en virtud de las falsas denuncias de ‘género’ que acaban archivadas en los juzgados: sólo en 2018, 145.918 [pdf; Consejo General del Poder Judicial].

Y todo lo expuesto no son mas que ejemplos reseñables respecto hacia dónde puede encaminarse el hartazgo de algunos sectores descontentos. Pero hay muchos más, asqueados de esta nueva sociedad prohibicionista, arruinadora, identitaria, antisocial, frentista, antipatriota  y desvertebradora.

De modo que atentos todos: si el llamado ‘trifachismo‘ se hace con la mayoría ese mal llamado voto oculto que no es más que ‘discreto‘ o sencillamente ‘indignado‘, el caso Andalucía se repetiría en España.

Y si es VOX quien, gracias también al debilitamiento del PP patrocinado por el lerdosanchismo, quien rompe todas las previsiones, no les quiero ni contar.

Si gustan, lean más abajo a Jesús Cacho, Fernan S. Dragó o a Ignacio Camacho, y verán que siendo todo posible, comienza a ser cada día más probable.

Porque hay indicio de progrepánico muy siginificativos. No tienen más que ojear/hojear el repugnante artículo de Rubén Amón, ayer en el País, para percatarse de que algo esta yendo peor de lo que imaginaban.

Ojalá se confirmen tales temores y podamos recuperar un Estado democrático donde el fascismo vasco o catalán no puedan linchar a demócratas como Cayetana A. de Toledo o Maite Pagaza o donde a cientos de inmorales fascistas futboleros se les condene por desear la muerte del entrenador del equipo contrario a las pocas horas de que éste confiese en los medios que está sufriendo una enfermedad de altísimo riesgo.

EQM

••

.

¿Es posible un Gobierno Abascal?

Jesús Cacho en Vozpópuli, 140419

Lo llaman el efecto bola de nieve. La forma en que una pequeña bola lanzada desde lo alto de una montaña nevada, va tomando cuerpo hasta llegar al valle convertida en una masa rodante capaz de arrollar a su paso todo lo que encuentra. La metáfora vale para describir lo que está ocurriendo con VOX y Santiago Abascal, un partido y un líder cuya capacidad de convocatoria desborda todas las expectativas, llenando recintos imposibles ahora mismo para el modesto efecto llamada de PP o Ciudadanos.

Lo de Palencia el miércoles, una ciudad acoplada al voto “popular” desde que hay recuerdo, con grandes colas para entrar en el cine Ortega y dos veces el aforo en la calle.

Lo de este jueves en Madrid, a las puertas de ese ICADE donde se forman las nuevas generaciones de la dirigencia española. Y la marea sigue. La pleamar VOX no deja de subir. Hay quien sostiene que estamos ante la reedición del fenómeno Podemos en 2015, y a mí no me lo parece. Porque la España cabreada, cansada de la clase política, harta de pagar impuestos y soportar ofensas del separatismo, asqueada de la corrupción y el mamoneo, no es de derechas ni de izquierdas o es mucho más que eso.

Son los camareros que corren a hacerse una foto con Abascal en los bares de carretera. Es el reflejo de un fenómeno que la noche del 28 de abril podría protagonizar el mayor golpe sobre el tablero político español registrado en décadas. Una auténtica revolución.

En la ladera de enfrente anida la preocupación. Y posiblemente el miedo, cuando no el simple pánico. El desconcierto que provocan los derrapes retóricos de un hombre brillante –posiblemente el mejor orador que ha tenido nunca el PP- como Pablo Casado. Son los nervios. Lo dijimos hace meses en estas páginas. Casado necesitaba enterrar al viejo PP. Entrar en la sede de Génova con el lanzallamas para sobre sus cenizas construir un partido de nuevo cuño que se reconozca en los perfiles de una derecha liberal.

Pasar página al PP de Aznar, y hacernos olvidar la vergüenza del PP de Mariano Rajoy. Volver del revés al PP e incorporar talento. No ha hecho ni lo uno ni lo otro. O no lo ha hecho en grado bastante como para que este PP sea percibido como algo nuevo, sin peajes de un pasado tan ominoso, tan ofensivo para el español medio como el episodio protagonizado por el gallego indolente en un garito de Alcalá la tarde noche del 31 de mayo pasado.

Seguramente no ha podido. O no le han dejado. Y ahora le esperan con la recortada tras la puerta en caso de fiasco electoral el 28-A. Ni ha limpiado (lo suficiente) el PP, ni ha conseguido rodearse de talento. En Génova han quedado los saldos de una segunda campaña de rebajas que nadie demanda. Arrancar la campaña con una pegada de carteles en el Retiro madrileño en compañía de oradores tan notables como Suárez Illana y Edurne Uriarte, es por parte de Casado un acto de heroísmo que produce en el espectador un sentimiento mezcla de conmiseración y perplejidad.

He ahí un candidato que parece tener el enemigo en casa. La idea de utilizar a Aznar como reclamo en aquellas provincias donde VOX le discute escaño es más propia del bombero torero que de un partido con idea clara sobre lo que España se juega en este envite.

Lo que no parece haber comprendido Casado y su estado mayor es que difícilmente conseguirán que uno solo de los hijos que salieron huyendo de un partido convertido en una especie de absurda tecnocracia dadaísta vuelva a la casa del padre sacando de nuevo a escena al lamentable Rajoy (ayer lo volvió a hacer en Mos (Pontevedra):

“representamos a los españoles, sean quienes sean, quieran lo que quieran, vayan donde vayan, siempre que vayan a donde quieran”)

y mucho menos atacando a VOX, antes al contrario, reforzarán las opciones de VOX y sobre todo, las de Pedro Sánchez. Porque el enemigo del PP no es VOX, sino este dizque socialista al que separatistas, neocomunistas, bildutarras y nacionalistas vascos aspiran a volver a colocar en Moncloa para los próximos 4 años, con lo que ello implica.

Razonamiento tan sencillo como que el reto es derrotar a la izquierda podemita que hoy encabeza Sánchez parece haberse convertido en la cabeza de los Marotos del PP en algo tan complejo como el argumento ontológico de San Anselmo o el problema de los universales. Mientras tanto, Vox sigue dando muestras de que ahí hay algo más que un fenómeno fortuito dispuesto a disiparse con la rapidez de una tormenta de verano. El programa económico (“Por una política fiscal simple, justa y coherente. Propuesta tributaria de VOX para recuperar a la clase media trabajadora”) que hemos conocido esta semana podría ser asumido por cualquier derecha liberal que se precie.

Es el programa que tendría que haber aplicado el PP de la mayoría absoluta del manso Rajoy. Y el que debería haber publicado el PP de Casado. Nada que ver con el populismo de las “100 medidas urgentes para España”. Promete bajadas de impuestos y cuantifica su coste; recorta el gasto y especifica dónde y cuánto; se atreve a proponer un sistema de pensiones mixto de capitalización y reparto, liberaliza mercados, aborda privatizaciones, cheque escolar… Un buen ejercicio técnico, donde los números parecen encajar. Ambicioso, detallado y netamente liberal.

Liberar a la clase media trabajadora

En el IRPF, el impuesto que recae sobre la clase media trabajadora (los 77.000 millones que anualmente recauda de un total de 15,9 millones de declarantes, corren a cargo del 50% de los mismos, gente con renta anual media de 30.478 euros, que son contribuyentes netos), VOX propone una reducción de los actuales cinco tramos a solo dos, con un tipo general del 22% para ingresos de hasta 60.000 euros, y del 30% para los superiores a esa cifra.

El coste recaudatorio bruto de esta tarifa ascendería, según el texto, a 6.436 millones, que quedarían reducidos a 2.867 descontadas ganancias recaudatorias que el programa detalla. Vox propone una base imponible única resultado de “sumar todas y cada una de las rentas netas generadas por la unidad contribuyente, sin distinguir entre rentas del ahorro y resto de rentas”. Algo que suena a revolución, como la eliminación de la mayoría de las deducciones actualmente existentes “en aras a conseguir una mayor neutralidad fiscal”.

Para afrontar ese recorte impositivo sin fiarlo a la ya casi tópica curva de Laffer, VOX apuesta por un “ahorro estructural anual permanente” de 24.236 millones, generado “a expensas de eliminar el gasto público clientelar, el gasto público ineficiente, la ineficacia organizativa del Estado y el uso fraudulento del presupuesto”. En concreto, 16.236 millones provendrían de ajustar el gasto de la Administración Central, organismos autónomos y Seguridad Social, mientras que los 8.000 restantes correrían a cargo de CC.AA. y Ayuntamientos.

Ello dirigido a limitar el gasto público al 35% del PIB en cualquier circunstancia, frente al 41% actual (el 34% en EE.UU; el 56% en Francia). En cuanto al Impuesto sobre Sociedades (23.143 millones en el ejercicio 2017) Vox propone una rebaja del tipo nominal hasta el 22% (frente al 25% actual) para todo tipo de empresas, con idea de reducirlo al 12,5% en una segunda fase. El proyecto contempla, además, la eliminación definitiva del Impuesto sobre el Patrimonio, así como del de Sucesiones y Donaciones, la privatización de las televisiones públicas, y un largo etcétera.

Las recetas fiscales van acompañadas de un segundo tomo (venta de activos no estratégicos del Estado, nueva vuelta de tuerca a la reforma laboral de Rajoy, reformas estructurales, política energética, entre otras) convertido en realidad en un completo programa de política económica capaz de dar sentido a esa revolución fiscal.

Su título ya es toda una declaración de intenciones: “Bienestar para todos”, que se corresponde con el de la conocida obra de Ludwig Erhard, el político –canciller federal entre 1963 y 1966- que tras la hecatombe nazi consiguió transformar en poco tiempo una Alemania destrozada por la guerra en una de las primeras potencias económicas mundiales, sobre los principios de la economía de mercado, la libre competencia y la sana desconfianza hacia el todopoderoso Estado.

Ahogados por la socialdemocracia rampante de curso legal desde hace décadas, socialdemocracia de izquierdas y socialdemocracia de derechas (véase Mariano Rajoy), reinando sobre sociedades rendidas a la ideología del hobbesiano Estado Leviatán capaz de resolver los problemas de cualquier ciudadano desde la cuna a la tumba, la vuelta a escena de una alternativa liberal siquiera teórica es un alivio que permite concebir esperanzas de que no todo está perdido en España y en la propia UE.

VOX, en efecto, dice defender “un sistema fiscal progresivo, que no se convierta en una loseta infranqueable que hunda al contribuyente en la trampa del desaliento personal y profesional, condenándole a una renta disponible muy alejada de la que, por su talento y su esfuerzo, es capaz de generar”. El ideal de justicia para la formación de Abascal “es el de igualdad de oportunidades, no el de igualdad de resultados”.

Todo está en el aire

La encuesta del CIS atribuía esta semana a VOX una horquilla de entre 29 y 37 escaños (11,9% de los votos). Es sospecha generalizada que en ese casi 40% de indecisos hay mucho voto oculto VOX (en parte también PP), un voto que cada vez se esconde menos. “Puede pasar de todo”, dijo el miércoles el desvergonzado Tezanos, seguramente preocupado por su futuro judicial como eventual prevaricador y malversador de recursos públicos.

Los 5 escaños que la dirección de Abascal imaginó lograr en las elecciones andaluzas terminaron siendo 12. Su estado mayor maneja la cifra de 50 desde hace semanas, por encima de Ciudadanos y Podemos, pero Steve Bannon, ese maldito Bannon que tiene de los nervios a la feligresía de izquierdas norteamericana y europea, piensa que la cifra correcta es 90, 90 escaños, por encima incluso del PP, una barbaridad para un partido que se asoma por primera vez al Parlamento. Una auténtica revolución.

Por encima de la abrumadora campaña mediática (con encuestas al gusto de quien las paga) que intenta convencer al electorado de que todo el pescado está ya vendido y que solo hay un triunfador posible, el indescriptible Sánchez, con opciones varias para formar Gobierno, muy convenientes ellas para los españoles, sin rastro de peligro separatista, la pura verdad es que todo está en el aire. Aquí puede ocurrir cualquier cosa, y una de esas cosas es que la derecha acabe sumando con la sorpresa mayúscula de que VOX termine por delante del PP. Difícil pero no imposible a día de hoy.

¿Apoyaría Casado un Gobierno Abascal? ¿Y qué haría Albert Rivera? Un lío mayúsculo y un bonito ejercicio teórico. La posición de Ciudadanos, perdido en zona de nadie entre el triunfalismo de Sánchez y el rodillo de VOX, atento a los guiños de los grandes grupos mediáticos, se antoja la más incómoda de los partidos en liza y ante cualquiera de los escenarios posibles.

Difícil apoyar un Gobierno Abascal, pero no menos complicado hacerlo con un eventual Gobierno Sánchez, la alternativa por la que suspiran algunos notables prohombres del Ibex 35, con Ana Patricia Botín (Santander) a la cabeza. Todo el programa de Ciudadanos, y no solo en lo que tiene que ver con el separatismo catalán, está en abierta contradicción con lo que defiende y representa Sánchez. El Ibex lo tiene difícil, y Rivera aún más.

.

El chantaje del voto útil

Fernando S. Dragó en El Mundo, 140419

Ése es el último lirolariro electoral canturreado al unísono por los politólogos, los todólogos y los sociólogos. También por el grueso de los editorialistas y los columnistas. Andreotti, el filomafioso al que nunca faltó finezza, decía que el poder sólo desgasta al que no lo tiene. De igual modo digo yo que el único voto inútil y por añadidura inmoral es el que no va a parar a manos de su destinatario ideológico.

Los encuestadores, siempre al servicio de quienes les abonan las facturas, sacan ahora de sus chisteras demoscópicas la monserga del voto oculto después de volvernos locos con los malabarismos de la Ley d’Hondt. No seré yo quien dude de la existencia de ese venero subterráneo, pues fue el que condujo a la victoria del Brexit, de Trump y de Bolsonaro, el que indujo el pentecostés de los doce apóstoles de Vox en Andalucía y el que dentro de seis semanas dejará manga por hombro la Europa de los burócratas y un poco menos invertebrada la España de las Autonomías.

Es de cajón que el voto oculto coincida con el de los indecisos y también lo es que el de éstos vaya a parar mayoritariamente a Vox, pues no resulta verosímil la hipótesis de que a estas alturas aún titubeen los votantes de partidos fosilizados desde hace mucho en el osario de las urnas.

De ser así, forzoso será llegar a la conclusión, en pura lógica aritmética, de que para impedir el acceso de Sánchez y su tropa de Pancho Villa al tablero de mandos de las Cortes no existe mejor estrategia que la de concentrar el voto en el partido que, a mi falible juicio, superará de largo a los ciudadanitas, expertos en dar palos de ciego made in Macron, y por varias cabezas a los populares, lastrados por la permanencia en sus filas de quienes permitieron a Rajoy traicionar una a una las promesas de su programa y engañar a quienes confiaron en él.

Pero no es sólo un problema político, sino también moral, el que suscita esta columna. Allá se las apañen con sus conciencias los candidatos sensibles a las maquinaciones y malabarismos propiciados por la indignante Ley d’Hondt, pero los electores no deberían hurtar sus votos al partido con el que más se identifiquen dando así crédito a los falaces cantos de sirena de quienes sólo buscan el poder sin reparar en el precio que el politiqueo oligárquico, los chantajes demoscópicos y las conjuras de sacristía pongan a éste.

¿Va por España? Pues sí… Nos la jugamos. Tal es el fondo de la cuestión.

La máscara caída

La impostura, al descubierto: Sánchez es el candidato de los separatistas que se sientan en el banquillo del Supremo

Ignacio Camacho en ABC, 140419

EN las campañas electorales, la política alcanza su clímax como arte de la apariencia, como baile de máscaras, como festival de disfraces. Los candidatos asumen un papel dictado por sus estrategas para fijar con pocas pinceladas un trazo de carácter: el

frame, el marco mental de los votantes. Se trata de construir un personaje y representarlo en el teatrillo de los mítines o a pie de calle. Así, Sánchez se disfraza de estadista moderado; Abascal, de Don Pelayo o de soldado de los tercios de Flandes; Casado, del líder que aún no es; Iglesias, del caudillo insurgente que quiso ser antes de encerrarse en el chalé de Galapagar a cambiar pañales. Rivera, que tiene vocación de jedi de Star Wars, compareció en la noche inaugural convertido en un holograma de sí mismo, como Obi Wan Kenobi pero sin la espada de luz centelleante.

Todo es bastante básico, elemental, con ese aire primario de las funciones escolares; se diría que toman al electorado –con motivo, quizá– por un público adolescente propenso a engatusarse con simplezas simbólicas y esquemáticas arengas emocionales.

De repente, y apenas comenzada la representación, los dirigentes independentistas presos le arrancaron de un tirón la máscara al presidente del Gobierno. En una carta de apoyo desnudaron su impostura de adalid del centro. El antifaz por los suelos, la treta al descubierto: si no es el candidato de la secesión, como Aznar va diciendo, lo es al menos de los secesionistas que tres días por semana se sientan en el banquillo del Supremo. El candidato del indulto, de las concesiones, de la esperanza de un referéndum. El candidato del nacionalpopulismo irredento que se ofrece como dique contra la derecha mediante una oferta de compromiso expreso.

El pronunciamiento separatista desmonta el artefacto propagandístico con que la campaña de Moncloa pretendía ocultar la cuestión catalana encerrándola durante quince días en una cápsula de olvido. La estrategia del encubrimiento no basta para obviar el conflicto; al otro lado de las urnas espera el pliego de demandas de un nacionalismo dispuesto a acompasar los plazos siempre que el poder sea complaciente con su designio. Sánchez podrá argüir que está ante una oferta que no ha pedido pero su discurso de equilibrio se desmorona ante una propuesta de respaldo tan explícito. La careta se le caído y el rostro de Frankestein se ha visto.

No ha lugar a simulacros: el bloque de la moción de censura está intacto, listo para la reedición a partir de mayo. La única alternativa que se dirime en estas elecciones es la de una alianza entre los constitucionalistas o entre sus adversarios. No existe posibilidad real alguna de un pacto del sanchismo con Ciudadanos porque Rivera se suicidaría y porque el proyecto de continuidad del presidente pasa por reformular el Estado. Qué sentido tiene persistir en el engaño cuando el disfraz se viene abajo.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Bruta negra [relato breve]

[Colaboración especial de El Xiquet de Columbretes]

.

Relato breve

.

Vivía en el hemisferio norte, en la estación de metro más profunda del mundo, a más de cien metros bajo tierra, donde los túneles eran arterias por las que corrían las noches más oscuras e insondables, repletas de aire viciado. Era desgarbada y confusa, tan poco femenina que muchos la definían como un travestido desatinado. Hasta los niños murmuraban sobre su aspecto repelente, eso sí, por lo bajini y con verdadero disimulo y temor. Vestía siempre con ropajes negros tornasolados, y su gesto agreste y desafiante hacía retroceder a los usuarios con los que se cruzaba.

A la gente le era difícil saber con certeza donde se ocultaba. Entendía que deambulaba por los meandros de acero de las mil vías. Muy pocos eran los que decían haberla reconocido, en alguna ocasión, pegada a las paredes de los túneles al paso de algún convoy mientras escupía sangre púrpura a las ventanillas de los vagones. Se decía que su gargajo estaba maldito y producían gran temor sus reacciones. Hasta la autoridad evitaba cruzarse con ella.

Muchos opinaban que era una manifestación corpórea impura por la displicencia de sus acciones y el fuerte hedor a moho que desprendía. Parecía estar mortificada a errar por el submundo, sollozando el desamparo y suplicando la admisión en el averno. Por eso la creían discípula de leviatán, la mensajera del mal: ‘La Bruta Negra‘.

El primer domingo después de la luna llena tras el equinoccio de primavera, estando el apeadero más profundo repleto de gente agolpada e inquieta en el andén de salida, esperando a que el tren hiciera acto de presencia, un pequeño chaval nervioso perdió la moderación y, en un movimiento negligente, se desplomó sobre la vía. En ese instante se hizo presente el convoy estableciéndose un mutismo de sobrecogimiento. Y cuando faltaba un segundo para arroyar su cuerpecito, apareció La Bruta como un relámpago y, en un acto milagroso de insólita urgencia, rescató al niño de una muerte segura, dejándolo con delicadeza al costado de su incrédula madre.

En ese mismo instante sus ropajes negros tornasolados se volvieron opacos hasta mustiarse y desaparecer; seguidamente, todo su cuerpo se comprimió hasta reducirse a un sólo punto torneado luciendo limpio, brillante, níveo. Fue entonces cuando un gran resplandor creó una huella balsámica y hechicera en el aire que se explayó ágilmente por todos los rincones de la profunda estación, haciendo que una admiración serena de la gente se agrandara en el tiempo.

Después, a medida que las miles de personas presentes inspiraban el rastro mágico sintiendo un placer extraordinario, las que sufrían dolencias físicas o penas del alma, curaban sus males. Y como si batiera unas alas invisibles, aquel punto refulgente que mudó a añil, remontó a golpes de remeras desgarbadas todas las elevaciones hasta salir al exterior y perderse en el cielo, tras el asombro de todos.

Algunos iluminados revelaron que, tras trazar un rombo sorprendente en el aire, se introdujo en un platillo volante de los pequeños ectomitas en dirección a las Pléyades. Para formar parte de una nueva estrella azul en el “Montz” estelar de las siete hermanas, a casi medio millón de años luz. Junto a Gucumatz, el gran corazón del cielo.

.

Enrique Masip Segarra [2019]. © Todos los derechos reservados.

enriquemasipsegarra.wordpress.com
enmasecs@hotmail.com

.

Curva de un tunel del Metro de San Petersburgo. Vía [original en color].

Emboscada final [EEUU, 2019], de John Lee Hancock [Netflix]

.

‘Afraid to Dream‘ [19-]. Compuesta por Mack Gordon y Harry Revel para el film ”You Can’t Have Everything’ [1937], de Norman Taurog. Interpretada por Benny Goodman y su Orquesta. Incorporada a la banda sonora de la película. Cartel del film, diseñado por B O N D; vía IMPawars.

The Highwaymen

AÑO
2019
DURACIÓN
120 min Trailers/imágenes
PAÍS
  EEUU
DIRECTOR John Lee Hancock
GUIÓN John Fusco
MÚSICA Thomas Newman
FOTOGRAFIA John Schwartzman
REPARTO Kevin Costner, Woody Harrelson, Kathy Bates, Kim Dickens, Jane McNeill, Mike Young, Johnny McPhail, Dean Denton, Karson Kern, Arvin Combs, Thomas Mann, W. Earl Brown, Jason Davis, Dean J. West, Billy Slaughter, Jesse C. Boyd, Brian F. Durkin, Jeff Pope, David Furr, David Born, David Dwyer, Mitch Eakins, Luke Loveless, John Carroll Lynch +
PRODUCCIÓN Casey Silver Productions, Media Rights Capital (MRC), Universal Pictures [distribuida por Netflix]
Varios:

SINOPSIS

Año 1934. Frank Hamer (Kevin Costner) y su sufrido compañero Manny Gault (Harrelson) son dos Ranger de Texas que sufrieron el reinado de robos de Bonnie & Clyde. Ambos fueron asignados como investigadores especiales de un caso que trajo de cabeza a banqueros y policías por igual, y que se llevó por delante la vida hasta de trece agentes de la ley ante la incredulidad del pueblo. Filmaffinity

CRITICAS [profesionales]:

  • “Más pendiente del retrato de personajes que del espectáculo y una puesta en escena precisa y de aires clásicos (…) con personajes que dialogan casi como si el director los convirtiese en iconos, una manera de volcar una mirada moderna en un mundo hacia un mundo pretérito. (…) Puntuación ★★★ (sobre 5)”. Miguel Ángel Palomo: FilmAffinity
  • “Su estructura de manual de guion, con frase clave en el momento climático, empequeñece un conjunto sobrio, que da la vuelta a la historia de Bonnie y Clyde.”. Javier Ocaña: Diario El País
  • “Se suele apoyar en la química que hay entre Costner y Harrelson para mantener el interés (…) Ambos se expresan con convicción y hastío hacia el mundo.”. Joe Leydon: Variety
  • “Costner y Harrelson ofrecen buenas actuaciones, pero cuando llega la hora de que den su monólogo dramático asignado, casi puedes oír a la película aclarándose la garganta”. John DeFore: The Hollywood Reporter
  • “Lo mejor que tiene la película es, sin duda, ver a Costner interpretar un papel al estilo de Gary Cooper (…) Eso, y la dupla que forma con Harrelson (…) Puntuación: ★★½ (sobre 5)”. David Fear: Rolling Stone
  • “Hancock ofrece su película más digerible en mucho tiempo (…) Una película de investigación que convierte una historia apasionante en algo convencional y rutinario.”. Eric Kohn: IndieWire
  • “Lo que hace que sea especialmente decepcionante es que dos caracterizaciones sólidas se ven arruinadas por el apartado técnico y narrativo (…) Puntuación: ★★ (sobre 4)”. Brian Tallerico: rogerebert.com

De la banda sonora

01. Ford V-8 Deluxe (Main Title) (03:39)
02. Eastham Prison Farm (01:21)
03. Bonnie and Clyde (02:04)
04. Ain’t She Fun (02:05)
05. 16 Bullets (01:04)
06. Maney Gault (01:51)
07. Coffeyville (01:28)
08. Red Beans & Cabbage (00:54)
09. Across Texas (02:21)
10. Into Oklahoma (01:34)
11. Laudanum (01:55)
12. Bass Man Jive (02:33). Ocie Stockard And His Wanderers
13. West Dallas Viaduct (03:15)
14. Bottle Boy (01:19)
15. Pump Jockey (01:39)
16. The Other Fifty (02:13)
17. Bad Seed (04:34)
18. Billy Mace (01:10)
19. Dope for the Girl (05:09)
20. Afraid To Dream (From “You Can’t Have Everything”) (02:42). Benny Goodman & His Orchestra
21. Easter Morning (01:38)
22. Metal Man (01:44)
23. Candelaria (05:26)
24. Bienville Parish, LA (02:37)
25. Cement City (01:41)
26. Ringgold Road (04:09)
27. The Shame of Arcadia (04:02)

De la banda sonora incorporada

Trailer subtitulado en español

MI OPINIÓN:

De la mitificación a la realidad

Lo que ocurre con ‘Emboscada final‘ es muy fácil de entender hoy en día, con la cantidad de populismo que está cayendo.

El director, John Lee Hancock, deja de pastelear con la clientela cinematográfica y, en vez de procurar una nueva versión, tipo la cébre versión de Arthur Penn en 1967, de la épica popular de Bonnie y Clyde, aquellos ‘héroes’ mitificados por el populacho -y los medios, siempre los medios- como nuevos ‘Robin Hood‘, que, decíase, se dedicaban a asaltar a los ricos, es decir, a los bancos, y decide contarnos cómo vivían realmente el acontecimiento las autoridades que, en aquel tiempo, tenían que lidiar, también, con la Gran Depresión.

O sea, dispónganse a contemplar una versión fílmica del modo en el que dos jubilados agentes de los ‘Texas Rager‘ se dedican a tratar de cazar a tal pareja de criminales dado que la policía convencional fracasa hasta la saciedad y es la Autoridad del Estado quien opta por cambiar de método, procurándose tal ayuda complementaria.

Así que olvídense de contemplar la delincuencia en acción y pasen a disfrutar las interioridades de Frank Hamer [Kevin Costner] y su ayudante Manny Gault [Woody Harrelson], quienes, de paso que lo intentan, de una u otra manera ya en desuso, van repasando, lenta y reflexivamente, su vida y relaciones de cuando se encontraban en activo.

El resultado es una película académica que permite disfrutar al espectador una intimista guión facilitador de la fabulosa interpretación de un Costner introspectivo y un Harrelson delicioso, interpretando la obra con una química entre ambos fuera de lo común. O sea: nada de cine de acción y mucho de cine reflexivo. Todo un encanto para quien guste del fondo y desee saborear el consiguiente ritmo que precisa la manifestación del pensamiento.

La fotografía es tan bella como profunda; la puesta en escena brilla por su templanza; la banda sonora acompaña a la perfección. Al servicio de una historia que todo el mundo sabe como acaba y, por ello, nadie tiene prisa por conocer el desenlace ni, consecuentemente, tiene por qué haber tensión al respecto.

Estamos, pues, ante un film de carretera con retazos de thriller policiaco y que nos muestra el lado más obscuro y menos populista de lo que ocurría mientras dos criminales y jóvenes enamorados mataban y atracaban, también a pequeños comerciantes y gasolineras.

Se acaba de estrenar en Netflix

Contar la realidad no suele resultar mítica, aunque la interpretación de Kevin Costner y Woody Harrelson sí lo sea. [7,5 sobre 10]

Fuentes:

Filmaffinity [críticas de espectadores], IMDb, Wikipedia y elaboración propia [EQM].

••

•••

NOTA.-
Los enlaces no propios de textos de terceros son aportados por EQM, salvo que se indique expresamente lo contrario.
.

Cayetana A. de Toledo, ha pasado [frente al fascismo en la Universidad]

 

 

Cayetana A. de Toledo [candidata al PP por Barcelona] y sus acompañantes, acorralados por los fascistas cuando trataba de participar en un debate electoral en la Universidad Autónoma de Barcelona.

.

Se ha acabado

Niñatos totalitarios han intentando impedir con violencia nuestra entrada a la Lo advertimos al llegar: no vamos a ceder un solo milímetro en defensa de la libertad. Y, por supuesto, logramos entrar. Por la recuperación democrática de Cataluña. ¡Viva la libertad!

Cayetana A. de Toledo

Ella y sus acompañantes dieron ayer la batalla de la libertad a quienes niegan en Cataluña esa libertad, la igualdad de todos los ciudadanos y les impiden su libertad de expresión, amparados por un Gobierno de la Universidad y un Gobierno de Cataluña que no han puesto los medios para impedirlo.

ZPedro y su Ministro del Interior, Marlaska, ni están ni se les espera.

Por una Cataluña libre de antidemócratas !!!

EQM

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.