Cambio de reinas [Francia, 2017], de Marc Dugain

.

Cartel alemán del film, vía IMDb.

L’échange des princesses [Intercambio de princesas]
AÑO
2017
DURACIÓN
100 min Trailers/imágenes
PAÍS
  Francia [y Bélgica]
DIRECCIÓN Marc Dugain
GUIÓN Marc Dugain y Chantal Thomas [basado en la obra homónima (2013) de Chantal Thomas]
MÚSICA Marc Tomasi
FOTOGRAFIA Gilles Porte
REPARTO Juliane LepoureauAnamaria Vartolomei, Lambert Wilson, Igor van Dessel, Olivier Gourmet, Gwendolyn Gourvenec, Andrea Ferréol, Kacey Mottet Klein, Maya Sansa, Catherine Mouchet, Patrick Descamps, Vincent Londez, Thomas Mustin, Alice D’Hauwe, Didier Sauvegrain, Jonas Wertz +
PRODUCCIÓN High Sea Production, Scope Pictures, Motion Partners
Varios:

2017: Premios César: Nominada a Mejor película extranjera [sic; seguramente por la belga coproducción]

SINOPSIS

Tras años de guerra entre Francia y España, que han dejado a los dos países debilitados, Felipe de Orleans, el regente de Francia, pone en marcha un plan para consolidar la paz entre ambas naciones. Casará a su hija de 12 años, Luisa Isabel de Orleans, con el heredero del trono español, Luis I; y a Luis XV, próximo Rey de Francia, con Mariana Victoria de Borbón, de 4 años, Infanta de España. Una adolescente y una niña se verán atrapadas en una red de alianzas, traiciones y juegos de poder. Filmaffinity

CRITICAS [profesionales]:

  • “Es incluso graciosa sin ir de cómica (…) De bellas fotografía y banda sonora (…) el inquietante interés de personajes y situaciones la convierten en una lúcida crónica histórica y política de inusual extravagancia.”. Javier Ocaña: Diario El País
  • “Una crónica más de privilegiados en el ejercicio de sus privilegios, con una interpretación anacrónicamente moderna de actrices que no saben lo que hacía una menina cuando no hacía nada de particular (…) Puntuación: ★★ (sobre 5)”. Antonio Weinrichter: Diario ABC
  • “Muy bien ambientada y fotografiada, peca de cierta frialdad teatral (…) No esperen movimientos de cámara epatantes: todo aquí se fía a la interpretación. (…). Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Rubén Romero: Cinemanía
  • “Para quienes disfrutan de una historia sorprendente muy bien contada. (…) La ambientación, vestuario y fotografía, magníficas (…) un gran reparto (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)”. Juan Pando: Fotogramas
  • “El problema de la película radica en que va dando tumbos entre sus múltiples personajes, sin poder enganchar en los conflictos que asuelan a cada uno. El gran acierto es la capacidad de Dugain para hablar de la condición humana. Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Javier Pérez: Cine Premiere
Más críticas [Francia]

Trailer frencés subtitulado en español

MI OPINIÓN:

De intercambios y faisanes

Suelo acercarme a ver el escaso cine histórico francés por lo mucho que cuida su puesta en escena y por el realismo que imprime al visualizar unos usos y costumbres que pueden dejar estupefacto al actual espectador medio.

Marc Dugain, no defrauda. Con una buena realización, ayudada por el impecable montaje de Monica Coleman, la buena fotografía de Gilles Porte, el espectacular vestuario Fabio Perrone y la acertada selección de exteriores. La correcta banda sonora neobarroca de Marc Tomasi, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Londres, es cómplice de la época [en mi ficha no aporto más datos de la música porque no los he encontrado].

Por si ello fuera poco, aborda el proyecto participando lúcidamente en el guión, como buen escritor que es, basado en la novela histórica homónima (2013) de Chantal Thomas y se centra en aspectos actualmente tan poco usuales como los que se derivaban tanto de unos compromisos matrimoniales de conveniencia que tan frecuentes eran entre las Cortes europeas del XVIII como de la decadencia de la monarquía francesa, la educación en la niñez o la constante cercanía de la muerte.

La interpretación, muy equilibrada y coral, resulta muy notable, destacando, en mi opinión, el fascinante trabajo de la niña Juliane Lepoureau, capaz de tragarse la pantalla cada vez que aparece [les dejo un Youtube de presentación de la infantil actriz, en francés, que puede dar una idea].

La secuencia del ‘intercambio’, en la Isla de los Faisanes [ese islote fluvial de condominio hispano-francés], es toda una delicia cinematográfica.

No comparto, en absoluto, que el film incluya una clara descalificación del ‘heteropatriarcado‘. El personaje rebelde de Luisa Isabel de Orleans encubría, como cuenta su biografía, el de una loca, por muy reina que fuera o fuese. Y la sociología de la época fue la que fue y es la que cuenta el director sin afán revisionista alguno, es decir, con la habitual complicidad entre ellos y ellas. Cuestión distinta es la apreciación  de la novelista Chantal Thomas, en contra, más bien, de los matrimonios de conveniencia.

De modo que el satisfactorio resultado global versa sobre el singular, chocante y claustrofóbico costumbrismo de aquellas monarquias, con una factura de corte académico y teatral y de una extravagancia por momentos impactante, que resultará enormemente reflexiva y entretenida a cualquiera que ame la Historia.

De los usos y costumbres en las Cortes hispano-francesa del XVIII [7,5 sobre 10]

  • Mi crítica en IMDb [EQM] / Pendiente
  • Mi crítica en Filmaffinity / Pendiente

Fuentes:

Filmaffinity [críticas de espectadores], IMDb, Wikipedia y elaboración propia [EQM].

••

•••

NOTA.-
Los enlaces no propios de textos de terceros son aportados por EQM, salvo que se indique expresamente lo contrario.
.

Anuncios

ZPedro, sus votantes y el colchón

.

.

«Si los individuos que integran la masa se creyesen especialmente dotados, tendríamos no más que un caso de error personal, pero no una subversión sociológica.

Lo característico del momento es que el alma vulgar, sabiéndose vulgar, tiene el denuedo de afirmar el derecho de la vulgaridad y lo impone dondequiera

José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas (1930).

.

Ojo con el abismo

Siempre cabe la esperanza de que una sociedad encaminada por el poder político hacia su inexistencia como conjunto de ciudadanos a los que se mal administra su soberanía surante décadas, recupere el sentido común que le permita escapar de la catástrofe, la ruina, su desaparición como nación, antes de tener que acabar aprendiendo la lección demasiado tarde.

Así que bueno sería que lo vivido con ZPedro, el Presidente calamidad, nos sirviera de escarmiento y ello se evidenciara en las próximas elecciones generales del 28 de abril, anticipándonos a acontecimientos de devastadoras consecuencias y ya muy probables.

EQM

Del Procés

••

Un Fracaso Anunciado

Eduardo Uriarte Romero en Fundación para la Libertad, 200219

Estaba escrito que Pedro Sánchez iba a padecer su Waterloo en el apoyo que buscó en el secesionismo catalán. Era una cuestión más que evidente. Lo sorprendente es que renunciara a contemplarlo, a considerar que si en la moción de censura a Rajoy había recibido el apoyo nacionalista era porque así él mismo, el presidente del Gobierno de España, se convertía en instrumento, pues era su rehén, del separatismo catalán.

Es más, su mero nombramiento como presidente y su empecinamiento en no convocar elecciones animaban a los secesionistas a proseguir con su radical tarea de ruptura porque difícilmente en un futuro iban a encontrar condiciones más favorables para un procés, que, como toda aventura revolucionaria, no tiene vuelta atrás.

Finalmente, por presión de propios y extraños, ha tenido que romper las negociaciones establecidas con los secesionistas lo que ha supuesto el rechazo de éstos a unos presupuestos generales que en condiciones normales hubieran considerado privilegiados. Sánchez ha tenido que acortar su legislatura y convocar elecciones lo que constituye un rotundo fracaso. Fracaso, porque tiene que acortar su legislatura, pero, sobre todo, porque lo ratifica el que sus barones no quieran ir con él en una misma fecha a elecciones generales y autonómicas, debido a que su política catalana les quitaría votos.

Fracaso porque ha conseguido unir a todo el arcoíris de la derecha desde liberales a radicales, dejando un problema de naturaleza estratégica en el futuro político: la creación de dos bloques. Fracaso porque ninguna de sus medidas, la mayor parte provocadoras, incluida la exhumación de Franco -cuyo efecto ha sido animar el crecimiento de Vox-, están sin llevar a cabo.

Un fracaso absoluto, pero él no lo ve así, como gran parte de la sociedad que le va a seguir ofreciendo su voto debido a que la visión general de la política en estos últimos años se ha distorsionado radicalmente a manos especialmente de la acción ideológica de la izquierda y la inaguantable pasividad de la derecha bajo el mandato de Rajoy. De hecho, Sánchez repite como candidato, de hecho, se mantiene como secretario general sin atisbo de movimiento interno que reclame su sustitución, y eso es, porque tras ganar unas primarias frente al comité federal que le defenestró, el apoyo plebiscitario interno de “las primarias” le otorga un mando de naturaleza cesarista.

Posiblemente, también, porque la base militante que aún sigue en el partido esté como él de acuerdo en todo lo que ha realizado, su acercamiento a las formaciones antisistema y a los separatistas y el enfrentamiento con el resto, la derecha, que califican fascista rememorando emociones fratricidas. Su legado, iniciado por Zapatero, es un partido izquierdista y no socialdemócrata.

Sánchez sigue creyendo en la negociación para acercar a los secesionistas a España, lo ha dicho en su primer mitin en Andalucía donde tal política le ha hecho perder a su partido el Gobierno de dicha comunidad. Empecinamiento que resulta difícil de entender. Muy posiblemente Joseba Arregi (“Infantilismo, Arcaísmo, Sueño de Omnipotencia”, El Mundo, 14,02,2019) nos oriente ante este tipo de conducta cuando indica que es debido al actual infantilismo social resultado de la revolución en la información. Infantilismo, que, como tal, considera posible cualquier meta y comportamiento por disparatado que fuere.

Los que usábamos la cita leninista de “el izquierdismo enfermedad infantil del comunismo” debemos alterarla en sentido contrario: es el infantilismo social, producto en gran medida de la inmediatez en la comunicación, el promotor de izquierdismos y populismos, y, además, de la ensoñación, infantil donde las haya, de que todo deseo es alcanzable, como devolver a los secesionistas mediante el diálogo al marco democrático.

Es necesario, pues, temerse lo peor, que Sánchez y su partido estén convencidos en la posibilidad de llegar a un acuerdo con éstos, cuando la razón de ser de todo secesionismo es que no haya acuerdo. Por eso son secesionistas. Además, sería útil avisar que no siempre la política -ni mucho menos eso que la izquierda y los nacionalismos llaman diálogo- es capaz de resolverlo todo. En ese caso sobrarían cárceles, policías y ejércitos. Y en el espíritu buenista del diálogo, cual bálsamo de Fierabrás para todas las contradicciones, reside la más peligrosa cualidad del infantilismo: la ingenuidad.

Sánchez, el partido socialista, padecen todas esas maldades. El problema es que gran parte de la sociedad también, la dispuesta a seguir dándole su apoyo a pesar de las aberraciones políticas cometidas a los ojos ajenos a este infantilismo. Tras las elecciones volverán a negociar con los secesionistas. ¿“Qué mal Hay en ello”?, frase de otro iluso como Ibarretxe, y que expresa de manera clara la naturaleza caprichosa e infantil de la osadía de romper y enfrentar a toda una comunidad humana.

Sánchez volverá a acordar con los nacionalistas, aunque su lealtad brille por su ausencia. El PNV le dejó tirado a Rajoy a pesar del suculento bocado que éste les entregó en los Presupuestos -y que ahora ha perdido-, y los secesionistas catalanes han hecho lo mismo con Sánchez, porque ellos van solamente a lo suyo. Y lo volverán a hacer si el PSOE forma Gobierno tras las elecciones.

Nos encontramos ante unas elecciones con un panorama político muy deteriorado. A la crisis catalana se suma la crisis a nivel de toda España provocada por la política de Sánchez en los meses de su Gobierno. A Sánchez -y a todos- le hubiera ido mejor convocarlas tras la moción de censura, pero le venció la tentación de erosionar a sus adversarios mediante una estrategia de acercamiento a los nacionalismos periféricos, con la ilusa pretensión de arreglar mediante su fracasada desinflamación el problema, y provocando a sus adversarios.

Su efecto ha sido deteriorar a Podemos, su aliado, y el nacimiento de Vox. El gran demiurgo que ha promovido la derecha nacionalista española ha sido Sánchez, ni el PP ni C’s, a los que acusa de haberlo favorecido, estaban interesados en ello. El infantilismo es servil usuario de la mentira.

El panorama de bloques no le gusta a C’s, se le nota demasiado su incomodidad a la hora de ponerse en un bando, pero las condiciones políticas no las ha elegido él, vienen puestas por Sánchez, por su obsesión con el Caudillo, la Memoria Histórica, su dialéctica frentista en todos los sectores sociales, desde el feminismo al ecologismo, pasando por el animalismo, hasta enfrentando el problema catalán al resto de los constitucionalistas.

Todo el que no esté de acuerdo con su dialéctica frentista será un facha, y eso a C’s le amedranta. Se le nota a este partido su dificultad de moverse en la dialéctica radical provocada por el socialismo, lo que no estaría en las previsiones de un partido surgido de la rebelión cívica en Cataluña. Pero las cosas son así, no tiene más remedio que optar, porque Sánchez, a pesar de que a cualquier militante de movimiento cívico le repugne, ha dejado de ser parte de la solución y el progreso social para España para convertirse en su problema.

A Ciudadanos le ha costado demasiado dejar claro cual iba a ser su posicionamiento ante el socialismo de Sánchez, y estos titubeos y dilaciones le están convirtiendo en un partido subalterno que en las citas electorales acaba perdiendo importancia tras las expectativas alcanzadas. En el terreno de lo concreto y del juego electoral sucio también Ciudadanos padece cierto infantilismo.

Afortunadamente, ya era hora, se está preocupando por atraer personas del desaparecido UPyD, como Maite Pagazaurtundua, de singular valía ante lo que fue el movimiento cívico en Euskadi y asociaciones de víctimas del terrorismo. Importante acicate de simbólica defensa de la libertad y la Constitución. Defensa de la Constitución que es incompatible hoy en día con el partido de Sánchez, porque éste es el único garante de que el proceso independentista catalán pueda tener éxito.

••

Ilustración de Raúl Arias [España, 1969], para el texto

.

Infantilismo, arcaísmo, sueño de omnipotencia

Joseba Arregui en El Mundo, 140219

En el complejo mundo de hoy se afirma que a lo complejo no se le puede responder con recetas simples o simplistas. Pero también se puede constatar que los intelectuales andan buscando la piedra angular que permita entender de forma unitaria y conjunta lo que sucede. Nadie parece dispuesto a renunciar a encontrar alguna clave fundamental que permita acercarse a los complejos problemas del presente.

A esa necesidad responde el recurso a términos que parecen evidentes, que no necesitan demasiadas explicaciones y que renuncian a los matices para no perder capacidad explicativa. Tomemos el ejemplo del término populismo. Parece ser la fuente de todos los problemas, capaz de explicar todo lo malo que está sucediendo en las sociedades occidentales, el veneno que está pudriendo el tejido social y política de las sociedades modernas.

Trump recurre al populismo, Orbán también, Erdogan también, al igual que Putin. El Frente Popular es populista, lo es La Liga en Italia y Vox en España, y el partido gobernante en Polonia. Sin negar que todos tengan algo en común, se puede afirmar que cada caso responde a situaciones concretas diferentes y que lo que se gana en capacidad explicativa aplicando a todos ellos el término populismo, se pierde en capacidad de análisis de las situaciones concretas.

Pero mientras jugamos con el término, no nos preocupamos por plantear una pregunta fundamental: ¿pudiera ser que antes que las realidades concretas y en parte comunes que aparecen en el panorama político se haya ido creando en las sociedades modernas una cultura en el más amplio sentido del término desde el que cobra sentido lo que criticamos en la política como populismo? Porque pudiera ser que el populismo político no sea más que una traducción de algo que ha invadido la cultura en general y muchas manifestaciones culturales en particular, con lo que el populismo no sería más que una consecuencia necesaria.

Hace años se publicó la obra titulada Death of Distance, How the Communications Revolution will change our Lives (Frances Cairncross, 1997). Gracias a las nuevas tecnologías, nuevas en 1997, se elimina la distancia tanto espacial como temporal. Esta muerte de la distancia en ambas dimensiones -la desaparición de la distancia espacial conlleva la desaparición de la distancia temporal- implica una enorme revolución, pues actúa directamente en contra de una característica esencial del hombre, la distancia, la reflexión, la memoria.

El ser humano no está integrado en la inmediatez de la naturaleza, pues siendo producto de la naturaleza es también distante con ella. Los animales son parte del nicho ecológico, el ser humano posee un nicho ecológico, pero no se confunde en él. Es característico del mundo animal la inmediatez entre la percepción del instinto y la búsqueda de su satisfacción, pero el hombre se distingue por su capacidad de retrasar, e incluso llegar a negar, la satisfacción de una necesidad instintiva. Todo ello significa que para el hombre la distancia temporal es constitutiva, y también la distancia espacial en el sentido de distancia social que rompe la inmediatez y la transparencia absoluta de las relaciones sociales.

Resultado: la cultura de las sociedades modernas ha ido avanzando hacia la infantilización. Los infantes van madurando al desarrollar su capacidad de distanciarse de la fusión con el entorno, la educación consiste en que vayan adquiriendo la capacidad de retrasar la satisfacción de sus necesidades instintivas. En esos movimientos van adquiriendo capacidad de reflexión, de verse desde fuera, desde cierta distancia, van adquiriendo conciencia de sí mismos gracias a la apertura de un paréntesis temporal. Adquisición de conciencia como adquisición de tiempo, conciencia de tiempo.

La cultura de consumo significa la materialización de la muerte de la distancia espacial y temporal. El consumo no puede esperar, debe ser inmediato, no necesita ya de lugares distantes a los que ir, puede ser realizado sin salir de casa. Los niños, y los mayores quieren todo a la mayor brevedad, a poder ser con inmediatez: entrega rápida, quiero esto o aquello, pero ya, en tiempo real, sin distancia temporal. Si hace años los propios periodistas decían que nada era tan viejo como el periódico de ayer, hoy es preciso decir que nada hay tan viejo como el último tuit de hace un par de segundos del político de turno, del o de la artista o cantante de turno.

Si en la pedagogía ha desaparecido el valor de la memoria, la distancia temporal hacia el pasado ha desaparecido también, ya no hay pasado;y, si el presente está colonizado por el futuro (Niklas Luhmann) -es decir, no tiene peso propio porque consiste solo en una novedad que antes de ser real ya ha pasado sin que haya adquirido peso para conformar un pasado con significado-, implica la muerte definitiva del tiempo.

Si Emmanuel Levinas afirma que conocer es re-presentar, es decir, volver a presentar a la y en la mente lo percibido -es decir, es memoria-, la anulación del tiempo y de la memoria implica anulación del conocimiento. Si pensar radica en asociar ideas, y si sin memoria ni pasado no puede haber ideas, pensar es imposible. Sin tiempo no hay reflexión, pues ésta implica distancia: del objeto de análisis, de uno mismo.

Y así llegamos al grito del 11-M, del acontecimiento fundacional al que tanta importancia se le dio en su momento: ¡democracia ya! Si a ello añadimos el entusiasmo de las primarias que implica la exigencia de la inmediatez del poder ejecutivo en relación a la fuente legitimante, el pueblo, la gente, los afiliados, eliminando la distancia de la representación, si además la estrategia y la táctica han abdicado a favor de la inmediatez, quizá descubramos que el populismo no es otra cosa que la traducción a la política del infantilismo que caracteriza a la cultura en general, infantilismo reforzado por las encuestas, los amigos y seguidores de las redes sociales y la presencia continua en las mismas. Un infantilismo que ha minusvalorado la perdurabilidad de las instituciones y su peso histórico, el enemigo número uno del infantilismo -¿por qué no cambiar la Constitución al menos cada generación?-.

Este infantilismo viene acompañado casi necesariamente de arcaísmos. Basta con presenciar en los medios audiovisuales los conciertos de masa actuales centrados en las músicas de moda para percibir que la música va siempre acompañada de danza, con asistencia de grandes masas que se mueven al ritmo de ambas, música y danza, y éstas se expresan de manera muy preponderante en base a ritmos repetitivos, con fuerte acompañamiento de percusión muy rítmica, en un ambiente controlado por luces y sombras, con fuerte antagonismo entre luminosidad y oscuridad, todo ello dirigido a una fusión entre cantante, grupo y la comunidad de asistentes al concierto, sin que falten elementos de incitación sexual manifiestos.

Todo ello se parece mucho a la reunión periódica de los aborígenes australianos en busca de la reafirmación del grupo por medio de la fusión -éxtasis- de los individuos en y con el grupo que es como se imaginó Durkheim la religión primitiva. Arcaísmo que también adquiere la forma de confrontación buscada de la muerte como la experiencia auténtica imposible en la cultura moderna, el deporte de aventura. Lo expresó a la perfección uno de los mayores alpinistas que han existido, Reinhold Meissner: “Busco la confrontación directa con la muerte para sentirme vivo”.

El infantilismo cultural, matriz de lo que criticamos hoy como populismo en la política, es al mismo tiempo expresión de la inocencia perdida y del sentimiento de omnipotencia de la infancia: cuando los niños creen poder controlar completamente su entorno y tienen miedo a perder ese control, cuando se niegan a que se les cierre la puerta de su dormitorio o a que se les apague la luz, pues temen perder el control.

Desde esa experiencia de lo que el psiquiatra y psicoanalista H. E. Richter denomina el complejo de Dios se puede entender el problema de la opresión de las mujeres en las sociedades modernas. La expulsión de Dios del espacio público trae consigo un vacío que conduce a la apropiación por los humanos de los predicados divinos de omnipotencia, actividad, perfección, capacidad de predicción del futuro y su control, conocimiento (Hegel, Feuerbach). Pero no es el conjunto de la sociedad quien se apropia de los atributos divinos, sino solo la parte masculina. Son los varones quienes se ven en el espejo del Dios expulsado.

Pero como la pasividad, el sufrimiento, el lloro, los sentimientos, la imperfección siguen existiendo, los varones proyectan esas características que dañan su imagen divinizada en el grupo humano de las mujeres oprimiéndolas, situándolas al servicio del mantenimiento de la imagen divinizada de los varones.

Viendo los problemas desde esta perspectiva, la meta a alcanzar, como propone el psiquiatra y psicoanalista citado, es la de sanar la sociedad que sufre la herida de su escisión en dos mitades, buscando la transformación de ambos grupos y no la divinización-igualación del grupo femenino en la masculinidad divinizada. La meta sería la humanización de la sociedad. Ni homo homini lupus, ni homo homini Deus, sino homo homini homo. Ni más ni menos.

Joseba Arregi, ex consejero del Gobierno Vasco, es ensayista.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Falconchón [ZPedro]

.

.

Homenaje a los colchoneros [Atlético de Madrid]

Cuestión previa: lo de mi titular, ‘Falconchón‘, es obra y gracia, me ha sido puesto en bandeja, por mi colega en el Blog de Santiago González, el maestro Luigi. Que conste.

A petición de los lectores, hoy, excepcionalmente, repito el asunto de la falsa renovación del colchón en el dormitorio presidencial de la Moncloa, como “primera” “crucial decisión” del Presidente ZPedro con “fuerza simbólica de condensación de una visión política ejemplificada en el correspondiente mensaje político” [sic].

Tal cual lo cuenta Falconetti_colchonetti en la primera página del libro que dice ser suyo, es un decir, porque la obra es de su subordinada en el Gobierno, Irene Lozano y que, por cierto, las redes lo envían gratis total por pdf a quien esté dispuesto a leer algo así como no sea para inundar internet de chistes y memes sobre el correspondiente descojone.

Si a eso le añaden mi obsesivo impulso de publicar el genial collage -contemplado ya por millones de potenciales votantes del fenómeno- que me ha servido para mi correspondiente viñeta, ya sólo me queda recopilar algunas de las muchas aportaciones, en clave de humor, que he recopilado en estas últimas horas, en el blog ya referenciado:

  • El colchón de Pedro Sánchez: Air Flex One
  • ¿Nos hacemos unos colchones?
  • Manual de Residencia
  • El verdadero colchón de la pareja es la remuneración de por vida que recibirá como expresidente.
  • Colchones LoMoncloa
  • “Lorenzo Lamas, el rey de las camas”.
  • Mírenlo por el lado bueno, si Sánchez sale presidente tras el 28-A, nos vamos a ahorrar una pasta en colchones.
  • ¿En qué sección pondrán el libro de Sánchez en las librerías? ¿Autoayuda, psicología infantil, junto a las pastillas para encender la chimenea, alimentación prohibida para diabéticos…..?
  • Cambias de colchón y ya el resto de la legislatura es cuesta abajo (y sin frenos).
  • El Colchón Frankenstein
  • Lo primero que se hace al entrar a vivir a una vivienda ocupada por otro no es cambiar el colchón… es cambiar la cerradura.
  • Sí, Pedro, sí, tú cambiaste el colchón; pero has cagado en el mismo el mismo sitio que lo hizo Mariano… y Aznar. Y, siento ser sincero… tu cagada ha sido muy gorda.
  • Pedro Plagios: “A mí plim, yo duermo en Pikolín”
  • El Gobierno de Pedro Sánchez. El Palacio de la Moncloa. 13 Rue del Pedrocebe
  • 1ª Decisión de Obama : cerrar Guantánamo. 1ª Decisión de Sánchez: cambiar de colchón.
  • -…me llaman de un digital. llegamos a cambiar las toallas que había en el baño ? aquellas marrones clarito…? -…pues no. me parecieron muy modernas…
  • A fuerza de dormir en el mismo colchón, ¿conseguirá Sánchez ponerse de acuerdo consigo mismo?
  • Falcon Flex
  • Viendo lo del colchón presidencial empiezo a sospechar que el líder político de la Antigüedad que admira Pedro Sánchez es Tután Camón.

El colchones exhibe orgullosamente su discapacidad, no sólo política, no sólo intelectual, en la primera página de su plagio. E Irene Lozano exhibe cuánto está dispuesta a tragar por la ‘Marca España’ o análogos.

Porque la hipótesis de que ella le dijera que si vas a poner lo del colchón ese libro lo firmas tú…, la descarto por poco probable…

Llegado el tiempo de redactar este texto caigo en la cuenta de que hoy ha sido un día grande para los colchoneros [Atlético de Madrid]. Y, por un momento, me lo he imaginado como un homenaje al colchón despreciado y que, como es natural, fue a parar a una ONG antes de que Bego y ZPedro pusieran sus pies en el dormitorio presidencial.

EQM

Revista de prensa sobre el asunto

••

Del libro de Pedro Sánchez, ‘Manual de resistencia’. Eduardo Parra / Europa Press

.

Sánchez y su descojo-nación

Santiago González en El Mundo 200219

Ya ha salido a la calle el libro de memorias que Irene Lozano le ha escrito al doctor Myperson, gentil apodo que el gran Parmenio adjudicó a Sánchez. Llama la atención que en sus primeros compases hace una confesión: Mi primera decisión como presidente: “Esa primera decisión fue renovar el colchón de la cama de matrimonio y pintar nuestra habitación del Palacio de La Moncloa”. Las razones se sobreentienden, pero es que, “además, el refranero asegura que dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión”.

Impresionante. Sánchez hizo cambiar el colchón para no contagiarse de las ideas de Rajoy. Rosa Díez se mostró razonablemente sorprendida en Twitter: “Todo, hasta lo que parecía imposible, degenera: la primera decisión de Zapatero como presidente fue sacar las tropas de Irak. La de Sánchez, cambiar el colchón de su cama”. Siempre tuve a la negra de Sánchez en más que a Suso de Toro, el afrogalaico que tenía Zapatero como escritor de cabecera. Irene Lozano es más lista y está más tocada por el don de la sintaxis. ¿Cómo es posible que permitiera el disparate?

Hay que imaginar lo que ha tenido que bregar esta mujer, aunque debería explicar por qué dejó pasar este rebuzno, y en primera página, sin tratar de disuadirlo con la frase castiza que en su día inmortalizó Karlos Arguiñano: “Presidente, borra lo del colchón, que se van a descojonar nuestro (sic) los mojojones”.

La anécdota deviene en categoría y revela la inanidad conceptual de este tipo que ocupa la Presidencia del Gobierno: él considera una decisión de Estado el cambio del colchón de La Moncloa. Por otra parte, la negra estuvo distraída al darle forma: “Me acordé de San Juan de la Cruz en Salamanca: Decíamos ayer”. Era Fray Luis de León, pero qué importancia tiene para quien considera a Soria como la ciudad natal de Antonio Machado?

Apenas convocadas las elecciones del 28 de abril, el PSOE ha cubierto Ferraz con un telón en el que se anuncia el eslogan electoral del sanchismo: La España que quieres, un rebuzno plagiado del lema que Vox, oh, sí, Vox viene publicitando desde 2017. Total, si lo hizo con la tesis, ¿qué importancia tiene el plagio de un sencillo eslogan?

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

ZPedro plagiador: esta vez a VOX y Podemos [y el colchón]

.

.

Valga la redundancia

Que ZPedro plagie -valga la redundancia- no es ninguna sorpresa, supongo, incluso para quien esté dispuesto a votarle por encima de todo.

Hasta ahora sus últimos plagio-mentiras era la del ‘relator’ y la de su resistente libro de Irene Lozano [ver más abajo]. Pero esta vez le ha tocado al lema con el que quiere concurrir a las elecciones que él mismo ha convocado.

Ha elegido apropiarse de una de las consignas de VOX, “La España que quieres“:

Y como tiene el corazón partío entre sus tres yoPedro, Presidente y Secretario General– ha optado por plagiarles a Podemos la idea de un corazón, que previamente paseó -y pasea- Ciudadanos:

O sea: si no tengo ni puñetera idea de qué España es la que quiero… y, precisamente por eso, no les cuento a mis potenciales votantes por dónde van mis tiros ni cuál es mi modelo… ¿qué narices importa con qué lema trato de ganar?

EQM

Otra mentira: la del colchón

Lo de ZPedro con su libro escrito por Irene Lozano -es decir, de esa ‘negra’ que dijo, ayer, que el libro lo ha escrito ella pero el libro autor es de su jefe– va a dar mucho que hablar.

Que cuente que lo primero que hizo al llegar a la Moncloa fue quitar el colchón del Mariano155 y de Elvira para poner uno nuevo da una clara idea de la peligrosa torpeza y falta de educación del candidato por el PSOE para las nuevas elecciones generales.

Y no tanto por la grosería que supone para con la anterior pareja presidencial, que también. Sino, sobre todo, por la descalificación que ello implica para la Administración de este Bien de Interés Cultural, propiedad de Patrimonio Nacional, dependiente de dependiente del Ministerio de la Presidencia.

Ya que una de las primeras cosas que hace, antes de que llegue la nueva pareja es, qué duda cabe, cambiar el colchón, las almohadas, la ropa de cama…

Y la mentira, de siempre: efectivamente así se hizo, también en este caso, como así lo publicaron los medios.

Del libro que comienza con la ‘crucial’ decisión del colchón de matrimonio

••

El PSOE de Sánchez plagia el lema de Vox y copia el corazón de Podemos

El eslogan del PSOE para las elecciones es el mismo que el que ha empleado Vox en los últimos meses y tiene un corazón como el de Podemos en 2016

Victoria Fernández en El Español, 190219

El PSOE ha publicado este lunes de cara a las próximas elecciones generales del 28 de abril su nuevo lema, La España que quieres, sobre un fondo rojo y acompañado de un corazón. Se trata de la misma frase que ha utilizado el partido de derecha radical, Vox, durante los últimos meses.

Los socialistas han comenzado la jornada mostrando la gran lona que cubre su sede en Madrid, con el nuevo lema de la campaña electoral. Momentos después de la publicación, muchas personas se han percatado de que su lema es el mismo que ha venido empleando Vox desde mediados de 2018: “Tú eliges la España que quieres”.

El partido liderado por Abascal se ha tomado la “coincidencia” con humor y ha agradecido a través de Twitter que PSOE “promocione” uno de sus eslóganes.

También hay que destacar el parecido que tiene el corazón que emplea el PSOE al final de su nuevo lema, con el corazón que usó Unidos Podemos durante su campaña electoral de 2016.

La formación morada utilizaba un corazón multicolor en sustitución de la “o” de “unidos”. Ahora, los socialistas han decidido poner un corazón blanco junto a su lema como símbolo de unión “para crecer de manera sostenible en el tiempo” y para poder “construir un futuro juntos y juntas”.

••

Pensamiento puré

Terror al colapso socialdemócrata en las élites políticas y mediáticas

Hermann Tertsch en ABC, 190219

EL ruido es mayúsculo. En España asistimos estos días a esa deplorable mascarada de intoxicación de un mentiroso narciso que difama como radicales a quienes cuestionan sus tropelías. Cuando él existe como gobernante gracias a un mefistofélico pacto con todos los enemigos de España, muchos de ellos autores y cómplices de los peores crímenes políticos contra el Estado y la Nación.

La traición a la nación ya se había consumado con Zapatero, pero subsistía la fábula de un PSOE comprometido con un proyecto razonable para España. Mentira ya entonces. Hoy todo el PSOE ha seguido a Pedro Sánchez a la alianza con golpistas y filoterroristas y ha cruzado todas las líneas rojas. Más allá de todo posible remedio. «Beyond repair». Quien se abrace al PSOE será lo mismo.

Pero la intoxicación prolifera no solo en España. Llegan unas elecciones el 26 de mayo en las que muchos temen que la verdad haga mucho daño a quienes quieren seguir pastoreando a los europeos en su puré de pensamiento único socialdemócrata. Como si no pasara nada. Como si el saqueo fiscal para mantener un Estado del bienestar con fronteras asaltadas fuera posible.

Como si una inmigración sin voluntad ni capacidad de integración, una multiculturalidad que destruye las sociedades y la nación, la propia degradación de la ciudad y del trabajo, la inseguridad crónica, la proletarización general y la cada vez mayor falta de libertad, se pudiera todo ignorar u ocultar con alfalfa ideológica. Con el permanente bombardeo mediático orwelliano de sacralización de la igualdad, de arengas de odio de género, feminismo, «mitús» (meToo) y un implacable rodillo de disciplina social.

La política del consenso exige plena servidumbre al discurso de la izquierda globalista. Con Mogherini, jefa de la política exterior de la UE, intrigando como Zapatero para salvar al régimen narcocomunista de Maduro. Con los gobernantes europeos temerosos de que una alianza americana, desde Trump a Bolsonaro, desde Duque a Almagro, acabe con la peste comunista y narcotraficante en Caracas. Y después vaya a por Cuba por fin, a limpiar tras 60 años esa cloaca de miseria y veneno protegida por Europa.

Les aterra ese triunfo de una nueva política de compromiso real con los principios democráticos, intelectuales y culturales de la civilización occidental. La nueva racionalidad con gobiernos que representen a sus ciudadanos y defiendan sus intereses para vivir con seguridad, dignidad y esperanza. Y acaben con los gobiernos dedicados a experimentar sus fantasmales proyectos ideológicos con seres humanos.

¿Y en Europa? En Europa han convertido en poco menos que el discurso de Gettysburg una penosa intervención de Angela Merkel en la Conferencia de Seguridad de Múnich en la que lloriqueaba contra EE.UU. en favor de una multilateralidad que ella desprecia como nadie. ¿O consultó para llenar Centroeuropa de musulmanes? En Múnich se vio ese pensamiento débil socialdemócrata, tan enemigo de la verdad como el órgano oficial del Partido Comunista Chino.

Merkel, la jefa del coro que aplaude los intentos de derribar a Trump con acusaciones patéticas de vínculos con Rusia, arengó contra «el ilegal sabotaje» a su nuevo gasoducto con Rusia. No de Trump, de Merkel. El nuevo gasoducto Nordstream 2 que ignora y deja al margen a toda Europa Central y Oriental. Como siempre han hecho en la historia los acuerdos entre Berlín y Moscú.

Todos catastróficos para Europa y la libertad. Allí estaban todos los «lobbistas» de Putin hablando de multilateralidad. La de Rusia al invadir Ucrania y anexionar Crimea. La de Nordstream2 de Merkel. El vicepresidente de EE.UU. intervino y mandó a la conferencia el saludo de cortesía de Trump. Nadie aplaudió. A Merkel la aplaudieron toda aquella élite en Múnich. Pero a Trump le aplauden sus votantes. Y a Merkel su partido ha decidido esconderla ante las elecciones de otoño.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Coincidentes ‘superaciones’ entre Putin y el sanchismo [ZPedro]

.

.

Geopolítica rusa

El 6 de septiembre del pasado año, contaba Ok diario, ZPedro llamó a Vladímir Putin en el marco de “la ronda de contactos telefónicos que mantiene el presidente con líderes internacionales” [sic].

El Kremlin confirmó, posteriormente, que ha detallado que la conversación se produjo a iniciativa de Sánchez, e informó que ambos mandatarios “han expresado interés en seguir desarrollando la cooperación en asuntos políticos, económicos, culturales y humanitarios” y acordaron continuar los contactos entre los dos países en distintos niveles.

Por lo visto, ese acuerdo sigue vigente y de qué manera.

RT [Russia Today], la mediática cadena gubernamental rusa en español, -divulgadora del criterio Putin hasta el punto de que su Gobierno la ha incluído en el listado de organizaciones centrales rusas de importancia estratégica- publicaba, el pasado sábado, también en vía digital, un análisis sobre ‘los viejos temas que sobrevolarán la campaña de las elecciones generales españolas‘, manifestando que ‘Cataluña, el aborto y los inmigrantes serán claves en el debate público previo a los comicios, después que el partido ultraderechista Vox consiguiera imponer sus prioridades‘.

Precisando:

“Estos temas, algunos de los cuales parecían ya superados por la ciudadanía española [sic], coinciden en su gran mayoría con los intereses del partido ultraderechista español Vox, que desde su irrupción en el escenario político ha logrado condicionar la agenda pública [sic], sobre todo tras la celebración de las elecciones en Andalucía el 2 de diciembre, cuando consiguió por primera vez representación en un parlamento regional, con 12 diputados.”

O sea: exactamente lo mismo que piensa nuestro simpar ZPedro, esta vez sin fisuras en su intrínseca trinidad: como Pedro, como Presidente y como Secretario general del PSOE de ZPedro.

El artículo, que no tiene desperdicio, desgrana uno a uno todos los temas que según la cadena rusa están en manos de la ‘ultraderecha’ y resulta que la mayoría de ellos son defendidos a sangre y fuego por el Régimen de Putin, que jamás se ha definicio a sí mismo como ‘ultraderechista’…

Por las dudas, aconsejo al lector que se asome a los criterios de Putin en relación con asuntos como los movimientos separatistas regionales, la Iglesia Ortodoxa, la Inmigración, el Feminismo, la LGTBI, la configuración del Estado o tradiciones como la caza, etc

Lo inserto abajo, no se lo pierdan.

EQM

 

••

.

Los viejos temas que sobrevolarán la campaña de las elecciones generales españolas

Rusia Today [RT], 160219.

Cataluña, el aborto y los inmigrantes serán claves en el debate público previo a los comicios, después que el partido ultraderechista Vox consiguiera imponer sus prioridades.

Después que este miércoles el Congreso de los Diputados de España rechazara por mayoría absoluta el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que presentaba la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el presidente español, Pedro Sánchez, ha decidido llevar a cabo un adelanto electoral y convocar comicios generales para el próximo 28 de abril.

El mandato de Sánchez durará de esta manera tan solo 11 meses desde que fuese proclamado presidente en junio del año pasado, y los mismos temas que han jalonado su mandato serán los que copen el debate público durante la campaña electoral que tendrá lugar durante los próximos dos meses.

Estos temas, algunos de los cuales parecían ya superados por la ciudadanía española, coinciden en su gran mayoría con los intereses del partido ultraderechista español Vox, que desde su irrupción en el escenario político ha logrado condicionar la agenda pública, sobre todo tras la celebración de las elecciones en Andalucía el 2 de diciembre, cuando consiguió por primera vez representación en un parlamento regional, con 12 diputados.

Cataluña

El conflicto catalán sobrevuela la política nacional desde hace años. Su inicio fue la impugnación del Estatuto de Cataluña ante el Tribunal Constitucional, por parte del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy. Como consecuencia, la norma institucional básica catalana, que había sido aprobada en referéndum, fue mutilada y esto dio comienzo al quiebre institucional

En 2014, el entonces presidente catalán, Artur Mas, convocó a la ciudadanía a una consulta no vinculante que ha tenido consecuencias penales para él. Y el 1 de octubre de 2017 se celebró el referéndum de autodeterminación, declarado ilegal, que en estos días ha llevado al banquillo de los acusados a 12 líderes independentistas catalanes. Están siendo juzgados por el Tribunal Supremo español por los delitos de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos y desobediencia.

Los partidos de la derecha española –PP, Ciudadanos (Cs) y Vox– entienden que este es el mayor reto para la democracia española y se envuelven en la bandera del país, proclamando la unidad de la nación y el respeto a la Constitución como prioridades absolutas, a la vez que piden contundencia con los partidos independentistas.

Si Pablo Casado, líder del PP, aboga por la suspensión indefinida de la autonomía catalana e incluso ha hablado de una ilegalización de los partidos políticos catalanes independentistas; Santiago Abascal, jefe de Vox, es partidario de suprimir directamente el Gobierno autonómico de todas las regiones españolas e instaurar una centralización estatal en pos, entre otras cosas, de la eficiencia económica, según dice.

Aborto

En cuanto al derecho al aborto, es uno de los temas que la sociedad española parecía tener más asumidos y estar ya fuera de debate. De hecho, el ministro popular Alberto Ruiz-Gallardón tuvo que dimitir en 2014 por el inmenso rechazo ciudadano que recibió su intento de reformar la legislación respectiva para limitar ese derecho.

Actualmente España tiene una ley de plazos: el aborto es libre hasta la semana 14, y posible hasta la semana 22 si se cumple alguno de los supuestos establecidos, como malformaciones graves del feto o riesgo para la salud de la madre.

Pablo Casado lleva semanas hablando de reformar esa normativa para volver al espíritu de la legislación anterior, la de 1985, que tan solo amparaba el aborto en tres supuestos: malformaciones del feto, riesgo para la salud de la madre o violación. Lo paradójico es que esa ley contó con la oposición de Alianza Popular, germen del actual partido liderado por Casado.

En el caso de Abascal, aunque aún no ha hecho ningún planteamiento explícito en este sentido, sus propuestas electorales van encaminadas a reforzar la ‘familia tradicional’, aumentar la tasa de natalidad e incluso no reconocer la unión entre personas del mismo sexo. También habla de incrementar el apoyo a las mujeres embarazadas para que no tengan que recurrir al aborto.

Inmigración

La inmigración es otro gran caballo de batalla de la derecha española y otro tema que se ha colado en el día a día de los medios de comunicación del país.

La idea de que hay demasiados inmigrantes en España se ha extendido. Un informe de Amnistía Internacional afirma que los nativos creen que la población extranjera supera el 20 %, mientras que según el Instituto Nacional de Estadística (INE) supone un 10 % del total.

Pero, además, en los medios de comunicación la población inmigrante aparece por regla general cuando sus integrantes protagonizan un suceso delictivo o cuando están implicados en algún tipo de conflicto social. Y sin embargo, según el barómetro de enero de 2019 del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), solo para el 11 % de los españoles la inmigración constituye una de sus tres principales preocupaciones.

Otro de los eslóganes sobre este ámbito es el de que los extranjeros les quitan el trabajo a los nacionales, cuando lo cierto es que la tasa de desempleo (23,5 %) de aquellos que no proceden de la Unión Europea actualmente casi duplica la de los españoles (13,5 %).

Asimismo, una de las afirmaciones que están contribuyendo a estigmatizar a los inmigrantes es que la mayoría de los crímenes machistas son perpetrados por este colectivo. La realidad, según el Consejo General del Poder Judicial, es que el 76 % de estos delitos son perpetrados por españoles.

Precisamente, el tratamiento de los medios de comunicación también ha hecho que aumente la asociación entre delincuencia y migración. Pero tan solo un 24 % de los encarcelados en España son extranjeros, y una tercera parte de esa cifra son personas que no residían en el país en el momento de delinquir, sino que estaban allí como turistas.

Vox y sus partidarios llevan meses inundando las redes sociales con bulos de estas características. Principalmente se difunden por Whatsapp, cuya privacidad hace menos probable que sus argumentos puedan ser rebatidos con datos reales que aporten otros usuarios. Estas ‘fake news’ aparecen cíclicamente y, en muchas ocasiones, con datos falseados: incidentes de hace muchos años, sucedidos en otros países, etc.

Feminismo

El feminismo también lleva meses siendo motivo de debate. El movimiento feminista español está exprimentando un gran auge, como lo demostró la multitudinaria manifestación del pasado 8 de marzo, Día de la Mujer, que fue acompañada de una huelga general de consumo y de cuidados.

Pero también desde hace un tiempo se asiste al auge de las críticas que lo califican de ‘ideología de género’, que sostienen que las políticas que lo apoyan están produciendo una sociedad desigual y que los hombres están siendo discriminados.

En este sentido, es obvia la influencia de Vox, que en su programa electoral lleva entre los primeros puntos la derogación tanto de la Ley contra la Violencia de Género como la de la Ley por la Igualdad de Género.

En este caso, también los bulos circulan con facilidad y se espera que se repitan y se amplíe su circulación durante este periodo de campaña. Las mujeres también matan a sus parejas, las mujeres matan a más niños que los hombres, las mujeres interponen falsas denuncias contra los hombres, que están indefensos: de esa índole son algunos de los mensajes que los representantes de Vox han estado defendiendo últimamente en los medios y que las redes difunden ampliamente.

Todos ellos han sido rebatidos con el aporte de cifras y estadísticas, muy especialmente los referentes a denuncias falsas: datos públicos proporcionados por la memoria de la Fiscalía General del Estado de 2018 dejan claro que esos casos tan solo suponen el 0,0078 % del total.

Configuración del Estado

También es previsible que la configuración del Estado, que hace años es uno de los principales problemas presentes en el discurso político, sea uno de los temas candentes durante estos próximos dos meses. El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero intentó darle una solución al impulsar la renovación de los Estatutos de las Comunidades Autónomas, con el resultado ya conocido con respecto al catalán.

Desde una rama del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y, sobre todo, desde Podemos y su socio Izquierda Unida, se aboga por la configuración de un Estado federal.

Pero esas opciones parecen fuera de la disputa hoy en día, cuando las soluciones que afloran son más bien las contrarias. Vox apuesta abiertamente por la eliminación de las autonomías y una recentralización del Estado. Ya en las negociaciones para apoyar la investidura del candidato del PP en Andalucía, Juanma Moreno, pedía eliminar del texto del Estatuto andaluz el término “realidad nacional” y la devolución de las competencias de Sanidad y Educación al Estado central.

Tradiciones

También es muy probable que temas que tienen que ver con las tradiciones arraigadas en algunas partes del país se abran campo en el debate. En concreto, la tauromaquia y la caza, para las que Vox pide una protección jurídica especial, luego de que en los últimos años la mayoría de las Comunidades Autónomas actualizaran sus legislaciones para proporcionar una mayor protección a los animales, sobre todo en lo que respecta a la cacería.

De hecho, el colectivo de cazadores es uno de los grandes apoyos de Vox y algunos de sus miembros han protagonizado grandes polémicas , como cuando publicitaron imágenes en las que formaron el nombre de esa agrupación política con decenas de animales muertos.

Economía

La economía también será uno de los temas de esta campaña electoral, aunque, con toda seguridad, eclipsado por los asuntos anteriores.

El debate acerca de las pensiones, el aumento de algunos tributos para poder financiar ciertos gastos ya aprobados -como la subida del salario mínimo-, el cambio en el modelo energético, la regulación del acceso a la vivienda y sobre todo el alquiler, serán los principales puntos de desencuentro en este ámbito.

Corrupción

Paradójicamente, aunque la corrupción fue el motivo por el cual el expresidente Mariano Rajoy fue desalojado de la Moncloa –a través de una moción de censura que aprobaron todos los grupos parlamentarios de la Cámara legislativa española, salvo el PP y Cs y dos partidos residuales–, es posible que no sea uno de los ejes fundamentales que se pongan en la palestra pública para inclinar el voto de los ciudadanos.

Multitud de casos que implican al PP se encuentran bajo jurisdicción de los tribunales españoles, pero la mayoría de ellos llevan años instruyéndose, por lo que los nuevos datos que se van conociendo no levantan la misma polémica que cuando se conocieron por primera vez.

Además, Pablo Casado, quien lleva tan solo unos meses al frente de esa formación política, ha convertido en un mantra de su argumentario el alegato de que son casos del pasado, que nada tienen que ver con él.

En cuanto al PSOE, sucede algo similar. Lleva ocho años arrastrando uno de los mayores casos de corrupción del país, conocido como el de los EREs en Andalucía, y es justamente la larga dilucidación en tribunales lo que ha acabado por desinteresar a la población.

Así que habrá que ver cómo los nuevos partidos –Ciudadanos, Podemos y Vox, que debido a su corta existencia aún no cuentan con ‘muertos en los armarios’– logran que este asunto tenga un hueco en esta campaña.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

TriZPedro, en oferta primaveral

.

‘A lo loco’ [1954] Interpretada originalmente por Luisa Linares y Los Galindos. En 1998 lo hacía Jarabedepalo con Celia Cruz, en la versión incorporada a ‘El milagro de P. Tinto‘ de Javier Fesser [1998].

••

Ilustración de Santiago Sequeiros [Argentina, 1971] para el texto de Arcadi Espada

.

Por el diálogo

Arcadi Espada en El Mundo, 170219

Mi liberada:

Los partidos españoles no han aprendido todavía una de las principales lecciones de cuatro décadas de democracia. Es sencilla de formular y fácil, aunque laboriosa, de verificar y dice: cualquier decisión que adopte un partido nacionalista estará siempre guiada por el objetivo de hacer el máximo daño posible al Estado. Así lo han hecho siempre, así lo hacen y así lo harán.

Si en la Transición los nacionalistas catalanes y vascos hubieran creído que sus intereses pasaban por la no consolidación de la democracia, habrían tratado de arruinarla a la espera de un mañana de resurrección de lo que llaman sus libertades. Mientras iban construyendo sus Estados a la equina manera de Troya sus decisiones mantuvieron imperturbables ese carácter. Hasta la última crisis económica.

No es cierto que el nacionalismo la aprovechara para alistar a los que pudieran creer que la independencia les traería la prosperidad destruida. Aunque gravemente averiada, la inteligencia colectiva catalana nunca llegó a tal estado de ruina. El nacionalismo aprovechó la crisis para vocear por dentro y por fuera que España era un Estado fallido y para subirse a la fangosa ola de desprestigio de lo que el nacionalpopulismo empezó a llamar el régimen del 78.

En los duros años de la crisis los nacionalistas catalanes vieron aquello que solo fugazmente había pasado por los ojos de Jordi Pujol cuando cayó el mundo comunista: la posibilidad de un rediseño de Europa. Y si los vascos no se añadieron abiertamente a la última ofensiva fue porque aún estaban -y aún están- limpiándose la sangre.

Los nacionalistas vascos han sido, precisamente, protagonistas clave de la última de estas decisiones dictadas por la emoción de Estado. Días después de dar su apoyo a los presupuestos de Mariano Rajoy participaron joviales en la moción de censura que acabó derribándolo. No dieron más razones de su incongruente decisión que el temor vago -y absurdo, sobre todo visto lo visto nueve meses después- de que Cs pudiera llegar al Gobierno y acabara con los privilegios vascos. La explicación de la actitud del Pnv es simple: no pudieron resistirse a formar parte de la inédita coalición de enemigos del Estado que Sánchez ha liderado.

Era más fuerte que ellos, y se comprende: los nacionalistas siempre presumen de sus sentimientos y tienen por qué. Es irrelevante juzgar moralmente su conducta. El nacionalista, como todos nosotros, cree ser un hombre bueno. Cuando el reaccionario clérigo Junqueras declamaba esta semana ante el tribunal con una punta rota de histeria: “¡Yo soy un hombre bueno!” estaba diciendo realmente lo que pensaba de sí mismo. La única diferencia entre ellos y nosotros es que los nacionalistas exhiben su bondad con sospechosa frecuencia. Pero insisto: juzgarles sería como juzgar al escorpión que cruza el río a lomos de la rana.

Si esta semana los nacionalistas catalanes decidieron retirar su apoyo al Presupuesto no ha sido ni por el derecho a la autodeterminación ni por el relator delatado ni por la mesa de dos patas. Ha sido porque el Estado que ahora juzga a los rebeldes que pretendieron desafiarlo está más débil con Gobierno que sin Gobierno. Comprendo que esto sea difícil de comprender tratándose del Gobierno de Sánchez, pero la verdad es difícil. El paisaje civil que se avecina es realmente simpático, en el mismo sentido que lo son las explosiones simpáticas. El proceso de renovación de las instituciones políticas coincidirá con la etapa final del juicio a los presos nacionalistas. Y con la consiguiente propaganda del separatismo.

Si los gobiernos convencionales no supieron contrarrestar con demasiado éxito esa propaganda, qué decir de un Gobierno en funciones. Es improbable que las elecciones del 28 de abril traigan una mayoría política sencilla de construir. Los pactos habrán de esperar hasta las elecciones municipales y autonómicas de un mes después. Este calendario perturbado no es obra del azar sino que responde a los intereses estrictos del presidente Sánchez. Su moral limitada. Su inteligencia de bola de billar. Hay que ser sánchez, locución, para atreverse a introducir un doble proceso electoral en medio del juicio.

No me envileceré ahora los dedos desgranando todos los atropellos a las formas y fondos elementales de la democracia que ha perpetrado en estos nueve meses, culminados con esa inédita versión del mitin que ha dado en llamarse Declaración institucional. Y lo que es peor: sin que, ante esos atropellos, ningún alto funcionario haya escrito en algún periódico español lo que escribió anónimamente un homónimo suyo en el Times, a propósito de Trump: “Tranquilos, españoles, que nosotros frustramos cada día parte de su agenda y sus peores inclinaciones”.

Después de que Sánchez anunciara la disolución de las cámaras, la portavoz del gobierno catalán declaró, sonriendo de oreja a oreja, y en su caso es una larga ruta: “España es ingobernable hasta que no se resuelva el conflicto catalán”. Tiene razón. Es imprescindible que el conflicto catalán se resuelva para que España pueda gozar de estabilidad política. Y no hay otra manera de hacerlo que a través del diálogo. Un diálogo sincero, abierto, sin líneas rojas y sin condiciones. Es una ingenuidad la pretensión de que un 155 indefinido pueda resolver un problema que, como señala con lucidez la portavoz, es un problema español.

El 155 es una excepcionalidad que cae más cerca de las obligaciones jurídicas que de las políticas. Ahora que los presos nacionalistas están siendo juzgados en el Supremo es la hora de dar soluciones -repito, políticas- al conflicto. Hay que hacer política y hay que hacerla partiendo de la lección que describía en el primer párrafo. Después de que Sánchez (si comete la intolerable arrogancia de presentarse a las elecciones y su partido se lo consiente) haya sido derrotado el próximo 28 -mucho mejor si puede serlo con crueldad estadística- y el Psoe haya recuperado el sentido político y hasta el estético, los tres partidos constitucionales han de abrir una mesa de diálogo.

Han de hacerlo, al margen de cuál haya sido el resultado electoral, aunque sin negarse en principio a que los acuerdos pudieran proyectarse sobre otras múltiples decisiones de Gobierno. De la mesa los tres partidos solo han de levantarse cuando acuerden que cualquier instante futuro de minoría parlamentaria se resolverá entre los tres, sin reclamar ni aceptar los votos nacionalistas. Y que mientras los partidos nacionalistas catalanes no vuelvan a la política estatutaria cualquier decisión importante que afecte a la política catalana habrá de tomarse con el triple consenso descrito.

No será fácil. No será breve. Habrá que superar innumerables trincheras donde, desde hace muchos años, ha anidado la desconfianza. Es probable, incluso, que algunas personalidades independientes -e inteligentes- de la sociedad civil deban sumarse a las rondas de negociación y pacto. Pero la hora de la política, de la alta política, del diálogo no solo constructivo, sino también creativo, debe sonar al fin en España. Los problemas políticos requieren soluciones políticas y no sé cómo hemos tardado tanto en verlo, yo el primer empecinado.

Sigue ciega tu camino

A.

Detalle del collage de Leonard Giovannini en el Blog de Arcadi Espada, 170219.

.

El acuerdo pendiente

Leonard Giovannini en el Blog de Arcadi Espada, 170219

Hoy plagiamos un autorretrato de Artemisia Gentileschi. Nótese lo que implica plagiar un autorretrato: en este caso nos convierte en Artemisia Gentileschi. Por otra parte, K va a encarnarse en Artemisia Gentileschi. Demasiados okupas en Artemisia Gentileschi, y no olvidemos que doña Artemisia descarenó el zeb de aquel fulano que trató de okupar su cuerpo sin permiso.

En nuestra versión K descubre sorprendida la espada que se balancea sobre ella, interrumpiendo su lectura. (En realidad estaba subrayando la karta, probablemente en busca de erratas que reprochar.)

Frente al gobierno sánchezstein que padecemos o al gobierno francostein con el que se recrea Iceta, la espada podría representar un gobierno einstein, lumbrera: una coalición inteligente de los tres partidos constitucionalistas (fantaseamos con un Psoe recuperado para el constitucionalismo). No es precisa una coalición, claro; basta con un acuerdo de mínimos. Ese acuerdo pendería sobre los pendencieros secesionistas para siempre, anulándolos. El cierre de la Transición.

Será difícil forjar la espada. Pero qué temible amenaza será ese afilado acuerdo templado al fuego, ese acuerdo pendiente.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Coliflor

.

Relato breve

.

Mientras el aire seco es incapaz de remontar, mi cuerpo asciende sin cesar hasta arribar a un grupo de cúmulos grandiosos con prominencias que configuran la imagen representativa del nombre de mi amor, y yo me muevo entre sus continuas deformaciones milagrosas, como un todo. Siento mi  liviandad y me dejo llevar por los nimbos níveos. La complacencia es infinita junto a Coliflor, mi sublime deseo, y continúo alucinando repleto de deleite; es el buen tiempo para gozar de las caricias relucientes que siguen a su perdón cíclico.

Sin embargo, cuando me condena por mis acciones poco gustosas -según su parecer- a ocupar un cacho de cielo ennegrecido para incomodarme, no es lo mismo. Ese espacio es un purgatorio severo repleto de nimbostratos, nubes negras muy opacas que amenazan tormentas de nieve que me hacen temblar de frío hasta entumecerme el alma.

El error posiblemente estribe en que su desarrollo poético y espiritual se ha sublimizado en exceso, mientras que en mi caso reposan sobre  una base más pragmática. Una evolución desigual que hace que mis códigos sean otros, muy lejanos de sus principios. Pero, a pesar de ello, sé que siempre me perdonará, pues es conocedora de que todos carecemos de culpa. Por ello quedo aguardando el nuevo encuentro.

Mas cuando pasado un tiempo no logro su indulto, caigo en la zanja del infierno, en la áspera y dura tierra que me aguarda. Severa realidad. Y en ese instante comienzo a deambular sin sentido entre estrechas dunas conglomeradas, densas, prietas de orgullo ofendido. Ni siquiera me decido a levantar la vista para percibirla entre las nubes. Y me quedo recluido en una insignificante hendidura como palomo sin grano esperando la muerte.

Llegado a este punto, acabo teniendo necesidad de creer en el avance y, por lo tanto, permanezco al aguardo de que reconozca con naturalidad mis errores, mis limitaciones y conductas que la desconciertan; y las acepte disolviendo el arrebato y regenerando las malas huellas. Sólo espero la reprobación definitiva o un signo de devoción sublime. Pero… ¡que consienta mis sombras, por Dios!

Y justo en el segundo que me absuelve una vez más, se estremece mi ser como nunca lo he percibido. Me limpio y engalano con mis prendas inmaculadas y me digo satisfecho: el aire seco es incapaz de ascender y, sin embargo, mi cuerpo remonta  sin cesar hasta lograr infiltrarse en un extraordinario cumulonimbo y permanecer suspendido. Es entonces cuando siento estar en una mágica algodonera erguida, cernido por mis gozos hasta alcanzar las inconmensurables glorias.

Coronando los doce mil, allí está ella,  con los brazos extendidos. Y los dos relucimos de nuevo.

.

Enrique Masip Segarra [2019]. © Todos los derechos reservados.

enriquemasipsegarra.wordpress.com
enmasecs@hotmail.com

.

Coliflor [Brassica oleracea var. botrytis]. Variedad de la especie Brassica oleracea, en el grupo de cultivares Botrytis de la familia Brassicaceae.

María, Reina de Escocia [R. Unido, 2018], de Josie Rourke

.

Les Poules Huppées / The Crested Hens‘ [1987]. Compuesta por Gilles Chabenat. En versión de Solas. Partitura. De la banda incorporada a la película. Cartel del film, diseñado por B O N D, vía IMPawars.

Mary Queen of Scots

AÑO
2018
DURACIÓN
124 min Trailers/imágenes
PAÍS
  R. Unido
DIRECCIÓN Josie Rourke
GUIÓN Beau Willimon [basado en la obra ‘Queen of Scots: The True Life of Mary Stuart‘ (2004), del historiador John Guy]
MÚSICA  Max Richter
FOTOGRAFIA John Mathieson
REPARTO Saoirse Ronan, Margot Robbie, Joe Alwyn, Jack Lowden, David Tennant, Guy Pearce, Ian Hart, Martin Compston, Brendan Coyle, Gemma Chan, Eileen O’Higgins, Liah O’Prey, James McArdle, Benny Bereal, Maria-Victoria Dragus, Ismael Cruz Cordova, Kadiff Kirwan +
PRODUCCIÓN Focus Features, Perfect World Pictures, Working Title Films +
Varios:

Honores:

2018: Premios Oscar: Nominada a Mejor vestuario y maquillaje/peluquería / Premios BAFTA: 3 nominaciones, incluyendo Mejor actriz secundaria (Robbie) / Critics Choice Awards: Nominada a Mejor vestuario y maquillaje / Satellite Awards: Nom. a Mejor película drama, vestuario y actriz sec. (Robbie) / Sindicato de Actores (SAG): Nominada a Mejor actriz secundaria (Robbie)

SINOPSIS

Relato biográfico de una etapa de la vida de la reina María Estuardo de Escocia, que se enfrentó a su prima Isabel I cuando, al volver de Francia tras haber enviudado, reclamaba su derecho a la corona de Inglaterra. Filmaffinity

CRITICAS [profesionales]:

  • “Arranca de un modo algo farragoso en cuanto a información (…) Pero en lo fundamental, las magníficas interpretaciones de Saoirse Ronan y Margot Robbie, la película acaba haciéndose fuerte.”. Javier Ocaña: Diario El País
  • “Rourke confunde gallardía con altivez, orgullo con narcisismo y dignidad con clasismo (…) técnicamente la película es impecable, desde la dirección artística hasta una fotografía tenebrosa (…) Puntuación: ★★ (sobre 5)”. Alberto Luchini: Diario El Mundo
  • “La producción, ambientación e interpretación es muy competente, aunque se resuelva de modo «peliculero» y melodramatice algunos de sus personajes y situaciones (…) Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Oti Rodríguez Marchante: Diario ABC
  • “Deja de lado el ornamento estético fácil y la ambientación puntillosa para recrear unos interiores palaciegos escoceses de oscura y cruda belleza realista. (…) buena interpretación de Saorsie Ronan (…) Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Quim Casas: Diario El Periódico
  • “Una excelente y enérgica Saoirse Ronan que ha sabido cómo afrontar tan complejo, atractivo y atormentado personaje (…) Es una pena que (…) a veces el filme resulte demasiado frío”. Carmen L. Lobo: Diario La Razón
  • “Una puesta en escena elegante (…) el guion, en un intento desesperado por empoderar a sus protagonistas, las descontextualiza y termina por desdibujarlas. (…) drama de época bien armado pero olvidable (…) Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Janire Zurbano: Cinemanía
  • “Para amantes del cine histórico que replantea el ‘girl power’ y los ‘feuds’. (…) Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Agustín Gómez Cascales: Fotogramas

.

De la banda sonora editada

01. The Shores of Scotland
02. Elizabeth’s Portrait
03. A Claim to the Throne
04. If Ye Love Me
05. My Crown
06. The Poem
07. Darnley’s Visit
08. The Wedding
09. Knox
10. The Hilltop
11. Rizzio’s Plea
12. The Ambush
13. Pray For Me
14. A New Generation
15. Darnley’s Dismissal
16. Outmaneuvered
17. The Assassination
18. Finale

De la banda sonora no original

  • ‘Les Poules Huppées / The Crested Hens’. Compuesta por Gilles Chabenat. Con arreglos de William Lyons.

Trailer subtitulado en español

MI OPINIÓN:

Mucho teatro

Estamos ante una especie de ‘remake’ de “María, reina de Escocia” [1971], dirigida por Charles Jarrott, esta vez basada en la obra ‘Queen of Scots: The True Life of Mary Stuart‘ (2004), del historiador John Guy, y encuadrada en torno al ‘Levantamiento del Norte‘ [1569], intento de la nobleza católica del Norte de Inglaterra para derrocar a la protestante Isabel I y reemplazarla con María I de Escocia. Aun cuando la etapa histórica narrada se inicia con la llegada de María Estuardo a Escocia [1561] y finaliza con su ejecución [1587].

La directora, Josie Rourke, procedente de la dirección artística teatral con reconocidos éxitos, se estrena en el mundo del largometaje y se le nota. Al carecer de experiencia fílmica reduce al máximo sus riesgos, tratando de apoyarse en la puesta en escena y en una clásica visualidad estática e impersonal de las intrigas palaciegas, al modo secuencial de como lo haría si de una serie televisiva se tratara. Baste con decir que la propia Rourke confiesa que para la secuencia del ahistórico encuentro entre las dos reinas se inspiró en la obra de teatro “Mary Stuart” [1800], de Friedrich Schiller.

Conviene precisar, también,  que, contrariamente a lo que insinúa la publicidad, la película no es en absoluto feminista, aunque lo pretenda, pero sí abraza la desnortada corrección política actual, con surrealistas guiños -para la puritana época- al multiculturalismo, la transexualidad o al libertinaje sexual. Lo cual obedece, fundamentalmente, a un lamentable guión, tedioso y maniqueo, de Beau Willimon, plagado, por ende, de la teatralidad anticinematográfica que supone desconocer incluso el ritmo narrativo preciso. El montaje, desafortunado, contribuye a la gelidez de resultado final.

Eso sí: el film destaca, sobremanera, por una impactante fotografía paisajista; una bellísima selección de interiores; un minucioso y espectacular maquillaje-peluquería [Jenny Shircore, Marc Pilcher y Jessica Brooks] y un deslumbrante vestuario de Alexandra Byrne, que si bien les ha supuesto para diversas nominaciones del más alto rango, peca de artificiosidad.

Y, sobre todo, resalta un gran trabajo interpretativo tanto de Saoirse Ronan [María Estuardo] -que se come la pantalla cada vez que aparece- como de Margot Robbie [nominada a los Oscar como actriz de reparto. en el papel de la Reina Isabel I], aunque el maquillaje de esta última me hace recordar -inevitablemente, no sonrían- a Soraya de Operación Triunfo. La banda sonora de Max Richter es cómplice y correcta; también con incorporada música celta.

En resumen: aun cuando sobresale en algunos aspectos significativos, el conjunto sólo entretendrá suficientemente a los adictos a maestros de la costura y a seguidores del cine teatral.

Excesiva teatralidad, con sobresaliente interpretación, fotografía y vestuario [6,5 sobre 10]

Fuentes:

Filmaffinity [críticas de espectadores], IMDb, Wikipedia y elaboración propia [EQM].

••

•••

NOTA.-
Los enlaces no propios de textos de terceros son aportados por EQM, salvo que se indique expresamente lo contrario.
.

De lazitos permitidos, enmudecimientos y amores

.

Sobre los lazos amarillos en los procesados [el vídeo continua con la primera intervención completa  de la Acusación Popular]

.

De simbología, preguntas y amorosas supremacías

Ideología simbólica

El Presidente de la Sala del Tribunal Supremo que juzga a los golpistas ha establecido -a petición de criterio por parte de la Acusación Popular-  que el lazo amarillo -ese que identifica socialmente a los procesados como héroes y presos políticos- es un símbolo ideológico legítimo y no ilegal y que, en consecuencia y de conformidad con la doctrina jurisprudencial del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, permite a los procesados a colocarse el lazo amarillo si lo estiman conveniente, en virtud de lo establecido por el art 9 del Convenio para la protección de los derechos y de las libertades fundamentales, hecho en Roma el 4 de noviembre de 1950.

Cualquiera podría preguntarse qué pasaría si el símbolo ideológico a exhibir fuera uno de los universalmente proscritos y, por tanto, quién, cómo y en virtud de qué unos son prohibidos, a otros se les permite su exhibición, quién tiene esa lista.

Ahora sólo cabe esperar -todo es posible- qué hará el Tribunal si a alguno de los convictos se le ocurre colocarse un lazo tan grande que le cubra todo el cuerpo y le llegue al suelo, le da por ponerse un chaleco amarillo o, directamente, se viste de amarillo total.

Sobre la enunciación de las preguntas de las preguntas de la Acusación Popular,
de los procesados que no quieren responderlas

Preguntas sin respuesta

Por cierto, la Acusación Popular será muy popular pero mal lo tiene si el hecho de que los acusados no quieran contestar a sus preguntas va a suponer, como ocurrió ayer, que el Presidente le impida que ponga en conocimiento del Tribunal y del público las preguntas que tenía preparadas, aunque sólo fuere porque de entre ellas igual aparece alguna ingeniosa que sí podría reutilizar la fiscalía para que la contesten.

O esa diferencia entre el derecho a no contestar y el derecho a preguntar.

Junqueras ama a España…

Amores, temores y supremacísmos

Es coherente que Junqueras diga en el juicio que ama a España:

“Yo amo a España. Amo a la gente y a la cultura española. Lo he dicho mil veces porque es verdad”

Es lo que tienen las supremacías sociales: que siempre pueden -y suelen- darse el gusto de amar a los demás a su supremacista gusto…, es decir, desde la condescendiente superioridad.

Al igual que los pecados o delitos colectivos siempre se atienen, en sus consecuencias, al resultado que más le convenga al vencedor. De modo que la ejemplaridad del castigo se suele reservar, limitar, al liderazgo criminal. ¿Qué excepciones se producen a esta regla general?

Las derivadas de la falta de convicción propia en la legítima defensa del Estado de derecho o, lo que es peor, la ausencia misma de modelo de Estado que el poder político está dispuesto a defender. Por eso, en este asunto, el poder anda con los pies de plomo tan forrados de temor que ni siquiera parece tener demasiado que temer…, es decir, donde no hay poco se puede sacar.

Y por eso se habla del indulto por quienes deberían estar concentrados en impulsar el cumplimiento de las penas que se avecinan…. Aunque solo fuera para que no vuelvan a pecar.

El espectáculo político dado por Junqueras ayer en el Tribunal Supremo pasará a la historia judicial española por una sencilla razón: no nos lo hubieran permitido al común de las gentes de este país. Ni por asomo:

EQM

Un cartel favorable a Carles Puigdemont roto y pintado con los colores de la bandera de España / A. DI LOLLI

.

Pare aquí un momento, Marchena

Arcadi Espada en El Mundo, 150219

El juez Marchena decidió que el juicio fuera televisado. El principio de publicidad, argumentó. La aplicación de este principio al juicio tiene una extensión algo humillante. La misma que nutre del obligatorio toque europeo -jurisprudencial y político- hasta las más nimias decisiones del juez. Se trata de la necesidad, que el propio juez estuvo asombrosamente a punto de explicitar el primer día, de que el mundo entienda que la justicia española ha descartado la pasión de la venganza.

El preso Junqueras hizo ayer un uso intenso y estricto del principio de publicidad. Durante un par de horas, con esa pedantería de monaguillo jubilado con la que dice ex ante y ex post, informó al mundo en prime time de dos asuntos íntimamente relacionados: que España no es una democracia y que él es un hombre honrado.

El arsenal de mentiras que utilizó fue abundante y un fact-checker (lo que antes se llamaba un periodista) se pondría literalmente las botas. Yo citaré solo dos. Presumió varias veces de que en 88 años de historia Esquerra Republicana no ha dado un solo corrupto. Cedo a la vulgaridad de chequearle el caso moderno de Jordi Ausàs que mientras fue consejero de Gobernación de la Generalidad se dedicaba al contrabando de tabaco. ¿Un corrupto? Un fumao. Pero Ausàs solo es la introducción a este párrafo tan explícito de Josep Pla: “De vez en cuando, la gente pregunta: ¿en qué consiste la política de Esquerra? ¿En qué va a consistir?

Pues muy sencillo: va a consistir en tres años de anarquía sindical, de predominio de las ideas de la Asociación de Viajantes y el caviar correspondiente”. Eso es. Esquerra y caviar. Dijo también Junqueras que el Estatuto de Cataluña del 2006, que el Tribunal Constitucional “devastó” -Junqueras, como está en Madrí, dijo devastó y vituperio- fue aprobado por el 74 por ciento de los catalanes. Yo no estaría aquí ciñéndole la faja si no hubiera añadido inmediatamente que entre los noes (20,7) estaba el suyo propio y el de su partido: “Porque nosotros queríamos más”.

Pare aquí un momento la emisión, Marchena. En ese frame de Junqueras con la boca abierta. Pare la emisión, porque es probable que deba afrontar algún que otro chispeante mitin de los acusados. Eche un vistazo a la audiencia. Mire a ver si está Minder, o el Times ha enviado a algún alfabetizado. Observe si la editorialista de Le Monde está atenta. Y la BBC, sobre todo la BBC, que nunca los llamará convicted si ellos no se reconocen como tales.

No quiera dios, Marchena, que en alguna esquina de aeropuerto Steven Pinker, que está llegando a Madrid y que ya tiene ideas muy someras (¡someres!) sobre el Proceso, se encuentre con el frame: solo un 5% de catalanes rechazaron el Estatuto del 2006, ¡votándolo en blanco! Lo que Junqueras les miente a todos ellos callándolo es que más de la mitad de la población (un 51%) no participó en ese referéndum.

Al principio de publicidad el preso sumó en su beneficio la ausencia -ciertamente devastadora- del principio de contradicción, al negarse a contestar las preguntas del fiscal. Y aún sumó algo más: la actitud contemporizadora del presidente del Tribunal que no interrumpió en un solo momento su fatuo mitin -y eso que el preso incluso se permitió darle el consejo de que esto no se arregla metiendo gente en la cárcel- ni los me-alegro-que-me-haga-esta-pregunta de su abogado.

Ya que nadie iba a poder contradecir a Junqueras y dado el prime time, el juez Marchena habría podido poner algún cuidado en que las preguntas y las respuestas no rebasaran descarnadamente las líneas cruciales de los hechos. Pero, claro, a ver qué irán a decir en Estrasburgo sobre la libertad de expresión, derecho. La modernización de los usos judiciales supone también prever y encarar las consecuencias que tienen esos usos. Me decía una abogada, muy de parte, pero lista:

“A un hombre que le pueden caer 25 años de cárcel hay que dejarle decir lo que quiera”.

Esta suerte de piedad se entiende en la cámara insonorizada de una audiencia tradicional. Pero se convierte en problemática -y en obligada meditación del juez- cuando un hombre no se dirige a las acusaciones ni a los abogados ni a los magistrados que han de juzgarle, sino a las cámaras, porque solo de ellas espera obtener la absolución.

.

Un juicio modélico al ‘procés’ que debe conocer la UE

El autor analiza el trato y las garantías que el Tribunal Supremo da a los acusados del golpe en Cataluña, para concluir que asistimos a un juicio ejemplar.

Ignacio Gordillo Álvarez-Valdés en El Español, 140219

El martes comenzó el juicio contra los doce procesados por los hechos ocurridos en Barcelona en el mes de octubre de 2017, pero, sobre todo, el día 27 de aquel mes, con la declaración por el Parlamento catalán de la independencia de Cataluña y la proclamación de la República.

Las cuestiones previas planteadas por los abogados defensores se han referido a temas más de carácter político que jurídico, y cómo no, a la vulneración de la mayoría de los derechos fundamentales que establece la Constitución.

Los presuntos golpistas están buscando la mínima grieta en el proceso penal y en el acto del juicio para tratar de plantear una futura causa que pudiera prosperar en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Pero con lo que no cuentan es que han tenido una instrucción impecable, liderada por el juez Llarena, y que ahora, en el juicio que sigue en la Sala Segunda del Tribunal Supremo, tienen en frente a siete magistrados con un nivel técnico jurídico impresionante que poco van a dejar al azar respecto de las garantías procesales de los encausados. Es más, la Sala Segunda del Tribunal Supremo les está brindado un trato de favor que no criticamos, pero que ponemos de manifiesto.

En primer lugar, se trata de un procedimiento ordinario y no abreviado en atención a las penas que solicitan las acusaciones, superiores a los nueve años de prisión, que es la pena que separa los dos procedimientos que existen en nuestra Ley procesal: procedimiento ordinario –previsto para penas de más de nueve años de prisión– y procedimiento abreviado –para penas inferiores a nueve años–. El caso que nos ocupa es una causa especial (procedimiento ordinario).

Pues bien, a pesar de tratarse de un procedimiento ordinario –donde por cierto existe el auto de procesamiento que es recurrible, auto que no está previsto en el abreviado (más garantías)–, la Sala Segunda ha permitido las denominadas cuestiones previas, que sólo se contemplan en el abreviado. Se trata de los artículos de previo pronunciamiento, que se formulan en los tres primeros días de los cinco que se dan a las partes para realizar sus escritos de calificación como acusación o como defensa.

Estas cuestiones previas van a permitir a las defensas formular todas las cuestiones que estimen convenientes sobre infracción de derechos fundamentales y vulneración de garantías constitucionales. En cualquier otro procedimiento ordinario nunca se hubieran permitido estas cuestiones previas. Con mi trayectoria profesional de 30 años en la Audiencia Nacional, y habiendo asistido a múltiples juicios por los trámites del procedimiento ordinario, no lo he visto en mi vida.

Pues bien, los abogados defensores han utilizado y aprovechado este nuevo momento procesal que el Tribunal les ha concedido graciosamente como mayor garantía, para reprochar a los magistrados falta de imparcialidad, con acusaciones incluso de tipo personal, e insistir en que es un juicio político donde no se juzgan hechos sino ideas o disidencias políticas.

Otra deferencia del Tribunal Supremo hacia los encausados es permitirles permanecer en la Sala sin estar esposados –aun cuando se les piden penas superiores a los 25 años–, y se les va a permitir declarar en catalán pese a conocer y hablar perfectamente el castellano. A pesar de todo ello, los procesados y sus abogados exclaman que no es un juicio justo y que están sufriendo un trato discriminatorio por el Tribunal.

Sería interesante que la Unión Europea conociera cómo funciona la Justicia española, con unos Tribunales que además de dejar clara su total independencia se preocupan de que se cumplan todas las garantías constitucionales respecto de los acusados: desde la asistencia letrada a la presunción de inocencia, sin olvidar la prohibición constitucional de dilaciones indebidas. Y prueba de ello es que en un año y dos meses desde la fecha de los hechos, siendo un procedimiento de enorme complejidad y con varios procesados, la Sala Segunda del Alto Tribunal ha comenzado uno de los juicios más importantes que ha habido en España.

*** Ignacio Gordillo Álvarez-Valdés, abogado, ha sido fiscal de la Audiencia Nacional.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Cuando el tonto deja de ser útil

.

.

Alrededores de mayo

ZPedro, rechazados sus Presupuestos por sus golpistas socios, dado que la patriótica manifestación multitudinaria del pasado domingo puso los pelos de punta a lo poco que queda del socialismo sensato y, ante la debacle que se presume en la cita electoral de mayo, le hicieron frenar en seco su ‘relatora’ y complaciente trayectoria en torno al derecho de autodeterminación catalanista, tiene ante si el jeroglífico consistente en decidir cuándo convoca las elecciones de acuerdo con sus intereses…

Veamos:

1.- Antes de mayo. Tendría la ventaja de que puede aprovechar la actual caída en picado de los podemitas de Pablo Iglesias, que sigue dando el biberón en casa, pero el grave inconveniente de que la indignación popular contra él la sufriría en solitaria plenitud, dado que se trataría de las primeras elecciones después del intento de pacto con los golpistas.

2.- El 26 de mayo. Coincidiendo, por tanto, con la europeas, autonómicas y municipales. Tendría la ventaja de que la indignación podría repartirse, saliendo él mejor parado que en la anterior alternativa, pero con el grave inconveniente de que el PSOE sufriría un desgaste territorial generalizado, pagando la organización culpas que corresponden, esencialmente, a ZPedro.

3.- Después de mayo. Tendría la ventaja de que su partido ya habría pagado gran parte de sus platos rotos pero el grave inconveniente de que si, como parece probable, el crecimiento de  PP+Ciudadanos+VOX es muy notable, correría el riesgo de acabar como el rosario de la aurora en el PSOE, y esta vez de forma irrevocable.

Me imagino que antes de tomar la decisión ponderará estos y otros factores concomitantes en función de sus exclusivos intereses particulares. Fundamentalmente aquellos que tengan que ver con su proyecto de futuro, dentro o fuera del Gobierno.

Pero de lo que no me cabe ninguna duda es de que, desde mañana mismo, va a impulsar una campaña alegando que él ha hecho lo humanamente posible por atraer al golpismo hacia el diálogo; que cuando estaba a punto de conseguirlo la derecha se lo ha impedido tergiversando su táctica; y que tal canallada ha frustrado, de paso, la imposibilidad de aprobar unos presupuestos sociales imprescindibles para resarcir a los trabajadores y trabajadoras del precio que han pagado por la crisis económica.

Hasta el punto de que han impedido el pago de esa deuda al pueblo, aliándose para ello con los propios golpistas.

Es más: si opta por mayo o después de mayo, nada me extrañaría que previamente aplicara en Cataluña un 155 mucho más duro que el de Mariano Rajoy con el fin de tratar de recuperar el favor del votante socialista tradicional, es decir, español y patriótico.

Y que, por supuesto y en consecuencia, acudiera a la Semana Santa andaluza como uno de sus fieles más devotos.

Hagan juego, lectores.

EQM

La imagen de la derrota, ayer

••

Sánchez en campaña

David Gistau en El Mundo, 130219

El colapso de la legislatura nos hace sentir como si, en el último instante, Thelma & Louise hubieran pisado el pedal del freno antes de desbarrancarse cogidas de la mano. Habida cuenta de que los demás íbamos todos atados dentro del maletero, supone un alivio. Se evaporan unos presupuestos indefendibles en lo técnico y que en lo político estaban concebidos para mucho más que asegurar la supervivencia cotidiana de Sánchez así como financiar su onerosa estrategia de clientelismo con coartada social.

Habían ido convirtiéndose en el zoco donde se discutía una insana noción de la refundación española encomendada a las tribus de extramuros y que en su misma mesa embrionaria ya excluía a unos cuantos millones de ciudadanos recientemente animalizados como “fachas” y arrastrados por tanto a un ámbito de desprecio y expulsión civil más remoto aún que el de los “despreciables” creado por Hillary Clinton para confinar a los votantes de Trump. En el caso de Hillary, por cierto, el insulto terminó inspirando un sentido de pertenencia combativo. Está por ver que no ocurra lo mismo con los de Colón con el banderín de Vox.

Como las cosas son así de livianas y la desfachatez es el rasgo distintivo de la impronta de Sánchez, no les quepa a ustedes duda de que ahora habrá que ingerir el mensaje de que el presidente sacrifica Moncloa porque sus hondas convicciones patrióticas y constitucionalistas le impidieron someterse a las coacciones independentistas.

Esto ya se vio venir en el mismo debate presupuestario, cuando la ministra de Hacienda, consciente de que ya no le correspondía defender unos presupuestos sino empezar a preparar un ambiente electoral, dijo que la “autodeterminación” le sonaba al Gobierno poco menos que a anatema. Aun habiendo sido una de las condiciones de la lista de Torra por las cuales el Gobierno, mientras se aprestaba a reclutar a un “relator”, dijo que se podía “hablar de todo” sin límites.

Pronto entraremos en una campaña en la que Sánchez tratará de no ser visto jugando con el Falcon -enfurruñado lo imagino cuando un asesor le diga que lo tiene que dejar en el garaje- y que estará marcada por una insólita distribución de personajes: un presidente azote de nacionalistas, estricto custodio de la patria y de su almena constitucional, enfrentado a una jauría de fascistas contra los cuales vale la pena restaurar el “No pasarán”.

En unos días les agitarán el engañabobos de la momia de Franco para ver si pican y van retratándose como conviene al guión.

••••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.