De las violencias abandonadas [en la ancianidad]

.

.

Violencia por abandono

“Un día, Teresa ya no apareció más. Los vecinos dejaron de cruzarse con ella en el vestíbulo y en el ascensor. En su buzón comenzó a acumularse un fajo que sobresalía por la ranura, todo era publicidad. A través de la ventana del patio interior, se veía una luz encendida. Pero si alguien llamaba a su puerta, no respondía. Tampoco cogía el teléfono.

Con el paso de las semanas, un hedor extraño empezó a incomodar a los vecinos de su rellano. Pero cuando estaban a punto de descolgar el teléfono y llamar al 112, desaparecía. Como por arte de magia, dejaba de notarse. El 20 de abril, regresó la peste y avisaron a los Bomberos. En cuanto se presentaron en la finca, reconocieron aquel olor. “Hay que entrar”, dijeron.

[…]”

En El Periódico, 140516

Sólo en Barcelona, los bomberos fuerzan al año más de 100 puertas para recoger el cadaver de un anciano fallecido en soledad y cuyos hijos, por descontado, no han echado en falta.

Lo cual viene a significar que no menos de 4.000 españoles mueren en este país anualmente en estas circunstancias.

Sin que su dramática muerte, en absoluto abandono, suponga noticia alguna en los medios o siquiera ese minuto de silencio que tanto prolifera en otras violencias cuantitativamente mucho menos significativas pero mucho más protestadas, legitimamente, desde luego.

Así es la vida con el nuevo modelo familiar y en el actual Estado del Bienestar.

EQM

••

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Anuncios

Rouco e Iceta y su rectitud

.

.

La Iglesia ante el golpe catalán

El pasado domingo, El Mundo publicó una entrevista con el Cardenal Rouco, todo un intelectual de la Iglesia marginado por el populista Papa Paco, esa ruina para el catolicismo, de un tamaño no menor que la que supuso JLR Zapatero para España.

En el colmo de los colmos y ante la inevitable pregunta relativa al bochornoso comportamiento del Papa respecto al golpe catalanista, Rouco se ha visto en la obligación de dar la cara tanto por él como por la Conferencia Episcopal Española que, como todo el mundo debería saber, reaccionó exactamente igual que con el golpe de Tejero: condenándolo tímidamente y, sobre todo, sólo cuando ya había fracasado.

P. Los independentistas querían que mediaran el abad de Montserrat y el cardenal Omella.

R. Pues yo he oído un rumor vago, sin más información sobre lo que usted menciona. El Papa naturalmente se manifestó crítico. Se expresó claramente en el sentido de que la pretendida ruptura de la unidad de España no era aceptable.

Respuesta absolutamente falsa. Como ya he comentado en anteriores ocasiones, el Papa no ha condenado en ningún momento el golpe y ni siquiera ha dicho que no le resulta aceptable. Ni puta palabra ni tampoco un mero comunicado oficial por parte de un jerarca al que se le va la boca diciendo barbaridades en cuanto sube por la escalerilla del avión papal.

Y, miren vds por dónde, el Papa sí se ha dado toda la prisa del mundo para reprochar a Trump que haya decidido el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén, decisión que, por si algo faltara, el mandatario no ha tomado, por mucho que mientan todos los conspiranoicos medios occidentales, por la sencilla razón de que esa fue una decisión, en 1995, del Congreso de los EEUU, mediante una vigente ‘Public Law 104 – 45 – Jerusalem Embassy Act of 1995‘ que dice:

«Jerusalén debe ser reconocida como la capital del Estado de Israel; y la Embajada estadounidense en Israel deberá establecerse en Jerusalén no más tarde del 31 de mayo de 1999»

Trump se ha limitado, pues, a manifestar que cumplirá con el principio de legalidad ejecutando el mandato legal; algo que, ilegalmente, no quisieron hacer ni hicieron B Obama, George W. Bush y B Clinton.

Tal diferencia en el comportamiento papal debería facilitar la correspondiente reflexión de los españoles, a fin de que tomen buena nota para cuando les toque poner, o no, la crucecita en la Declaración de la Renta, para ayudar a la solidaria jerarquía cotólica.

La ‘homofobia’ contra Iceta

Cuenta hoy El País que el Ministerio público, en un comunicado de la sección de delitos de odio y discriminación de la Fiscalía de Barcelona, ha acordado abrir una investigación de oficio contra el Director del Instituto de Nanociencia y Nanotecnología de la Universidad de Barcelona, para determinar si el mensaje que Hernández Borrell publicó el domingo en Twitter sobre Miquel Iceta podría ser constitutivo de un delito de provocación a la discriminación por motivos de orientación sexual ya que el candidato del PSC es, tal como él mismo ha reconocido, gay.

Este es el texto del twitter:

“Carles: no te pongas a su nivel. Iceta es un impostor. Un ignorante y un demagogo que vive del partido desde hace 30 años. Tiene los esfínteres dilatados y baila al son de Ciudadanos y del PP. Es un ser repugnante”

No voy a entrar en las consideraciones del profesor sobre el curriculum político de Iceta, porque es de sobra conocido que, efectivamente, no ha conocido otro oficio que no sea el de la política y tampoco se le oculta a nadie hasta qué punto ha contribuido a la destrucción del PSC a base de mimetizarse con el nacionalismo; y a la destrucción del PSOE a base de mimetizarse con el bello ZPedro.

Pero sí quisiera hacer algunas consideraciones sobre si su grosera referencia -por la que ya se ha disculpado- a los esfínteres dilatados, debe ser objeto de investigación por si pudiera constituir ‘un delito de provocación a la discriminación por motivos de orientación sexual‘, como señala el diario.

Es muy curioso que mientras –gratis total– proliferan, los insultos a la Justicia, las denuncias falsas, los juicios paralelos, las presunciones de culpabilidad o el griterío mediático de gente que arruina la vida de terceros aduciendo que un criminal le toco el culo hace 40 años, nos preocupemos hasta la alarma social por que alguien parece que discrimine a a alguien al manifestar su convencimiento -imagino que no constatado- que éste tiene los esfínteres dilatados.

Y digo que me resulta curioso, desde la libre interpretación, tanto porque la dilatación de esfínteres la tenemos todo dios -y diosa- a diario, como porque me imagino que nadie acusaría a dicho profesor si, sobre su misma víctima, hubiera recordado que -no cabe duda, al respecto- tiene el estómago dilatado y, por tanto, está provocando su discriminación por razones de obesidad.

Otros_sí:

  • ¿Si alguien dice de alguien que ‘a ese le faltan dos cojones’… le está discriminando por razones de virilidad o macromachismo?
  • ¿Los chistes de Chiquito sobre mariquitas eran homófobos?
  • ¿Y llamarle bailarin a Iceta? Espero que no, dado que se le adjetiva así sólo porque baila donde no parece muy sensato… [?]
  • ¿Lo importante es la discriminación en sí misma o más bien el asunto que en el que se fundamenta?

Por cierto, cabe recordar que hace ya tiempo que Juan Carlos Monedero deslizó la insinuación contra Albert Rivera, también publicamente y sin fundamento alguno, nada menos que de consumo de estupefacientes y esta es la hora en que sigo sin que me conste que la fiscalía se pusiera a investigar de oficio si el autor provocaba la discriminación del lider de Ciudadanos por razones más o menos cercanas a lo que tantos consideramos a la acción de calumniar, denigrar, desacreditar, injuriar, infamar, ultrajar, desprestigiar o vilipendiar.

Si sé que Rivera presentó una demanda, Monedero le pidió perdón y que aquél acepto las excusas y la retiró.

EQM

Ilustración de Sean Mackaoui [Suiza, 1969] para El Mundo, 121217

.

Un español en Cataluña / Esfínteres y tragaderas

Arcadi Espada en El Mundo 111217

Un profesor de la Universidad de Barcelona y director de su Instituto de Nanociencia y Nanotecnología va a ser expedientado por el rector. Al mismo tiempo, el pueblo de Vilanova i la Geltrú le retirará la distinción de “embajador” porque ya no quiere que se asocie al pueblo con él.

El profesor, que se llama Jordi Hernández Borrell y que probablemente es un independentista unilateral, ha escrito un tweet donde le recomienda a otro tuitero:

“Carles: no te pongas a su nivel. Iceta es un impostor. Un ignorante y un demagogo que vive del partido desde hace 30 años. Tiene los esfínteres dilatados y baila al son de C’s y Pp. Es un ser repugnante”.

No parece que el profesor tenga simpatía por el líder del Psc, dado el calibre de los adjetivos. Todos ellos: impostor, ignorante, demagogo, repugnante son duros y rectos. Sin embargo los males de Hernández Borrell le van a venir por una metáfora: “Tiene los esfínteres dilatados”. Es decir por una metáfora recta(l), lo que casi es un oxímoron.

Es impepinable que ha de tratarse de una metáfora, porque la posibilidad de que Iceta tenga los esfínteres dilatados, y constatarlo según la ciencia y la experiencia presuntas de un Hernández Borrell, no supondría en ningún caso un insulto. Lo que el tuitero ha querido decir, con seguridad, es que Iceta tiene grandes tragaderas.

Tanto una como otra posibilidad anatómica son usadas en castellano para señalar al tipo que traga con lo que le echan, sea el derecho a decidir o su contrario. Y su uso no depende en un caso ni en el otro de la orientación sexual del sujeto ni del sexo. Se trata solo de tragar y evidentemente, como en cualquier proceso metafórico, el trágala necesita de algún recto.

Quiero decir de algún camino semánticamente recto. De lo que se deduce que el expediente que se abre al profesor está directamente vinculado con la orientación sexual (“está orientado” o “presenta desorientación” suelen especificar en los partes de ingreso clínico) que Iceta ha hecho pública varias veces y una de cuyas prácticas, aunque no la más frecuente, es la sodomía.

La pregunta adviene imbatible: ¿es que Iceta no puede tragar en metáfora por hacerlo en sentido recto? Creo, francamente, que esto decepciona la España de libres e iguales que algunos tratamos de construir. Pero, sobre todo, da la medida de la mayúscula ingenuidad de este Jorge Vázquez que el otro día, después de que Ada Colau le relatara un nuevo capítulo, esta vez lésbico, de su soñadora vida sexual, repreguntóle el angelito:

“¿Y no tienes miedo de que esta confesión te haga perder votos?”

Ilustración del Alberto Morales ‘AJUBEL’ [Cuba, 1956] en El Mundo, 241117

Un español en Cataluña / El viaje (largo)

Arcadi Espada en El Mundo 101217

Salgo de ver El viaje, esa imaginativa película, tan Guardian, que ve a los terroristas cómo los veíamos exactamente hace 40 años: unos tíos estupendos. Bernardette Devlin, Bobby Sands, ese hatajo de mentiras, rematado por la del Reverendo Ian Pasley, al que solo le falta practicar un exorcismo en la carretera.

Sus conclusiones, por lo demás, están claras: hubo una guerra civil y todos fuimos culpables. Mientras la veo voy pensando en la guerra civil española. Y en el Proceso, naturalmente. El culpable de la guerra civil española fue el General Franco. Como Martin Mc Guinness, ese campechano, lo fue de la tragedia irlandesa.

Tantos años después, la Guerra Civil no ha segregado su equidistancia. Probablemente la razón es que hubo una larga Victoria. Quizá la izquierda ahora, en su ambición de ganarla, solo aspira a equilibrar el resultado y alcanzar el punto medio desde donde se ven todas las cosas de este mundo.

En cuanto al Proceso, la equidistancia está comprensiblemente lejana. Hay fractura y hay una campaña electoral interminable. Pero pasará el tiempo. Y habrá quienes en el uno y en el otro lado decidirán que ha llegado el momento de la equidistancia y de escribir un relato que diga: la culpa fue de todos y por lo tanto de nadie.

Esto no será cierto jamás, jamás, jamás, como dijo el gran Paisley. Pero que sea cierto no importa. Solo importa que en los dos lados haya gente dispuesto a creerlo.

••

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Del puterío, me fío

.

.

¿Qué fue antes, el putero huevo o la puta gallina?

Ahora, ‘la manada’ de linchadoras del feminismo radical antimachista -que califican peyorativamente en las redes sociales como ‘puteros‘ a los que andan con putas- lo va a tener más complicado cuando intente adjetivar a los usuarios de la sexualidad mercantil más antigua del mundo, el puterío, esa suerte de trueque sexual, porque la mayoría de las prostitutas -según la competente, en España no menos de 300.000; putos, chaperos homosexuales y transexuales aparte- están pasando a denominarse ‘masajistas‘ con final feliz, en cualquiera de sus formas, obviamente. ¿Quizás ‘masajisteros‘?

Si alguien tiene curiosidad por ver cómo anda el mercado, más o menos fresco y para todos los bolsillos, que se asome, por ejemplo, a la visitada ‘pasion‘ de heterosexuales, homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales, y dé un vistazo a las ofertas en Madrid, Barcelona y demás metrópolis plagadas de lupanares unisex en el nuevo formato para el fornicio, el masaje lingam y demás apetencias al gusto, en cientos de casas particulares y, muchas, ya sin madame, por libre. Apabullante. Porque ellas y ellos, ya lo creo, lo valen. Y es perfectamente legítimo si no se confunde tal derecho individual a ofrecer y demandar con la delicuencia de la trata de seres humanos.

Y es que, por lo visto, en la nueva oleada antiputeril feminista, el ser humano puede vender sus manos a la obra, el fruto de su cerebro o incluso -con la irremediable silicosis pulmonar minera- parte de su vida, siempre y cuando no ofrezca o demande precisamente aquello que más copa y copará el mercado: SEXO.

Por otro lado, quién sabe, en una relación humana considerada ‘normal’… ¿cuánto hay de generosidad y cuánto de interesado intercambio de pasiones y otros menesteres?

Sin señalar, pero sí por poner un ejemplo: ¿es casualidad que la mayoría de las parejas del ‘famoseo’ -deportes, cine, etc- estén tan buenas -y buenos– según el canon vigente? ¿A qué se debe que tantos -y tantas- sintamos una cierta sensación inaccesibilidad ante tanta belleza? ¿Qué dan -ellos y ellas- que nosotros no podamos?

Por no hablar de las connaturales parafilias: ¿qué haremos, a partir de ahora, con el sadomasoquismo consentido y disfrutado? O con las abasiofilias, acrotomofilias, asfixiofilias, el fisting, spanking y tantas otras… de ese libre albedrío que puede conducir al orgasmo.

¿O con el ‘gang bang‘, el ‘bukkake‘ y en general, las orgías, los nuevos harenes, el swinger, esos placeres en grupo disfrutados por gran cantidad de seres humanos en todo el mundo y que los linchados de ‘la manada‘ tienen que demostrar ante el juez que era eso y no una violación en comandita lo que practicaban? ¿El actual canto a la libertad individual, derivado de aquel ‘amor libre‘, acabará prohibiendo la poligamia o la poliandria?

Otra cuestión: ¿a santo de qué el ámbito homo o transexual tiene más carta blanca para tales fantasías o gustazos?

Y qué me dicen de las estrategias sociopolíticas, invadidas de conspiración: ¿recuerdan el caso Profumo, ahora que acaba de fallecer la atractiva Christine Keler?

Antes, los servicios de inteligencia se llenaban de mujeres que hacían de prostitutas todo por la patria. Ahora se utiliza la decencia femenina para acusar a los poderosos por haberlas tratado como putas… [Strauss-Kahn y el actual listado diario en EEUU…]

¡Cómo han cambiado los tiempos…!: el otro día, revisando en la TVE2 ‘Tacones lejanos’ de Pedro Almodóvar, la simpática Miriam Díaz Aroca (Isabel) le confesaba al juez-travesti Miguel Bosé (Domínguez), con toda naturalidad y sin aspavientos, que ella quería ser actriz y por eso se acostaba con un señor del cine que podía darle un prometedor papelito…

¿Alguien cree, de verdad, que las relaciones de poder van a cambiar arruinando la vida de cientos de famosos acusados de que hace décadas le tocaron el culo o le robaron un beso a una aspirante entregada? Lo que cambiará, sin duda, será la forma de ejercer ese poder, que se llenará de grabadoras, videocámaras y firmas de consentimiento…

Porque va a ocurrir exáctamente lo mismo que cuando los médicos comenzaron a ser acosados por mala praxis: yo a vd no le toco un pelo sin que, previamente, me firme su conformidad y asuma el riesgo.

Estamos, pues, asistiendo a una caza de brujos ‘puteros’ que ríanse vds de la de McCarthy y su Comité de Actividades Antiestadounidenses… Pero el puterío continuará vivo y coleando, más que nunca, porque acabará siendo la única relación sexual en la que -imperando la posverdad y la consiguiente desconfianza de pareja- la oferta y la demanda podrá ser elevada, si se tercia, a una escritura pública sin tergiversaciones ni equívocos:

-Te ofrezco un francés y me pagas lo que yo te diga ¿vale?

Esta actual moda feminista de controlar la libertad, la vida, femenina, con el argumento de que el putero, el hombre, no la descarríe… Como si la mujer fuera una imbécil y no supiera decir NO. Es decir, como si las que dicen NO fueran imbéciles…

Cuando, hoy en día no hay más que gritar socorro para que te socorran incluso aunque nadie -ni siquiera un ‘putero‘- haya dado motivos para el grito…

En fin, he mezclado unas cuantas pinceladas impresionistas de las que nutren el cínico tintero sexual, pero creo que se me entiende.

EQM

pd. En este plan… ¿cómo llamarán estas linchadoras de género a la mujer que -porque ella lo vale y su cuerpo es suyo- alquila su propio aparato gestor para engendrar a un ser humano que ni siquiera tendrá derecho a saber quién es su madre biológica ni, en su caso, genética? ¿y a la pareja que paga por tal arrendamiento?

Y… ¿cómo denominar a la pareja homosexual que -alquilando por puro interés personal, viente y/o semen u óvulos ajenos- alcanza la condición de progenitores A y B sin que el hijo tenga derecho a su padre o a su madre?

Collage de Leonard Giovannini en el Blog de Arcadi Espada, 101217, sobre un cuadro conventual de Paolo Giovanni Bedini [Italia, 1844-1924], al que ha incoprorado a la actriz porno, Aurora JolieAQUÍ, el collage, en grande.

.

El sueldo mísero de las enfermeras

Arcadi Espada en El Mundo, 101217

Mi liberada:

Hace unos días la televisión pública dio publicidad a la performance de un par de gansas sobre la prostitución después de que hubiera hecho algo de camino en las redes bajo el hashtag #holaputero. Como tantas otras veces se produjo el equívoco. Un determinado vídeo alcanza visibilidad en las redes y la televisión se hace eco porque cree que esa visibilidad es noticia. Y lo que sucede es que, solo gracias a la televisión, se producen la verdadera noticia y el verdadero furor en la redes.

Este procedimiento de inclusión en el espacio público tiene la lamentable y, en un primer momento, falsa justificación de la audiencia. La televisión se ocupa de lo que emerge en las redes al margen de su relación con la verdad o la razón. Basta el volumen, en todos los sentidos. Y por tanto la contribución de la televisión a la consolidación de mitos, mentiras y propaganda es decisiva. Por supuesto no es un asunto limitadamente español.

La histeria colectiva que se ha apoderado de América ante los acosos sexuales supuestos o reales del pasado, y que tanto recuerda la epidemia de los ochenta y noventa de los falsos recuerdos sobre abusos sexuales en la infancia, denunciada en los estrados judiciales y en sus libros por Elizabeth Loftus, tiene relación con esa continua segregación de falsedades. Si es que no obedece también, por cierto, a una elaborada conspiración política.

El senador demócrata Al Franken, que va a dimitir después de que varias mujeres denunciaran que las acosó sexualmente en el pasado, dijo el otro día lo que cualquiera lleva pensando desde hace tiempo. Según la crónica de El País,

«Franken consideró paradójico que él se vea forzado a dimitir cuando ‘un hombre que ha alardeado en una cinta sobre su historial de asalto sexual se sienta en el despacho oval’».

El senador aludía a una grabación del año 2005, que difundió el Post en plena campaña electoral en la que Trump, hablando con un locutor de televisión, dictaminaba que cuando eres una estrella las mujeres te dejan hacerles de todo.

«Agarrarlas por el coño. Hacer lo que quieras».

La posibilidad de que alguien acuse al presidente de un antiguo acoso sexual será cuestión de tiempo. Y la epidemia actual, una simple creación del paisaje imprescindible para que esa acusación se tradujera en impeachment. Las conspiraciones se me hacen cuesta arriba en la medida en que presupongan un cerebro.

Otra cosa son las conspiraciones espontáneas que la vida va organizando y cuyos efectos no requieren de un diseño inteligente. El #holaputero se beneficia de este paisaje americano -es decir, global- y, localmente, del presunto delito cometido por un grupo de hombres en Pamplona. En todo ello encuentra su difusión, su mayúsculo atrevimiento y la benevolencia, cuando no la celebración, con que se ha recibido. A pesar de que su mensaje refleja una ignorancia y una inmoralidad tan profundas que de ningún modo pueden ser deliberadas. Tampoco hay cerebro en ese tipo de conspiraciones. Solo la impunidad atmosférica que expande l’air du temps.

El objetivo principal de la campaña es responsabilizar al putero del crimen de la prostitución. Yo agradezco mucho a estas chicas que llamen a las cosas por su nombre. Nada me pone más de los nervios que se llame usuario al pirata intelectual (y no digamos ya que lo llamen intelectual) o consumidor al drogadicto. Supongo que la diferencia de trato está relacionada con la inocencia. Al eufemismo no puede aspirar el culpable y por eso no se dice del violador «persona de sexualidad exaltada» o del asesino «persona con estilo de vida diferente». O sea que putero está muy bien y lo comprendo.

El único problema es que cada putero necesita su puta. Y ahí las chicas flojean, porque atenuar puta con mujer no parece lo más adecuado. Detrás del lenguaje directo está la tesis de que la prostitución existe solo porque hay demanda. También me parece bien este planteamiento, y me alegro que rompa con los criterios que este tipo de chicas mantiene frente al consumo en general y la archidenostada creación de necesidades -y en consecuencia de demandas- artificiales.

En efecto: hay una fundacional demanda de prostitución, porque muchos varones quieren más sexo del que tienen. Siendo esto verdadero no habría que pasar por alto las intrincadas relaciones que mantienen la oferta y la demanda. Y que, desde ese punto de vista, tan justificado está que las dos gansas se dirijan arrogantes al putero para que decaiga, como que lo hicieran a la puta exigiéndole que suba estratosféricamente los precios. Porque como bien sabe el Gobierno los precios regulan la relación entre oferta y demanda y si cualquier completo costara a 20 mil euros la prostitución iniciaría un franco descenso. O sea que #holaputero de acuerdo, pero saludando también a la puta.

No sé si esos precios aumentarían las violaciones. Entre prostitución y violación hay una relación que parece obvia. La prostitución, en su origen, propondría como en tantas otras actividades humanas el intercambio en vez del asalto, el comercio en vez de la conquista. Sin embargo, las dos chicas no distinguen: ir con una puta es siempre violarla. Cada vez que se utilizan palabras desproporcionadamente grandes el resultado es el enmascaramiento de las víctimas reales. Es decir, de las mujeres que son efectivamente violadas y entre ellas, destacadamente, aquellas de las mujeres que ejercen la prostitución. Un oficio de alto riesgo entre cuyas consecuencias indeseables está el riesgo de ser violadas. Un riesgo, por cierto, que crece en la medida en que la prostitución se oculta, por su prohibición, a la mirada y a los códigos públicos.

La cruzada de las dos rebeldes, que aunque lejos están de sospecharlo tiene un inefable aire falangista, administra un último recordatorio al putero: ella no querría estar contigo. Es comprensible. Desde el punto de vista de la mecánica de los cuerpos la prostitución es un oficio repulsivo. Tampoco la enfermera que limpia a los viejos quisiera estar allí. Desde una consideración estrictamente técnica, los dos oficios se parecen mucho y las disposiciones morales no deberían velar esta evidencia.

Tampoco los rendimientos económicos: entre las afrentas más hirientes de la desigualdad están los sueldos escandalosamente bajos de las enfermeras. Ella no querría estar ahí, pero el putero tampoco. Le mortifica pagar por lo que otros tienen gratis. Estas desigualdades intolerables de la riqueza, la edad o la belleza. El putero y su puta son muchas veces naipes precarios que uno al otro se sostienen, algo que un hashtag no puede comprender. Este feminismo de la brutalidad cognitiva, que le dice al putero no compres para no preguntarse por qué, ¡mi cuerpo es mío!, la puta se vende.

Sigue ciega tu camino.

A.

Sor Sororidad

Leonard Giovannini en el Blog de Arcadi Espada, 101217, acompañando al texto del periodista.

Hoy plagiamos una pintura conventual de Paolo Bedini. En nuestra versión, K se ha transmutado en Sor Sororidad, en compañía de una amiga (¡qué una amiga, una hermana!). Notemos también que un tercer personaje se ha colado en la capillita.

Ustedes son personas de orden y no la conocen, pero la muchacha sentada en modo lordosis es la actriz porno Aurora Jolie, hoy retirada. Es famosa entre otras cosas por vetar su vagina, aunque ofrece sin mayores problemas el resto de su anatomía. En vano fatigarán ustedes anaqueles en busca de una escena de penetración vaginal con doña Aurora: nunca se ha rodado.

Es obvio que esta señorita llega hasta donde ella quiere, no hasta donde le gustaría al productor. O al director, o al actor, o al contribuyente encerrado en su cuartito con la caja de kleenex. Cuando vean a la Jolie entregada a sus labores, ya saben quien manda allí. Manda ella.

El de sororidad es un concepto desafortunado, en primer lugar por excluyente. También porque niega la competencia intrasexual; niega la naturaleza humana, esencialmente egoísta. Niega incluso la competencia en general. Julie Delpy se queja de las mujeres que tragan con los weinsteins, ¡entre otras cosas porque la perjudican a ella, que pierde oportunidades de trabajo! ¿No es esta la mejor manera de enfocar el problema?

El gran club de carretera del mundo, donde putas y puteros deambulamos indistinguibles a ambos lados de la barra acolchada.

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

De música y trenes [I]

.

Chattanooga Choo Choo‘ [1941]. Compuesta por Harry Warren y Mack Gordon. En versión de Glenn Miller and His Orchestra, perteneciente a la banda sonora de la película ‘Sun Valley Serenade‘ [1941], de H. Bruce Humberstone.

.

Take the “A” Train‘ [1939]. Compuesta por Billy Strayhorn. En versión de Duke Ellington y su orquesta, para la película ‘Reveille with Beverly‘ [1943], de Charles Barton.

.

Slow Train‘ [1978]. Compuesta por Bob Dylan. En versión suya en, en directo, en el Masey Hall [1941].

.

Freight Train‘ [1951]. Compuesta por Elizabeth Cotten. En versión, en directo, de Chas McDevitt con Nancy Whiskey. The Ed Sullivan Show, 1956. Aquí, en versión de Cotten.

.

Silver Train‘ [1973]. Compuesta por Mick Jagger, Keith Richards. En versión de The Rolling Stones. Video clip de estudio.

.

Last Train To Clarksville‘ [1966]. Compuesta por Tommy Boyce y Bobby Hart. En versión, directo, de The Monkees.

.

Gospel Train‘ [1872]. Compuesta por Fisk Jubilee Singers. En versión, vídeo oficial, de Ken Whiteley.

.

Hear My Train A Comin’ [1967 y ss]. Compuesta Jimi Hendrix. En versión, en directo, intrepretada por el mismo Jimi en Dick Cavett Show, July 7, 1969.

.

Marrakesh Express‘ [1967 y ss]. Compuesta por Graham Nash. En versión, en directo, del grupo formado por Crosby, Stills, Nash & Young. Farma Aid 2000.

.

Mystery Train‘ [1953]. Compuesta por Junior Parker. En versión, en directo, de Robert Gordon. Capitol Theatre, 1978.
.

.

My Baby Thinks He’s a Train‘ [1981]. Compuesta por Leroy Preston. En versión, en directo, de Rosanne Cash, 1988.

.

Rock ‘n’ Roll Train‘ [2008]. Compuesta por Angus Young  y Malcolm Young. En versión, directo, de la banda AC/DC, River Plate 2009.

.

Desperados Waiting for a Train‘ [1973]. Compuesta por Guy Clark. En versión, en directo, de Jerry Jeff Walker. The Texas Connection.

.

 Fast Movin’ Train‘ [1989]. Compuesta por Dave Loggins. En versión, vídeo oficial, de Restless Heart.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

El sacrificio de un ciervo sagrado [R. Unido, 2017], de Yorgos Lanthimos

.

Burn‘ [2013]. Compuesta por Ellie Goulding, Greg Kurstin, Brent Kutzle, Ryan Tedder y Noel Zancanella. En versión interpretada por la actriz del film, Raffey Cassidy. Incorporada a la banda sonora de la película. En YouTube. Cartel del film, vía IMPawards.

.

TÍTULO The Killing of a Sacred Deer
AÑO
2017
DURACIÓN
109 min. Trailers/imágenes
PAÍS
R. Unido
DIRECCIÓN Yorgos Lanthimos
GUIÓN
Yorgos Lanthimos y Efthymis Filippou [basada en la tragedia ‘Ifigenia en Áulide‘, de Eurípides [409 aC]
MÚSICA Incorporada [ver infra]
FOTOGRAFÍA Thimios Bakatakis
REPARTO Colin Farrell, Nicole Kidman, Barry Keoghan, Raffey Cassidy, Sunny Suljic, Alicia Silverstone, Bill Campentre otros
PRODUCCIÓN
Filmografía del director [Yorgos Lanthimos]

2017: Festival de Cannes: Mejor guion (ex aequo) / Premios del Cine Europeo: 3 nominaciones, incluyendo Mejor director / Festival de Sitges: Premio de la Crítica (ex aequo) / Premios Independent Spirit: Nom. a Mejor actor sec. (Keoghan) y Fotografía

.

SINOPSIS

Steven es un eminente cirujano casado con Anna, una respetada oftalmóloga. Viven felices junto a sus dos hijos, Kim y Bob. Cuando Steven entabla amistad con Martin, un chico de dieciséis años huérfano de padre, a quien decide proteger, los acontecimientos dan un giro siniestro. Steven tendrá que escoger entre cometer un impactante sacrificio o arriesgarse a perderlo todo. (Filmaffinity).

CRITICAS:

  • “Lanthimos se atreve a fundir algunas de las bases del surrealismo, con Luis Buñuel en mente, con el más legendario modo de narración de la tragedia (…) película esquinada y desoladoramente bella.”. Javier Ocaña: Diario El País
  • “Una memorable y despiadada tragedia griega sobre la sangre que nos mantiene en pie. (…) Sin respiro, sin posibilidad de réplica. Brutal e inmisericorde.”. Luis Martínez: Diario El Mundo
  • “Lanthimos busca una relación entre el thriller psicológico y la clásica tragedia griega (…) consigue producir un profundo malestar constante (…) Puntuación: ★★ (sobre 5)”. Oti Rodríguez Marchante: Diario ABC
  • “Se ciñe a una métrica concisa, un hieratismo casi sobrecogedor, unos personajes perdidos y una puesta en escena que potencia aún más su soledad y aislamiento (…) Puntuación: ★★★ (sobre 5)”. Quim Casas: Diario El Periódico
  • “Su película más redonda [de Lanthimos] (…) Siendo fría, abrumadoramente clínica, severa como una institutriz consigue atrapar al espectador como si éste no supiera qué le espera al final del camino. (…) Puntuación: ★★★★★ (sobre 5)”. Sergi Sánchez: Diario La Razón
  • “El humor esquinado (…) y el efecto de extrañeza que consigue en intérpretes tan veteranos como Colin Farrell o Nicole Kidman contribuye de manera exquisita a enrarecer cada rincón de un relato que serpentea por subgéneros (…) Puntuación: ★★★½ (sobre 5)”. Daniel De Partearroyo: Cinemanía
  • “Es una película artística, al fin y al cabo, y aunque Lanthimos está en su derecho de desafiar y provocar, su acercamiento aparentemente frío a un enigma imposible hace que sea difícil aguantarla.”. Peter Debruge: Variety

Más críticas

••

vía

De la banda sonora editada

01. Stabat Mater, D 383: I. ‘Jesus Christus schwebt am Kreuzel’ – Compuesta por Franz Schubert e interpretada por Michel Corboz
02. Carol of the Bells – Compuesto por Mykola Leontovych, con letra de Peter J. WilhouskyLachey Arts Choir [YouTube]
03. Rejoice!: IV. And He Returned To His Own Abode – Compuesta por Sofia Gubaidulina e interpretada por Oleh Krysa & Torleif Thedeen [YouTube]
04. Burn – Compuesta por Ellie Goulding / Greg Kurstin / Brent Kutzle / Ryan Tedder / Noel Zancanella. Interpretada por Raffey Cassidy [Youtube]
05. De Profundis – Compuesta por Sofia Gubaidulina e interpretada por Janne Rättyä [YouTube]
06. Hecatone – Compuesta e interpretada por Johnnie Burn [YouTube]
07. St. John Passion, BWV 245: No. 1, Chorus, ‘Herr, unser Herrscher’ – Münchener Bach-Orchestera
08. Piano Concerto: II. Lento e deserto – Compuesta por György Ligeti. Piette-Laurent Aimard. [YouTube]
09. Et Exspecto: I. Movement – Compuesta por Sofia Gubaidulina. Interpretada por Janne Rättyä [YouTube]
10. Fachwerk – Compuesta por György Ligeti. Trondheim Symphony Orchestra [YouTube]
11. Enantiodromia for Orchestra – Compuesta por Jani Christou. Oakland Symphony Orchestra [YouTube]
12. Konzert für Violoncello und Orchester – Siegfried Palm [YouTube]
13. The Gherkin Train – Compuesta por Prescott Blackler. Interpetada por Joe Smith & the Spicy Pickles [YouTube]
14. How Long Will I Love You – Compuesta por Mike Scott. Ellie Goulding [YouTube]

••

Trailer en español

••

MI OPINIÓN:

Psicopatología de la vida [cada vez más] cotidiana

Para empezar, que nadie se engañe, no es un plato para todos los gustos ni, por tanto, se trata de ir al cine a pasar un buen rato. En absoluto.

Más bien todo lo contrario: una historia basada en la tragedia ‘Ifigenia en Áulide‘ [409 aC], de Eurípides [409 aC], convenientemente incrustada en una sociedad occidental cada vez más individualista y despreocupada, fundamentalmente porque cuando hay pagar por cualquiera de los muchos pecados colectivos, siempre tiene un chivo expiatorio a mano.

Es un film de autor, simbólico, brutal, surrealista, desasosegante, terrorífico, minimalista, frío, psicológico, violento, que gira en torno al momento en la que sociopsicopatía in crescendo elige su víctima y recae sobre una familia de una burguesía acomodada y habitualmente infeliz, como tantas, flirteando alrededor de la ausencia de sentimientos tradicionalmente humanos y dirigida, por tanto, hacia un cierto transhumanismo, que, por cierto, cada vez cuenta con más adeptos.

O sea, de consumir un recital de desgracias ajenas expuestas a disposición permanente de los que, por ahora, se salvan. Porque lobos solitarios, haberlos haylos. Y el progresivo y voraz individualismo precisa de señaladas víctimas para la supervivencia social.

Prepárense para convivir, pues, rodeados de una sociedad moribunda, con personajes carentes de emoción y sentimiento, gestual y facialmente gélidos, robóticos, incapaces de reaccionar ante nada que no ponga en peligro su personal vida cotidiana. Por decirlo de otro modo: del sinvivir en ese nuevo mundo tecnológico donde también la cultura de la muerte ha sido sustituida por la incineración y el cierre de cementerios.

Técnicamente, el director bebe de Stanleyy Kubrick y sus infinitos pasillos, realizando magistrales travellings y zooms y un magnífico montaje que consigue la permanente incomodidad del espectador. Aunque yo también siento pinceladas de Ingmar Bergman, e incluso de Alfred Hitchcock o de Luis Buñuel. Lo cual no me extraña porque me parece un cinenasta poliédrico que no sé yo si pretende dejar de serlo más adelante.

El guión es intencionadamente autista, sutil, congelado, a fin de que se transparente el vacío de unas relaciones huecas y sin que nadie tenga la menor intención de cambiarlas. Gran fotografía angular de Thimios Bakatakis y gran ambientación funcionalista, alejando cualquier atisbo de alma.

La interpretación es coralmente buena, destacando el gran trabajo de una gran Nicole Kidman que supera el gravamen que se ha auto afligido con los devastadores retoques bucales a la diabólica moda. Más formidable, si cabe, es la actuación del joven Barry Keoghan, toda una gran promesa que puede llegar muy lejos.

Buena banda sonora, cómplice del horror y basada en composiciones incorporadas de diversa autoría [ver ut supra] que, unida a los sonidos, también musicales, favorecen el clima de desconcierto y reflexión que pretende el realizador.

Yorgos Lanthimos tiene una peculiar forma de contar y cuenta de un modo unas cosas -ese vacío que conllevan los avances tecnológicos, esa nueva concepción de los afectos y las confianzas en el seno de un modelo social y familiar en un ya eterno periodo de pruebas- que atrapa. Quizás, en este caso, alargue inconvenientemente la final del desenlace.

En fin, como repito tan a menudo, esto antes se llamaba cine de ‘arte y ensayo’ y cuando volvías a casa eso te garantizaba unos cuantos días dándole vueltas a lo visto.

No mucho más dura que la [actual] vida misma; y tú sin enterarte [7,5 sobre 10]

EQM

Fuentes:

Filmaffinity [críticas de espectadores], IMDb, Wikipedia y elaboración propia [EQM].

••

•••

NOTA.- Los enlaces de EQM en textos no propios, serán indicados particularmente.
.

De la actual locura occidental

.

.

Pizza patrimonio de la Humanidad

Ayer, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura [Unesco], institución internacional que sufragamos todos, concedió a la pizza napolitana, en Corea del Sur, la naturaleza de ‘Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad‘.

.

La euro-orden y su intrínseca peligrosidad

Nuestra Justicia dicta una Euro-orden de detención de los golpistas Puigdemont y sus compañeros del exGobierno catalán en fuga, en Bélgica, sin percatarse, quizás, de que tal norma europea no exime, para los delitos de sedición, rebelión y malversación, la necesidad de que haya una doble tipificación, es decir, que estén tipificados tales conductas como delitos en ambas legislaciones y que, además, sus condiciones y penas sean similares.

En consecuencia [ver Ley 23/2014, de 20 de noviembre, de reconocimiento mutuo de resoluciones penales en la Unión Europea. Artículo 20. Ausencia de control de la doble tipificación y sus excepciones] y al comparar sendas normativas, resulta que:

  • El delito de ‘sedición’ como tal no existe en el derecho belga, sino un delito meramente similar denominado “coalición de funcionarios”. La gran diferencia es que la pena es muy inferior, un máximo de seis meses de cárcel frente a 15 años en España. Ello podría llevar al juez a plantearse la cuestión de la proporcionalidad.
  • La rebelión está definida como resistencia a la autoridad policial, no a un delito de rebelión contra la autoridad política o el Estado.
  • La ‘malversación’ tampoco figura y que sí existe el de ‘corrupción’.

Todo lo cual explica que el pasado martes, el Magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena haya dejado sin efecto las euro-órdenes contra Puigdemont y los exconsellers que se encuentran en Bélgica, dado el grave riesgo que la extradición se aceptara por Bélgica pero impidiendo que aquí, en España, pudieran ser juzgados por sedición o rebelión.

Y ya podemos darnos con un canto en los dientes. Porque si los belgas llegan a ser un poco más rápidos podrían haberse adelantado a la decisión del magistrado con los efecto ya comentados.

Martes, 5 de diciembre de 2017

3 de noviembre de 2017

.

Otra, de la sonrisa del régimen mariano

Anteayer, sonrisas culturales ‘de Vigo’, Ministro del Mariano, permitió que su departamento de la Generalidad recurriera la decisión del Juez de que devuelva de una puñetera vez los tesoros de Sijena [Aragón]…

Preguntado al efecto, ha contestado, con la sonrisa en la boca, que lo único que se ha recurrido es la fecha máxima de entrega, dado que

“estas son cosas que muchas veces requieren un tiempo para que esos bienes, que son unos bienes preciosos, no sufran deterioro”.

Está claro: el tiempo suficiente para que finalice la campaña electoral catalana.

A eso se le llama desvergüenza mariana.

EQM

••

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Johnny Hallyday [Francia, 1943-2017], cantante, compositor y actor

.

Be-Bop-A-Lula‘ [1956]. Compuesta por Tex Davis y Gene Vincent. En versión de Johnny Hallyday, directo, Bercy 1992

••

Laisse les filles‘ [1960]. Compuesta por Johnny Hallyday y Jil et Jan. En versión de Johnny Hallyday, directo 1960, en Juan-les-Pins.

.

T’aimer follement‘ [1960]. Compuesta por André Salvet y Jacques Plait, se trata de una adaptación francesa de de Makin’ Love de Floyd Robinson. En versión de Johnny Hallyday, directo, Lille, 1961.

.

Souvenirs, Souvenirs‘ [1960] y Kili Watch [1960]. La primera fue compuesta por Cy Coben, adaptada por Fernand Bonifay para Johnny Hallyday; la segunda fue compuesta por The Cousins [Gus Dersé], adaptada por Jil et Jan para Johnny Hallyday. En directo, 1961.

.

Let’s Twist Again‘ [1961]. Compuesta por by Kal Mann y Dave Appell. En versión de Johnny Hallyday, directo, 1961. Vía Ina.fr

.

Retiens la nuit‘ [1961]. Compuesta por par Charles Aznavour y Georges Garvarentz. En versión de Johnny Hallyday, directo, Amsterdam, 1963.

.

Whole Lotta Shakin’ Goin’ On‘ [1955]. Compuesta por par Dave Curly Williams y Sunny David (‘‘Roy Hall‘). En versión de Johnny Hallyday, directo, Montreux 1988.

.

Le Pénitencier‘. Canción tradicional estadounidense. En versión de Johnny Hallyday, en 1964, con la colaboración de Hugues Aufray, Vline BuggyAlan Price y basada en la adaptación de The Animals [The House of the Rising Sun]. Zénith 1984

.

Ne me quitte pas‘ [1959]. Compuesta por re de Jacques Brel . En versión de Johnny Hallyday, directo, Zénith, 1984

.

J’ai oublié de vivre‘ [1977]. Compuesta por Pierre Billon y Jacques Revaux. En versión de Johnny Hallyday, directo.

.

Quelque chose de Tennessee‘ [1985]. Compuesta por par Michel Berger. En versión de de Johnny Hallyday, directo. La Cigale, Paris, 2006.

.

Hymne à l’amour‘ [1950]. Compuesta por Édith Piaf y Marguerite Monnot. En versión de de Johnny Hallyday, directo, Bercy, 1995.

.

Sang pour Sang‘ [1941]. Compuesta David Hallyday, con letra de Éric Chemouny. En versión de de Johnny Hallyday, directo, Tour Eiffel 2000.

.

Sarbacane‘ [1989]. Compuesta por de Francis Cabrel. En versión de de Johnny Hallyday, directo, TF1, 2008.

••

Vídeos inolvidables de Johnny Hallyday | Archive Institut National de l’Audiovisuel: “Retiens la nuit” / “Le pénitencier” / ” L’idole des jeunes” / “Fils de personne” Sylvie Vartan et / “Te tuer d’amour” / “Gabrielle” / “Elle est terrible” / “La mort d’Ophélie” / “Essayez” / ” Rock’n’roll attitude” Michel Berger et / “Quelque chose de Tennessee” / ” Le chanteur abandonné” / “Je te promets”

.

El primer y mejor rockero francés en su carrera temprana en sus legendarios conciertos del Amsterdam Concertgebouw de marzo de 1963 (lleno) y el Olympia en noviembre de 1962 (extractos) más otros primeros éxitos. Una visita obligada para los coleccionistas:

  • Concert du 31 Mars 1963 à Amsterdam (Réalisation Warry van Kampen): 01- DIS-MOI OUI “We say Yeah” (P MorIey/H Marvin/B WeIch/C Carrère) 2:17 02- TES TENDRES ANNEES “Tender Years” (D Edwards/R Bernet) 2:26 03- ELLE EST TERRIBLE “Somethin’ Else” (S Sheeley/B Cochran/Jil & Jan) 1:50 04- PAS CETTE CHANSON “Don’t play that song” (A Ertegun/B Nelson/R Bernet) 2:36 05- LAISSEZ NOUS TWISTER “Twisting the night away” (S cooke/A Pascal) 2:45 06- L’IDOLE DES JEUNES”Teenage Idol” (J Lewis/R Bernet) 2:51 07- RETIENS LA NUIT “du film : Les Parisiennes” (C Aznavour/G Garvarentz) 4:26 08- HEY ! BABY ! “Hey baby !” (B McMeans/M Cobb/M Tézé) 2:37 09- COMME L’ETE DERNIER “Dancin’ Party” (D AppelI/K Mann/A Lespinasse) 2:52 10- LET’S TWIST AGAIN (D AppeII/K Mann) 2:23 11- LA BAGARRE “Trouble” (J Leiber/M Stoller/V Buggy) 2:48 12- I GOT A WOMAN (R Charles) 9:48
  • Olympia Novembre 1962 (Réalisation François Chatel): 13- C’EST UNE FILLE COMME TOI (G Garvarentz/N Roux/C Nicolas) 1:40 14- DANS UN JARDIN D’AMOUR (G Pitney/Jil & Jan) 2:05 15- TOUT BAS, TOUT BAS, TOUT BAS “Apron strings” (G Garvarentz/C NicoIa/Weiss/Schroeder) 2:43
  • Film “Cherchez l’idole” (Réalisation Michel Boirond) : 16- BONNE CHANCE “du film: Cherchez l’idole” (G Garvarentz/C Aznavour) 2:54
  • Demandez le programme du 24 Décembre 1963 (Réalisation Georges Folgoas): 17- EXCUSE-MOI PARTENAIRE “Cuttin’in” (J Watson/R Bernet) 3:03
  • Emissions d’Aimée Mortimer “L’école des vedettes” (Réalisation Marcel Cravenne): 18- QUAND UN AIR VOUS POSSEDE (G Goffin/C King/G Aber) Emission du 11 Février 1963 (2:17) 19- LAISSE LES FILLES (J Hallyday/J Gras) Toute première apparition avec Line Renaud en Mars 1960 (3:51) 20- YA YA TWIST (L Dorsey/C Lewis/G Aber) Nouvelle prestation en compagnie de Georges Brassens en Février 1962 (4:12)
  • Journal Télévisé en 1961 (Réalisateur Pierre Sabhagh): 21- KILI-WATCH (Derse/Jil & Jan) 0:30
  • Concert public réalisé en 1961 (Document particulier, réalisateur inconnu): 22- JE CHERCHE UNE FILLE (J Hallyday/Jil & Jan) 1:27 23- TUTTI-FRUTTI (Penniman/La Bostrie/Lubin) 2:42
  • Discorama (Réalisation Alexandre Tarta) : 24- INTERVIEW Johnny Hallyday se livre aux questions de Denise Glaser (5:43)
  • Générigue de fin : 25- DA DOU RON RON (E Greenwich/J Barry) 2:10

••

••

Johnny Hallyday en 1980

.

Muere el cantante francés Johnny Hallyday a los 74 años

Diego A. Manrique en El País, 061217

ayó el hombre de los excesos. Murió Jean-Philippe Smet, alias Johnny Hallyday, cantante y actor de 74 años, en Marnes-la-Coquette, Nos dejó en plena noche, víctima de un cáncer de pulmón. Según la viuda, Laeticia, lo hizo igual que el resto de su existencia: “con coraje y dignidad”. Se podría añadir que exprimió la vida hasta el máximo.

Resulta difícil explicar lo que representaba Johnny Hallyday (París, 1943): su carrera se desarrolló exclusivamente en los países francófonos. Imposible encontrar similitudes, ni siquiera a nivel global. ¿El Elvis francés? No, qué simpleza: triplicó la carrera del estadounidense (e hizo mejores películas). ¿El Tom Jones galo? Tampoco: sería un insulto a la voz del galés y Johnny no conoció sus altibajos: prácticamente, nunca dejó la Primera División. Digamos que fue el traductor de las modas anglosajonas al gusto del hexágono, comenzando con el rock & roll y siguiendo con los sonidos de los años sesenta, del soul al blues. Hasta que los franceses se enamoraron del personaje y decidieron quererle a muerte, tal como era, con toda su áspera grandeza y sus notables incoherencias. Le permitieron todas las desmesuras, incluyendo una ópera rock, llamada (atención) Hamlet-Hallyday.

Llegó en el momento justo, en una Francia saturada de guerras coloniales, con una generación dispuesta a pasar página. Su primer disco, un EP de cuatro canciones, coincidió prácticamente con el estreno de À bout de souffle, el primer largometraje de Jean-Luc Godard. Se benefició igualmente del despegue de Salut les copains, programa radiofónico (y luego, revista mensual) que inventó toda una galaxia de estrellas juveniles.

Aunque su padre tenía la nacionalidad belga, eligió ser francés: Johnny hizo la mili en Alemania y terminó como sargento. Demasiado intenso para el yeyé, sin embargo se casó con la reina del movimiento, Sylvie Vartan. Un matrimonio tormentoso, que desembocó en un intento de suicidio en 1966. A lo largo de su trayectoria hubo abundantes ocasiones para mostrarse patético: accidentes, separaciones, excesos alcohólicos, denuncias ante tribunales, la confesión del abuso de cocaína, estancias en Urgencias. Era su manera de escenificar el coste personal del estrellato.

Todo servía para su reconstrucción mediática. Si el beatnik Antoine le insultaba en Les élucubrations d’Antoine, él respondía con Cabellos largos, ideas cortas, donde arremetía contra el pacifismo de boquilla. Políticamente, se situaba a la derecha, con apoyos explícitos a Giscard d’Estaing, Chirac, Sarkozy. Cuando este último le decepcionó, incluso manifestó nostalgia por Pompidou, el heredero del general De Gaulle.

Tuvo sus enemigos, cierto. Serge Gainsbourg le acusó de siempre llegar tarde –“en piragua”- a las modas; podríamos recordar aquello de “dijo la sartén al cazo”. En épocas más recientes, fue objetivo predilecto de los Guiñoles de Canal + y también recibió los ataques de Charlie Hebdo, a partir del descubrimiento de sus irregularidades tributarias.

La moda del videoclip le permitió enriquecer su figura: podía ser el soldado que esperaba a la muerte escribiendo a su amada, el padre divorciado que suspiraba por su hijita, el gánster, el playboy, el camionero, el boxeador, el viajero por La Habana o Nueva York. Siempre se colaban hermosas modelos y haigas despampanantes.

Musicalmente, procuraba esforzarse por subir el nivel de sus producciones. Grabó en Londres, donde incorporó a músicos británicos en su banda de acompañamiento (los Blackburds), instrumentistas que luego triunfarían en Estados Unidos como parte de Foreigner. Se habituó a cruzar el Atlántico para trabajar en los estudios de Memphis, Nashville, Los Ángeles. Sin hacerse ilusiones de conquistar el mercado anglófono, donde no le entendían (un clásico de la prensa inglesa era el intento de descifrar el misterio de la popularidad de Hallyday). Cantó ocasionalmente en inglés, español, alemán, italiano, japonés… desganadas concesiones a la discográfica.

Pronto se le quedó pequeño el Olympia y teatros similares: convirtió sus conciertos en grandes montajes escénicos para polideportivos y estadios. Espectáculos complejos, entre la ciencia-ficción y Mad Max, que atraían a centenares de miles de admiradores que luego compraban las grabaciones correspondientes en discos y DVD. En los buenos tiempos de la industria discográfica, las tiendas francesas reservaban un rincón destacado para la inmensidad de cajas, cofres y todo tipo de lanzamientos con la marca Hallyday.

Gracias a la legitimidad histórica que le daba el haber sido pionero del rock and roll, en las veladas del Golf Drouot parisiense, se convirtió en una leyenda en la que jóvenes compositores proyectaban sus fantasías. Recurrió a los servicios de Michel Berger, Jean-Jacques Goldman, Pascal Obispo. La música iba degenerando hacia un pop genérico, únicamente redimido por su entrega emocional y las resonancias autobiográficas. Era Johnny (con acento en la “y”). Cualquier discusión al respecto terminaba con el argumento irrebatible: “nadie sabía llevar como él las prendas vaqueras”.

Johnny Hallyday en 1971, París

.

Mick Jagger y él

Johnny Hallyday era el prototipo de ‘rocker’, el chaval de la calle en el que fijarse

Loquillo en El País, 071217

Johnny era nosotros. Era el chaval de barrio que le gustaba Elvis Presley, que iba con sus discos. Era el chaval de la calle en el que fijarse. Era el prototipo de rocker. No era un músico de rock, era un rocker que hacía música. Ni Buddy Holly ni Gene Vicent eran rockers comparados con él. Participaba de una cultura que tenía asimilada y te la transmitía de una forma que te hacía sentir que pertenecías, que podías llegar a ser parte de algo. Para mí, cuando tenía 15 años, ya era un espejo. Elvis era un músico, pero Johnny era un rocker. Así lo creo. Es un tipo que descubrió a Jimi Hendrix en Ibiza, que grabó antes que los Beatles y los Rolling Stones, que vendió más entradas que los Rolling Stones y los Who y que cantó en español y convirtió su canción en un hit. Era un personaje arrasador.

Hace un par de días ya nos enteramos que Johnny había sido ingresado y estábamos prevenidos, pero es una pérdida irreparable. Es el artista europeo más importante del rock and roll, junto con Bruno Lomas y Adriano Celentano. Ellos son los pioneros de todo esto. Hizo posible que el rock and roll rompiera fronteras y se convirtiera en un lenguaje universal. Tienes que pensar en Celentano, Cliff Richards y, por supuesto, en Johnny Hallyday para saber que el rock and roll era una visión de la vida.

Cuando lo pienso, me doy cuenta que era mi ADN. Sin él no serían posibles mis canciones como Rock and roll actitud o Johnny et Sylvie. Tuve la suerte de conocerle en Francia. Era exactamente como yo creía que iba a ser. Era un tipo de verdad. Paseé con él por París, grabé canciones y nos hicimos regalos. Me regaló sus gafas para que se las diera a mi hijo. Yo le regalé un anillo de platino con el dibujo del pájaro loco. Me enseñó algo muy importante: a cambiar el chip y a madurar. Cuando le vi en 2003 en un concierto en el Parque de los Príncipes, había cuatro generaciones de fans compartiendo su pasión por Johnny. Eso fue una lección de cómo gestionar una carrera.

Francia ahora está en estado de shock porque se ha quedado huérfana. Johnny era más importante que un presidente de la República. Es muy fuerte decir esto, pero es así. Llevaba con él toda una actitud de vida. Su forma de cantar, de actuar, de sufrir por sus fracasos amorosos, de vivir… Era puro romanticismo de fin de siglo. Le dieron dos veces por muerto, pero no murió. Una de las veces, acabó llamando al presidente para decirle que él no se moría aún, que qué mierda iba a morirse aún con todos los conciertos que quería dar. Eso es grandeza. También lo era verle escoltado por las calles por la policía y querer darles esquinazo solo porque quería divertirse. O dejar su coche aparcado enfrente del restaurante Maxim’s, cuando estaba prohibido, porque él podía hacerlo. Esto es ser una leyenda.

En España no se sabe de la importancia y el valor de Hallyday. En este país se ha despreciado la cultura del rock europea. Cuando su figura era un emblema en Francia, con sus últimos años grabando grandes discos y consiguiendo números uno, no nos enteramos en España. No llegó nada. Recuerdo un concierto que dio en el Liceu de Barcelona no hace mucho y nadie se enteraba de lo que significaba. Daba lecciones de rock en un escenario, pero aquí nos dejamos llevar por los que hacen postureo. Encima, hoy en la radio he oído que le han comparado con Manolo Escobar. ¿En serio? No tienen ni puta idea. Es un desprecio absoluto a Hallyday y al rock europeo. Para la generación de los sesenta, para Los Sírex, Los Salvajes, Bruno Lomas… Johnny era Dios.

Lo más triste de su muerte es una verdad: el rock and roll como cultura se acaba. Es un goteo que sufrimos periódicamente. Fue muy duro el fallecimiento de David Bowie, pero aún más el de Johnny. Era un chico barrial, un hijo de las calles. Era uno de los originales. Pongo al mismo nivel a Johnny que a Bruce Springsteen. Es demoledor. Ahora se pueden ver a muchas bandas que reproducen lo que se hizo antes, pero los originales y los auténticos se van. Es la norma. Johnny representaba una etapa importantísima de la cultura pop en Europa. Siempre me decía: “Loco, solo quedamos Mick Jagger y yo”. Y es verdad.

••

•••

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

De la Constitución y sus deconstitucionalistas

.

.

Pedagogía constitucional

No estaría de más preguntarse, en un día como hoy, a quién le interesa que la ciudadanía española sepa de la Constitución y dónde se instruye sobre la misma.

Pero, curiosamente, a casi nadie parece importarle demasiado tal interrogante. Así que mejor será mantener la cuestión en el aire con la esperanza de que alguien la tome en consideración y, mientras tanto, volvamos a reflexionar sobre su contenido entre aquellos que tenemos la fortuna de conocerla.

El texto de F de Carreras hoy miércoles en El País parece que, respecto al manifiesto colectivo recientemente firmado también por él, vuelve a dejar en paz la matraca de las falsas singularidades que adornan a Cataluña y vuelve a pensar, como la amplia mayoría de los ciudadanos, que todos somos ‘igual del iguales’ auqnque Urkullu haya dicho, recientemente y otra vez, que su sugerencia de repartir el cuponazo no quiere decir que el desee el café para todos…, faltaría más.

Ahora sólo quedan ‘pequeños’ detalles:

1. Escuchar a ese 40% -o muchos más- de españoles que desearían la desaparición de las CCAA o, cuando menos, que educación y sanidad volvieran a Madrit.

2. Parar ese intencionado y desbocado pregón mediático y feministizante, de una pretendida lacra denominada ‘violencia de género’ y abogar por perseguir por igual a toda la violencia doméstica, provenga de quien provenga. Y, desde luego, perseguir las denuncias falsas, los linchamiento mediáticos y los juicios paralelos.

3. Que no haya ni un sólo español en la miseria sin cobrar los 500€ que se están refaglando a los inmigrantes ilegales.

4. Que en la escuela se enseñe qué es España y lo importante que resulta su subsistencia y su defensa colectiva. Y que se enseñe, al menos a leer y escribir correctamente. Y que se premie el esfuerzo. Y que explique por que la ignorancia no es un motivo de orgullo. Y…

5. Que no haya región española donde no se pueda estudiar EN español.

6. Que los partidos regionalistas no puedan presentarse a las generales y que los partidos con programas de ‘unilateralidad anticonstitucional’ se prohíban.

7. Liquidar la farsa de las ‘nacionalidades históricas’ e igualar los derechos de los ciudadanos, residan en la región que residan.

Etc.

Que cada quien vaya añadiendo, si lo desea.

EQM

Pd. Breverías carcajeantes.

••

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Del Junqueras y su arrepentimiento fallido

.

.

Qué le vamos a hacer…

Al Junqueras no se le ha ocurrido que su flagrante, incuestionable, comportamiento religiosamente golpista -la presunción está más bien enfocada en la tipología delictiva que se deriva del golpe- le dificultaría enormemente argumentar cualquier suerte de arrepentimiento y, sobre todo, de propósito de enmienda.

El Magistrado del Tribunal Supremo debe haber pensado lo mismo [pdf], o parecido, cuando manifiesta que parace razonable el riesgo, que corremos todos, de que estos pimpollos incurran en reiteración delictiva, derivada de su más que manifiesta voluntad de perseveración. Como comunica el Poder Judicial [ver infra]:

“El riesgo de reiteración de sus conductas impone a este instructor un mayor grado de rigor y cautela, a la hora de conjugar el derecho a la libertad de los investigados y el derecho de la comunidad de poder desarrollar su actividad cotidiana en un contexto despojado de cualquier riesgo previsible de soportar comportamientos que lesionen de manera irreparable, no sólo su convivencia social o familiar, así como el libre desarrollo económico y laboral, sino la propia integridad física”.

El riesgo de reiteración delictiva “refleja la probabilidad de que puedan reproducirse actos con graves, inmediatas e irreparables consecuencias para la comunidad”. El peligro no desaparece con la formal afirmación de que abandonan su estrategia de actuación y con la determinación judicial de evaluar su situación personal si sus afirmaciones resultan mendaces, “sino que exige constatar que la posibilidad de nuevos ataques haya efectivamente desaparecido, o que paulatinamente se vaya confirmando que el cambio de voluntad es verdadero y real”.

De los ‘Jordi‘, ni les cuento. Paqué, paqué.

Y es que los errores se deben pagar muy caros, sobre todo si han producido todo un terremoto anticonstitucional, haciendo temblar los cimientos del Estado.

ACTUALIZACIÓN 05121; 17:40: El Magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena deja sin efecto las euro-órdenes contra Puigdemont y los exConsellers que se encuentran en Bélgica

Bipartidismo roncante

Pero lo dicho no me impide sentirme muy indignado también por la falta de prospectiva politica, de administración preventiva, de los dos mandamases de la democracia española, es decir, Partido Popular Y Partido Socialista Obrero Español

Al bipartidismo PP/PSOE no se le ocurrió, en 40 años, impedir que la Ley Electoral española [actualmente, la Ley Orgánica 5/1985] no pusiera pegas a que se pudiera presentar como candidato un fugitivo de la Justicia, imputado por graves delitos contra el Estado…

Tampoco les mereció la pena que la legislación sobre Partidos Políticos [actualmente, la Ley Orgánica 6/2002] impidiera la presencial electoral de partidos independentistas o flagrantes partidarios incluso del golpismo.

Ni siquiera, estos días, en pleno 155, se han permitido consensuar que TV3, de conformidad con lo establecido por la LEY 11/2007, de 11 de octubre, de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, se trata de un servicio público de la Generalidad de Cataluña [ahora gobernada por Rajoy], que debería actualizar sus contenidos progolpistas, revisando el contrato-programa que tiene suscrito con dicho Gobierno para orientarlo a sus fines, esto es,

“satisfacer las necesidades democráticas, sociales y culturales de los ciudadanos, a garantizar un acceso universal a la información, la cultura y la educación.”

Más aún: tampoco han pensado en cesar a todos los cargos de especial confianza política del anterior y golpista Gobierno catalán [ahora en manos de Mariano] sino que, antes al contrario, han concedido a muchos de ellos que la dolicituda de permiso para participar en la campaña de los partidos independentistas…

Como muestra, el viernes se comunicó a la jefa de campaña del fugitivo Puigdemont, Elsa Artadi -nombrada por el propio Puigdemont, Directora General de Coordinación Interdepartamental de la Presidencia de la Generalitat y que sigue con Rajoy en el cargo- que no era necesario que volviera a su puesto en la Generalitat hasta después de las elecciones autonómicas.

Que cada cual califique tamaña desverguenza.

Mariano -dice El País– justifica la situación en que su actividad les coloca “en el límite de la raya” pero que hay que ser flexibles… . Cuentan que hay muchos más:

“Son los casos, detallan, de Jaume Clotet, Director General de Comunicación del Govern, y Agustí Colomines, Director General de la Escuela de Administración Pública de Cataluña. ‘En su tiempo libre pueden hacer lo que quieran y así se toman sus actividades de apoyo a Puigdemont’,  señalan fuentes de la administración central.”

¿Sigo? Si tiene un rato y algo de estómago, repasen sus currículums pro procés.

EQM

pd. Para que el Gobierno catalán [ahora en manos de Mariano Rajoy] devuelva a Aragón las obras de arte del Real Monasterio de Villanueva de Sijena (Huesca), que judicialmente ha de devolver…, ha tenido que intervenir, otra vez, el Juez…, fijando un plazo máximo, porque nuestro Ministro de Cultura [‘sonrisas de Vigo’] parece que no encuentra el momento.

Tampoco el PP/PSOE han tenido tiempo de reformar la Ley Electoral con el fin de que los ciudadanos de Barcelona tengan la misma calidad de voto que los de Gerona…

.

ACTUALIZACIÓN 05121; 17:40:

El Magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena deja sin efecto las euro-órdenes contra Puigdemont y los exConsellers que se encuentran en Bélgica

El juez también retira las órdenes internacionales de detención dictadas contra los investigados

Comunicación Poder Judicial, 051217

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha acordado este martes retirar las Órdenes Europeas De Detención (euro-órdenes) dictadas contra el expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y los exconsellers Antoni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí y que se comunique su decisión a las autoridades belgas, a fin de que dejen sin efecto la colaboración solicitada en su día y solicitándoles la devolución del formulario. Llarena considera que se deben retirar las órdenes europeas porque está investigando un delito de naturaleza plurisubjetiva dotado de unidad jurídica inseparable, lo que requiere una única contestación para evitar respuestas contradictorias.

El juez recuerda que la orden europea de detención es un instrumento de colaboración judicial y que una vez emitida, el juez instructor puede ponderar en cualquier momento la conveniencia u oportunidad de su mantenimiento, teniendo en cuenta las circunstancias que le prestan soporte conforme con su derecho interno y los efectos que esa orden de detención pueda tener en el proceso penal que se esté tramitando, en este caso en España.

Un delito de naturaleza plurisubjetiva que requiere una respuesta homogénea

En un auto notificado hoy, Llarena explica que los autos de busca y captura e ingreso en prisión y las oportunas órdenes europeas de detención y entrega se emitieron el 3 de noviembre de 2017 y describe el nuevo escenario que se presenta en este momento. De un lado, con posterioridad a la emisión de las órdenes, señala, “los investigados parecen haber mostrado su intención de retornar a España, con la finalidad de tomar posesión y ejercer unos cargos electivos para cuyos comicios se han presentado recientemente”.

De otro lado, Llarena recuerda que, una vez acumulada la causa, los hechos investigados suscitan la eventual comisión de un delito de naturaleza plurisubjetiva: “Con posterioridad a que se emitieran las órdenes de detención que contemplamos, se ha definido que los hechos pudieran haberse perpetrado mediante el concierto de todos los investigados y con una unidad jurídica inseparable, esto es, que la depuración de las distintas responsabilidades penales deba ser llevada de manera unificada, pues de otro modo podría romperse la continencia de la causa y conducir el proceso a respuestas contradictorias y divergentes para los distintos partícipes”.

Según el magistrado, el actual mantenimiento de las órdenes de detención no facilitaría el adecuado desarrollo del proceso “pues al ser posible que el Estado requerido (en aplicación de los artículos 3 a 5 de la Decisión Marco) deniegue parcialmente la ejecución de las órdenes de detención, se posibilita una restricción del título de imputación para los que se encuentran fugados, lo que dificultaría la respuesta homogénea que justificó la acumulación de las actuaciones e introduciría perturbaciones de defensa para los investigados que sí están a disposición de este órgano instructor, quienes podrían ser investigados y enjuiciados por todos los delitos que el instructor contempla, colocándose así en ‘peor derecho’ que quienes se encuentran fugados”.

Por ello, en el estado actual de las actuaciones, el magistrado considera oportuno, ponderando los intereses en juego, retirar las órdenes de detención objeto de análisis y renunciar a la petición de colaboración que comportan. Además, el juez entiende que esta retirada no genera ningún gravamen a los afectados por ella, “pues, en la medida en que los encausados se opusieron a que se ejecutara por el Estado requerido el acto de colaboración que analizamos, eso es lo que esta resolución les aporta”.

Contra el auto de Llarena se puede interponer recurso de reforma y/o de apelación.

En una providencia dictada también este martes, el magistrado aclara que el auto supone la retirada no solo de las órdenes europeas de detención, sino también de las órdenes internacionales de detención.

El magistrado del Tribunal Supremo mantiene la prisión provisional de Junqueras, Forn y los presidentes de ANC y Òmnium

Para los otros seis exconsellers investigados, acuerda la libertad bajo fianza de 100.000 euros

Comunicación del Poder Judicial, 041217

El juez Pablo Llarena ha acordado este lunes mantener la prisión provisional sin fianza para el exvicepresidente del Govern de Cataluña, Oriol Junqueras, para el exconseller de Interior Joaquim Forn y para los líderes de Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Omnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Para los otros seis exconsellers de Cataluña que están en prisión, el juez acuerda la prisión eludible bajo fianzas de 100.000 euros para cada uno de ellos. Una vez que las depositen, el magistrado les impone comparecencias semanales en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña o en el juzgado o tribunal de su conveniencia, prohibición de abandonar el país y retirada de pasaporte. El magistrado les advierte de que el incumplimiento de cualquiera de las obligaciones impuestas conllevaría su inmediato ingreso en prisión.

El juez considera que no hay riesgo de fuga, pero aprecia riesgo de reiteración delictiva en el caso de las 4 personas que mantiene en prisión. En su auto, Llarena analiza los requisitos legales para acordar una medida de prisión, que en este caso concreto se han centrado especialmente en el riesgo de fuga y el de reiteración delictiva.

En relación con el riesgo de fuga, Llarena lo descarta y considera que la situación de los exconsellers y de los líderes de ANC y Òmnium es similar a la que apreció en el caso de los miembros de la Mesa del Parlament, en cuanto que su aportación al delito se situaría en principio en un plano de principalidad equivalente al que ofrecía el comportamiento de Carme Forcadell y también porque cuentan con un profundo arraigo personal, laboral y social, así como disposición para atender los llamamientos judiciales que se les han cursado hasta ahora.

Sin embargo, respecto a la reiteración delictiva, el magistrado distingue entre la actuación de los miembros de la Mesa del Parlament, cuya aportación se limitó a desatender cuantas decisiones judiciales se habían dictado, y la actuación de los 10 querellados, en los que el juez aprecia un juicio razonable de riesgo de reiteración delictiva, por la “lesividad” que puede acompañar a la reiteración de sus aportaciones.

El juez individualiza las actuaciones de los querellados y, en el caso de Junqueras, Forn, Sànchez y Cuixart, entiende que “sus aportaciones están directamente vinculadas a una explosión violenta que, de reiterarse, no deja margen de corrección o de satisfacción a quienes se vean alcanzados por ella”. En ese sentido, recuerda varias actuaciones violentas como el “asedio” por decenas de miles de personas a una comisión judicial que registraba la Consellería catalana de Economía en Barcelona.

“El riesgo de reiteración de sus conductas -añade el magistrado- impone a este instructor un mayor grado de rigor y cautela, a la hora de conjugar el derecho a la libertad de los investigados y el derecho de la comunidad de poder desarrollar su actividad cotidiana en un contexto despojado de cualquier riesgo previsible de soportar comportamientos que lesionen de manera irreparable, no sólo su convivencia social o familiar, así como el libre desarrollo económico y laboral, sino la propia integridad física”, señala la resolución.

En estos 4 investigados, concluye Llarena, el riesgo de reiteración delictiva “refleja la probabilidad de que puedan reproducirse actos con graves, inmediatas e irreparables consecuencias para la comunidad”.

El peligro, según el juez, no desaparece con la formal afirmación de que abandonan su estrategia de actuación y con la determinación judicial de evaluar su situación personal si sus afirmaciones resultan mendaces, “sino que exige constatar que la posibilidad de nuevos ataques haya efectivamente desaparecido, o que paulatinamente se vaya confirmando que el cambio de voluntad es verdadero y real”.

Contra el auto de Llarena se puede interponer recurso de reforma ante el propio magistrado y/o de apelación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

.

Moncloa permite que altos cargos de la Generalitat estén en el equipo de Puigdemont

Elsa Artadi, mano derecha del expresident, tendrá una dispensa para hacer campaña antes

Ana Isabel Díez y Juan José Mateo en El País, 041217

El Gobierno no va a impedir que determinados altos cargos de la Generalitat continúen su colaboración con el expresidente Carles Puigdemont durante la campaña del 21-D. Su actividad les coloca “en el límite de la raya”, según fuentes de la Moncloa, pero el Ejecutivo ha optado por mantener una posición fléxible. Como muestra, el viernes se comunicó a la jefa de campaña de Puigdemont, Elsa Artadi, que no era necesario que volviera a su puesto en la Generalitat hasta después de las elecciones autonómicas.

En Madrid, en Barcelona y en Bruselas hay un conocimiento bastante ajustado de los apoyos que tiene el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, entre altos cargos que siguen trabajando en la administración catalana. Muchos servidores de la administración autonómica fueron cesados nada más entrar en vigor la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el 27 de octubre de madrugada, y otros pocos días después. Algunos, sin embargo, mantienen su puesto y colaboran estrechamente con Puigdemont, que desde el 31 de octubre permanece en Bruselas, hasta donde ha huido de la justicia española junto a cuatro ex consejeros.

Las idas y venidas a Bruselas, y las actividades de apoyo político al ex presidente, forman parte de la cotidianeidad de un puñado de altos cargos catalanes, según constata el Gobierno. En algunos momentos se consideró que su actividad podía ser susceptible del cese de su puesto en la Generalitat, pero finalmente se descartó.

“Están y han estado en el límite de la raya de lo que puede ser asumible pero se ha optado por no tomar decisiones que parecieran guiadas por una especie de caza de brujas”, resumen fuentes gubernamentales.

Esta aclaración encaja con la decisión que se tomó el viernes con Elsa Artadi, Directora General de Coordinación Interdepartamental de la presidencia de la Generalitat, y nombrada por Puigdemont jefa de su campaña para las elecciones del 21-D. “O cesarla o mejor que se ocupe plenamente de la campaña”, señalan fuentes gubernamentales al explicar que Artadi ya no tendrá que volver a su puesto en la administración hasta después de la cita electoral. Al ser candidata al Parlament, la directora general está dispensada de acudir a su puesto de trabajo durante las dos semanas de campaña, pero el gobierno central ha decidido anticipar ese permiso. Solo se trata de un par de días extra, ya que la campaña empieza la noche del cinco de diciembre.

El jefe directo de Artadi, Victor Cullell, secretario del Govern, fue quien le comunicó la decisión para seguir la práctica de que sean los funcionarios de la Generalitat los que desarrollen todas las acciones de su administración aunque las decisiones se tomen en La Moncloa. Ella y otros directores generales de la Generalitat hace tiempo que están en campaña, como indican miembros de la propia administración catalana.

“Los matices son importantes porque campaña hace todo el mundo de todos los partidos”, señalan fuentes gubernamentales para justificar la actitud flexible con los colaboradores de Puigdemont que a la vez son empleados de la administración.

Son los casos, detallan, de Jaume Clotet, Director General de Comunicación del Govern, y Agustí Colomines, Director General de la Escuela de Administración Pública de Cataluña. “En su tiempo libre pueden hacer lo que quieran y así se toman sus actividades de apoyo a Puigdemont”, señalan fuentes de la administración central. Estos altos cargos han estado en el punto de mira tanto como otros que sí fueron cesados.

¿Debilidad o prudencia? Esta pregunta retórica la formulan fuentes gubernamentales directamente concernidas con la aplicación de artículo 155. Y se responden que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, marcó desde el primer momento una conducta “sobria, discreta y con el menor coste posible”.

La primera rendición de cuentas la protagonizará hoy el secretario de Estado de Administración Territorial, Roberto Bermúdez de Castro, coordinador de toda la acción que se lleva a cabo en la Generalitat. Los representantes del Gobierno en Cataluña relatan que no han tomado decisiones nuevas porque no conocen los temas. “Nos tenemos que fiar y nos fiamos”, señalan en referencia a sus interlocutores de cada consejería, que son los números dos y tres de cada exconsejero destituido. “No ha habido ocupación ni desembarco [desde Madrid]”, señalan desde el Gobierno. Pero sí muchos ceses.

Altas y bajas

Más de 25 altos cargos han dejado de trabajar en la Generalitat desde que el Gobierno activó el artículo 155. Aunque el plan inicial de La Moncloa incluía la decisión de mantener a estos trabajadores en sus puestos —salvo oposición manifiesta a la intervención —, en poco más de un mes se han producido todas esas bajas, sin que el Ejecutivo haya precisado si se trata de despidos o de dimisiones. El departamento más afectado ha sido el de economía, que dirigía Junqueras, seguido por el de presidencia, que dependía de Puigdemont. En total, más de 200 personas han dejado su puesto de trabajo en la Administración catalana desde que comenzó la intervención, si se suman altos cargos, personal de confianza, dependientes de organismos extinguidos o empleados de la red de embajadas catalanas en el extranjero. Varias decenas de los afectados han recurrido ante la Justicia.

En contrapartida, el Gobierno ha hecho públicos muy pocos nombramientos. Tras sustituir a Josep Lluis Trapero por Ferran López como mayor de los Mossos, el Ejecutivo ha encargado a Juan Antonio Puigserver la organización de las elecciones del 21-D; y ha designado, entre otros, a la Directora general de Modernización de la Administración de Justicia; al director General de Centros Concertados y Centros Privados de la Generalitat de Cataluña; o al Presidente del Consejo de Dirección del Consorcio de Educación de Barcelona.

Además, el Gobierno ha nombrado un cargo eventual, según el Boletín de la Generalitat de Cataluña, para ocupar el puesto de Jefa de la Oficina de Comunicación del Departamento de Interior.

La excepción de las Oficinas de los exPresidentes de la Generalitat

Entre finales de octubre y principios de noviembre, cientos de personas que trabajaban en la Generalitat como eventuales perdieron sus puestos de trabajo al ser cesados los altos cargos que les nombraron. Según los datos de la Generalitat a 7 de noviembre, ese no ha sido el caso de los cinco eventuales integrados en las oficinas a las que tienen derecho Pasqual Maragall, José Montilla y Artur Mas como expresidentes catalanes.

Los adscritos a esos organismos cobran sueldos que varían de los 33.846,52 euros anuales a los 99.337,84. El expresident Jordi Pujol renunció a su oficina en 2014, tras conocerse que mantuvo una fortuna oculta en paraísos fiscales.

••

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.

Tendiendo [EN] puentes

.

Bultos con forma humana y con los logotipos de Ciutadans, PSC y PPC, colgados de un puente de la C-17. / Societat Civil Catalana Twitter

.

Arrimadas, Rovira, él Évole y los ‘arrepentidos’ penitenciarios

Anoche vi el programa ‘Salvados‘, del tercerista Jordi Évole, ese que dice que es periodista y se dedicar a a abrazar y amigarse también con los fuera de la ley porque hablando se entiende la gente.

No acostumbro y sólo soy capaz de evitar el vómito si hace como que entrevista a alguien que a mí me interesa lo suficiente. Y ese fue el caso de ayer.

Logró, no me pregunten cómo, que Inés Arrimadas [Ciudadanos] y Marta Rovira [golpismo ERC], se sentaran con él en una mesa para debatir ‘amigablemente’ sobre la convocatoria electoral catalana del 21D, cuando está a punto de iniciarse la campaña que, de hecho, ya lleva días en marcha.

[Aquí tienen la entrevista completa]

Yo también soy de los que no acabo de comprender a qué santo Ciudadanos acepta dialogar con una flagrante golpista, experta en mentir y en ciscarse en la ley apoyándose en su concepto de ‘democracia’, como no sea que así puede cosechar votos entre los arrepentidos republicanos de buena fe, que a buen seguro los hay.

El Évole se ha pasado todo el programa tratando simular, entre sus habituales risas, que tendía puentes entre las contendientes, cuando no ha dejado pasar ni un minuto sin aprovechar cualquier ocasión para situar en régimen de legítima igualdad al constitucionalismo y al golpismo.

En uno de sus muchos colmos, hasta fue capaz de reprocharle a Arrimadas que se envuelva en la bandera de España cuando juega la Selección española de fútbol y, sin embargo, critique a los golpistas por hacerlo con la estelada…

Desde luego que Arrimadas se ha comido a una Rovira que sigue en el golpe y que se ha quedado sin discurso para debatir incluso demagógicamente. Pero también digo que a Inés le ha faltado concreción constitucional, defensa de la enseñanza en español y llevar una buena carpetas repletas de imágenes del fascismo que el golpìsmo practica, con el fin de hablar mucho menos y mostrar a las cámaras mucho más.

Pero, ya digo, lo más repugnante ha sido ese papel del Jordi haciendo de hombre bueno entre el golpismo y el constitucionalismo y poniendo en duda lo de las escuelas, la inmersión, la criminalidad de los golpistas, el buen hacer policial. etc…

Una vergüenza.

EQM

pd Les adjunto el formidable texto de Cayetana Álvarez de Toledo, del pasado sábado en El Mundo, sobre dónde sitúa el golpismo a los contitucionalistas: colgados del puente. Porque, por mucho que se empeñen Iceta y el Évole, los delincuentes están en tender EN puentes al PP, C’s y PSC.

Hoy va a ser un gran día en el Tribunal Supremo de España, decidiendo el magistrado competente qué hace con los flagrantes golpistas encarcelados. Es decir: si les suelta porque cree en su vuelta al principio de legalidad o, como piensa la fiscalía, de arrepentidos está lleno el infierno y prorroga su estancia en la penitenciaría.

En mi opinión, no tendría ningún sentido la excarcelación, particularmente de Junqueras y los Jordi porque, un suponer, qué dirían esos miles en prisión preventiva durante años que jamás han sido acusados de perpretar un Golpe de Estado.

O sea: también está en juego la credibilidad de la Justicia ante la propia ciudadanía española.

ACTUALIZACIÓN 041217;13:36. GRAN NOTICIA:

Ilustración de Sean Mackaoui [Suiza, 1969] para el texto

.

Colgado del puente

Cayetana Álvarez de Toledo en El Mundo, 031016

Me quedé un rato mirando fijamente la imagen. Siniestra, acongojante. Siete muñecos que simulaban cadáveres amortajados colgaban por los pies de un puente sobre una autopista de Barcelona. Llevaban en el pecho, perfectamente visibles, las siglas del PP, Ciudadanos y el PSC. Arriba, negro sobre hormigón, una pintada a favor de la liberación de los “presos políticos”.

Levanté la vista. Por la ventana, junto a la fachada amable y barroca de Las Salesas, un tumulto de furgones policiales y cámaras de televisión esperaba la decisión del Tribunal Supremo sobre Oriol Junqueras y los demás golpistas. Pensé: A ver qué decide el lunes el juez Llarena; su liberada Forcadell no sólo se presenta a las elecciones autonómicas, sino que lo hace en una lista impúdicamente subversiva. Cuando estaba a punto de bajar a la calle me acordé de Miquel Iceta.

El candidato del PSC tiene una estrategia y un eslogan. La estrategia consiste en acaparar titulares como sea. Nada que reprocharle. Es su obligación y que lo consiga, demérito de sus adversarios, que ayunos de propuestas políticas propias se enredan en la reprobación técnica de las ajenas. Había que leer ayer el editorial de La Vanguardia, desesperado ante el interés mediático que despiertan las ocurrencias del PSC. ¡No son nuevas, no son nuevas!, clamaba en el páramo. Es cierto. Pero lo que sí es nuevo es el contexto. Y también el envoltorio.

Es decir, las palabras con la que el candidato Iceta -en esto sí tan fieramente socialdemócrata- reviste sus extravagancias. La condonación de la deuda y la creación de una Hacienda catalana, ha explicado, son necesarias para recuperar la confianza y lograr “la reconciliación”. La reconciliación, el eslogan. Bien. La sutura debería ser la prioridad de cualquier dirigente político en estos tiempos de tensión y fractura. Pero reconciliación, ¿entre quiénes exactamente? ¿Entre los cadáveres amortajados y sus simpáticos verdugos?

Reconciliación es un viejo eufemismo de apaciguamiento, una trampa tercerista manejada hasta la náusea en el caso de ETA. Equipara a los agresores con los agredidos. En este caso, la responsabilidad de los que han violentado la ley y todos los pactos autonómicos con la de quienes los respetan y protegen. Él te pega y ambos pedís perdón, ¿vale? Y yo me pregunto:

¿De qué tendrán que disculparse Teresa Freixas o Dolores Agenjo? O incluso Eduardo Mendoza, que acaba de descubrir el drama catalán y su propia equidistancia. La jugada tiene, en este caso, una ventaja añadida. Y es que el coste de la reconciliación no sólo lo sufragarían los simétricamente enfrentados, según el perímetro de Iceta, sino también los de fuera: el resto de los españoles. Sería una reconciliación a costa de España.

La reconciliación entre catalanes tardará décadas en llegar. Y sólo será posible a partir de una previa reconciliación de los catalanes con la realidad. Y la primera realidad que deberán asumir es la naturaleza xenófoba del nacionalismo. Su negación del otro. Y ni siquiera por lo que dice o piensa, sino por lo que es. Ojalá con el tiempo, cuando miremos hacia atrás, las botas limpias de barro, podamos decir que este otoño siniestro alumbró un nuevo realismo político.

El golpe del 1 de octubre ha desenmascarado la mayor ficción española: la de un nacionalismo moderno, europeísta e integrador. Buenos ciudadanos han descubierto que tienen no sólo dirigentes sino también vecinos intolerantes, egoístas e insolidarios. Personas que educan en el odio y que predican la segregación. Es una revelación atroz. Equiparable a encontrar una cruz pintada en la puerta de tu casa. Y está empujando a los catalanes en una dirección inédita.

Muchos catalanes se han reconciliado con su rey. Lo vimos en Barcelona: personas de izquierdas dando vivas a Felipe VI como si fuera Marianne. El Partido Popular de Cataluña se ha reconciliado con la verdad, escogiendo como lema de campaña España es la solución. Ni en las fantasías más salvajes de Alejo Vidal Quadras. Ciudadanos se ha reconciliado con sus orígenes: contra el adoctrinamiento y el Cupo, y viva el 155. Y el resto de los españoles se ha reconciliado con los catalanes, a los que hasta ahora habían mantenido en el rincón oscuro de la sinécdoque, víctimas del peor boicot, el de la indiferencia.

Pero sobre todo la gran reconciliación, la más emocionante y decisiva, es la de los catalanes con la bandera de España como símbolo de igualdad y libertad. Esta reconciliación tiene una trascendencia histórica, revolucionaria, en el caso de la izquierda sociológica. La encarnó el comunista Frutos en su discurso de Barcelona y la ha defendido Alfonso Guerra en el último número de la revista Tiempo.

Está reconciliación, que se está gestando por la base y en sentido contrario a las divagaciones de Podemos, tendrá consecuencias políticas. Al constatar que la imprescindible reconciliación entre la izquierda y la derecha no sólo no cuaja sino que se aleja, los españoles empiezan a buscarla por otras vías. En unas siglas distintas. En un voto común, español y nítidamente antinacionalista. Esa es la reconciliación catalana. La que curiosamente la candidata de Ciudadanos todavía no ha explicado a nadie.

En cuanto a Iceta, su problema no es de pedagogía sino de posición. Desempolva viejas propuestas nacionalistas, pujolismo insolidario, porque no quiere formar parte del bloque constitucionalista. Nos dice: yo soy distinto, más abierto, transversal… Es un empeño conmovedor en lo personal. Ah, sentirse aceptado, incluso querido, por todos. Pero en lo moral es reprobable y en lo político, inútil.

En una comunidad contaminada, los bloques no los definen los hombres racionales sino los fanáticos. Son ellos los que construyen el enemigo, los que lo señalan y colocan en su sitio. Y para ejemplo, el canónico: los judíos en la Alemania nacionalsocialista. Muchos intentaron rebelarse contra su identificación en un colectivo racial. “¡Pero si yo soy de derechas, un buen alemán!” “¡Y yo de izquierdas, un ciudadano ejemplar!” Bah, les contestaron, ante todo eres judío: estrella va.

Lo mismo ocurre en esta Cataluña corrompida por décadas de xenofobia. El nacionalismo catalán no discrimina. El conciliador y campechano Iceta está en exactamente el mismo lugar que el facha Albiol y la falangista Arrimadas. Si quiere averiguar dónde, no tiene más que mirar hacia el puente.

Viñeta de Idígoras & Pachi en El Mundo, 031217.

.

¿Golpistas elegibles en libertad?

Jorge de Esteban en El Mundo, 021217.

Se puede estar de acuerdo o no con que el Juez Llarena pueda revocar, en su caso, la prisión incondicional de los diez encarcelados nacionalistas, imputados por varios delitos, entre ellos el de rebelión. En efecto, si no existe realmente ninguno de los riesgos que expone la LEC, parece comprensible que se les deje en libertad bajo fianza, en espera de que se celebre el juicio. Ya sabemos aquello que decía Don Quijote a Sancho:

“La libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres”.

Aceptemos, pues, que estos golpistas salgan en libertad por criterios humanitarios, pero lo que no se compadece con ese propósito es que la razón fundamental que han alegado para solicitar la libertad es la de poder participar en la campaña de las próximas elecciones del 21 de diciembre.

A cambio de ese beneficio, se comprometen a acatar el artículo 155 CE, como ya hizo la señora Forcadell, prometiendo que en adelante sólo actuaran, manteniendo su ideología separatista, a través de “los cauces legales”. Pero vamos a ver, no tenemos ninguna certeza de que cumplirán su promesa, porque la cabra siempre tira al monte y, además, hay que recordarles aunque no lo hicieran en su momento que en España para tomar posesión de un cargo público es necesario

“jurar o prometer cumplir las obligaciones del cargo con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”,

según reza el artículo 1 del Real Decreto de 5 de abril de 1979. Es más: también el artículo 108.8 de la LOREG reitera esta obligación del juramento para tomar posesión del cargo electivo que se vaya a ejercer. De ahí que resulte insólito que para que estos caballeros salgan en libertad, en contra del parecer de la Fiscalía, sea suficiente, según parece, que acaten el artículo 155, el cual se ha convertido en la supernorma de la Constitución.

Sin embargo, muchos no parecen comprender lo que se está jugando en estos momentos en España, porque, si el lunes quedan en libertad, con o sin fianza o con medidas cautelares, asistiríamos a algo inverosímil como es que unos golpistas consumados puedan volver a presentarse a unas elecciones mientras no se celebre el juicio y, en su caso, queden condenados. Por eso parece lógico sostener que mientras se debe presumir a todos los ciudadanos en general el principio de la presunción de inocencia, en lo que se refiere a los cargos públicos, que han jurado la Constitución, debería presumirse el principio de presunción de culpabilidad, hasta que no haya una sentencia favorable para ellos.

De ahí que resulte incoherente que casi todos los partidos, con diferentes matices ciertamente, hayan aceptado una regla no escrita que consiste en que si una persona que ostenta un cargo, incluso electivo, es imputado por corrupción, debe dimitir antes de que se celebre el juicio y haya una sentencia firme.

Pues bien, si se acepta esta premisa, lo lógico es que fuesen inelegibles los que estén imputados por un delito tan grave como es la rebelión. La LOREG, en su artículo 6.2 establece que son inelegibles “los condenados por sentencia, aunque no sea firme, por delitos de rebelión, terrorismo o contra las instituciones del Estado cuando la misma haya establecido la pena de inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo en los términos previstos en la legislación penal”. A mi juicio, en una democracia como la nuestra, no se puede esperar, cuando se produce un golpe de Estado como el que acabamos de presenciar, a que se sentencie a los golpistas para evitar que se vuelvan a presentar a unas elecciones porque ya sería tarde.

Pero si alguien se sorprende de lo que afirmo, le recomiendo que lea lo que señala la Constitución de Estados Unidos, es decir, la democracia más antigua del mundo, en su Enmienda XIV, sección 3:

“Las personas que habiendo prestado juramento previo en calidad de miembros del Congreso o de los funcionarios de los Estados Unidos o de miembros de cualquier legislatura local, o como funcionarios ejecutivos o judiciales de cualquier Estado, de que sostendrían la Constitución de los Estados Unidos, hubieran participado en una insurrección o rebelión en contra de ellos o proporcionado ayuda o protección a sus enemigos, no podrán ser senadores o representantes en el Congreso, ni electores del Presidente o Vicepresidente, ni ocupar ningún empleo civil o militar que dependa de los Estados Unidos o de alguno de los Estados”.

En resumidas cuentas: ¿si copiamos con tanta frecuencia las cosas malas de los Estados Unidos, por qué no copiamos también las buenas?

Mí no comprender

No me explico, aunque las leyes lo permitan, que los que están entre rejas o procesados vayan en las listas electorales

Antonio Burgos en ABC, 031217

Y mira que hicieron «un Forcadell»… Sabrán lo que es «hacer un Forcadell»: como Carmen Forcadell, la expresidenta del Parlamento autonómico de Cataluña. Que cuando estás a las puertas del ingreso en prisión por sedicioso, rebelde y golpista y por haber proclamado la República Independiente de la Señorita Pepis de Cataluña, llegas al juez y sientas plaza de réprobo y felón, y reniegas de todas tus convicciones separatistas, le mientas sus castas todas a la estelada por este lado y por el otro lado, y terminas cantando el «Que viva España» por Manolo Escobar o el «Banderita» por Marujita Díaz, quedas en libertad inmediatamente. Tal tostada se olieron Junqueras y los otros nueve sediciosos (incluidos los famosos 2 Yordis, 2) cuando echaron las cuentas y vieron que ya llevaban un mes en Estremera o en Alcalá Meco, y aprovechando que ahora pasaba por el Valladolid del Tribunal Supremo el Pisuerga del proceso que tienen abierto como presuntos implicados…

–¿Se ha dado usted cuenta de una cosa?
–¿De qué?
–Que en catalana penitenciaria materia todo suena a conjunto musical: Los Yordis y Presuntos Implicados.

Parece que no vienen pidiendo la independencia, sino una sala donde cantar… o hacerlo en la cárcel el día de la fiesta de la Patrona, la Virgen de la Merced.

Pues bien: Junqueras y Los de Estremera (que es otro conjunto musical), se apresuraron a «hacer un Forcadell» ante el Supremo, pidiéndolo incluso por escrito. Hemos aprendido que se puede hacer un Forcadell oral o un Forcadell escrito, como los exámenes. Pero de nada les ha valido. Están donde estaban. Esto es, entre rejas, por sediciosos y golpistas.

Lo que no me explico, aunque las leyes así lo permitan, es que los que están entre rejas o procesados vayan en las listas electorales. Si a un concejal que lo pillan metiendo la mano en el cajón de los caudales públicos o a un alcalde que cobraba comisiones del por aquí te quiero ver, les conminan a que dimitan inmediatamente y después ya veremos, ¿cómo es posible y en qué cabeza cabe que, por ejemplo, un prófugo de la Justicia como Puigdemor de la Pradera, en busca y captura en todo el territorio nacional y parte del extranjero, encabece una lista electoral en el paripé general que están montando todos los independentistas, los que afirman haciendo un Forcadell a modo de paripé y de embuste muy gordo que ya van a ser buenos, que acatan la aplicación del 155 y lo que haga falta acatar, que van a cumplir la Constitución y «que vivan los cuatro puntos cardinales de mi España», como canta Escobar.

¿Qué estaríamos diciendo si ese alcalde al que trincaron llevándose para su casa o a paradisiacos papeles panameños las comisiones que había mangado encabezara la lista de las próximas elecciones municipales en su pueblo? ¿Qué estaríamos largando contra un sistema electoral donde si no llevas en tu lista a tres concejales presos y a otros dos fugados de la Justicia ni eres elegible, si complaces al pueblo soberano, ni te votan, ni nada de nada?

La verdad es que si antes comprendía pocas cosas de la pasividad del Gobierno de Madrid y de la cobardía de tantos para aplicar inflexiblemente la ley a los que quieren romper España (si es que no la han roto ya y ahora la pegan provisionalmente con Loctite para librarse de la trena), entiendo todo esto mucho menos, que estos tíos vayan en las listas. Insisto, por muy legal y de acuerdo con las normas electorales que sea.

Tanto, que me acuerdo del estribillo del coro de Puerto Real, «Mí no comprender» (1985). Que decía:

«Mi quedar maravillé,/aunque mí no comprend pas,/aunque mí no comprender,/sólo sé que estoy aquí/y esto no lo digo en broma,/que estas cosas no se encuentran/ni en Londres, París ni Roma».

•••

 

•••

 

Notas.-

Los enlaces en textos propios son aportados por EQM. En los ajenos sólo cuando así se indique con un color azul. También es cosa de EQM, por discutibles razones de legibilidad en internet, el incremento de párrafos en textos ajenos, respetando el contenido, que puede leerse en el original pinchando el enlace correspondiente.